Campesinado y Turismo, una historia rebelde en Nicaragua

En la Isla de Ometepe, la Cooperativa rural Carlos Díaz Cajina encontró en la actividad turística una alternativa ante la crisis agrícola de los años 90. Su historia fue la de muchas otras cooperativas formadas tras el triunfo de la Revolución Sandinista en 1979 y representa un ejemplo de lucha comunitaria alzando, ahora, las armas del Turismo.
En la Isla Ometepe surge como un tercer volcán una de las fincas más representativas del país: la Finca Magdalena. Antiguamente fue propiedad de la familia Baltodano, que no era de Rivas. Pero todo cambió aquel 19 de Julio de 1979, cuando las tropas del Frente Sandinista de Liberación Nacional entraron triunfantes a Managua. La Reforma Agraria no se hizo esperar, el Gobierno Revolucionario pagó lo que la familia Baltodano debía y le indemnizó el resto de la finca. Así entonces se les fue entregada la finca a los peones que la habían trabajado durante años y ellos crearon la Cooperativa Carlos Díaz Cajina.
En los 80′ fue la época de oro para el campesinado nicaragüense gracias al apoyo brindado por el Sandinismo, pero en las elecciones de 1990 la victoria fue para la centro-derecha. Entonces se perdieron aquellos beneficios logrados y el gobierno incrementó (e inventó) impuestos para las cooperativas de campesinos, que como consecuencia fueron desapareciendo de a poco.
Sin embargo, algunas resistieron. En el caso de Finca Magdalena la solución a la crisis fue el Turismo. Todo comenzó cuando una Asociación de Norteamérica, con quienes la Cooperativa mantiene relaciones comerciales por la venta de café orgánico, les habló del Turismo Rural Comunitario en una de sus visitas anuales. La Finca tiene una casa muy grande, está en la entrada al Volcán Maderas y posee en sus tierras cerca de 1000 petroglifos. Sin dudas, recursos turísticos no le faltan.

Uno de los tantos petroglifos

En el año 2000, comenzaron con un pequeño local donde vendían bebidas a quienes visitaban el volcán y más adelante remodelaron la vieja hacienda del patrón para transformarla en alojamiento turístico. Hoy en día Finca Magdalena también tiene un restaurante y tres tours propios: Ascenso al Volcán Maderas, Sendero a los Petroglifos y Tour del café.
La Cooperativa Carlos Díaz Cajina está formada por 26 familias y todavía se dedica, junto al turismo, a la producción de café orgánico. Pero las actividades económicas benefician a más de 26 familias, ya que la responsabilidad de la Cooperativa con su comunidad nunca fue negociada. Ejemplo de ello son las tierras cedidas a la comunidad de Balgüe para la instalación del cementerio de la comunidad, la fuente de agua potable cedida al organismo local encargado de hacer llegar este derecho a las comunidades de Balgüe y Santo Domingo (antes había solo agua potable en la Finca de los Baltodano pero no en las comunidades que la rodean). También el alojamiento y todas las comidas que se le otorgan gratuitamente a la doctora del pueblo, quien trabaja en la comunidad de lunes a viernes, la servidumbre de paso otorgada para la realización del camino a la comunidad Las Cuchillas, la tierra cedida para la Iglesia de la comunidad y muchas otras pequeñas donaciones y proyectos educativos y ambientales.
A pesar de que muchos afirman lo contrario, la Revolución Sandinista ha dejado algunos frutos en la Nicaragua que se visita actualmente. La gran solidaridad de su gente no es tan habitual en otros sitios. Y esto se evidencia especialmente en el campesinado, que sigue en pie de lucha como lo hizo durante las guerras y las crisis económicas. De esta forma, la Cooperativa Carlos Díaz – Finca Magdalena – demuestran al mundo que el turismo y las clases más desprotegidas pueden caminar juntos hacia un mundo mejor.

 333 visitas

Read More

Un tour operador de turismo responsable en Nicaragua. Lo que cuentan sus empleados.

Mi nombre es Meylin Nicaragua. Nací y crecí en una comunidad organizada en Nicaragua, dentro de una cooperativa agrícola en la cual mis padres trabajan la tierra. Cuando era pequeña, en la comunidad solo los hombres tenían voz y voto, eran los únicos que asistían a las reuniones. En cambio, las madres cuidaban de sus hijos y trabajaban en el cuido del hogar.

Cuando crecí, quería romper con estos esquemas tradicionales y decidí que quería dedicarme al turismo. Durante mi formación fue cuando escuché sobre el término turismo sostenible. Empecé trabajando en el departamento contable de Vapues Tours, para después dedicarme de lleno en sostenibilidad. Fue entonces cuando comenzamos a trabajar con las comunidades, una tarea que debo reconocer no fue difícil para mí, ya que los conocía pues había crecido en este ambiente; sabía cómo funcionaban y cómo se trabajaba. Ellos estaban contentos pues fuimos la primer empresa que les tomaba en cuenta cada año para saber si estaban bien con el tipo de visitantes que les llevabamos y con las actividades que ofrecíamos en su comunidad.

También comenzamos a hacer capacitaciones con las comunidades en temas turísticos, fue entonces cuando entendieron que no tenían que cambiar sus costumbre para que los visitantes se sintieran bien visitándolos. Recuerdo que me decían: “son jóvenes y aquí estamos acostumbrados a dormir a las 8 pm a más tardar, ¿será que tenemos que irnos a dormir más tarde en la noche?” A lo que les respondí: “al contrario, deben de mantener todo lo que hacen, la intención es que exista un rol de atención a los visitantes pero sin que tengan que cambiar sus hábitos y costumbres.” Así es cuando se consigue que el turismo solo sea una manera de diversificar los ingresos económicos, y no una sustitución a las actividades de vida cotidiana de la comunidad.

