Nace Puebleando: la plataforma que cambiará la forma de viajar de los españoles

Varios profesionales vinculados con el mundo del turismo se unen en Puebleando con el objetivo de dar visibilidad a los municipios de la España Vaciada y ponerlos en valor como destino turístico sostenible para que los viajeros puedan elegirlos como destino para disfrutar de sus vacaciones y tiempo libre.


Los municipios de la llamada España Vaciada dejarán de ser desconocidos. Esa es la propuesta de la Puebleando, una plataforma que nace con el objetivo de volver a llenar de vida estas localidades, comarcas y territorios fomentando un turismo sostenible y responsable.

Somos conscientes de que muchos pueblos de España están sufriendo las consecuencias del descenso de población. Poco a poco van viendo como pierden habitantes, lo que hace que pierdan servicios y progresivamente vayan cayendo en el olvido. Una de las primeras cosas que dejan de recibir son visitas, más allá de los propios familiares que regresan al pueblo en fechas señaladas. Sin embargo, estos pueblos son una propuesta muy interesante para un nuevo modelo de turismo, sostenible y responsable con nuestro entorno y con nuestras tradiciones.

Desde Puebleando queremos dar visibilidad a los destinos menos conocidos de nuestro país y conectarlos con los viajeros ávidos de nuevas experiencias en búsqueda de nuevos destinos. 

Buscamos cambiar la conciencia de los turistas que habitualmente se dejan seducir por las modas que llenan los perfiles de Instagram, para demostrarles que pueden encontrar lugares espectaculares sin la necesidad de coger un avión y atravesar miles de kilómetros dejando una huella de carbono que será irreparable para el medioambiente.

Nuestra propuesta pasa por ir de pueblo en pueblo (de ahí ‘puebleando’) conociendo sus hermosos parajes naturales, la belleza de sus atardeceres, sus tradiciones y la calidez de sus gentes. El reto principal es poner en contacto los viajeros amantes de la autenticidad de los destinos con los pueblos que están deseando darse a conocer. No siempre es fácil encontrar información para hacer un viaje a lugares únicos, diferentes, que están fuera de ruta y tienen muchas más cosas para ofrecer que los destinos de moda.  Por otro lado, los pueblos con problemas de despoblación, pero con un gran patrimonio, no tienen un canal óptimo para llegar hasta los viajeros. 

Un turismo responsable y sostenible que contribuirá al desarrollo de estos territorios

El cambio de paradigma turístico que proponemos beneficiará a estos pueblos y contribuirá a volver a llenarlos de vida. Desde Puebleando sabemos que el turismo es una herramienta muy potente a la hora de generar riqueza en los territorios. Los viajeros que visiten estos municipios, comerán en sus restaurantes, dormirán en sus hoteles, comprarán sus productos locales y ayudarán poco a poco en su desarrollo, sin que por ello tengan que perder su esencia.

Todas las acciones que realice Puebleando irán encaminadas a fomentar un turismo sostenible y responsable dentro de las posibilidades que cada destino permita. Nuestro objetivo es poner en valor lo local, las costumbres, las tradiciones, el patrimonio… en definitiva, la cultura de los pueblos de España fomentando un turismo de proximidad, que revierta de este modo en la riqueza local de estos territorios. Por tanto, estamos hablando de un turismo basado en el respeto que crea sinergias beneficiosas tanto para vecinos como para visitantes.

Así que Puebleando nace con una pequeña ambición: volver a poner en el mapa aquellos pueblos que están empezando a caer en el olvido, que muchos de ellos forman parte de la llamada España Vaciada, para que entre todos volvamos a llenarlos de vida.

La primera idea de la necesidad de Puebleando surge en el marco de FITUR 2020. Todo lo ocurrido con la Covid 19 nos ha servido para reflexionar y darnos cuenta de que esta plataforma es todavía más necesaria. Puebleando está formada por un equipo de profesionales de varios ámbitos (periodistas, comunicadores, agentes de desarrollo local, ambientólogos, guías de turismo, bloggers, prescriptores de destinos, fotógrafos e informáticos) unidos por un mismo interés: potenciar este tipo de destinos para promover un cambio en el paradigma del turismo actual.

