El desafío del turismo sostenible en Puerto Iguazú: Entrevista con Iván Piedrabuena, Director de Turismo

Iván Piedrabuena,

La provincia de Misiones, en la triple frontera entre Argentina, Paraguay y Brasil, es una de las provincias argentinas que mayor número de visitantes recibe, siendo su atractivo principal las famosas Cataratas del Iguazú. Es el sistema de cascadas más grande del mundo y fue recientemente reconocido como una de las nuevas siete maravillas del mundo. A Puerto Iguazú llegan hoy en día un millón y medio de visitantes, número que se ha triplicado en los últimos años, producto del reconocimiento de la Fundación New7Wonders.
Como parte del proyecto Ecos del Camino, visitamos Puerto Iguazú y hablamos con el director de turismo, Iván Piedrabuena, quién nos explicó cómo están trabajando para desarrollar el sector en manera sostenible.


Laura: ¿Cómo está organizado el sector a nivel provincial?

Iván: El sector turístico en Misiones tiene categoría de ministerio y dentro del mismo existe una subsecretaría de ecoturismo, que es el tipo de turismo prioritario que se quiere desarrollar. La provincia tiene más de un millón de hectáreas de selva nativa, protegidas en reservas y parques naturales. Iguazú es el primer parque nacional de Argentina, junto con el Nahuel Huapi en Bariloche, fundado en 1934 y protege alrededor de 64 mil hectáreas de selva.

Laura: ¿Cuáles son las principales iniciativas en materia de turismo sostenible en la provincia?
Parque Nacional Iguazú

Iván: La subsecretaría de ecoturismo en una primer instancia impulsó el desarrollo de los eco-lodges de la selva, producto emblemático de la provincia e incentivó la adopción de la certificación internacional Rainforest Alliance. Muchos hoteles e incluso la primer agencia de viajes latinoamericana obtuvieron dicha certificación. Hay 200 hoteles en la ciudad con una capacidad de 14 mil camas y hay mucho interés por parte del sector en aplicar criterios de sostenibilidad. 
Actualmente, el ministerio trabaja en un proyecto para reactivar la promoción de las certificaciones, pero esta vez a través de un sello propio de sostenibilidad. Se hará una convocatoria para seleccionar diez emprendimientos, de los cuales cinco se presentarán para conseguir la certificación Rainforest Alliance y otros cinco para obtener la certificación misionera, dando a los emprendimientos seleccionados un subsidio para conseguir su primera certificación.

Actualmente, el ministerio trabaja en un proyecto para reactivar la promoción de las certificaciones, pero esta vez a través de un sello propio de sostenibilidad.

Laura: Sabemos que se lanzó recientemente un programa de turismo junto con los pueblos originarios de Misiones, los Guaraníes. Cuéntanos un poco más.
Santiago, coordinador de turismo de la comunidad Jasí Porá

Iván: Si,  el desarrollo del turismo comunitario es justamente uno de los ejes de la política turística provincial, para lo cual se lanzó el programa “Turismo Comunitario como herramienta para el desarrollo local”, que involucra a 10 comunidades guaraníes de la provincia: cuatro en Iguazú, dos en San Ignacio, tres en el Soberbio y una en Aristóbulo del Valle. Estas comunidades ya están desarrollando turismo pero la idea es brindarles capacitación y otorgarles herramientas útiles para empoderarlas y que puedan enriquecer su propuesta, beneficiándose del desarrollo del turismo.
Lo más importante es crear un marco regulatorio que los habilite para que puedan estar al mismo nivel de otros emprendimientos. En la implementación de este programa está trabajando la Fundación Travolution, quien estará a cargo de impartir las capacitaciones, asistir en la producción de la oferta turística y la comercialización de las mismas. Ya existen agencias de viajes de distintos mercados europeos y norteamericanos interesadas en ofrecer estas experiencias y con este programa se facilitará la conexión con las comunidades.

Laura: ¿Hay problemas de sobre densificación turística en el Parque Nacional y en Puerto Iguazú?

Iván: Iguazú recibe un millón y medio de visitas al año, y en comparación Argentina recibe seis millones al año. En general no hay problemas de sobre densificación, pero hay 15 días al año en los cuales el parque experimenta una saturación de los servicios. Durante la última semana santa el parque recibió 12 mil visitantes al día, cuando la capacidad de carga ronda los 8 mil visitantes. De todas maneras, el parque trabaja constantemente en renovar la infraestructura para poder mejorar la calidad de las visitas. Han implementado las normas ISO 14001 de gestión ambiental y es el primer parque accesible de Sudamérica, con 95% del parque accesible para personas con diversidad funcional.

Iguazú recibe un millón y medio de visitas al año y en comparación Argentina recibe seis millones al año. En general, aún no hay problemas de sobre densificación

Laura: ¿La población local está contenta con el turismo?

