Propósitos verdes de Año Nuevo

Si 2019 fue el año de la “vergüenza de volar” (Flight Shame o Flygskam), 2020 podría ser el año de los “vuelos de redención” (Flight Redemption) a medida que aerolíneas grandes y pequeñas lanzan o anuncian nuevas iniciativas sostenibles destinadas a reducir las emisiones de CO2 y minimizar los desechos a bordo, aumentando la eficiencia.

Entre las iniciativas que destaca en un análisis el portal runwaynetwork, figuran el ambicioso anuncio de la aerolínea australiana Qantas de alcanzar emisiones netas de carbono cero para 2050, mientras el resto de la industria aérea se ha comprometido a reducir a la mitad sus emisiones de CO2 frente a sus niveles de 2005. El grupo de aerolíneas, que incluye Jetstar, Qantas Link y Qantas Freight duplicarán el número de vuelos compensados, limitarán sus emisiones netas a partir de 2020 e invertirán 50 millones de dólares en la próxima década para establecer una empresa de combustible de aviación sostenible. Además, se espera que Qantas reemplace su flota Boeing 747 con los 787 Dreamliners más eficientes en combustible de Boeing. Jetstar también comenzará a utilizar Airbus 321neo reacondicionados el próximo año.

Etihad Airways y Boeing anunciaron una nueva asociación ecológica el mes pasado para transformar un 787 Dreamliner de temática especial en The Greenliner que no debe confundirse con este avión propulsado por pila de combustible. El Greenliner probará nuevas tecnologías y productos destinados a reducir emisiones de carbono.

La aerolínea escandinava SAS ha introducido nuevos envases de alimentos en sus vuelos que ahorrarán hasta 51 toneladas de plástico al año. Esto es parte del objetivo mayor la compañía de tener a bordo materiales 100% sostenibles para los pasajeros para 2030.

En un enfoque innovador, Air New Zealand ha retirado botellas de agua de plástico individuales de sus cabinas Business Premier y Premium Economy, y ha comenzado a probar tazas de café comestibles en vuelo.

Finnair, que completó dos vuelos de San Francisco a Helsinki durante el verano utilizando una mezcla de biocombustibles del 12% (hecha de aceites de cocina en California), está enfocando sus esfuerzos ecológicos a bordo en el reciclaje y la reutilización de todos los artículos de plástico PET. Las zapatillas que se encuentran en el kit de amenidades de clase ejecutiva, así como en la caja de ensaladas Nordic Kitchen, están hechas de botellas de plástico recicladas.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Hosteltur: Propósitos verdes de Año Nuevo.

 220 visitas

Comentarios

Deja un comentario


* Campos obligatorios.

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.