El valor de los derechos humanos en el Camino de Santiago

El turismo como un instrumento para el entendimiento y el desarrollo sostenible, está en el centro del proyecto internacional universitario “El valor de los derechos humanos en el Camino de Santiago: potenciando el poder del turismo para promover el diálogo intercultural y la consecución de los ODS”. Durante cinco días, estudiantes de distintas disciplinas, procedentes de una veintena de universidades de 13 países, recorrieron 100 km de distintas rutas del Camino de Santiago, poniendo en práctica principios de turismo sostenible analizados previamente.

“El valor de los derechos humanos en el Camino de Santiago”, reúne a estudiantes de universidades de España, Polonia, Sudán, México o los EEUU, entre muchas otras. Esta diversidad cultural que se reúne a lo largo de una ruta cultural con un objetivo compartido, pone de relieve el potencial del turismo para el entendimiento cultural y el desarrollo sostenible.

Entre enero y marzo, los participantes estudiaron los principios y requisitos clave del desarrollo del turismo sostenible, así como los principios éticos y de responsabilidad en el Camino de Santiago.

Del 17 al 22 de marzo, el proyecto dió paso a la fase práctica: divididos en cuatro grupos, recorrieron a pie durante cinco días una distancia de 100 km de cuatro senderos distintos del Camino de Santiago, para concluir en Santiago Compostela. El objetivo fue contrastar los retos de la sostenibilidad estudiados con la realidad a lo largo del trayecto, para realizar ajustes necesarios o identificar nuevos productos de turismo sostenible.

El proyecto culminó con un Foro Universitario Internacional en Santiago de Compostela, en el que se presentó las conclusiones del estudio previo y de los productos turísticos, y que en el que se aprobó la Declaración de los Rectores sobre el valor de los derechos humanos en el Camino de Santiago.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Sustentur: “El valor de los derechos humanos en el Camino de Santiago”.

 289 visitas

Read More

¿Se puede convertir el turismo en un sector carbono neutral? Lecciones desde Sian Kaan

Community Tours Sian Kaan es una empresa comunitaria ubicada dentro de la Reserva de la Biosfera del mismo nombre, en Quintana Roo (México). Hablamos de un área de extraordinaria belleza natural con un patrimonio inmaterial único: la ancestral cultura maya.

Estos dos factores unidos, y un duro trabajo comenzado hace 14 años, han hecho que Community Tours sea hoy una empresa ejemplar en la Riviera Maya; habiendo recibido varios premios tanto nacionales como internacionales por su originalidad en materia de diversificación turística en el destino más frecuentado de Latinoamérica.

En su afán de seguir innovando y conservar la naturaleza, Community Tours decidió emprender el camino para proclamarse como la primera empresa comunitaria carbono neutral de la República Mexicana. Esta afirmación ha supuesto un complejo proceso de identificación y medición de emisiones generadas tanto por las actividades de la empresa, como por sus propios clientes.

¿Cómo lo han conseguido?

Primero realizaron una exhaustiva cuantificación de las emisiones anuales generadas por la empresa, las cuales durante el 2016 ascendieron a 1451 T de CO2, lo que se traduce en 223 kg de CO2 por cliente en cada visita.

Seguidamente, se separaron aquellas operaciones donde las emisiones pueden ser reducidas a cero de las que llevan asociadas una serie de gases inevitables, mitigados a través de la compra de bonos de carbono. Gracias a este proceso, se logró identificar que la mayoría de gases efecto invernadero emitidos de manera inevitable están asociados al transporte, (tanto de las actividades como de los empleados).

Vicente Ferreyra, director de Sustentur, añade que “estos datos se pueden obtener gracias a una operación muy controlada. Las emisiones totales de Community Tours en un año son comparables con las emisiones generadas por 427 autos durante el mismo tiempo. Si esto genera una empresa comprometida y pequeñita, ¿qué es lo que estamos generando como sector?”.

