Frente a la amenaza del cambio climático, la grave perdida de la biodiversidad y el agotamiento de muchos de los recursos no renovables de los que dependemos actualmente para nuestra economía y forma de vida, estas amenazas nos hacen sentir los limites planetarios y es por esto que estamos cada vez más conscientes de nuestra interdependencia. Para que nuestra especie humana no sólo sobreviva, sino que prospere, dependemos unos de otros y del sistema vivo y natural que da el soporte vital planetario.

Navegar estos cambios requerirá de un esfuerzo colectivo, será necesario la construcción de organizaciones, comunidades y redes que integren nuevas formas de pensar, sentir y hacer en el mundo. Atrás irán quedando los viejos paradigmas de un mundo fragmentado, competitivo y mecanisista del  “ganar – perder”, hacia uno de integración, interdependencia, colaboración y  del “ganar-ganar-ganar”. Donde se beneficia tanto el individuo, la sociedad y  la naturaleza.

El turismo es una actividad intrínsecamente colaborativa y transversal de la economía, la sociedad y la naturaleza. Está  integra localidades, paisajes, culturas, destinos y países, por lo tanto tiene la potencialidad de generar cambios a nivel local y global. Esta aproximación holística  puede ser el enfoque para abordar las soluciones tan necesarias para los tiempos que estamos viviendo.

Creemos que el turismo es una de las claves para el desarrollo regenerativo, este mueve más de  1.300 millones personas alrededor del mundo anualmente. De acuerdo a los últimos informes de la  OMT, el turismo como actividad económica mundial ocupa el tercer puesto en las exportaciones, por detrás de combustibles y de productos químicos, y por delante de alimentación y de la industria automotriz. Genera el 10% del empleo mundial, por ende tiene un potencial indiscutible para la superación de la pobreza. Siendo el turismo  una experiencia de encuentro entre humanos logra el potencial de ser una herramienta social que ayuda al entendimiento, la multiculturalidad, la inclusión y por lo tanto una cultura de paz y  de cuidado.

La Iniciativa Global de Turismo Regenerativo, abre un espacio para la creación de este concepto emergente para que emprendedores, académicos, agentes de cambio y profesionales del turismo puedan volcar todos sus talentos, saberes, pasiones y acciones hacia el presente-futuro del desarrollo regenerativo. formando una gran y amplia comunidad de relaciones que pueden generar cambios, educación y conciencia.

Toda iniciativa  contiene más preguntas que respuestas. La fuerza de las preguntas nos impulsan hacia adelante e ir más allá,  avanzar hacia lo desconocido, lo esencial.

Por lo tanto; ¿Cuál es el futuro del turismo sin combustibles fósiles? ¿Cuáles son las nuevas formas de liderar organizaciones? ¿Cuáles son las experiencias que generaran valor, transforman y mejoran el planeta y las personas? Y por último; ¿Cómo creamos una cultura regenerativa ante la crisis planetaria?

Más allá de querer encontrar una respuesta “correcta”, la invitación es a sostener estas preguntas. A detenerse, ralentizar el mundo y  permitir que el entendimiento vaya encontrando un significado vivo dentro de cada uno.

Entonces, ¿Qué preguntas viven en ti?

¡Espero tus preguntas!

 283 visitas