X Encuentro Internacional de Turismo en Cusco busca la sostenibilidad de los destinos turísticos

Con gran éxito se llevó a cabo él X Encuentro Internacional de Turismo: “Innovación en la Sostenibilidad de Destinos Turísticos”, evento que fue organizado por la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo (AATC), la OGD y la Dircetur, el mismo que contó con la presencia de expertos en la materia, así como reconocidos empresarios del sector turístico.

Este encuentro internacional se desarrolló el jueves 19 de diciembre en el auditorio de Dircetur, contó con la presencia de expositores de primer nivel internacional, quienes brindaron a los asistentes las herramientas relacionadas a la Gestión Turística, dejando en ellos diversas enseñanzas y retos.

Algunos de los temas tratados en el encuentro fueron la innovación en la gestión sostenible de los destinos turísticos, la nueva visión de la gestión de destinos a través del turismo regenerativo o retos y perspectivas de la sostenibilidad turística en América Latina al 2030.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Cusco Post: X Encuentro Internacional de Turismo en Cusco busca la sostenibilidad de los destinos turísticos.

 348 visitas

Read More

Solidaridad y Turismo en el Lago Titicaca

La Asociación de Turismo Rural Solidario –ASTURS PERÚ-, trabaja desde hace casi diez años con la misión de apoyar el desarrollo sostenible de 13 comunidades rurales en la región de Puno. De esta forma, la gestión comunitaria ha logrado exponer la cara oculta del turismo… la más justa y responsable.

El lago navegable más alto del mundo es fuente y  testigo de una riqueza histórico-cultural incalculable, no solo para el continente americano, sino también para todo el mundo. Ocuparía demasiados párrafos si me dedicara solo a narrar los relevantes acontecimientos que han tenido lugar en las inmediaciones del Titicaca y que han marcado un antes y un después en la historia americana. El austríaco Arthur Posnansky desarrolló una teoría que concluye en esta misma región como la cuna del hombre americano, eso resume mucho.

En la actualidad, esa –nuestra- historia se ve reflejada en la riqueza cultural y la organización de las comunidades que rodean el lago. Estas dos variables, principalmente, han permitido un gran desarrollo del turismo rural comunitario. Al principio mirado de reojo y con desconfianza, pero ahora ya se consolida como una actividad económica complementaria. En gran parte, gracias a la labor de ASTURS PERÚ.

Walther Pancca –presidente-  inició el trabajo de esta red en el año 2010, con la idea de promover el turismo solidario en Puno y fortalecer a las comunidades. Hoy en día ASTURS beneficia a un total de 174 personas por medio de pequeñas asociaciones de Capachica, Amantaní, Taquile y Uros Titino.

Balbino y Francisca, Comunidad Paramis, Puno.

La Asociación funciona como un nexo coordinador, sin fines lucro, entre las comunidades y organizaciones o agencias internacionales interesadas en desarrollar proyectos de cooperación. Así, ASTURS, por un lado, brinda asistencia técnica a las comunidades en distintas áreas de turismo, a la vez que busca financiamiento para emprendimientos comunitarios. Además, desde la oficina de ASTURS se llevan a cabo capacitaciones, se coordinan excursiones, se toman reservas, se organizan eventos y se desarrollan proyectos que benefician directamente a residentes locales.

Caminatas, talleres de artesanías, kayak, pesca artesanal, cabalgatas, paseos en bote a remo, ciclismo, participación en ceremonias místicas, gastronomía andina, observación de estrellas y alojamiento en las mismas comunidades son algunos de los servicios a los que el turista puede acceder. Todo con la máxima de cuidar el medio ambiente y revalorizar la cultura tradicional. Cultura milenaria de origen Puquina, predecesora de las culturas Pukará, Tiwanaku, Aymara, Kolla e Inka.