Contacto para prensa: Eva Puente en el correo hola@puebleando.es.

 388 visitas

Read More

Cádiz suspenderá licencias para edificios de apartamentos turísticos

Autor: JESÚS MARÍN

Cádiz ha superado ya el nivel máximo de saturación de equipamientos turísticos tras la proliferación de aperturas en el último año de apartamentos y pisos de esta categoría y tras la apertura, también, de nuevos hoteles. La situación es especialmente grave en el casco histórico, que está en el nivel rojo, el de mayor carga hotelera, salvo en el entorno de la Torre Tavira. En Puerta Tierra, la zona con especial sobrecarga se centra en buena parte del Paseo Marítimo.

Este es un paso esencial para la aprobación de un documento de control de la saturación turística que es único en Andalucía. La expansión del sector sin ningún impedimento hasta el momento está provocando la turistificación del centro, convertido en foco de atracción turística al verse saturado con establecimientos ahora destinados a este fin, y que antes estaban ocupados por viviendas. Una situación que, inevitablemente, ha incidido en una reducción drástica del parque residencial y en un incremento en el precio de los alquileres, ya de por sí altos en Cádiz.

Durante algo más de un año el Ayuntamiento ha mantenido reuniones con colectivos ciudadanos, asociaciones y promotores para analizar esta nueva ordenanza. De hecho, hace unos meses se llegó a elaborar un estudio del impacto de estos equipamientos en la trama urbana que ya alertó del grado de saturación en determinadas zonas de intramuros, aunque aún lejos de los niveles de alarma a los que ahora se ha llegado, según los datos que maneja el Ayuntamiento.

Afirma el teniente de alcalde de Urbanismo, Martín Vila, que la futura ordenanza “no va en contra del turismo, lo que pretende es proteger a los vecinos y vecinas, para que no se reduzca el parque de viviendas residenciales en la ciudad y que no sigan incrementándose los precios de alquiler. Igualmente ayudará al comercio, al impedir la conversión de edificios en apartamentos o pequeños hoteles si están en zonas saturadas y no son inmuebles con la máxima protección (que sí podrán contar con uso turístico al ser complicada su adaptación a viviendas)”. Medidas de este tipo evitarán, por ejemplo, que el edificio que ha dejado Zara en la calle Columela pase a tener un uso hotelero.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Diario de Cádiz: El Ayuntamiento de Cádiz suspenderá licencias para edificios de apartamentos turísticos por saturación.

 388 visitas

Read More

¿Afrontar la crisis económica en turismo?

A nivel global el impacto económico en el sector turismo ha sido uno de los más reconocidos por la OMT (Organización Mundial del Turismo). Se han generando dispersos pronunciamientos, críticas, acciones, sentimientos encontrados entre otros y a múltiples escalas en los actores de la actividad global.

Dentro de las acciones de reacción de los actores del turismo han y siguen siendo solicitar subsidios económicos o apoyos de diversos tipos al estado, a ministerios, a organismos nacionales e internacionales. Y muchos se están realizando aunque no es suficiente, a pesar del riesgo e impacto en la economía del estado. La insatisfacción, por cómo se está trabajando en turismo desde el estado y las respuestas a gremios, asociados y población afectada, es masiva. Se sigue el patrón diseñado por la cultura reduccionista, donde el interés económico inmediato propio, el individualismo, la competencia y la dependencia paternalista, brillan en su máxima expresión en nombre de un colectivo afectado, sumiéndose en el victimismo puro y alimentado por la masa popular.

Si bien las palabras de resiliencia, reinvención, innovación, co-creación, transformación, etc., se han convertido en términos populares en las pláticas de turismo, no se considera su entendimiento profundo real y las implicaciones que conllevan. Considerando la recesión económica post Covid-19 que nos espera no solo en Latinoamérica sino también a nivel global, urgen preocupaciones desde todos los sectores. Obviamente se generan y proponen soluciones para las necesidades primarias y donde el turismo para ciertos mercados pasaría a ser una necesidad básica de bienestar. 

