¿Excluyen los hoteles del todo incluido a los negocios locales?

Un artículo de 2015 de Gordon y Harris, recientemente subido a la base de datos de IDEAS, analiza cómo han sido los intentos por parte del gobierno de Jamaica para vincular las empresas turísticas a los proveedores locales.

En el modelo turístico del todo incluido“, los clientes pagan por adelantado por unas vacaciones que incluyen el traslado de ida y vuelta aeropuerto / hotel y el alojamiento con comida ilimitada, bebidas y entretenimiento. Es atractivo para los clientes en cuanto a que saben de antemano el coste total de las vacaciones, en lugar de tener que presupuestar para comida y bebida, teniendo que pagar solo a mayores los souvenirs y las excursiones que quieran hacer fuera del hotel.

Pero para los destinos en los que las vacaciones todo incluido son una gran parte de la actividad turística, significa que hay menos oportunidad para que los restaurantes, bares y otros negocios de ocio locales se puedan beneficiar del consumo de los turistas. No puede haber una mayor pérdida de recursos económicos para el destino, hay un menor efecto multiplicador del gasto turístico al no poder filtrarse entre los sectores de la economía local, y el modelo protege a los turistas de experimentar la cultura del destino, ya que rara vez interactúan con la comunidad. Para contrarrestar esto, existen iniciativas mediante las cuales los resorts ofrecen excursiones operadas por empresas locales, e intentos de promover el uso de proveedores locales para la comida y la bebida.

El modelo de todo incluido en Jamaica fue iniciado por SuperClubs empezando con el Hotel Couples en Ocho Ríos en 1978. Dos empresas jamaicanas, SuperClubs y Sandals, operan muchos de los hoteles todo incluido, aunque otras empresas internacionales, entre ellas españolas, también tienen una gran presencia en Jamaica. El turismo es una parte dominante de la economía de Jamaica, con una contribución total directa e indirecta al PIB y al empleo estimada en 27% y 25%, respectivamente. Pero el predominio del modelo del todo incluido aísla a los visitantes de otros mercados locales, cuando Jamaica se encuentra entre los países del hemisferio occidental con más bajo nivel de vida. En 2010, el gobierno de Jamaica en colaboración con la industria del turismo desarrolló un “Plan Maestro” estratégico para mover la industria hacia la sostenibilidad y el crecimiento. El Plan Maestro define cinco objetivos fundamentales: el crecimiento basado en una posición de mercado sostenible, la mejora de la experiencia del visitante, el desarrollo basado en la comunidad, la sostenibilidad del medio ambiente, y la promoción de una industria inclusiva. El artículo de Gordon y Harris evalúa el éxito del plan en el cumplimiento de esos objetivos.

Una de las iniciativas se enfocó en mejorar las oportunidades para la población local de abrir negocios para los visitantes. Sin embargo, el artículo pone de manifiesto que el nivel de actividad experimentado por vendedores de artesanía local no refleja el crecimiento observado de las llegadas de turistas a Jamaica en los últimos años. Estos emprendedores reportan una reducción en el tráfico de turistas, así como una reducción en la cantidad de dinero que gastado por los turistas. Esto puede reflejar el dominio del todo incluido, donde a los vendedores locales se les mantiene lejos de los hoteles y playas privadas. A la vez que cada vez menos turistas salen de sus resorts, los que lo hacen se pueden encontrar con una manera de actuar de los vendedores más directa y agresiva, desesperados por vender. Esto desalienta a turistas a salir de sus complejos con el fin de evitar ser molestados.

Un gran número de turistas, en teoría, deberían dar un gran mercado potencial para los agricultores locales para el suministro de sus productos a los hoteles y restaurantes. Sin embargo, el sector agrícola sufre de un sistema de gestión de la cadena de suministro inexistente e insuficiente suministro necesario para satisfacer la demanda tanto de la industria hotelera como de otros mercados locales. Como resultado, el estudio encontró que ha habido escasos progresos realizados en el aumento de la cantidad de las mercancías vendidas por los agricultores de la zona para la industria hotelera, y especialmente a los grandes hoteles de todo incluido.

De las tres iniciativas perfiladas para mejorar los vínculos del turismo, la participación de las villas, casas de huéspedes y apartamentos, ha sido más consistente. La cuota de negocio del turismo en esta categoría no ha disminuido ni aumentado, pero se ha mantenido estable durante la última década. En general, se deduce que todavía hay considerables oportunidades de mejorar el turismo.