Para Walther el turismo solidario es “preocuparse y trabajar por las personas que menos tienen y estén gustosas de emprender un turismo justo y sostenible”. Para la Real Academia Española, solidaridad es “adhesión incondicional a la causa o empresa de otros”.  Yo conocí el trabajo de ASTURS y comprobé que nada de lo anterior forma parte de aguas utópicas. Efectivamente, solidaridad y turismo pueden navegar juntos y sin hundirse. De hecho, así lo hacen a 3812 metros sobre el nivel del mar.

 348 visitas

Read More

Comunidad rural busca su lugar en el Valle sagrado de los Incas

En uno de los lugares más turísticos del Perú, la Comunidad Media Luna trabaja por brillar en un cielo donde la estrella de Machu Pichu encandila a propios y extraños. Funcionarios públicos, agencias de viajes y cadenas hoteleras llegan a Cusco desde diferentes lugares del mundo para poner en marcha sus negocios. La mayoría solo buscan su propio beneficio económico, sin importarles demasiado la vida de las comunidades locales.  En este universo donde los intereses económicos flotan en  guerra, pequeñas comunidades trabajan desde abajo con la ilusión de una vida más digna.

La región de Cusco es una de las más visitadas del país. Sin dudas la maravillosa ciudad Inca Machu Pichu es su principal atractivo. Pero no el único. La ciudad de Cusco es un atractivo en sí mismo, así como la Montaña de colores y otras ruinas como Coricancha y Sacsayhuaman son las más vendidas. Pero vivir la ciudad ancestral y sus alrededores de una forma menos convencional no es muy fácil de encontrar. Es necesario investigar bastante para poder realizar alguna excursión o tour que permita conectar al visitante de manera directa con alguna comunidad y sus costumbres.

También es difícil para las comunidades que han decidido apostar por el turismo como actividad complementaria, ingresar a ese mercado tan saturado de agencias y grupos empresariales que invierten tiempo y dinero para llevarse su tajada.

Justamente en esa tarea está la Asociación de la Comunidad Media Luna, ubicada a 7km de Urubamba y a 65km de Cusco, en el corazón del Valle Sagrado de los Incas y en el camino hacia Machu Pichu. La comunidad se compone por 150 familias, pero quienes lideran el proyecto de turismo son 6 personas.

Carmen, encargada del taller de elaboración de Chicha.

Media Luna – Turismo Rural ofrece dos caminatas, una a las Salineras de Maras y otra a la ruina ocho balcones, ambas guiadas por Don Tiburcio. “El tío”, como lo conocen en la comunidad, trabaja desde hace 40 años en las salineras. Pero allí el trabajo es muy duro, exige un esfuerzo físico demasiado grande para cualquier adulto mayor. Por esto mismo, Don Tiburcio está intentando dedicarse solo a guiar y dejar de a poco el duro trabajo en las salineras. Donde además la empresa administradora le paga muy poco por su tarea de mantenimiento de los pozos y extracción de sal.

Además, la Asociación Media Luna Turismo Rural, ofrece cuatro talleres: Elaboración de Chicha, bebida ancestral de los Incas, (guiado por Carmen), taller de tejidos artesanales (guiado por Mercedes), taller de plantas medicinales (guiado por Justina) y criadero de cuyes (guiado por Gertrudis). La fuerte presencia de mujeres en las actividades turísticas demuestra la importancia que puede llegar a tener el turismo comunitario en la construcción de una sociedad más equitativa.

Así como los proyectos comunitarios deben esforzarse por capacitarse y encontrar la mejor estrategia para entrar en este tipo de mercados, es sumamente necesario que los/as viajeros/as de todo el mundo tomen conciencia de la importancia que tiene invertir tiempo en buscar este tipo de emprendimientos que generan un beneficio directo para las comunidades locales.

La visita a Cusco, el Valle Sagrado y por supuesto a Machu Pichu, alcanzará otra altura, se experimentará otra atmósfera, si nos esforzamos por conocer las estrellas más pequeñas, que en realidad, son las que desde el principio de los tiempos, y sin que se las pueda ver, le dan vida a esa que más brilla.