Consideremos que la actividad turística pasó de ser una actividad de posición social muchas veces a necesidad de salud y bienestar. El perfil de estilo de vida de la población en los últimos 20 años han llamado desarrollo y calidad de vida a la inclusión de viajes y turismo en destinos exóticos, de moda, entre otros. Esto ha implicado viajes de alto impacto ambiental que han sido crecientes y accesibles cada vez más con los diversos tipos de economías colaborativas (AirBnB, UBER, etc.). Además, se han incrementado con la crisis de sobrepoblación mundial bajo un cáncer sistémico de inequidad y competencia entre los ricos y más ricos del mundo, donde prima la imagen de estatus QUO.

Entonces, vemos que el actual sistema, que se basa en la economía del dinero por más dinero, se ha convertido en el vicio promotor  incrustándose en la moral y la consciencia del ser humano. Sabemos que la moneda moderna es una unidad de intercambio con un valor creada por el sistema bancario a través del mecanismo de la deuda, pública y privada par más deuda interminable.

Esta crisis sanitaria actual, que afecta directamente al sistema económico donde escasea esta unidad de intercambio llamado dinero físico, surgen otras formas de generar dinámica y circulación económica. Una podría ser a través del intercambio o uso de una moneda social, como se hizo desde el inicio y evolución de nuestra especie. ¿Podríamos utilizar el sistema económico ancestral de nuestros antepasados en diferentes sectores? Un reto que ya está funcionando desde hace muchos años en diversos lugares del mundo como Suiza, Dinamarca, Alemania, España, Costa Rica, etc….Más que reto sería acelerar la disrupción del manejo económico dominante mundial.

A partir de otras crisis económica, la moneda social ya se está implementando en diversas partes del mundo en diferentes formas, desde la tradicional y empírica del TRUEQUE o el Sistema AYNI (intercambio de servicio físico), hasta los sistemas sofisticados de la tecnología del Blockchain. Todos ellos ayudan a dinamizar la economía desde pequeños barrios, comunidades, pueblos y ciudades.

¿Sería una opción, implementar una moneda social para el turismo interno-doméstico?

Es todo un reto cómo se están preparando los destinos para atravesar esta recesión económica y al mismo tiempo generar servicios turísticos que maximicen los beneficios en todos los actores de la cadena de valor del turismo, con estándares de seguridad, salubridad y sanitidad, calidad, únicos, transformadores, regenerativos y a costos accesibles para el mercado doméstico o turismo interno.

Sin duda, en la sabiduría ancestral existen muchas soluciones perfectas si la capacidad de innovación se concentra en la observación profunda. Los sistemas de uso de monedas sociales o comunitarias están comenzando a crecer como lo vemos en diferentes países desarrollados y al mismo tiempo cubren de inmediato necesidades de la población local que el sistema de comercio tradicional no lo podrá hacer por esta crisis sanitaria. Además, que las monedas sociales alternativas se perfilan en un adecuado manejo de proyectos a escala local, con grandes beneficios ambientales, sociales, culturales y espirituales.

Si bien, tenemos  necesidades básicas como personas. Somos parte de un colectivo que por naturaleza requiere movimiento constante de intercambio llamado comercio y donde la utilización de la moneda social tiene una importancia potencial.

Foto: Vanesa Ccahua G.

