Los plásticos desechables se han convertido en una de las principales amenazas para nuestro planeta, especialmente para los animales marinos y los parajes naturales. Generamos residuos en cantidades ingentes sin ser conscientes de que cada bolsa tarda 150 años en degradarse o una botella PET requiere de 1.000 años para desaparecer.

Si durante nuestro día a día generamos residuos, durante las vacaciones disparamos aún más el uso de plásticos desechables, ya sea porque aprovechamos para pasar tiempo al aire libre o porque elegimos disfrutar de una estancia en un hotel en régimen de ‘todo incluido’ bebiendo sin miramientos cientos de copas en su correspondiente vaso de plástico con su pajita o agitador.

La Comisión de Medioambiente del Congreso de los Diputados ha acordado prohibir la utilización de platos, vasos, cubiertos o pajitas de plástico a partir de 2020. En su lugar, exigirán que estos utensilios estén compuestos por un 50% de materiales biodegradables a partir de 2020 y del 60% a partir de 2025. En este sentido las empresas turísticas están haciendo los deberes y trabajando en diferentes medidas con el fin de cumplir con la normativa.

Algunas medidas que ya se están implantando o que pueden ser muy útiles para reducir la generación de plásticos en los hoteles:

Botellas de cristal y rellenables

Las botellas de politereftalato de etileno (PET) suelen ser de uso habitual en las habitaciones y en los minibares del hotel. Sin embargo, en Iberostar Hotels & Resorts también las han sustituido por vidrio y cartones compostables.

Los cruceros u hoteles flotantes también tienen mucho que decir. Oceania Cruises implantará en sus barcos el sistema ecológico de purificación y embotellamiento de agua Vero Water.

Vasos de policarbonato

Una buena opción para sustituir a los vasos desechables se encuentra en los vasos de policarbonato, implantados en muchos establecimientos como el Lopesan Costa Meloneras (Gran Canaria). 

Utensilios de semillas de aguacate

A la hora de decir adiós a cucharas, tenedores y demás utensilios de plástico, hasta el momento no había mucha más opción que los clásicos de metal. Sin embargo, en 2011 el ingeniero químico mexicano Scott Munguia, desarrolló BIOFASE, una tecnología que permite crear un biopolimero mediante la semilla del aguacate y producir pajitas y cubiertos que toleran perfectamente el frío y el calor.

Pajitas comestibles / compostables

Víctor Sánchez, un joven emprendedor de Barcelona presentó en 2017 en el H&T Salón del Equipamiento y Alimentación para Hostelería y Turismo de Málaga una pajita comestible cuyo objetivo es revolucionar el mundo de la coctelería y acabar con la generación de residuos. La empresa Sorbos ofrece distintos sabores como jengibre, canela, limón, lima, manzana o fresa y también da la posibilidad de personalizar al máximo la presentación de las pajitas incluyendo la marca del hotel.

Bolsas de almidón de yuca

En los hoteles también hay una gran presencia de bolsas de plástico, tanto en las papeleras como para que los huéspedes conserven sus zapatos o envíen ropa a la lavandería. Una buena alternativa son las bolsas de almidón de yuca desarrolladas por el biólogo indonesio Kevin Kumala.

Con un precio económico, las bolsas, que visualmente y al tacto son muy parecidas a las comunes. Cuando acaban en el mar, en un plazo inferior a 100 días se convierten en agua y alimento para los peces, así como compost.

Comprar productos a granel

En los entresijos del hotel también se generan muchos residuos plásticos, ya que muchos de los alimentos que llegan a la cocina vienen envasados. La compra de los alimentos a granel permite, además de un ahorro, su convervación en grandes sacos o recipientes que no son tan dañinos con el medioambiente.

Los dispensadores

A la hora de reducir la producción de residuos con las amenities, gigantes del sector como Marriott e InterContinental han optado por los dispensadores, retirando las pequeñas botellas de champú, gel y acondicionador.

Cepillos de dientes de bambú

En este mismo sentido, también hay alternativas para aquellos que quieren ofrecer cepillos de dientes a los huéspedes que olvidan llevarlos en su bolsa. En este caso la respuesta se encuentra en el bambú. La compañía española Natur Brush, por ejemplo, crea cepillos 100% biodegradables, estando la base hecha de bambú y las cerdas a partir de aceite de ricino.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Tourinews: 8 soluciones para eliminar el plástico de los hoteles”.

 310 visitas