Cataluña subvencionará seis nuevos productos “slow tourism”

Cataluña quiere convertirse en un referente en slow tourism, una tipología de turismo responsable y sostenible que pone énfasis en promover e involucrar a las economías locales para dar a conocer experiencias turísticas culturales y naturales, respetando los lugares visitados. Una nueva filosofía de viaje tanto desde el punto de vista de la oferta como de la demanda.

Según explica la directora general de Turismo de Cataluña, Marta Domènech, “el slow tourism permite la oportunidad de explorar destinos poco conocidos en entornos naturales y recorrer parajes de manera inmersiva y a un ritmo lento”.

El slow tourism evoluciona de movimientos como slow food y está estrechamente relacionado con el turismo sostenible, el responsable y el ecoturismo, recuerda el departamento de Empresa.

Es por tanto “una filosofía de viaje tanto desde el punto de vista de la oferta como de la demanda que engloba seis dimensiones: tiempo, lentitud, alteridad, autenticidad, sostenibilidad y emoción”.

“Un producto turístico puede ser considerado slow si cumple ciertos requisitos tales como que se realice en grupos pequeños o individuales, que los paquetes sean guiados o autoguiados o que el agente de viaje que la organice desarrolle relaciones con los agentes turísticos locales”, indica la ACT.

La Agencia Catalana de Turismo (ACT) subvencionará con un máximo de hasta 16.000 euros la creación de media docena de productos turísticos que respondan a la filosofía del slow tourism, según informan fuentes de la Generalitat.

La Agencia Catalana de Turismo ha escogido las zonas del Anoia (en colaboración con la Diputación de Barcelona), Garrigues (en colaboración con la Diputación de Lleida), y Ribera d’Ebre (en colaboración con el Patronato de Turismo de Terras de l’Ebre), para entrar a formar parte de los planes piloto del proyecto.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada en Hosteltur “Cataluña subvencionará seis nuevos productos “slow tourism”.

 524 visitas

Read More

“Turismo tranca”, la campaña que impulsa el turismo sostenible desde una mirada slow

María Luisa Braña

María Luisa Braña es la fundadora de la Heroica Turismo Responsable y Directora del Centro Argentino de Turismo Responsable y Sostenible. Se ha especializado en el diseño y producción de campañas de comunicación que impulsan el turismo desde la sostenibilidad para contribuir con la Agenda 2030. Un ejemplo de ello es la campaña “Turismo Tranca”: una iniciativa que promueve el turismo slow y su vínculo con las buenas prácticas del turismo sostenible de una manera local, accesible y divertida.

Cristina Vilà. Cuéntanos qué es el “Turismo Tranca”.

M. Luisa Braña. “Turismo Tranca” es una campaña que impulsa el turismo sostenible desde una mirada slow para contribuir con los Objetivos Globales de la Agenda 2030. Es una iniciativa que promueve el turismo slow y su vínculo con las buenas prácticas del turismo sostenible. En Argentina “tranca” es una expresión idiomática que refiere a “tranquilo”. Así que desde La Heroica, preferimos usar esta palabra para darle a la campaña una impronta más local, accesible y divertida!

Cristina Vilà. ¿Cómo nació la campaña?

M. Luisa Braña. La campaña nace con el anhelo de brindar herramientas resilientes a todos los actores del sector turístico que se han visto perjudicados por la crisis de la pandemia de Covid-19. Por lo tanto, nuestro deseo principal era conectar a turistas, prestadores y agencias de viajes con la sostenibilidad de una manera “tranca”, es decir, de una manera slow. De esta forma, lograríamos beneficios para todos dentro de la coyuntura tan especial de este escenario de pandemia.

Aprovechando las circunstancias para promover buenas prácticas, La Heroica diseña esta campaña para motivar a los actores del sector a elegir destinos de cercanía, aprovechar los espacios al aires libre, respetar los protocolos de bioseguridad, fortalecer el vínculo entre el turista y el anfitrión y valorar el trabajo de las agencias de viaje, entre otras.

Cristina Vilà. ¿Cómo se relaciona con el turismo sostenible?