Ventajas de la implementación de una Moneda Social Turística:

  • Genera ocupación, necesidad de colaboración (trabajo) e incentiva el consumo interno. El intercambio de productos y servicios locales directos requerirá colaboradores locales para el abastecimiento de la demanda de turismo interno. También deberá ponerse en valor conjuntamente el comercio, el consumo local de los servicios y las experiencias turísticas.
  • Fomenta la identidad cultural local. Al dinamizar los productos y servicios locales (valores gastronómicos, culturales, ambientales, medicinales, étnicos, etc.) se generan diversas sinergias en las personas que reafirman la identidad y sentido del lugar. Los saberes, la colaboración, la cultura y los ritmos sociales convergen para cubrir las necesidades de la población con fines de bienestar social igualitarios en todos los actores.
  • Fortalece la economía local (Empoderamiento económico). Sabemos que el sistema de comercio actual es dependiente al sistema capitalista de comercio masivo transcultural. La implementación de una moneda social, incentivaría el valor del servicio o uso del bien local, por el sentido de interacción local en lugar y experiencia. 
  • Robustece el cuidado y conservación ambiental. Al dinamizar el intercambio de productos y servicios entre locales minimizando la dependencia del comercio masivo, se minimiza el impacto ambiental que se generan por las grandes cadenas de distribución que estamos acostumbrados a consumir. Los viajes internos y domésticos, sin duda, aportarán a minimizar la huella ambiental y contaminación usual que se tenía en el viejo turismo, al maximizar el uso de los servicios y recursos locales que requieren menos transformación.
  • Es de carácter altamente inclusivo y de género. Para la implementación del uso de la moneda social en turismo, se generaría a través de grupos u organizaciones participativas de carácter igualitario en género, por todos los sectores y actores de la cadena de valor del turismo local. Todos trabajarían en beneficio de la reactivación económica turística de un determinado proyecto, emprendimiento, comunidad o destino turístico, con la idea que lleguen a considerarse alternativas de gestión económica autónomas válidas para gestiones públicas.Esto es una consecuencia natural de la autoorganización y gestión económica local de un determinado destino. 
  • Se fundamenta en la espiritualidad (base filosófica). El uso de la moneda social para el turismo estaría fundamentado en principios inherentes al ser humano fundamentados en valores éticos y morales. La confianza sería el eje motor de las interacciones económicas de un determinado proyecto, emprendimiento, comunidad o destino turístico local.
  • Acelera el cambio de paradigma global. A más de que la crisis sistémica aceleró el cambio de paradigma en muchos sectores, pues, la opción de este paradigma emergente pretende dejar atrás el sistema capitalista-reduccionista. El uso e implementación de una moneda social complementaria es necesaria, para enfrentar la problemática sistémica. Esto sería crucial en turismo.

¿Cómo funcionaría?

Podría darse de diversas formas, donde la creatividad desde la libertad, que son condiciones innatas al ser humano, son infinitas. Por ejemplo creando bancos de tiempo que en algunos países latinos se les llama AYNI (palabra quechua que significa reciprocidad, trabajo colaborativo) o sistemas de Trueque. Son intercambios de servicios basados en centros de ahorro de tiempo o de bienes y productos. También se delega o crea un valor a la moneda actual, a servicios y productos que generen bancos de ahorro y de valor en tiempos y espacios determinados. Todo bajo la organización y acuerdos locales.

Actualmente en diferentes países desarrollados funcionan bien y en creciente empoderamiento exitoso. Son una alternativa para adaptarse y renacer transformados de la mejor manera de acuerdo a las búsquedas de las nuevas tendencias en el mercado. Será un enfoque más colaborativo en todos los sectores y el turismo debe estar preparado para esta tendencia.

Con el uso de la tecnología y plataformas de algoritmos de la Bigdata, entre otros, se abren un abanico de oportunidades para los emprendedores y la resiliencia en nuestro sector. Hoy es más que nunca, la mejor opción para empujar a esa disrupción del sistema económico basado en la inequidad, donde el 1% posee, maneja y manipula al resto del mundo. El turismo desde un enfoque regenerativo con propuestas de manejo de moneda social complementaria, puede ser una de las mejores formas crecientes e innovadoras genuinas de aporte al renacer del nuevo turismo global.

