Geoturismo: oportunidad de desarrollo turístico para zonas de interior y de montaña

El concepto de geoturismo, creado por Jonathan B. Tourtellot de National Geographic, hace referencia a “un turismo que sostiene o enriquece el carácter geográfico de un lugar y su ambiente, patrimonio, estética, cultura y el bienestar de sus habitantes”.

Según el mismo Tourtellot, en el geoturismo adquiere un papel fundamental el “sentido del lugar” (sense of place), aquello que hace que un lugar sea único. Los turistas que practican esta modalidad se muestran respetuosos con los lugares que visitan, lo cual contribuye a conseguir un turismo de calidad. En el siguiente video de National Geographic se habla de este concepto:

[embedyt] http://www.youtube.com/watch?v=NKnCYZsc6nI[/embedyt]

En mi proyecto “Modelo de Geoturismo aplicado a zonas de Pre-Pirineo y Pirineo de la provincia de Girona: las comarcas de la Garrotxa y el Ripollès” estudié las posibilidades de este tipo de turismo para el desarrollo de la región. El objetivo principal era diseñar una estrategia de desarrollo basada en el geoturismo con la finalidad de dinamizar la actividad turística y, al mismo tiempo, mejorar la calidad de vida de la población residente.

A nivel de la provincia de Girona, tradicionalmente se ha promocionado más la Costa Brava, que durante años ha sido (y sigue siendo) un importante polo de atracción turística. La Garrotxa y el Ripollès cuentan con numerosos atractivos de carácter natural, cultural y patrimonial que, puestos en valor, pueden contribuir a dinamizar la zona.

Aunque centrado en una región concreta, el modelo de desarrollo estudiado puede ser extrapolable a otros destinos con características similares: zonas de interior o de montaña que conviven a nivel turístico con zonas de costa más desarrolladas.

A la hora de diseñar la estrategia de geoturismo, elaboré un inventario de los atractivos existentes con el fin de detectar cuáles de ellos tienen un elevado componente geoturístico. Después de observar su actual puesta en valor y analizar la demanda, desarrollé la estrategia de geoturismo. Las principales conclusiones del estudio son las siguientes:

  • Los turistas buscan experiencias auténticas, descubrir la esencia del lugar que visitan; el geoturismo puede satisfacer esta necesidad, en contraposición a una globalización cada vez mayor que hace que las comunidades reivindiquen su propio carácter y tradición a través de los elementos que las hacen únicas.
  • Los geoturistas son un deseable segmento de mercado: quieren entrar en contacto con los locales y se interesan por sus costumbres. Tienen un nivel adquisitivo medio – alto y son culturalmente responsables. Los beneficios económicos se distribuyen a través de la economía local, evitando así las fugas de capital.
  • La provincia de Girona en su conjunto tiene un gran potencial turístico gracias, en buena parte, a su gran variedad de recursos. La Garrotxa y el Ripollès cuentan con propuestas que ponen en valor recursos geoturísticos; por ejemplo, la aplicación de la Carta Europea de Turismo Sostenible en la Garrotxa y el producto “Tierra de Condes y Abades” en el Ripollès.
  • Es importante la capacitación de los recursos humanos, que éstos sean capaces de transmitir la esencia del lugar. La capacitación para trabajar en turismo, además, puede contribuir a frenar la pérdida de población por falta de oportunidades laborales (sobre todo en los núcleos más pequeños).
  • En las dos comarcas objeto de estudio, existen empresarios arraigados al territorio que valoran los productos locales; el modelo de geoturismo puede encajar en sus objetivos empresariales.
  • Para un buen desarrollo de la estrategia de geoturismo, es imprescindible la implicación de los residentes.
  • Existen dos tipos de público objetivo diferenciados. Por un lado, los clientes actuales que queremos fidelizar: turistas procedentes del resto de Catalunya, del resto de España y de Francia. Por otro lado, mercados emergentes atraídos por conocer una cultura diferente a la suya: Países Nórdicos, Rusia, Estados Unidos, Canadá y Japón.
  • Se trata de un modelo de desarrollo que contribuye a aumentar la estancia media de los turistas y a un mayor dinamismo económico para la zona.
  • A través del geoturismo se puede crear un vínculo emocional entre el visitante y el destino. Así mismo, se puede convertir a los geoturistas en prescriptores del lugar.

La Garrotxa y el Ripollès, comarcas tradicionalmente rurales, tienen un gran potencial turístico. El desarrollo a partir del modelo de geoturismo debe convivir con el resto de actividades económicas de la zona. Son territorios únicos que han sabido mantener vivas las tradiciones y han sabido conservar sus paisajes. Es responsabilidad de todos los agentes del territorio y de los mismos turistas que esto siga siendo así, para que las generaciones venideras puedan disfrutar de los atractivos que han configurado el carácter de estas comarcas de montaña.

Si te interesa el geoturismo no dudes en descargarte gratis el estudio completo realizado por Laura disponible en este link.

 216 visitas

Comentarios

Deja un comentario


* Campos obligatorios.

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.