Morciguillinas: Hospedería de Montaña en la Sierra de Segura (Jaén)

Conversamos con Vanesa Ruíz, Directora de la Hospedería de Montaña Morciguillinas y presidenta del Foro de Turismo Sostenible del Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y las Villas (Jaén). A través de este podcast, descubriremos los atractivos turísticos de la Sierra de Segura, su relación con la hospedería de montaña y las actividades que tiene para ofrecer este nuevo alojamiento que defiende unos fuertes valores de sostenibilidad y calidad en el parque natural más extenso de España.

Además de en la web y APP de Radio Viajera, puedes escuchar nuestros podcast en tu plataforma preferida:

Escucha #TurismoSostenible en Spotify

Escucha #TurismoSostenible en Ivoox

Escucha #TurismoSostenible en Apple Podcast

Escucha #TurismoSostenible en Google Podcast

 779 visitas

Read More

Reconversión del patrimonio forestal para uso turístico: bienvenid@s a Morciguillinas

En pleno parque natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas, en Jaén, encontramos inmerso en la naturaleza serrana la renovada Hospedería de Montaña de Morciguillinas. Este icónico alojamiento, ubicada a escasos kilómetros de Cortijos Nuevos, en la Sierra de Segura, ha abierto recientemente sus puertas, tras haber salido a subasta durante la pandemia.

Morciguillinas es una de las 119 casas forestales registradas en el parque natural. Muchas han sido reconvertidas en refugios de montaña o centros de interpretación e información y otras, como es el caso de Morciguillinas, en hospederías de montaña que aún guardan la esencia de su origen y un pedacito de la historia del lugar entre sus paredes.

El parque natural de las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas ha sido un paso de culturas y de co-evolución entre el ser humano y la naturaleza. Los recursos ecosistémicos y su variado uso a lo largo de los siglos han jugado un rol fundamental en la conformación del paisaje y su conservación hasta hoy en día.

Por su parte, las casas forestales han sido fundamentales para la gestión de los montes desde principios del siglo XX. Inicialmente eran hogares donde residían familias, en ocasiones completamente aisladas del paso de la vida fuera de los confines del parque. Estas casas, posteriormente también han servido como alojamiento para técnicos, naturalistas y demás trabajadores serranos.

Sin una estrategia de conservación en mente, poco a poco las casas forestales van cayendo en el olvido. En este aspecto, el turismo puede ser una herramienta muy importante que permita recuperar el patrimonio cultural local y adaptarlo a los nuevos usos de la sociedad actual.

Morciguillinas

Una nueva Morciguillinas para la Sierra de Segura

En el 2015 Vanesa Ruíz Fuentes, socia de El Contadero Aventuras la empresa inversora en Morciguillinas, se enamoró de esta casa forestal y su inigualable ubicación en el claro de una redondeada montaña de pinares. Hace varias décadas, Morciguillinas fue adquirida por concesión a una cooperativa en 1996 que lo inició como una pequeña hospedería de montaña.

“Desde Contadero Aventuras ya trabajábamos con los antiguos dueños, llevando grupos para realizar actividades en sus instalaciones”, cuenta Vanesa. A lo que añade “algo había nacido en mi desde el primer momento que conocí este lugar y aunque el reto ha sido enorme para poder abrir este verano, no lo dudamos ni un momento cuándo Morciguillinas salió a concesión en mitad de la pandemia”.

Tras una gran inversión económica, muchas horas de trabajo y la gran inercia que conllevaba una inversión con fines turísticos en plena pandemia, el 1 de julio 2021 una nueva Morciguillinas abrió finalmente sus puertas, recibiendo pequeños grupos y visitantes de toda España.

“Hemos hecho una remodelación 360 y aunque la ilusión y el soñar nunca nos ha faltado, si ha habido momentos muy difíciles,” recuerda Vanesa. Morciguillinas quiere ser un centro de ecoturismo y un espacio comunitario donde dar valor al arte local en todas sus modalidades, “queremos romper con la estacionalidad de esta zona del parque natural, ofreciendo opciones de microespacadas en contacto con la naturaleza para todo el año y crear una oferta integral junto con la gente y los proyectos locales, realizando talleres, conciertos o jornadas que pongan en valor nuestro territorio”.

Morciguillinas ya es un referente en el parque natural. No solo por el maravilloso enclave en el que está situado, sino también por la esencia que transmite y la ilusión y la energía de Vanesa y todas las personas que forman parte de este proyecto único donde la colaboración, la esencia del lugar y la naturaleza son sus componentes clave.