Mientras que en la mayoría de las áreas los avances han sido decepcionantes, los autores sugieren que todavía hay considerables oportunidades de mejorar los enlaces de turismo con la economía en general, siguiendo el plan estratégico del gobierno. Las organizaciones que participan activamente en la mejora de los distintos vínculos deben ser conscientes del valor de la infraestructura bien mantenida en los mercados locales de artesanía, así como la importancia de la innovación en los artículos vendidos. La inversión en tecnologías que reduzcan los costes agrícolas también es vital para el mantenimiento de productos de alta calidad que tengan un precio competitivo a nivel mundial.

Lee la reseña original (en inglés) de David Simpson: Do “all-inclusive” resorts exclude local businesses?

Descárgate el artículo (en inglés) de Gordon y Harris: The not so “all inclusive” tourism in Jamaica: Economic linkages to local supply

 358 visitas

Read More

Cómo compañías vacacionales de todo incluido evitan pagar impuestos

Si un turista está en un todo-incluido o de vacaciones en un crucero, indica Linda Ambroise en su libro Sun & Sea Tourism, hay probabilidades de un régimen fiscal de la empresa, en el mejor de los casos, opaco…

Los pasajeros de cruceros y los clientes de hoteles todo incluido están incrementando exponencialmente a medida que estas propiedades flotantes y fijas proliferan en tamaño y número. Esto es especialmente cierto para economías en desarrollo que consideran el turismo de sol, playa y mar como forma de crecimiento. Estrechamente integrado, las multinacionales de miles de millones de dólares se mezclan con instituciones locales débiles pobladas por las autoridades locales, algunos de ellos corruptos, que compiten por una mayor inversión para crear un cóctel tóxico con la disminución de los beneficios sociales como la resaca. Con vistas a la costa y a las torres de hoteles y cruceros, las instituciones educativas enseñan la normativa de una buena gestión a estudiantes que, tras la gradución, luchan por un reducido número de trabajos mal pagados. Mientras tanto, funcionarios de gobiernos locales  pregonan cifras del PIB vacias de contenido y las compañías hoteleras hacen afirmaciones exageradas de empleo para reunir fondos federales para expandir su infraestructura.

“De los 5,3 billones de € que TUI ha acumulado desde 2012, solo espera deducir 217 millones de €, menos del 5%. Thomas Cook deducirá 5% de sus pérdidas; Barceló 12%; Meliá 14%; y NH 32%. Estas pérdidas fiscales son tan altas que incluso si estas redes de empresas comenzaran a pagar su parte correspondiente hoy, no pagarían impuestos hasta al menos el año 2020

Muchos han hecho afirmaciones similares que han sido ignoradas hasta la fecha debido a la ausencia de estudios que integren los ingresos fiscales, la finaciación privada y pública, y las consecuencias sociales. Esta combinación ilustra, no solo las estructuras actuales, sino también cómo se engendran. En lugar de confiar en la satisfacción del turista, una gran inversión depende de los beneficios imprevistos y de pérdidas compensables, gracias a las lagunas fiscales y funcionarios locales dispuestos a hacer omiso o a ayudar en el incumplimiento de la regulación. Mientras las empresas extranjeras denuncian la corrupción y el amiguismo en el destino, los locales denuncian la explotación de las empresas extranjeras. La simple verdad es que florecen en simbiosis. Como tal, este libro aborda necesariamente ambas partes.

Sin embargo, en lugar de ser simplemente crítico o numérico, este libro ofrece recomendaciones para las empresas multinancionales que cada vez más ejecutan el riesgo de detección de la planificación fiscal agresiva y del greewashing. Para los países de acogida, proporciona recomendaciones para mejorar la responsabilidad del sector público para restaurar los efectos beneficiosos del turismo. Este es un libro para los gestores turísticos y expertos del sector, así como para los responsables políticos del Caribe y de cualquier otro destino de sol, playa y mar que atraiga todo-incluidos, tanto fijos como flotantes.

Escucha una entrevista a la autora del libro (en inglés) aquí.

http://www.tourismfantasyandfinance.org/

Ambrosie, L. M. (2015). Sun & Sea Tourism: Fantasy and Finance of the All-Inclusive Industry. Cambridge, UK: Cambridge Scholars Publishing

 358 visitas

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.