Se crea un grupo de trabajo en Barcelona con empresas de turismo responsable

Te lo venimos contando desde finales del 2017: en Barcelona se está cociendo un movimiento interesante entre las empresas que trabajan para un turismo responsable. Desde el primer encuentro en la Librería Altaïr en el que se empezaron a sentar las bases, al segundo que contó con la presencia de Albert Arias para hablar del Plan Estratégico de Turismo Sostenible que impulsa el ayuntamiento de Barcelona, hasta el tercero que también junto al ayuntamiento se habló de la certificación Biosphere; todos estos encuentros han hecho que en el cuarto se hable de acciones concretas para empresas que impulsan un turismo responsable se organicen para crear una asociación. Sus motivaciones son toda una declaración de intenciones:

– Tener visibilidad.

– Ganar fuerza para negociar directamente con las administraciones.

– Hacer ruido, comunicar y promocionarse.

– Participar en eventos.

– Formación continua y difusión de información.

– Hacer un seguimiento del programa oficial de Turisme de Barcelona (Biosphere Turisme).

– Mantener buenas relaciones con la comunidad local.

– Colaborar con otras entidades.

– Sensibilizar a los turistas.

En Barcelona, como en otras ciudades europeas, el turismo masivo causa una serie de impactos negativos sobre el tejido comercial local y sobre la ciudadanía. Sin ir más lejos, hace unos días aparecía la noticia que “el mayor anfitrión de Airbnb en Barcelona tiene una cartera de 204 pisos” y esto no hace más que alimentar el problema de la gentrificación. De hecho, durante el cuarto encuentro afloraron algunos de estos problemas y salió una pregunta clave: “si existe un Plan Estratégico de Turismo Sostenible que se promueve desde el Ayuntamiento, porque no todas las empresas que trabajan para un turismo responsable en la ciudad están representadas en las ferias y en la oficina de turismo?”

Justo eso es lo que se quiere cambiar. Así que para empezar a realizar las primeras acciones se ha creado un grupo de trabajo que se irá reuniendo periódicamente mientras se termina de valorar la necesidad de formalizar su unión en una asociación. Como se comentó durante la reunión, la sostenibilidad implica toda la cadena turística, así que la idea es que se vayan uniendo todas aquellas pequeñas empresas relacionadas con el turismo que apuesten por una gestión responsable. Wecoplan y Travindy seguiremos dándoles apoyo en todos sus encuentros para que consigan sus objetivos.

Queremos dar las gracias a las empresas presentes por su implicación: Yök Casa + Cultura, Nadiu Viatges, Barcelona Slow Travel, Desconnect, Iratxe Aragon, Jam Hostel, Barcelona Plan it, Creative Rural.

 317 visitas

Read More

Conclusiones del II Networking de turismo responsable en Barcelona

Siguiendo el camino iniciado el pasado mes de septiembre, desde Travindy, Wecoplan y Good Goal organizamos el II Networking de Turismo Responsable de Barcelona; un encuentro en el que participaron organizaciones de distintos ámbitos del sistema turístico barcelonés: alojamiento, agencias de viajes (emisoras y receptoras), gastronomía (slow food), ámbito académico y entidades de gestión turística privada y pública, donde destacó la aportación de Albert Arias, Director del Plan Estratégico de Turismo de Barcelona.
Algunos de los temas abordados y las conclusiones obtenidas durante el encuentro fueron:
Gobernanza
Albert Arias apuntó la necesidad de gestionar el destino urbano de forma colectiva, idea que se desarrolla en el Plan Estratégico y que se recoge en muchas de las acciones propuestas. En lo relativo a los órganos de gestión turística de Barcelona, se destacó  la consolidación de la dirección de turismo del ayuntamiento, la coordinación con Barcelona Turisme para aunar objetivos de promoción y la colaboración con los distritos para adecuar la gestión a la realidad de cada barrio.
Impactos del turismo
Albert destacó que no se puede hablar solo de los beneficios del sector sin tener en cuenta los efectos negativos: “El turismo impregna el día a día de la ciudad” y  traspasa el ámbito económico. Es necesario dejar de fijarse en las grandes cifras de llegadas para trabajar en la mejora de la calidad y sostenibilidad social y ambiental del sistema turístico.
Ante la saturación de determinadas áreas de la ciudad se coincidió en la necesidad redistribuir los flujos turísticos desde la capital al resto de la provincia, idea en la que se basa el programa “Barcelona és molt més” (Barcelona es mucho más).
Se puso de manifiesto que los medios de comunicación tienden a exagerar los conflictos relacionados con el turismo, como ocurrió este verano con el caso de la turismofobia. No por ello hay que obviar dichos problemas, que deben ser abordados y gestionados yendo más allá de los “grandes titulares”. En este sentido, Albert introdujo el plan de choque contra el  alojamiento ilegal.
Certificación
Al abordar el  sistema Biosphere-Barcelona se planteó la dificultad de  acceder a este tipo de certificaciones por parte de muchas pequeñas empresas debido a su elevado coste. Aunque lleven la sostenibilidad en su ADN y ésta sea la base de su negocio, no pueden certificarse. Se incidió en el hecho de que muchas certificaciones se basan solo en la eficiencia energética, que muchas veces se consigue invirtiendo dinero en tecnología. Ello llevó a dos cuestiones: cómo acceden a esta tecnología las pequeñas empresas con menos recursos y cómo dar valor a los aspectos sociales de la sostenibilidad turística: condiciones laborales, proveedores sostenibles, conciliación, etc.
Empleo
Se reconoció que existe una grave falta de reconocimiento del personal dedicado al  turismo, que en muchas ocasiones trabajan en malas condiciones laborales. Es necesario buscar fórmulas para dignificar las distintas profesiones y dotarlas del reconocimiento que merecen.
Demanda turística
En general existe la percepción de que son los clientes extranjeros los que más valoran los esfuerzos de las empresas por ofrecer servicios sostenibles y de calidad.
Capacitación
Los responsables de Barcelona Activa, entidad que cedió la sala para el evento, presentaron Futurisme, un programa en el que se asesora y acompaña a emprendedores del sector turístico para que desarrollen su idea de negocio.
Promoción
Se aprovechó el encuentro para hacer un llamamiento a estudiar fórmulas para ayudar a promocionar pequeñas empresas de turismo responsable, ya que tienen más dificultad para llegar a los clientes  potenciales respecto a otras grandes empresas con mayor influencia en los organismos de promoción públicos. También se planteó la necesidad de repensar los eventos de promoción turística como B-Travel para dar más presencia a las iniciativas turísticas ejemplares y de los problemas de comunicación de eventos de promoción del turismo responsable como es Vilamon-Barcelona.
En definitiva, los participantes mostraron entusiasmo ante la existencia de un espacio donde conocerse y explorar sinergias, por lo que continuaremos ayudando a consolidar estos encuentros encaminados a crear un turismo más responsable en Barcelona.
Este artículo ha sido co-escrito por Laura Basagaña, Tomás Ibáñez y Cristina Vilà para Travindy.

Desde Travindy hemos realizado eventos de networking de este tipo en Barcelona y en Madrid. Si quieres llevar a cabo algo parecido en tu ciudad o región, ponte en contacto con nosotros y te ayudamos a llevarlo a cabo.

 317 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.