Como sector el turismo está generando el 5 % de las emisiones globales de CO2 en la atmósfera. No obstante, este porcentaje necesita disminuir un 40-70% en 2050, mientras que la industria de los viajes se espera que crezca entre un 60-70% para el mismo año.

Community Tours nos demuestra que sí es posible llegar a ser carbono neutral en el turismo, pero.. ¿está la industria global preparada para adoptar la transición hacia la reducción de CO2 y asumir la responsabilidad de compensar y mitigar su huella ecológica?

 289 visitas

Read More

Cuando el turismo llega a su capacidad máxima: el cierre de la isla de Holbox

Si ustedes son residentes de algún destino turístico, el que sea, seguramente la idea de cerrarlo al turismo les ha pasado por la cabeza más de una vez: ya sea después de estar una hora atrapados en el tránsito en plena temporada alta, o después de ver en las calles la cantidad de gente y la basura generada por su estancia, o el deterioro de espacios públicos y sitios de gran valor natural o cultural por falta de una buena gestión, entre otros.

Pues este pensamiento lo comparten muchos ciudadanos de sitios turísticos que están siendo víctimas de lo que Elizabeth Becker observa en su libro Overbooked, The Exploding Business of Travel and Tourism: un turismo en crecimiento y descontrolado.

La gestión del turismo en los destinos, que según las estadísticas seguirá aumentando en el mundo y en México en los siguientes años, es uno de los grandes retos que tenemos aquellos que nos dedicamos a esta actividad: ¿cómo seguir generando beneficios de esta noble actividad, sin acabarnos los recursos naturales y generando beneficios locales?

El fin de semana, habitantes de la isla de Holbox, en Quintana Roo, uno de los destinos emergentes más importantes del país, que en los últimos años se ha posicionado como un paraíso para el turismo natural y de bajo impacto decidieron, en conjunto con asociaciones empresariales y gremiales, impedir el acceso de visitantes al destino, por considerar que la Isla se encuentre en “estado de emergencia”.

Las acciones que se han realizado desde el Gobierno Federal y Estatal, como la clausura de 36 hoteles por parte de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente, o el saneamiento del sitio de transferencia y la propuesta de recolección de residuos diferenciados por parte de la Secretaría de Ecología y Medio Ambiente Estatal, han sido acciones importantes, pero no llegan al fondo del problema.

¿Y cuál es el fondo entonces? Primero, que seguimos repitiendo el mismo modelo de desarrollo que en otros sitios del mundo, el país y el estado, cuando muchas veces se ha hablado que el modelo está agotado y hay que diversificar; segundo, que seguimos pensando que el éxito de un destino se da por el número de visitantes y nuevas inversiones, cuando hay sitios que lo último que requieren es precisamente eso; tercero, que aunque hay legislación que cumplir, sigue sin publicarse el Programa de Manejo del Área Natural Protegida (si, Holbox se localiza en el Área de Protección de Flora y Fauna de Yum Balam) lo que de alguna forma limita la acción de la autoridad.

Y la medida del cierre es extremadamente drástica; pero imaginen ustedes que en la Isla viven 3,000 personas, y llegan a recibir hasta 7,000 turistas en un solo momento; si el lugar donde viven, donde nacieron, o al que adoptaron tuviera ya seis días sin abastecimiento de agua, con un pésimo manejo de sus aguas residuales, con colapsos por el sobreuso de electricidad, yo creo que tomarían la misma decisión de no permitir que el caos siga reinando.

¿Qué puede hacerse? ¿Cerrarlo? No, porque la medida también afecta a todos aquellos que de alguna forma viven legalmente del turismo, y cuyas familias dependen de la actividad.

Primero, se requiere una intervención urgente de autoridades federales, estatales y municipales para atender lo urgente: abasto de agua, energía y buen manejo de aguas residuales; segundo, llevar a cabo un buen estudio de Límite de Cambio Aceptable y Capacidad de Carga, instrumentos que regulan la actividad de turismo en Áreas Protegidas y, a partir de ahí, establecer estrategias de manejo.