M. Luisa Braña. El Turismo Sostenible es el eje que atraviesa toda la campaña. Creemos que tener la capacidad de reflexionar de una manera slow sobre nuestras actividades turísticas, genera beneficios sobre el patrimonio cultural y natural del destino y fortalece su economía. Por lo tanto, genera beneficios sobre los tres pilares de la sostenibilidad. Pensar en experimentar un “verano tranca” es planificar a conciencia los productos que voy a vender (agencia de viajes) o el viaje que voy a realizar (un turista) y esas buenas prácticas son sostenibles.

Cristina Vilà. ¿Qué actividades lleváis a cabo dentro de la campaña?

M. Luisa Braña. La campaña “Turismo Tranca” se desarrolla en varios escenarios virtuales y presenciales: 

  • En Acción. Conversaciones virtuales (Instagram Live) con Influencers y especialistas sobre temas referidos al turismo slow para contribuir con el turismo sostenible y la Agenda 2030.
  • “Vivo en Vivo”. Directos presenciales en algunos destinos turísticos (según lo permitan las medidas sanitarias del país) para ilustrar las buenas prácticas del turismo slow.
  • Miradas. Entrevistas virtuales internacionales. 
  • Contenido en redes. Publicaciones de contenido informativo y motivacional sobre el turismo slow. 
  • Publinotas. Información y entrevistas de los Sponsors que acompañan esta campaña.

Cristina Vilà. ¿Qué os aporta trabajar en red junto con otros actores del turismo sostenible?

La Campaña “Turismo Tranca” trabaja en red junto a las campañas del Centro Argentino de Turismo Responsable y Sostenible (“Comé Tranca”) y al Viajero Responsable Fest (“Viajero Tranca Fest”). Estas campañas se suman para impulsar la gastronomía slow, un aspecto muy fuerte del turismo slow, y a la vez, para celebrar las buenas prácticas de turismo responsable. Estas dos campañas buscan poner en acción a los prestadores (iniciativas que forman parte del Centro) y a los turistas, desarrollando #challenge que fortalecen el vínculo entre el turista y el anfitrión.

De esta manera, desarrollando todos estos escenarios y challenges, los actores del sector que se suman a las campañas podrán tener una mirada amplia (y más teórica) de lo que significa el turismo slow y su vínculo con el turismo sostenible. Además, pueden poner en práctica lo que fueron aprendiendo. Afortunadamente, muchos de los participantes de la campaña han estado realizando estas buenas prácticas desde hace tiempo, y la campaña los ayuda a  visibilizarlas, o ponerlas en valor para motivar a otros.

Cristina Vilà. La campaña empezó a finales de diciembre, ¿cuál es la valoración hasta ahora? ¿Se cumplen los objetivos que os habíais marcado?

M. Luisa Braña. Dada la coyuntura de pandemia, no nos habíamos propuesto objetivos muy ambiciosos porque no teníamos la certeza de poder llevar a término la campaña “Turismo Tranca” si las autoridades argentinas volvían a declarar el confinamiento. Por ejemplo, para realizar el #challenge con los turistas o prestadores, dependíamos de que la actividad turística fuera mínimamente fluida.

Por lo tanto, nos propusimos sobre todo crear un vínculo fuerte con los actores del sector de forma virtual, generando contenido, videos, buenas prácticas, así como conversaciones en Instagram Live.

Hoy, habiendo transitado la mitad del camino, tenemos la satisfacción de ver un avance significativo y ya contamos con logros extraordinarios que nos han sorprendido gratamente. 

A las campañas ya mencionadas, se sumaron dos prestadores, una agencia de viajes y una iniciativa de turismo urbano sostenible, que sumaron sus esfuerzos para realizar el challenge y fortalecer el vínculo con sus turistas.

CasArtero Ecoposada, una iniciativa que forma parte del Centro, realizó un trabajo destacable con sus huéspedes. Desde que comenzó la campaña se propuso reducir el desperdicio de alimentos en el desayuno, para eso se conectó con sus turistas para concientizar al respecto y logró consensuar la cantidad de comida servida en los desayunos. Ya en febrero podemos ver grandes avances en la reducción del desperdicio de alimentos y leche y eso también repercute en la economía de la posada.

