El turismo solidario y el papel de las agencias de viaje

El pasado 19 de noviembre, en el marco de nuestro Travindy Fest, en su edición de otoño, estuvimos conversando con Bettina González, fundadora y directora de Boomerang Viajes y una referencia del turismo solidario en Latinoamérica. Durante la emisión, estuvimos hablando sobre el turismo sostenible y sus variantes, y sobre la relevancia de las agencias de viajes en la transición hacia un modelo de turismo más consciente y responsable.

Beatriz López: Muchas veces escuchamos hablar de turismo sostenible, turismo solidario, comunitario, regenerativo, responsable… y vemos cómo, en ocasiones, se suelen utilizar estos términos de forma indiscriminada, solapándose unos con otros, con muy poco noción de lo que es cada uno. En este sentido, me gustaría que empezáramos por definir el turismo sostenible, y que nos dieras alguna pincelada de lo que engloba el resto de ramas, haciendo especial hincapié en el turismo solidario que es justamente el área en el que te especializas.

Bettina González: Primero, el turismo sostenible que agarró la terminología, va más allá de eso y ha cogido muchísima fuerza durante la pandemia y se trata de ubicarnos en las dimensiones de la sostenibilidad.

Es el hacer actuar las dimensiones sociocultural, que nosotros decimos sociocultural (no solamente social), la económica y la ambiental, con una gran conciencia de que tenemos que hacerlo actuar en la inmensa cadena de suministros que genera el turismo: el hotel, el transporte, la comunidad local, el mercadito, dónde tomo la excursión, con quién la contrato, etc. Es ordenar toda esa cadena; ese es el gran desafío que tenemos. Y la sostenibilidad nos impulsa a observar cuáles son nuestros actos, cómo lo hacemos y de qué manera los llevamos a cabo.

En estos nuevos nombres que adquirió el turismo, y yo me remonto a 1980 cuando empezamos: turismo comunitario, turismo justo, turismo responsable, turismo solidario, regenerativo, de experiencias, compasivo, etc. A nuestro modo de ver, no son más que las respuestas que se le da en el actuar la sostenibilidad. Si bien el turismo regenerativo se enfoca mucho en todos los seres vivos, el ecosistema… y lo que hace son estas alternativas del innovar.

Entonces, nosotros vamos al regenerativo que te busca desde el renacer de ese núcleo. Justamente la palabra innovar viene de la biología, del echar raíces. Entonces, yo no lo diferenciaría. En nuestro caso, desde la experiencia…y pido disculpas a este gran movimiento del turismo regenerativo que está creciendo mucho, creemos que es una manera de actuar la sostenibilidad. Es una forma que tiene de dar respuesta a este equilibrio que tenemos que tener. Porque ellos hablan de este actuar local, de este compromiso con lo local, de esta conciencia que involucra a todos los seres vivos.

Entonces, lo vemos desde ahí. Y todos son buenos. Desde las nuevas economías tenemos un montón de modelos y todos persiguen lo mismo, en menor o mayor medida. Algunos con mayor fuerza en algo, y no van a llegar a una verdadera transformación si no vamos todos de la mano. Si no vamos aportando todos este gran cambio de conciencia de este consumo consiente que requiere el turismo. Ese es el gran desafío que tenemos.

Yo lo que valoro del turismo regenerativo es esta principal atención a todos los seres vivos, y a buscar, y a agotar todas las alternativas de innovación. En eso lo celebro y nos inspira a todos quienes estamos en esto. Así que bienvenidos sean todos estos nuevos nombres que ha adquirido el turismo.

Beatriz López: ¿Puedes compartir con nosotros algunos ejemplos de las experiencias que se llevan a cabo desde Boomerang que estén alineadas con el turismo solidario?

En nuestro caso, todo lo que hemos realizado, se basa en la experiencia del terreno, a través de Boomerang Viajes, que es desde donde hemos hecho la principal experiencia. Boomerang es una empresa de turismo en Argentina en la que vendemos todos los destinos del mundo y nos especializamos, sobre todo, en ejercer como incoming en Argentina.

En el año 2001, que es cuando nace la empresa, nuestro objetivo era identificar a través de esos lazos fraternos que nosotros tenemos en este actuar y en cómo nos comportamos con nuestros lazos afectivos, desde lo fraterno, desde ese sentir al otro un hermano. Desde ahí, es donde nosotros expresamos nuestros gestos solidarios.