 388 visitas

Read More

Naturalwalks o cómo aplicar la interpretación del patrimonio para crear turismo sostenible

Evarist March, Naturalwalks
Foto: Naturalwalks

Evarist March es el director de Naturalwalks. Un día convirtió su pasión por la naturaleza en su profesión. Lleva más de 20 años transmitiendo conocimientos botánicos y ambientales, que relaciona con gastronomía y salud bajo el paraguas del ecoturismo desde su proyecto Naturalwalks. Desde 2014 es formador acreditado por Interpret Europe en materia de interpretación, desarrollando su labor en Europa y Latinoamérica. Hablamos de interpretación del patrimonio y de la necesaria integración en turismo con él.

Nuria Mohedano: ¿Cómo explicaríais a alguien la interpretación del patrimonio?

Evarist March: Podríamos decir que es una caja de herramientas que puede usar el turismo con el propósito de mejorar la comunicación. En turismo por un lado tenemos al viajero, al guía intérprete y al recurso que se visita. Los recursos son interesantes, pero no brillan por sí solos, para eso, el guía como facilitador, es quien crea un puente entre el visitante y el lugar a visitar, generando una relación mágica en torno a esta experiencia con el recurso patrimonial. Y digo mágica porque en cada caso será distinta y única.

Nuria Mohedano: Uno de los objetivos, si no el principal de la interpretación del patrimonio, es cambiar la actitud del visitante para provocarle un sentimiento de salvaguarda hacia el bien interpretado, ¿es esto posible? ¿Cómo se suele conseguir?

Evarist March: Es imposible hacer turismo de calidad, si no conseguimos que el lugar visitado esté mejor que antes de llegar. Ese es el principal objetivo de la interpretación del patrimonio si lo aplicamos a turismo. La interpretación sirve para valorizar el territorio y crear un puente directo entre el recurso -un museo, un paisaje, la naturaleza, etc.- y la gente.  Crea sensibilidad, emociones e implicación en el lugar. Trasciende al “like” en las redes sociales y transmite lo que implica nuestro comportamiento en la calidad de vida de las personas que viven en estos lugares. Genera conexión, sensibiliza y conmueve. Esto es algo que tenemos muy presente en Interpret Europe: “A través de la interpretación del patrimonio generamos la reflexión en torno a un cambio de actitud con respecto al recurso visitado”.

Evarist March, Naturalwalks
Foto: Naturalwalks

Nuria Mohedano: ¿Cómo se integra la interpretación del patrimonio en la actualidad en turismo y cómo la integráis en Naturalwalks?

Evarist March: Las herramientas de interpretación deberían ser el ACB de los profesionales: guías, informadores, gestores, consultores y técnicos. Con ello conseguiríamos una experiencia más enraizada en el lugar donde se desarrolla generando algo más que un buen rato de diversión o más información sobre el territorio. En Naturalwalks ofrecemos experiencias integradas por la interpretación del patrimonio. Integrarla, es fácil porque es multidisciplinar. Se aplica a un panel informativo, a un recorrido en el terreno, al diseño de una visita, a una guía, a un viaje, etc. Una vez en Costa Rica a pie de taquilla de un centro de naturaleza, antes de tener mi entrada, leí un cartel gigante que decía “¿Qué es la vida?”. Esto me conmovió, me tambaleó y estaba directamente relacionado con lo que iba a visitar, que era un entorno lleno de vida. Me obligó a reflexionar sobre lo que yo entiendo que es la vida. Esto es interpretación del patrimonio.

Nuria Mohedano: ¿Podemos aplicar la interpretación del patrimonio a cualquier ámbito o esto es solo para servicios turísticos vinculados a “guías intérpretes del patrimonio”?

Evarist March: Sí, claro que sí. Recomendaría que en muchos sectores profesionales aprendieran técnicas de interpretación del patrimonio, necesitamos conmover a los viajeros. La interpretación no es marketing, no queremos vender. Vendemos cuando impactamos sobre el público y cuando se lleva una impresión profunda, personal, vivencial de lo que ha visitado. Deberíamos preguntarnos como profesionales del turismo a nuestros huéspedes, ¿usted se ha sentido el protagonista de la acción durante su estancia o su visita?. La persona siente en primera persona, está dentro de la acción o si quieren de la “película” y no es un mero espectador.