Desde el año 2013 hemos estado llevando grupos a la cooperativa, más como colaboradores no como turistas. De esta manera el grupo vive con ellos y experimentan su rutina diaria, otra cara de Nicaragua, la vida real. La enseñanza que se llevan los visitantes es única.

Por ejemplo, trabajamos con una comunidad en concreto donde los grupos realizan reforestaciones dentro de su programa de visita y donde la comunidad tiene un rol de cuidado de los árboles (como compromiso con la persona que lo plantó). Con el paso de los años, se nota el compromiso de las familias con el desarrollo sostenible, y hemos sido testigos de cómo el turismo bien organizado ha transformando las prácticas de uso del suelo y los paisajes de una forma positiva, implicado a la propia comunidad.

En definitiva, la sostenibilidad por medio del turismo como actividad económica secundaria, ha cambiado mi forma de vida, mi visión y  me alegra mucho saber que el estar aquí ha ayudado al cambio en la vida y pensamientos de otros – ¡cada día aprendemos más! 

El actuar de cada uno de nosotros es un eslabón para poder lograr lo que queremos, un turismo más respetuoso con el medio ambiente y las culturas locales.”

Uno de los retos a los que se enfrenta el turismo comunitario en Latinoamérica es el acceso al mercado meta. Los tour operadores como el que trabaja Meylin, hacen una labor esencial para lograr que los proyectos de este tipo sobrevivan en el tiempo. No obstante, el sistema organizativo y de gestión de las cooperativas rurales debe ser entendido y apoyado por los tour operadores, brindando apoyo en capacitación cuando fuera necesario. Solo así se consigue que los proyectos puedan satisfacer las necesidades cambiantes del mercado receptivo, a la vez que mantienen su esencia característica y altos niveles de sostenibilidad y calidad.

Si quieres conocer más sobre la labor de los tour operadores de turismo responsable en Nicaragua, asiste a la conferencia de prensa que se celebrará el día 7 de noviembre en la World Travel Market de Londres. 

 333 visitas

Read More

Turismo sostenible en Nicaragua: una década de retos e historias de éxito

El sector turístico público y privado de Nicaragua hace una invitación abierta el martes 7 de noviembre a las 14,30 horas, a la conferencia de prensa sobre experiencias y casos de éxito de turismo sostenible en Nicaragua “Turismo Sostenible en Nicaragua: una década de retos e historias de éxito”.

Este evento tendrá lugar durante la feria World Travel Market, que se celebrará en Londres del 6 al 8 de noviembre de 2017 y que atrae a más de 51.000 personas cada año, interesadas en la industria mundial del turismo.

La bienvenida de la conferencia de prensa estará a cargo de la Excelentísima Embajadora de Nicaragua, SE Guisell Morales-Echaverry, quien estará acompañada por representantes de varios tour operadores y agencias de viaje de Nicaragua, presentes en la feria.

Las empresas participantes serán los protagonistas de esta rueda de prensa, ya que han sido reconocidas por estar a la vanguardia del turismo sostenible en el país. De este modo compartirán con los asistentes sus retos, éxitos e historias en el continuo camino hacia la sostenibilidad para posteriormente dar paso a una rueda de preguntas abiertas. 

Esta actividad está enmarcada en el compromiso del destino Nicaragua con el turismo sostenible, así como en el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo 2017.

Se ruega confirmar asistencia a través de Tina Morgan en: tmpr@newsworthy.co.uk

Más info a través de este enlace.

Y en el evento de Facebook para el efecto.

 333 visitas

Read More

Explotación sexual infantil o turismo responsable

La ciudad de Granada es sin duda uno de los destinos turísticos más conocidos de Nicaragua. Pero este desarrollo viene de la mano de un notable y preocupante crecimiento de la prostitución sexual comercial. Una lacra social aún más acentuada por que la gran mayoría de las trabajadoras sexuales son menores de edad.

Un trabajo realizado por estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua demostró que varios hoteles se vieron implicados al permitir que menores de edad ingresaran a sus instalaciones con turistas a sostener relaciones sexuales. “Los propios turistas a la hora de realizar la reserva en el hotel, solicitaban a un chaval o chavala en el paquete de su estadía en el hotel, y claro, se les permitía. Muchos aquí pensaban que eso era lo normal”.

En abril de 2004, promovido por Unicef y diversas instituciones, como el Instituto Nicaragüense de Turismo (INTUR) o la Cámara Nacional de Turismo (CANATUR), la Comisión Municipal de la Niñez y la Adolescencia de Granada, se presentó una iniciativa para hacer frente a esta situación. El resultado fue el Código de Conducta para la Protección de Niñas, Niños y Adolescentes contra la Explotación Sexual Comercial en el Turismo, donde se suscriben asociaciones de agencias de viaje, de líneas aéreas, de restaurantes, de hoteles y otros cuerpos empresariales relacionados al sector. Los firmantes se comprometieron a adoptar políticas internas para la prevención y la lucha contra el turismo sexual y para el adecuado manejo de situaciones de esta naturaleza.

Ver más en: Explotación infantil o turismo responsable – Planeta Futuro, El País

 

 333 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.