Nosotros lo llamamos en su momento turismo solidario, sin entrar en demasiadas discusiones terminológicas, sin pararnos en si a nivel de marketing estaba bien o estaba mal. Lo que vimos fue que a través de la experiencia que vivían nuestros viajeros en los viajes que organizábamos, cómo ellos veían reflejado ese intercambio con la cultura local, con el local, que lo dejaban expresar eso que traían innato de ese ejercicio que nosotros hacemos de relacionarnos a través de nuestros lazos afectivos, lo hacían con un desconocido. Y lo sentían con la misma intensidad a través de una experiencia en un viaje, de compartir una comida, de compartir una experiencia, un espacio… y empezamos a escribir sobre eso.

Nosotros tenemos mucho escrito porque lo cruzamos con otras ciencias, como la antropología o la sociología. Fuimos analizando cómo se daba ese comportamiento del encuentro, el valor del encuentro, del vínculo con el otro, y que eso era un valor agregado al viaje en el intercambio que a mí me hacía, como viajero, amar el lugar, la cultura del otro. Me hacía generar el querer volver a compartir esa experiencia y transmitirla con esa intensidad y hasta con esa autenticidad que yo había vivido.

Por eso nosotros, desde lo que es el turismo solidario que nació en Boomerang viajes, se transformó en un modo de hacer turismo. De alguna manera, nuestro modo de alcanzar juntos las sostenibilidad y alcanzar juntos esta dimensión de triple impacto, que es lo que trabajamos fuerte.

Lo que buscamos es generar experiencias auténticas desde un actuar compasivo, reconociendo al otro en la situación que vive. Yo no pretendo modificarlo. Me voy a ver una cultura de un pueblo originario y para mis parámetros y mis estándares de calidad ¿siento que el baño debería ser otro, que la habitación debería ser otra, o la cama, o el hábitat o el espacio? ¡No! Yo lo tengo que aceptar tal cual es, eso es el actuar la compasión.  Está muy focalizado en la vivencia del encuentro con el otro, en el vínculo basado en lazos de amor.

Mira la entrevista completa y todas las demás del Travindy Fest en nuestro perfil de Instagram.

 1,170 visitas

Read More

“No todo lo cultural es susceptible de volverse turístico”

En la edición otoño del Travindy Fest conversamos con Camilo Alvarado, Director de Travolution Colombia y Coordinador de VSocial Foundation Suramérica. Nos dio su visión sobre algunos aspectos importantes que los emprendimientos de Turismo Comunitario deberían tener en cuenta para incorporarse al mercado. También caracterizó el perfil del viajero que elige un tipo de proyecto turístico de este tipo. Y por último, nos contó cómo se está desarrollando la reactivación post-pandemia en Colombia.

Rubén Salinas: ¿Cuáles pueden ser las claves para que iniciativas de turismo comunitario ingresen al mercado turístico?

Camilo Alvarado: Digamos que no hay como un recetario para acceder a un mercado. Depende de muchas características, tanto territoriales y geográficas, y de calidades de productos, entonces no podríamos generalizar. 

Sin embargo, en términos de claves, yo creo que una de las características más importantes, justamente en turismo comunitario, es no trabajar solos. Los proyectos que quieren trabajar solos, que tienen por ejemplo un buen proyecto turístico y no quieren que los vecinos generen otro tipo de prácticas turísticas, están condenados al fracaso. El turismo comunitario para que llegue a un mercado atractivo, necesitamos bastante contenido y no basta con solo un proyecto. 

La mayoría de los proyectos de TC se ubican en lugares muy rurales, de difícil acceso muchas veces, y el turista busca un mercado mixto. Es decir, quiere conocer algunas cosas tradicionales e incluir dentro de su tour unos emprendimientos de turismo comunitario. Entonces siempre es necesario trabajar con los vecinos. El que quiera trabajar solo yo diría que está condenado al fracaso. 

En segundo lugar, creo que es muy importante definir que tipo de mercado y que tipo de perfil de turista se quiere llevar al territorio. Porque con VSocial no solamente nos interesa el producto turístico, que sea atractivo, sino que además buscamos que tengan una perspectiva muy amplia del territorio. Es decir, que sea muy claro que el turismo comunitario está solucionando algún tipo de problemática concreta en el territorio; que les quepa un poco su territorio en la cabeza.

