L’Anoia: buenas prácticas para abrirse al mundo después del confinamiento

El de 2020 es un verano atípico en comparación con los anteriores. La llegada del Covid-19 a nuestras vidas limita los viajes, entre otras actividades veraniegas. Hay territorios que han sufrido más la presencia del virus que otros, como la Conca d’Òdena en la comarca de l’Anoia (Barcelona). La cual está luchando contra la estigmatización apostando por la seguridad y la sostenibilidad para recibir visitantes con su campaña “Escapa’t a l’Anoia, t’ho mereixes” (“Escápate a l’Anoia, te lo mereces”)

Nos encontramos con Daniel Gutiérrez en el Consell Comarcal de l’Anoia para que nos explique la situación del territorio y las claves sostenibles de su nueva campaña.  Daniel es consejero de Turismo, Relaciones institucionales y Programas Europeos. A parte, es especialista en la gestión sostenible del patrimonio cultural y natural, y está implicado en el grupo de trabajo delmanifiesto de Turismo Reset. El ente en el que nos encontramos es el encargado de visualizar el territorio y marcar su identidad cultural. Aunque no sea tan influyente como una Diputación, el Consell Comarcal da soporte a todos los territorios de la comarca marcando un paraguas para que cada uno desarrolle su propia estrategia. 

Confinamiento de la Conca d’Òdena

Entre el 13 de marzo y el 6 de abril, la Conca d’Òdena tuvo un confinamiento perimetral debido al gran aumento de afectados por Covid-19. El foco del Hospital de Igualada, capital de la comarca, fue en ese momento el más numeroso de Cataluña. Daniel nos explica que era la primera vez que el territorio aparecía en medios internacionales y lo situaba como la “zona 0”.

En estos momentos l’Anoia está en la misma fase y situación que la gran mayoría del territorio español. Por lo que se necesita luchar contra la estigmatización de unas semanas muy duras y llenas de incertidumbre. Durante ese periodo y el mes de mayo, desde el Consell se tuvo que marcar un plan de comunicación diferente. Fue un tiempo para informarse y trabajar duro. Y en mayo ya se tenía un discurso definido. 

Un destino Slow

A través de Anoia Turisme, el Consell Comarcal ha lanzado la campaña “Escapa’t a l’Anoia, t’ho mereixes” dentro del marco de la campaña promocional del territorio catalán. Aunque muchos destinos están poniendo la palabra “sostenibilidad” en su discurso, l’Anoia quiere ir más allà y  adecuarse de forma más comprometida con todas sus acciones. El principal objetivo es posicionar la comarca como un territorio de proximidad y familiar muy indicado para quien busca espacios abiertos y sin aglomeraciones. Y, con una buena base, situarse como referente del Slow tourism

Igualada es la capital de un espacio rural dividido en tres áreas muy bien definidas. Por una parte encontramos la Alta Anoia, que es la zona más rural y donde más campos encontramos; en el centro, la Conca d’Òdena con la capital y de un carácter más industrial; y finalmente, la Baja Anoia, que es colindante con el Penedés y está llena de bosques y viñedos. 

L’Anoia es un destino que siempre ha sido de paso, y lo que se busca en estos momentos es que los viajeros se paren y lo descubran.

Daniel Gutiérrez

El conseller nos cuenta que, antes de confinamiento, ya se dirigían hacia el Slow tourism en su estrategia. Costó mucho explicar qué era exactamente, y los beneficios que podría llegar a aportar al territorio. De alguna forma, afirma, el post-confinamiento ha permitido potenciar lo que ya se estaba desarrollando, ya que va en la línea de lo que es necesario en estos momentos: un entorno tranquilo, recursos culturales y naturales, y coherencia con el territorio. Aunque en el mensaje principal lo que más destacan es la seguridad. 

La campaña de l’Anoia se basa en mostrar seguridad y sostenibilidad

Sostenibilidad y seguridad como ejes

Sobre la seguridad, le preguntamos su opinión por la etiqueta Covid-free que se está promocionando en diferentes sectores. Comenta que etiquetas hay muchas, que lo que realmente importa son los protocolos establecidos por las autoridades sanitarias. Los alojamientos y lugares públicos donde se desarrolla la actividad turística saben lo que deben hacer y cómo cumplir. La seguridad es una percepción. Y eso lo aporta más un buen uso y cumplimiento de higiene -disponer de geles y mascarillas- que una etiqueta. 

En el slow tourism el turismo  y el comercio van de la mano.

Daniel Gutiérrez

Respecto a ser un entorno tranquilo, Gutiérrez comenta que, de momento, es difícil llegar a saturar la comarca. Lo cual ni se busca ni se pretende, ya que esto iría en contra del sentido de sostenibilidad. Se parte de la idea de un turismo que aporte beneficios para los locales. Muchos comercios viven del degoteo de turistas que visitan los municipios. En el slow tourism comercio y turismo van de la mano. Si se detecta alguna actividad que resulta molesta para la población,  desde el ente no se da apoyo a su realización. La gente no quiere el turismo masificado de Barcelona, quiere que visiten su territorio, pero no que los molesten o cambien su forma de vida. 

El pasado fin de semana del 27-28 de junio se celebró en la comarca e-Bike Tour. Esta actividad con bicicletas eléctricas se acompañó de la promoción de gastronomía, cultura y paisajes, patrimonio y alojamientos rurales. En este se dispone de 365km ciclables que pasan por bosques y municipios ofreciendo una experiencia completa en la comarca, y los servicios básicos para su desarrollo. 

Como gran conocedor de los ODS (Objetivos del Desarrollo Sostenible), Daniel nos habla de lo importante que es que estos no se vean solamente como una justificación. Hablar sobre los ODS solamente para explicar qué bien hemos hecho algo es Greenwashing. Sin embargo, los diecisiete objetivos deben comprenderse como una hoja de ruta para crear las acciones desde la base a partir de las áreas de la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible

Por último, pero no menos importante, hablamos sobre la accesibilidad en el turismo. Un elemento fundamental de la sostenibilidad vinculada al turismo es que todo el mundo tiene que disfrutar viajando. Cuenta que la comarca es muy sensible en relación a la accesibilidad. Se trabaja para adaptar alojamientos y actividades en todo el territorio. Por ejemplo el vuelo en avioneta para personas con movilidad reducida en el aeródromo de Òdena.

 162 visitas

Comentarios

Deja un comentario


* Campos obligatorios.

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.