Iván: La comunidad recibe bien a los visitantes y el 90% vive del turismo en Puerto Iguazú, aunque la mayoría aún no toma conciencia de toda la cadena productiva que genera el turismo. El ministerio está trabajando para crear esa conciencia turística y que la comunidad perciba los beneficios que trae el turismo a la región. Hace 13 años y a partir de la demanda de profesionales del sector se creó el Instituto Tecnológico Iguazú, de nivel terciario con tecnicaturas en Turismo, Hotelería y Gastronomía. De hecho yo soy docente de la asignatura Introducción al turismo. El instituto tiene además convenio con la Universidad Nacional de Misiones para la licenciatura en turismo.

Laura: ¿Se trabaja de manera conjunta con Brasil y Paraguay para desarrollar el turismo sostenible?
Hito Tres Fronteras en Puerto Iguazú, Argentina

Iván: Tenemos numerosas iniciativas con Brasil y Paraguay, programas de formación, convenios bilaterales para unificar políticas y facilitar el traslado de turistas entre países. Recientemente se firmó un protocolo de intenciones con Ciudad del Este y Foz do Iguacu para el desarrollo del turismo sostenible en la región. Además contamos con observatorios turísticos trinacionales. En Paraguay y Brasil ya existían y en Puerto Iguazú se inauguró este año; el observatorio se encarga de medir el impacto económico del turismo: recopilación del registro de ocupación hotelera, número de visitas al parque nacional, arribos al aeropuerto y terminal de ómnibus; a partir de estas estadísticas se creó el perfil del turista. Aún no se miden los impactos del turismo a nivel socio-cultural y medio ambiental pero sin duda es un área para seguir mejorando.

Laura: Cuáles te parece que son las claves para desarrollar un turismo sostenible en Misiones y en Puerto Iguazú a largo plazo?

Iván: Pienso que las claves para desarrollar un turismo sostenible en la Provincia de Misiones son el trabajo en conjunto que se pueda realizar entre Turismo, Ecología y Educación. Transformando en política de estado la bandera de la sostenibilidad, llegando a todos los niveles. Es por eso la importancia del trabajo en conjunto de los distintos ministerios y tener una planificación estratégica con distintos indicadores, para que podamos saber hacia dónde orientar los esfuerzos en los próximos 10 años y de esta manera cumplir con los objetivos que promueven las entidades internacionales en cuanto a sustentabilidad y sostenibilidad.

 334 visitas

Read More

Oportunidades del turismo comunitario para los guaraníes: el caso de Jasí Porá en Misiones

Durante nuestra visita a la provincia de Misiones en Argentina, tuvimos la oportunidad de visitar una de las comunidades guaraníes que está desarrollando con éxito el turismo comunitario.
Puerto Iguazú es un destino conocido en el noreste de Argentina, justo en la triple frontera con Brasil y Paraguay. Aunque el paisaje de toda la provincia de Misiones es sobresaliente, hay una razón por la cual las personas visitan esta ciudad: el Parque Nacional Iguazú con sus imponentes Cataratas, el sistema de cascadas más grande del mundo. Pero además de las cataratas, existe un gran legado cultural que es posible descubrir, visitando a las comunidades guaraníes.
Los guaraníes pertenecen a culturas prehispánicas que habitaban áreas de Paraguay, el norte de Argentina y el sur de Brasil mucho antes de la conquista española. Hoy en día, se basan predominantemente en Paraguay y Misiones. En Puerto Iguazú hay cuatro comunidades que se encuentran en la zona de las “600 hectáreas”; ésta es un área protegida que comparten los guaraníes con los llamados “Ecolodges de la selva”.
Gracias a la intermediación de Iván Piedrabuena del Ministerio de Turismo de Misiones, conocimos a Santiago, uno de los guaraníes involucrados en el turismo comunitario. Santiago proviene de Jasí Porá, una de las cuatro comunidades en Puerto Iguazú (otras tres son Ita Poty Miri, Yriapu y Tupamba’e). Jasí Porá está formada por 55 familias y en total entre las cuatro comunidades hay alrededor de 120 familias y 600 personas. El Ministerio de Turismo de Misiones presta atención al desarrollo del turismo comunitario y ha establecido varias iniciativas para apoyar e incluir a más guaraníes en el desarrollo turístico futuro. A través de una de estas acciones se creó un espacio para la promoción de la cultura guaraní en la oficina de turismo para que puedan ofrecer diferentes servicios a los viajeros.
Todo comenzó hace nueve años con el proyecto MATE que incluía diferentes comunidades guaraníes. Este proyecto terminó después de varios años y se lanzó otra iniciativa a principios de mayo de este año, con la idea de apoyar a las comunidades aborígenes y ayudarlos a desarrollar su oferta turística.

Creamos un código de conducta para que los visitantes puedan entender mejor lo que hacemos aquí. No queremos dañar a nuestra comunidad y crear efectos negativos.