Nuria Mohedano: ¿Qué habéis logrado en Naturalwalks integrando como filosofía y política de empresa esta disciplina?

Evarist March: La interpretación es parte del ADN de todo el equipo Naturalwalks. Todos mis guías disponen de formación en interpretación, no podría entender nuestro trabajo sin ellas. En la situación actual se hace aún más necesario. No nos quedamos con los datos, nos permite incluir a la persona dentro de la vivencia y hacerla suya. Todos vendemos autenticidad y experiencias, y realmente es difícil encontrarlas. Es una pena, porque tendríamos más viajeros felices, lugares turísticos más desarrollados en todos los sentidos y obviamente un planeta más sostenible. Necesitamos desconfinarnos en turismo. En Naturalwalks aprendimos a aplicar interpretación del patrimonio a través de Interpret Europe, y nos parece una herramienta fundamental para ofrecer calidad y minimizar impactos.

Evarist March, Naturalwalks
Foto: Naturalwalks

Nuria Mohedano: Eres uno de los formadores más activos en Interpret Europe. En base a tu experiencia ¿Qué objetivos tiene la oferta formativa de Interpret Europe y qué han logrado tus alumnos a través de ella?

Evarist March: ¿Dónde no necesitamos tener un buen plan de comunicación? Lo puede hacer todo el mundo, somos seres sociales. Mejora nuestra comunicación. ¿Cómo hacer un buen plan de manejo de un espacio natural si no dominamos la interpretación del patrimonio? ¿Cómo seleccionar un buen equipo de guías? Nos encanta la transversalidad y es una cualidad de nuestros cursos donde se produce un flujo de miradas muy distintas donde la verdad no existe, la construimos entre todos. Podemos hacer un curso en un Parque Natural e integrar a gestores, guías, conservacionistas, población local, y cualquier otro agente de la cadena de valor. Esto nos permite reconocer a buenos profesionales. ¿Dónde no deberíamos implementar la interpretación del patrimonio?

Si miro desde la experiencia de formación en países y entornos tanto naturales como culturales la formación de Interpret Europe me encanta porque es muy estructurada, simple y práctica.  Los contenidos que se explican en la pizarra se practican en su totalidad en el campo de forma real. En mi caso siempre las complemento con demostraciones prácticas de campo, porque necesitamos enseñar siendo el ejemplo, y la sostenibilidad es un elemento fundamental y transversal en Intepret Europe que en los momentos que estamos viviendo tiene más sentido que nunca. Lo que hemos heredado deberíamos mejorarlo para los que lleguen después.

Necesitamos más interpretación del patrimonio, y que se integre a todos los niveles.

 388 visitas

Read More

Turismo ¿cómo accionar en este presente?

Que el Coronavirus llegó para cambiar el mundo es un hecho. El cimbronazo de la pandemia sacudió al planeta. Y afectó a todos. El turismo, más que cualquier otra actividad tal vez, sufrió y padece todavía este duro golpe. Por eso, hoy más que nunca, los actores deben reconsiderar sus estrategias y adecuarse con anticipación para cuando llegue la mentada “nueva realidad”. Las grandes metrópolis, las aglomeraciones de gente, los enormes hoteles y los cruceros atiborrados de turistas no entrarán seguramente en el radar de los viajeros actuales. Se inclinarán, al contrario, por espacios no masivos y cuidados a nivel sanitario.

La oferta turística tradicional deberá cambiar su foco y abrirse paso a una era totalmente diferente. Todos los actores intervinientes en la cadena de valor de la actividad turística de todo el planeta están trabajando fuertemente en protocolos e incentivos económicos para poder recuperarse. Será necesario “repensar”, “rediseñar” y “resignificar” los destinos y las prácticas orientadas al turismo sustentable y sostenible. Un lineamiento que hoy está acorde con las necesidades de la “Generación C”, integrada por los primeros viajeros que saldrán nuevamente al mundo una vez que se vayan levantando las restricciones.