 348 visitas

Read More

El lado oscuro del turismo de fauna salvaje en el Amazonas

Un par de guacamayos azules picotean unos gusanitos. Un tucán mordisquea una galletita salada. Sesenta turistas parlotean, dan gritos y chillidos, mientras tocan obsesivamente a los animales salvajes. Los perezosos se aferran a cuellos humanos. Los monos trepan sobre sus cabezas y sus hombros. En un banco, dos tortugas luchan por liberarse del peso de las manos humanas.

Mientras se pasa a los animales entre la muchedumbre, se oyen los clics de las cámaras y se ven palos selfie sobresaliendo desde todos los ángulos. Una mujer sostiene a un caimán joven, con la boca abierta, junto a la cabeza de su hijo pequeño. Una adolescente parlotea mientras se envuelve una anaconda alrededor del tronco, una imagen perfecta para un vídeo.

La gente echa propinas en un cubo y se marcha por las escaleras de la plataforma. Ya se han hartado y el entusiasmo frenético da pie a una aparente indiferencia.

Pasa días, incluso semanas, en la selva amazónica y puede que, con suerte, veas a un perezoso salvaje avanzando por un árbol o adviertas el brillo de los ojos de un caimán en un río durante la noche. Sin embargo, es bastante improbable que te encuentres cara a cara con cualquiera de estos animales. ¿Con todos? Imposible.

Sin embargo, sobre esta precaria plataforma que se sostiene en pilotes en la Amazonia peruana, esa misma experiencia está asegurada. Esta es una tienda de fauna silvestre en el que se puede ver todo en una sola parada.
Puerto Alegría, un pueblo con apenas 600 familias, se encuentra en un enclave amazónico bañado por el sol llamado Tres Fronteras, donde se unen Perú, Colombia y Brasil. Cada día, cientos de turistas, la mayoría de ellos procedentes de la orilla colombiana del río, acuden en barco, suben por las planchas de madera desde el agua hasta la orilla y claman por sostener y sacarse fotos con hasta cien animales cautivos de dos docenas de especies.

Los grupos de conservación y bienestar animal están de acuerdo en que, cuando una actividad que involucra fauna silvestre cruza la línea de la observación hacia la interacción, es mala para los animales. En el sudeste asiático, montar elefantes y acariciar cachorros de tigre, por ejemplo, ha atraído la atención hacia el lado oscuro del turismo de fauna salvaje.
Lo que está ocurriendo en Puerto Alegría representa una realidad de mayores dimensiones. En las ciudades portuarias de toda la región, los lugareños atrapan a animales en la selva, los encierran en jaulas y los sacan durante el día para que los turistas los fotografíen y los sostengan a cambio de propinas.

En septiembre de 2016, los investigadores de la organización sin ánimo de lucro World Animal Protection, con sede en Reino Unido, iniciaron una investigación de seis meses sobre operaciones de turismo animal en Puerto Alegría y Manaus, una importante ciudad portuaria del Amazonas, en Brasil. Sus hallazgos se han documentado en un informe publicado por la revista online Nature Conservation. Puedes leer las conclusiones del informe en este enlace.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por National Geographic: “Informe especial: el lado oscuro del turismo de fauna salvaje en el Amazonas”.

 348 visitas

Read More

Cieneguilla busca convertirse en destino turístico inteligente y sostenible

Cieneguilla es una pequeña localidad ubicada en el valle del río Lurín, a media hora de la capital peruana, siendo el último distrito del área metropolitana de Lima. Es un destino turístico popular entre los limeños, que lo prefieren por su agradable clima y para pasar el día en uno de sus numerosos restaurants campestres. Sin embargo, el potencial turístico de Cieneguilla no se reduce a un destino de fin de semana, sino que su rico patrimonio cultural invitan a pasar más tiempo redescubriendo este destino. Durante nuestro paso por Lima y de la mano de Nicolas Derval, miembro de CIDTUR (Centro de Investigación, Desarrollo e Innovación en Turismo), tuvimos la oportunidad de visitar Cieneguilla y conocer más sobre sus aspiraciones de convertirse en un destino turístico sostenible.

