“Dado el impacto tan alto que tiene volar sobre el clima, ¿por qué hay tantos defensores del medio ambiente que toman aviones frecuentemente?” Esto es lo que se pregunta el científico climático Peter Kalmus para la revista Yes. “Conozco activistas climáticos que vuelan miles de kilómetros al año. Conozco científicos que vuelan tanto o más pero ‘simplemente no piensan en ello’. Tengo una amiga que incluso ha blogeado sobre la importancia de llevar tu propia botella de agua en los vuelos con el fin de evitar las botellitas desechables que reparten las azafatas. Aunque esta amiga consiguió ahorrar cerca de 0.04 kilogramos de CO2 mediante este gesto en su viaje a Asia, su vuelo emitió mas de 4,000 kilogramos de CO2, equivalente a alrededor de 100,000 botellas. Sospecho que la mayoría de la gente simplemente desconocen el enorme impacto generado por su vuelo, pero también sospecho que muchos de nosotros somos adictos a volar. Hemos llegado al punto en el que entendemos volar como un derecho inalienable, un beneficio de la vida del siglo XXI que damos por sentado”.

Ver más (articulo en Inglés) en: How far can we get without flying? by Peter Kalmus – Yes Magazine

 324 visitas