“La reinvención tiene lugar en las personas cuando deben enfrentarse a un cambio importante en su vida o en su entorno, ya sea negativo o positivo, que suele ocurrir de manera inesperada. Es un elemento externo el que impulsa ese cambio. Reinventarse no significa cambiar quién se es, sino modificar la forma de ser y de vivir en el mundo”, explica con claridad la Licenciada Virginia Landetcheverry, cofundadora de la consultora Tres Ejes. Y agrega: “Por lo tanto, desde esta mirada, la actividad turística se verá beneficiada porque volverá al origen primario de su naturaleza. Se revalorará el viaje como búsqueda de otras vivencias, reencuentro con distintas culturas y contacto con la naturaleza, con su flora y fauna identitaria”.

La experta en turismo sostenible opina que la “GEN-C” no está dispuesta a correr ningún riesgo que ponga en jaque la salud o la de sus seres queridos, por lo que necesitará contar con garantías sanitarias y tener probadas evidencias que el suelo que los reciba es seguro, que se trata de un “destino blanco” (libre de Coronavirus), que cuente con protocolos que aseguren el bienestar durante su estadía.

Virginia también pone el foco en que la elección del lugar para vacacionar estará determinada, en principio, por las restricciones propias impuestas por el Covid-19, luego por el alcance económico del viajero, su lugar de residencia, por último, su opinión y percepción sobre la pandemia. Además, hace un tiempo que el viajero viene experimentando y solicitando nuevas vivencias. Está deseoso de disfrutar de servicios auténticos, sin el espectáculo montado que se crea para ellos. Son curiosos y les gusta estar en constante movimiento durante su búsqueda novedosa, tanto en su mundo externo como interno, dentro de un universo que les da la posibilidad de compartir lo que experimentan con otros pares.

Virginia está convencida que las propuestas de experiencias sustentables, que estar en contacto con la naturaleza y las comunidades rurales, campesinas e indígenas son las alternativas ideales para cuando se reactiven los viajes. Es, sin dudas, una propuesta que llegará para quedarse en la era post Coronavirus.

Además, los prestadores y los emprendedores de la actividad turística deben prepararse para reacomodar sus servicios y orientarse a las buenas prácticas en materia de responsabilidad ecológica, social-cultural, económica y un claro protocolo de cuidado sanitario. En este sentido, desde los profesionales del rubro hasta las pequeñas comunidades deben estar atentos a estos cambios.

“Hay destinos más y menos posicionados. Lo interesante y oportuno hoy es que todos estén listos para poder recibir visitantes, que terminarán contribuyendo a la economía social de la comunidad y a sus actores. En este punto es clave la articulación de todos los sectores en la cadena de valor, incorporar estrategias sustentables para diversificar la oferta, crear buenas prácticas que ayuden a la prevención de riesgos y cumplir con los protocolos que estén orientados a la higiene y a la salud”, explica la Licenciada.

Virginia agrega: “Surgirán nuevas propuestas de servicios turísticos y es menester el trabajo en red y la creación de alianzas. Así como la planificación conjunta con la gestión pública, que articula como un facilitador esencial. Los emprendedores de una pequeña comunidad tienen la oportunidad única de encontrar en el turismo una herramienta efectiva para potenciar sus productos y servicios. Es necesario y urgente trabajar en un plan de acción, evaluar las preferencias de la demanda, incluir las buenas prácticas sostenibles y aliarse con aquellos actores que les permitan complementarse, además de sumarse a las propuestas de formación, de planes de desarrollo estratégicos e incentivos que puedan ser brindados por las políticas públicas locales, provinciales o nacionales.”

Landetcheverry refuerza que “el turismo, abordado desde la sostenibilidad, brinda muchas ventajas al desarrollo de la economía social, comunitaria y solidaria, en la que se benefician: agricultores familiares, puesteros rurales y campesinos, hasta los destinos como pequeñas reservas naturales que generalmente no forman parte de los recorridos tradicionales.”

 388 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.