Valencia, primera ciudad del mundo en calcular la huella hídrica del turismo

Todo el mundo habla de la huella del carbono pero no es la única que debemos tener en cuenta para analizar el avance de la contaminación de la tierra. Valencia marca un nuevo hito en su compromiso con el desarrollo de un turismo sostenible, convirtiéndose en la primera ciudad del mundo en calcular la huella hídrica del turismo.

Un nuevo estudio, realizado por la empresa Global Omnium en colaboración con la Fundación Visit València y el Ayuntamiento de la ciudad, muestra el impacto de las acciones humanas en los recursos hídricos, calculando el consumo y contaminación del agua dulce que se deriva, directa o indirectamente, de los diferentes componentes de la actividad turística, desde el transporte y el alojamiento a la consumición en restaurantes y locales de ocio.  

La iniciativa forma parte de la Estrategia de Turismo Sostenible de la ciudad, sumándose a los esfuerzos para convertirse en un destino neutro en emisiones de carbono en 2025.

Del mismo modo, Valencia aspira a tener una huella hídrica neutra a través de una gestión más eficiente de este recurso tan vital. El estudio ha sido verificado por AENOR, la Asociación Española de Normalización y Certificación.

La huella hídrica del turismo en Valencia De acuerdo con el estudio, el volumen total de consumo de agua derivado de la actividad turística en Valencia en el año 2019 fue de 74,23 hectómetros cúbicos, lo que supone una huella hídrica de 0,315 metros cúbicos por turista y día. En el cálculo se incluye también a los cruceristas y a quienes simplemente visitan la ciudad en una excursión.

Solo el 16% del total corresponde al consumo directo de agua por los turistas, sobre todo en los alojamientos turísticos, mientras que el 84% es un consumo indirecto asociado a la producción de bienes y servicios, o la elaboración de alimentos.

Esto incluye principalmente las comidas que los visitantes disfrutan en los restaurantes de la ciudad, las compras que hacen en sus tiendas y el mantenimiento de atracciones y locales de ocio. Por otro lado, el uso del transporte (tanto público como el alquiler de vehículos), solo constituye un 0,10% de la huella hídrica del turismo.

Los servicios públicos de agua representan tan solo un 0,53% de la huella hídrica, cifra que demuestra la gran eficiencia hídrica de la ciudad, la mayor de Europa, con un 87% de eficiencia real gracias, entre otras cosas, a una completa red digital de medición.

El cálculo de la huella hídrica supone el primer paso para identificar oportunidades para la reducción del consumo de agua e implementar las medidas necesarias para una gestión más sostenible de este recurso. Con ello, no solo se generarán ahorros, favoreciendo la economía local, sino que también se contribuirá a la conservación de los ecosistemas naturales y los visitantes podrán disfrutar de un destino sostenible, seguro y saludable.

El turismo sostenible que ya se practica en València

Actualmente la ciudad cuenta con diversas iniciativas para realizar turismo más respetuoso con el ecosistema; el objetivo es que la huella de sus visitantes tenga el menor impacto posible. Un ejemplo de estas actividades ya implementadas es la buena red de transporte público con la que cuenta.

O el número de kilómetros de carril bici que hay repartidos por las calles de la ciudad. Moverse por València emitiendo bajas emisiones es una realidad desde hace muchos años.

Otras propuestas interesantes que el turismo sostenible de València ofrece, es practicar el voluntariado medioambiental con diferentes proyectos que se pueden consultar en la web de Visit València; o los programas de conservación de especies en peligro de extinción que el Bioparc o el Oceanogràfic tienen.

No cabe duda de que Valencia está preparada para recibir al nuevo perfil de turista que busca viajar de manera más sostenible, intentando dejar la menor huella posible para que otros también puedan disfrutar.


Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Expreso: “Valencia, primera ciudad del mundo en calcular la huella hídrica del turismo“.