¿Cómo cuáles? Limitar visitas, decidir qué turistas queremos que lo visiten, cobrar un impuesto especial a turistas y crear un Fideicomiso que gestione los fondos para trabajos de mantenimiento de infraestructura, posicionar Holbox como un sitio único, al que la gente tenga que reservar con anticipación para poder llegar (aquello que vale la pena debe costarnos trabajo), limitar la infraestructura hotelera y regular fuertemente otro tipo de establecimientos, crear un órgano de gestión de destino ciudadano que tome decisiones, y realizar una promoción muy especializada de la joya que es el sitio, y de la gran oportunidad, pero también compromiso, que adquiere el turista a visitarlo.

¿Cerramos entonces? Sí, pero solo con miras a realmente generar un modelo de turismo sustentable en la entidad, porque me consta, que un turismo bien gestionado, puede funcionar como una herramienta de conservación de los recursos y de mejora de la calidad de vida de las personas. Holbox se merece eso.

Este artículo ha sido publicado originalmente en Sustentur. Puedes acceder al artículo en este enlace.

 289 visitas

Read More

La protección de la naturaleza como inversión de futuro

Enamorarse de la naturaleza es enamorarse de la vida”, afirmó Sylvia Earle, bióloga marina reconocida mundialmente por sus investigaciones y la labor de conservación de los océanos a través de la fundación internacional Mission Blue.  Sylvia Earle compartió su mensaje con buzos, investigadores, prestadores de servicios turísticos, artistas y asistentes a la quinta edición del Cozumel Scuba Fest 2017.

En ocasión de ser el 2017 el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, Sylvia Earle comentó que representa una gran oportunidad, porque el turismo es educación. “La gente aprende a leer con la lectura, pero viajar es toda una experiencia; viajar vale mil veces que una imagen. El turismo cambia a la gente”, y rememoró cuando en 1953 hizo su mi primer buceo, inspirada en Jacques Cousteau, porque era un sueño explorar y ver lo que Cousteau hacía”.

Sylvia Earle aseveró que el océano es muy grande para perderlo, y su cuidado está mucho en manos de los buzos que tienen otra perspectiva en comparación con las demás personas; Ellos, dijo,  ven un mundo que otros no ven, por lo que cuidar el océano es cuidarnos a nosotros mismos, ya que cuando rompemos ciclos nuestro futuro está en peligro. Agregó que los compromisos son positivos y proteger la naturaleza es una buena inversión.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Sustentur: “Estar en Cozumel es un sueño: Sylvia Earle”.

 289 visitas

Read More

Conclusiones del Sustainable and Social Tourism Summit en Cancún

Los retos planteados en el Sustainable & Social Summit de Cancún fueron temas de fondo. Por una parte la forma en cómo la política pública ha avanzado en el país, pero seguimos saliendo mal calificados en la sustentabilidad por las instituciones internacionales que evalúan a los países en materia de competitividad.

Por otra, la necesidad de seguir creciendo y la importancia de hacerlo de forma responsable, para evitar daños en los ecosistemas y situaciones adversas en la sociedad. La necesidad de gestionar mejor el territorio e incluir en este proceso prácticas de sustentabilidad en aquellos usuarios del mismo o asegurar que las personas que nos dedicamos a tener destinos sanos también tengamos criterios de equidad y justicia en nuestra labor diaria. Pero en especial, el lograr un cambio en la visión de beneficio individual a una gestión integrada de destinos donde el turismo es una actividad importante. Cada tema da para escribir una tesis al respecto.

La buena noticia es que las cosas empiezan a suceder, desde México hasta Australia, pasando por Guatemala, Costa Rica, Colombia, Argentina, Chile, Canadá, Estados Unidos, España, Kenya, India, y muchos otros sitios, encontramos modelos y experiencias muy valiosas de las que vale la pena conocer. Pero en especial, que tenemos la obligación de replicar y potenciar como el “deber ser” de esta actividad que ha demostrado sus beneficios cuando es bien gestionada.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Sustentur: “Conclusiones del Sustainable and Social Tourism Summit en Cancún”.

 289 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.