“Fuimos contactados por la oficina de turismo y cuando nos dimos cuenta de que el turismo puede ser una actividad beneficiosa para nosotros, decidimos colaborar y desarrollarla juntos. Hoy ofrecemos diferentes tipos de tours que presentan a los viajeros nuestra cultura, costumbres e historia. “- comienza a explicarnos Santiago y continúa: ”La gente de nuestras comunidades realiza diferentes actividades y no todos estamos involucrados en el turismo. Es por eso que decidimos desarrollar esta actividad solo en circunstancias que son buenas para nosotros y que pueden ser beneficiosas para nuestro bienestar. Además de ésto, creamos un código de conducta para que los visitantes puedan entender mejor lo que hacemos aquí. No queremos dañar a nuestra comunidad y crear efectos negativos. El área en la que nos encontramos fue una vez completamente nuestra tierra, pero ahora solo una parte de las 600 hectáreas nos pertenece, ya que se entregaron muchas partes para la construcción de hoteles”, explica Santiago.

Las comunidades de Puerto Iguazú colaboran con otras comunidades guaraníes en otras partes de Misiones. Hay 170 en total y colaboran en diferentes áreas. Una de ellas es el turismo con la idea de difundir la actividad en toda la provincia. 10 de estas comunidades participan del recientemente creado programa de “Turismo comunitario para el desarrollo local”.
La gente de Jasí Porá intenta usar el turismo de la manera más beneficiosa posible. El 10% de todos los ingresos provenientes del turismo se reparte en la comunidad, el otro 10% se utiliza para mantenimiento y limpieza y el resto se divide entre los que tienen un rol más activo con la actividad turística. “Con esto queremos que todos sientan los beneficios. Una parte del dinero que ganamos se usa siempre para mantener nuestra comunidad y ayudar con las necesidades que tenemos. Queremos que cada familia sienta efectos positivos, incluso si no están involucrados en el turismo. Es por eso que tenemos cuidado y no queremos exagerar con el número de personas que llegan. Aquellos que vienen los consideramos viajeros y no turistas que sólo quieren ver otro lugar nuevo y luego seguir adelante.” Cuenta Santiago.
“Estamos intentando aprender más portugués e inglés para poder comunicarnos mejor con los visitantes. La cooperación con los hoteles que nos rodean también es importante,” sigue contando, “nuestro coro de niños canta a menudo en un ecolodge cerca de nosotros y a cambio ellos proporcionan comida para nuestra escuela. Finalmente, las personas que se quedan en estos hoteles vienen a visitarnos y pasan el día en nuestra comunidad”. Lamentablemente la cooperación con los hoteles vecinos no siempre es posible y en muchos casos, el personal de los hoteles recomienda a los turistas tener precauciones o no acercarse a las comunidades, en vez de colaborar con ellos.

La vida en Jasí Porá

Sobre la vida en comunidad, hablamos con Roberto, cacique de Jasí Porá. Aunque esta palabra significa algo completamente diferente en su origen, todavía se usa hoy para nombrar a la persona más importante dentro de una aldea o líder. “Lo más importante para nosotros siempre ha sido nuestra conexión con la naturaleza y el medio ambiente,” cuenta Roberto, “sin eso no tenemos nada. Nuestra vida espiritual también depende de ello. Queremos que nuestros niños aprendan sobre la naturaleza y conozcan su importancia. El turismo es bueno porque puede ayudarnos a apoyar nuestra existencia y el futuro de nuestra gente. Pero queremos llevarlo a cabo de forma que no sea perjudicial para nosotros”.
Preguntamos a Roberto si los jóvenes están dispuestos a participar en estas actividades y asumir la responsabilidad. “Están interesados,” explica, “de hecho, pero como siempre, no todos quieren quedarse aquí. Algunos se van a las grandes ciudades y continúan su vida estudiando o trabajando. Es normal. Tenemos un número estable de personas, pero puedo notar que de vez en cuando la gente se va de Jasí Porá. En nuestra comunidad tenemos escuela primaria y en otra comunidad aledaña hay una secundaria. Nuestros niños aprenden guaraní y español para que puedan hablar dos idiomas. Para la educación superior tienen que ir a la ciudad”.
“No podemos saber qué trae el futuro.” Continúa Roberto con un tono nostálgico, “tuvimos más tierra en el pasado y ahora nos queda mucho menos. Todas las comunidades aquí tienen el mismo problema porque dependemos de la naturaleza. Tenemos un fuerte vínculo con ella. Nuestros antepasados ​​estuvieron aquí antes y esta tierra la heredamos de ellos. Los guaraníes permanecerán aquí, pero sin duda será difícil. La gente del mundo moderno no entiende nuestra posición y no se relaciona con la naturaleza de la misma manera que nosotros“.
La vida de los guaraníes alrededor de Puerto Iguazú no es fácil. Debido a un estilo de vida diferente, a veces tienen dificultades para involucrarse completamente en algunos aspectos de la sociedad argentina moderna. Además, la tierra que les queda no es tan amplia como lo era antes y se podría decir que está disminuyendo constantemente. Con las últimas iniciativas lanzadas por el Ministerio de Turismo, esperamos que las comunidades en el noreste de Argentina sientan los beneficios del turismo y los efectos positivos para su existencia futura.

 334 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.