 370 visitas

Read More

Artistas falleros plantaron un monumento sobre seis contenedores de vidrio para animar a reciclar

La iniciativa  de la campaña “Recicla vidrio con espíritu fallero y cuídate” animaba a reciclar el vidrio durante estas fallas 2021 tan atípicas, y puso en valor el trabajo de los artistas falleros, que un año más no plantarían sus monumentos para deleite de los visitantes y falleros, a causa del Covid-19

Los artistas falleros fueron Paco Torres, Tedi Chichanova, Víctor Hugo, Juanjo Salom, Ausiàs Estrugo y Reyes Pe han plantado un monumento encima de seis contenedores de vidrio localizados en lugares emblemáticos de la ciudad que estuvo desde el día 15  hasta el día 21 marzo. Los iglús verdes sirven de base de estas pequeñas fallas, de entre dos y cuatro metros de altura. Además, se recubrieron de vinilo con mensajes de ánimo de las comisiones falleras que participan en la campaña de recogida de envases de vidrio ‘La Reciclà’ que se realiza durante las Fallas desde hace más de cinco años

Joan Piquer, el director general de Calidad y Educación Ambiental, recordó que “el vidrio es un material 100 % reciclable y, por lo tanto, se trata de un flujo de residuos donde, si cabe, se debe continuar incrementando los esfuerzos normativos y de toda índole para el incremento de las cantidades recogidas y recicladas”. Durante el año pasado se han reciclado 13.136.550 kilogramos de envases de vidrio en la ciudad de València, lo que supone una media de 16,4 kilogramos por habitante. El municipio cuenta con 2.719 iglús verdes, esto es, un contenedor para residuos de vidrio por cada 294 vecinos y vecinas.


Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por El Periodic: “Artistas falleros plantaron un monumento sobre seis contenedores de vidrio para animar a reciclar”.   

 370 visitas

Read More

La descarbonización del turismo en acción: el caso de Valencia

Los cambios acontecidos durante los últimos años han ido transformando el paradigma turístico mundial , consecuencia -especialmente- de los retos del cambio climático y de la reacción de las comunidades de residentes, y plasmado en nuevas políticas nacionales e internacionales (como la Agenda 2030 de la ONU, la nueva Agenda Urbana (Habitat III), el Pacto Verde Europeo o la declaración Emergencia Climática en España, que impulsa una nueva ley de cambio climático con importantes efectos sociales, laborales y económicos y financieros, incluyendo una más que probable nueva fiscalidad para todo tipo de organizaciones).

Este cambio progresivo se ha visto dramáticamente acentuado en el último año por el dramático efecto de la pandemia COVID-19, que ha limitado la movilidad a todos los niveles minando la base de esta actividad. Con estos condicionantes, la industria y los destinos deben replantearse los parámetros de competitividad en términos de las 3S: entorno seguro, saludable y sostenible.

En este sentido, Valencia está trabajando en una estrategia enfocada en “un modelo de desarrollo turístico sostenible, capaz de ampliar la rentabilidad al plano social y medioambiental, contribuyendo eficazmente a la protección y puesta en valor del patrimonio cultural y natural, con especial énfasis a aquellos recursos que otorgan mayor autenticidad y singularidad al destino. El modelo debe minimizar los impactos negativos, promoviendo en todo momento la mejora de la calidad de vida de los residentes y una percepción positiva de la actividad turística en la ciudadanía.”

El mapa que rige esta ruta hacia la sostenibilidad está basado en los ODS. Se ha creado una serie de indicadores que conecten con cada ODS y con los que se espera identificar las áreas de mejora y garantizar el cumplimiento de los respectivos objetivos.

También destaca el esfuerzo que está invirtiendo la ciudad para convertirse en el primer destino mundial en verificar el cálculo de la huella de carbono de la actividad turística, además de calcular y próximamente certificar su huella hídrica.

No cabe duda de que Valencia se está convirtiendo en un referente de la descarbonización del turismo. A través de los ODS, del conocimiento, la experiencia y la aportación de recursos, tiene una visión clara de convertirse en un destino seguro, sostenible y saludable.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por unwto.org: La descarbonización del turismo en acción: el caso de Valencia.

 370 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.