El perfil de turista, que por lo menos trabaja con VSocial y con el grupo Ventura travel, busca un ejercicio también transformador. Además, quiere saber qué beneficios genera ese tipo de prácticas turísticas. Entonces es muy importante que los proyectos tengan una perspectiva bastante amplia de lo que significa generar procesos de turismo comunitario en el territorio.

Y por último, cualquier proyecto que busque atraer un turista consciente y responsable, que busque generar espacios genuinos de intercambio, necesita darle protagonismo a su gente. Que se le de ese foco concreto a las personas, a las que hacen el quehacer de alguna forma. El que genera la práctica cultural es el que debe estar en el centro de atención. Si eso se logra, y se logra de una manera real sin necesidad de llevarlo al show, pues digamos que esos son los proyectos que desde mi perspectiva pueden llegar mucho más fácil al mercado. 

Rubén Salinas: ¿Cómo se da ese proceso de comunicación a la hora de definir el tipo de turista que se quiere atraer?

Camilo Alvarado: Para un proyecto de turismo comunitario es importante definir qué no quieres negociar; cuáles son los inamovibles. Porque estamos hablando de comunidades campesinas, indígenas, entonces deben de tener claro que no todo lo cultural, ni todo lo tradicional, es susceptible de volverse turístico. Es importante que la comunidad defina que quiere compartir y que no. Entonces cuando definen que no quieren que ocurra en su territorio ya hay varios perfiles que desaparecen. Y empiezan a diferenciar cuales son los perfiles de turistas que quieren atraer. El turismo comunitario es una forma de gestión del territorio y quien decide quien entra al territorio pues es la gente del territorio. 

Rubén Salinas: ¿Cómo ha afectado la pandemia en Colombia y cómo están trabajando para la reactivación?

Camilo Alvarado: En algunos lugares ha sido una sorpresa y no muy positiva. Porque ha salido muchísima gente, masivamente, a proyectos de turismo que quedan en territorios donde hay proyectos comunitarios y han generado cosas poco positivas. Han generado basura, graves problemas de seguridad, entonces muchos proyectos están pidiendo acompañamiento de entidades gubernamentales para que puedan aportar en el control territorial. Y en otros casos, donde aún no están llegando muchos turistas, los proyectos comunitarios están rediseñando sus productos turísticos.

Yo creo que la reactivación requiere de eso, repensarse el producto turístico. Darse una pausa para pensar si el producto turístico que yo estoy ofertando, primero, hace referencia a lo que yo quiero que interprete el turista, y segundo, si hace referencia a lo que yo quiero compartir culturalmente. Y si eso no es así pues es el momento de replantearse el producto y muchos proyectos lo están haciendo.

Segundo, se están preguntando mucho en cómo hacer el proceso de la manera más responsable, pues hay una cuestión de doble vía. Hay que cuidar al turista y hay que cuidar a las comunidades. Porque la mayoría de los proyectos están en sitios rurales donde tienen poca accesibilidad a los servicios médicos. 

Entonces, hemos estado acompañando ese proceso no solo con los protocolos de bioseguridad, sino también en cómo adecuar y rediseñar esos productos turísticos para que el mercado local también los pueda consumir. Porque el mercado internacional va a tardar más y los proyectos no pueden esperar más. Entonces hemos apoyado en articularnos para atraer a este tipo de turistas locales. Eso requiere también replantearse el tema económico. Hay que replantearse cómo contamos algunas cosas, de colombiano a otro colombiano, digamos que la narrativa cambia, el producto cambia, en eso hemos apoyado. Y bueno esperamos que toda la reactivación se dé de la manera más responsable y sobre todo generando beneficios. 

Aquí aprovecho para invitar a viajar a estos proyectos de turismo comunitario. Uno a veces no los conoce y les da un poco de temor, pero es darse la oportunidad de compartir culturalmente con una comunidad. Y los proyectos de turismo comunitario que se están desarrollando en Sudamérica están teniendo una calidad bastante buena. Eso es envidiable para cualquier tipo de proyecto de turismo convencional.

Mira la entrevista completa y todas las demás del Travindy Fest en nuestro perfil de Instagram.

 1,170 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.