Además, logramos traspasar las barreras del lenguaje realizando una entrevista con Reform Travel, una iniciativa sueca especializada en Turismo Sostenible. La entrevista fue realizada en castellano y en sueco y subtitulada en inglés, de esta manera destacamos la importancia de poner en valor el idioma de cada destino fortaleciendo el vínculo y el intercambio de acciones.

Cristina Vilà. Hasta ahora, ¿cuáles son las buenas prácticas que han destacado más? Alguna que creas que sea innovadora y haya surgido debido a la pandemia.

M. Luisa Braña. Creo que lo que más destaco es el valor de la empatía que atraviesa a todas las buenas prácticas. Los turistas son respetuosos con los protocolos que han que indican los prestadores y valoran el esfuerzo que han tenido que realizar para poner en marcha las actividades turísticas. Los prestadores logran ser buenos anfitriones y están atentos a los miedos y ansiedades que pueden tener los turistas con respecto a las medidas sanitarias. Creo que tanto turistas como prestadores han creado un vínculo de respeto y cordialidad que me gustaría que continúe pasada esta coyuntura de emergencia. 

Dentro de las buenas prácticas, las más desarrolladas son: el uso de tapabocas reutilizables para no generar residuos en los destinos; promover destinos de cercanía generando la reactivación económica de destinos menos favorecidos; y disfrutar de los espacios al aire libre para conectar con el patrimonio natural de la región.

Cristina Vilà. Vuestra campaña se centra mucho a Argentina y a sus comunidades locales. ¿Crees que este modelo de campaña se puede aplicar a otros países? ¿Qué consejos le darías?

M. Luisa Braña. Si bien “tranca” es una expresión idiomática muy local, hemos contactado speakers internacionales que han sido muy receptivos con el término, que supieron comprenderlo y hasta adoptarlo. Tenemos el agrado de compartir vivos con Perla Herro – Slow Food Argentina, Denisse Peduzzi – Low Season Traveller – UK-Australia, Palmiro ocampo – CCORI – Perú, Rosina La Terza – La Roma Gastronómica – Italia, Antonio Montecinos – Director CEGAHO – México , Andrés Ziperovich – Docente UADE – Argentina.

Incluir a todos los actores del sector es el espíritu que está presente en toda la campaña; eso incluye otros países, otros idiomas, otras expresiones culturales y otra gastronomía. El modelo de esta campaña es adaptable a cualquier destino en cualquier país. Lo importante es buscar la mejor manera de comunicar, de visibilizar y de potenciar las buenas prácticas para contribuir al desarrollo sostenible del turismo; y evidentemente, motivar a otros. 

Solos no podemos, juntos es más fuerte el mensaje. La Heroica cuenta la grata compañía de empresas, iniciativas y prestadores comprometidos con el turismo sostenible y que hacen posible esta campaña: Grupo Ocho Operadora, Delta Asociación Civil, Dimeo Marketing, Consult-ar y Flor de Viaje – Agencia de viajes

Cristina Vilà. En base a tu opinión, ¿qué es necesario para que el sector del turismo se una a las buenas prácticas en turismo sostenible?

M. Luisa Braña. Considero que el paso más importante es aclarar la confusión que asocia el turismo sostenible con el turismo ecológico o de aventura. El turismo sostenible no es un nicho de ventas sino una forma de desarrollar las actividades turísticas; por lo tanto todos podemos desarrollar buenas prácticas de turismo sostenible en todos los destinos. Ese es un gran paso porque, aclarada esa confusión, muchos más turistas, agencias de viajes, alojamientos y demás actores del sector podrán comenzar a orientar sus acciones hacia la sostenibilidad.

Según mi experiencia, muchas veces los prestadores turísticos urbanos, por ejemplo, se sienten excluidos de la sostenibilidad porque consideran que no se relaciona con los servicios que prestan en las ciudades. Sin embargo, cuidar la limpieza de las ciudades, separar residuos o elegir caminatas para reducir la huella de carbono, son buenas prácticas que cuidan el medioambiente en cualquier ciudad y que nos involucran a todos. El turismo urbano sostenible es una realidad que viene avanzando fuertemente.