Nicolas, quien llegó desde Bretaña, Francia a trabajar a Cieneguilla de la mano de CIDTUR, está a cargo del área de turismo en la Municipalidad y desde hace varios años trabaja para posicionar el destino y darle mayor visibilidad. Su objetivo es el de transformar Cieneguilla en un destino inteligente, entendiendo por esto no sólo una mayor digitalización, con la creación de zonas wifi y el uso de sistemas QR para la señalización de puntos turísticos, sino también el uso de las tecnologías para crear un destino sostenible.

Con este objetivo en mente se creó la Marca Cieneguilla, se comenzaron a recopilar estadísticas para conocer el perfil de visitantes del destino y la consulta a las empresas del sector. Una de sus primeras acciones fue reactivar la cámara de comercio y turismo local, para que los empresarios trabajen juntos, organizándose para prestar mejores servicios e identificar nuevas oportunidades de negocio. Utilizando plataformas digitales, Cieneguilla cuenta hoy con varios portales para el desarrollo del sector, incluyendo CAPACITUR (para oportunidades de entrenamiento profesional), OBSERVATUR (Observatorio de Turismo) y COORDINATUR (para coordinar las actividades de los empresarios turísticos).

El gran atractivo de Cieneguilla (y aún poco aprovechado) es el Huaycán, sitio arqueológico de gran importancia al ser parte de la red de caminos inca Qhapac Ñan, que se extendía por 30.000 km y es parte del patrimonio cultural UNESCO desde 2014. Huaycán era una antigua ciudadela Ychsma, posteriormente transformada por los Incas en uno de los centros administrativos más importantes de la región.

La puesta en valor de este sitio es iniciativa del Ministerio de Cultura y una parte fundamental del proyecto consiste en involucrar a las comunidades vecinas al Huaycán en la gestión del sitio, para incentivarlos a valorar y promover su propio patrimonio. De esta manera, se creó la figura de “orientador cultural”, voluntarios que han sido capacitados para recibir a los visitantes y acompañarlos en el recorrido del sitio. A su vez se involucró a las asociaciones comunales, a las escuelas de la zona en programas educativos y se crearon distintas asociaciones, como el colectivo de artesanas peleteras y el grupo de emprendedores, que ofrecen sus productos a los visitantes.

Desde hace siete años se celebra aquí la “Semana del Patrimonio Cultural” donde se combinan danza, música y teatro con el fin de promover la importancia de cuidar este sitio patrimonial. De esta manera, Cieneguilla se perfila como un destino de turismo cultural de gran interés, sobre todo por la posibilidad de promoverse conjuntamente con otras localidades ubicadas en el tramo Jauja-Pachacámac del Camino del Inca.

En estos días Cieneguilla se prepara para recibir otro importante evento: la segunda edición de FINTUR Green Edition, uno de los seis formatos de foros internacionales de turismo creado por CIDTUR. Además, gracias a una decisión unanime del Consejo Directivo DE CIDTUR, cada año más de 50 alumnos seleccionados de las mejores Universidades del Perú participaran gratuitamente en el encuentro.

Este año, el evento se lleva a cabo el 21 de septiembre en el Centro de Interpretación Cultural de Cieneguilla, en la Plaza de Armas, y el tema elegido es “El Compromiso del Turismo ante la Amenaza del Cambio Climático”. El evento será inaugurado por el Ministro de Turismo de Perú, Lic. Rogers Valencia y contará con ponentes nacionales e internacionales. Sin duda una excelente oportunidad para visitar Cieneguilla y participar de un interesante encuentro.

 348 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.