El segundo paso, es tener en cuenta que la sostenibilidad involucra, además del cuidado del medioambiente, el fortalecimiento de las economías regionales y la conservación del patrimonio cultural. La sostenibilidad involucra tres pilares: cuidado del medioambiente, protección del patrimonio cultural y fortalecimiento de la economía regional. De esta manera, más actores estarían participando de la sostenibilidad.

El tercer paso es ponerse en acción, es decir, generar alternativas sostenibles que puedan ofrecer los prestadores y que puedan elegir los turistas. Es necesario pensar un turismo más “a la carta”, con opciones nuevas, que salgan de los productos estandarizados. Para lograr esto hay que desarrollar el turismo de una forma más tranca, reflexionando sobre los servicios que ofrezco o bien, sobre el viaje que voy a realizar. Se trata más de “diseñar” productos y viajes, no simplemente vender lo que vende todo el mundo o viajar a donde todo el mundo viaja. Y esto no quiere decir gastar más plata, todo lo contrario, considero que en circunstancias como las que atraviesa el turismo, generar productos sostenibles fideliza y atrae clientes.

Cristina Vilà. ¿Cuál sería tu conclusión final?

M. Luisa Braña. Creo que es conveniente aprovechar esta coyuntura para avanzar de forma creativa. También es cierto, que algunos hábitos y costumbres tardan en incorporarse, por eso es necesario tener paciencia y constancia. Podemos ponernos objetivos ambiciosos, pero lo más importante, a mi modo de ver, es ponerse en acción y celebrar las buenas prácticas que vamos incorporando. Sobre todo porque si nos ponemos en acción y visibilizamos nuestras buenas prácticas podemos motivar a otros. Para La Heroica la idea más poderosa es justamente esa: visibilizar las acciones sostenibles para multiplicarlas.


Muchas gracias María Luisa por explicarnos cómo has desarrollado esta campaña de comunicación. Esperemos que sea de inspiración para nuestros seguidores. La campaña se puede seguir a través del perfil de Instagram de La Heroica Turisme Responsable o del Centro Argentino de Turismo Responsable y Sostenible.

 524 visitas

Read More

El turismo slow en Galicia es altamente contagioso entre los empresarios turísticos

Galicia: tierra asociada a la cultura celta, el descanso, la lentitud y el tiempo que parece detenerse. Se trata sin duda de la ecuación perfecta identificada por Turismo Slow Norte de Galicia, para contagiar a los empresarios de la región con el movimiento slow travel. En esta entrevista Verónica Álvarez habla con María Traveso sobre cómo el concepto slow gana fuerza, tanto en la oferta como en la demanda.


Verónica: ¿Cómo surge Turismo Slow Norte de Galicia?

María: Turismo Slow Norte de Galicia nace a partir de un proceso de formación participativa dirigida al sector empresarial, en el que se implicaron mayoritariamente mujeres responsables de alojamientos y que formaban parte (en ese momento) de la directiva de la Asociación de Empresarios Turísticos de la comarca de Ortegal. Durante estas mesas de trabajo surgieron varios temas que en un principio se identificaron para configurar una oferta turística en el destino (turismo industrial, turismo surf, rutas de senderismo, turismo marinero, etc).

Sin embargo, este grupo de empresarias sirvieron de locomotora para impulsar el Turismo Slow y contagiar a otros empresarios turísticos para empezar a configurar una oferta coherente con la percepción general asociaban al Norte de Galicia (“cultura celta”, “descanso”, “lentitud” y “tiempo que parece que se detiene”).

A partir de este momento, desde el ente de gestión, se empezó a trabajar sobre el Turismo Slow, empezando por la configuración de una oferta de recursos y servicios turísticos coherentes con la filosofía del Movimiento Slow. 

Verónica: Mencionas que la idea surge a través de un grupo de mujeres, ¿disponéis de producto exclusivo para este género?

María: No, aunque la iniciativa surge de un grupo de mujeres gerentes de alojamientos turísticos, el proyecto se diseñó sin especialización, al menos por la parte del diseño y configuración del producto. Sí que han surgido, sin embargo, actividades orientadas para mujeres, aunque han sido de tipo puntual.

Un ejemplo de esto fue nuestro encuentro Esencia Mujer que llevamos a cabo el pasado año durante el mes de septiembre. Se trató de un fin de semana dedicado a retomar el contacto con el entorno y con uno mismo con actividades dedicadas al desarrollo personal y en contacto con la naturaleza. Este taller además fue puesto en marcha por una de las empresarias que formaban parte de la mesa de trabajo donde surge el Turismo Slow.

Verónica: ¿Cómo se diferencia el norte de Galicia de otros destinos que están desarrollando su modalidad de Slow Travel?

María: El Norte de Galicia como destino turístico cuenta con ventajas comparativas (basadas en los recursos), y con el potencial necesario para apostar por la diferenciación, basándose en el valor añadido del destino, la explotación sostenible del entorno y la mejora de los procesos de información para el turista.

Uno de los puntos clave para lograr esta diferenciación es la atención al cliente, que es comentada y valorada por todos los turistas. No sólo se destaca el destino por su posicionamiento basado en la naturaleza y diversidad del entorno, sino que se realza sobre todo la hospitalidad del territorio, como una característica intrínseca de los gallegos.

Precisamente sobre esta hospitalidad, junto a la calidad de su gastronomía y su patrimonio material e inmaterial, se crea la base del producto configurado en este destino y destinado al perfil de turista slow.

Se trata, además, de un destino muy acogedor, con un enorme patrimonio sociocultural y un gran potencial gracias a la riqueza de sus recursos y a la hospitalidad de sus gentes, propiciada y perfeccionada a lo largo de los siglos por las primeras visitas al destino: las de las personas que peregrinaban a Santiago de Compostela.

Verónica: Para llegar a desarrollar este concepto, ¿analizásteis las tendencias del perfil del turista slow?

María: Si, además a la hora de analizar el perfil del “turista slow”, fue especialmente interesante el hecho de que este tipo de turista prioriza el transporte público. Es en este momento cuando surge la posibilidad de incorporar en la oferta un elemento fundamental para vertebrar el destino y los desplazamientos internos: los trenes de la red ferroviaria de Feve del Norte de España que, por ser de vía estrecha, se caracterizan por su lentitud y las vistas espectaculares por la costa.  

Contar con Renfe-Feve en el destino se convirtió en una prioridad puesto que permite incorporar un elemento atractivo para este tipo de oferta, ya que se ofrece un desplazamiento público con viaje regular y, por lo tanto, más sostenible.

Verónica ¿Qué puede encontrar un visitante que decida descubrir Galicia con vosotros?

María: Ofrecemos al visitante una experiencia a través de una vivencia sensorial, con valores emocionales, cognitivos y de relación con la gente del lugar. Una experiencia en la que se muestra la autenticidad del destino para garantizar la preservación de los recursos locales (tanto el patrimonio cultural como natural) y la toma de conciencia y respeto mutuo entre los turistas y las personas que viven en el territorio.

Se trata simplemente de una vivencia que preserva los estándares de calidad en turismo, pero maximizando los beneficios sociales y económicos para la comunidad local, el patrimonio y el medio ambiente, y la minimización de los impactos negativos.

Verónica: ¿El cliente busca esa diferenciación que estáis trabajando a través de la sostenibilidad?

María: Por lo general observamos que sí se busca la diferenciación con lo sostenible. Pero sobre todo se busca el trato cercano y la hospitalidad de las personas anfitrionas, interesándose por las recomendaciones que les puedan ofrecer en cuanto a actividades y zonas a visitar, recursos, etc.

Verónica: ¿Cuáles son vuestras perspectivas de futuro?

María: Como proyecto para el destino, el objetivo es posicionar el Norte de Galicia como un destino sostenible y de calidad, logrando un flujo de turistas estable a lo largo del año y  adecuado a su capacidad, sin masificaciones, para asegurar unas actividades económicas viables pero dando un uso óptimo a los recursos ambientales y manteniendo los procesos ecológicos esenciales.

Queremos atraer a turistas con conciencia, que vengan a pasar una estancia de varios días y a disfrutar, de forma respetuosa, de las emociones que les despierten los diferentes recursos y experiencias que encontrarán, pero que no nos hagan perder la identidad sociocultural propia, sino que se integren en el estilo de vida del Norte del Norte.

¡Gracias María! Puedes visitar la página web de Turismo Slow Norte de Galicia en este enlace.

 524 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.