 779 visitas

Read More

Las claves para realizar rutas de oleoturismo más sostenibles

Aprovechar los recursos que nos brinda la tierra para crear actividades turísticas es una buena manera de aportar riqueza a los lugares, y si además se involucra la gastronomía ayuda a convertir a los turistas en prescriptores del destino a través de experiencias turísticas diferenciadas y adaptadas a cada recurso.

Para poder aplicar ideas nuevas a recursos ya existentes, es necesario estudiar el ciclo de vida del recurso ya que nos ayudará a entender el lugar en el que se encuentra con respecto a su demanda, y así poder visualizar si se podrían diseñar actividades paralelas o complementarias. También es necesario analizar el destino para inventariar la infraestructura turística y saber qué capacidad de carga tiene; y sobretodo diseñar la nueva actividad que queremos desarrollar siempre junto con la población local, desgranar de qué fases se compone y aplicar la sostenibilidad a cada una de ellas. Sin olvidarnos de hacer un seguimiento una vez la actividad está en marcha para cerciorarnos que el turista recibe calidad y que ni el recurso ni el destino se ve afectado.

Caso práctico: Sierra Mágina (Jaén)
Os lo voy a mostrar a través del ejemplo del olivo en Sierra Mágina. Para este parque natural es de vital importancia proteger su entorno porque el olivo es el modus vivendi de casi toda la población. Según Jesús Sutil, Gerente de la D.O. Sierra Mágina, «el cultivo del olivar y la producción del aceite de oliva ha evitado el abandono de muchos municipios, y como la recolección exige mucha mano de obra, especialmente en nuestro olivar de sierra, permite que la gente pueda seguir viviendo aquí.»

Cuando pienso en el olivar, además de aceite, lo relaciono con: turismo, gastronomía, cosmética, museos, almazaras, cultura, historia, esfuerzo y vida. Lo bueno de estos recursos tan arraigados a la tierra es que tienen un potencial muy grande para valorizarlos como recurso turístico.

Sierra Mágina juega con ventaja: está adherido a la Carta Europea del Turismo Sostenible, cuenta con almazaras certificadas con criterios de sostenibilidad y producen aceite de calidad bajo la D.O. Sierra Mágina, la cual, en palabras de Jesús Sutil, «cohesiona el territorio y permite una diferenciación en su comercialización». Sin olvidar que la zona dispone de infraestructura turística para absorber una cantidad suficiente de turismo para sus características, que ya aprovechan turísticamente el olivar realizando oleoturismo y que la Diputación de Jaén lo promociona a través del producto turístico OleotourJaén. Y lo más importante, su gente está orgullosa de su tierra.

Oleoturismo más sostenible
Ya hemos visto que el oleoturismo es una actividad turística que genera beneficios en la población local, ¿pero y si los maximizáramos de una forma sostenible para garantizar su perduración en el tiempo? Tras mi visita a Sierra Mágina me surgieron las siguientes ideas para fomentar lo que he llamado “oleoturismo sostenible”:

  • Planificar las rutas teniendo en cuenta un bajo nivel de emisiones de CO2.
  • Dar la oportunidad a los visitantes de plantar o apadrinar un olivo como medida compensatoria de las emisiones de CO2 emitidas durante la ruta, que además, es una buena manera para crear un vínculo con el visitante.
  • Disponer de rutas adaptadas para personas con movilidad reducida.
  • Organizar grupos reducidos para que se integren mejor en el territorio con el objetivo de no perturbar la biodiversidad ni la vida diaria de sus habitantes.
  • Visitar almazaras con estándares sostenibles en la producción de aceite.
  • Realizar actividades participativas con los visitantes en los trabajos de la almazara según la época del año.
  • Ampliar la ruta a otras actividades relacionadas con el olivo: cata de aceite, picnic con productos locales contando donde los pueden ir a comprar, visitar empresas que usan aceite como primera materia para elaborar sus productos como por ejemplo los cosméticos.
  • Implicar a la población local en el diseño de actividades porque sin duda, no hay mejores prescriptores que los mismos habitantes, y en el caso de Sierra Mágina, son aquellas personas que trabajan la tierra, que saben el esfuerzo que supone sacar adelante la producción de aceite, que usan los recursos de la tierra para crear otros productos y que te cuentan con orgullo que sus productos son excelentes. Son ellas las que consiguen que el visitante se haga suya la tierra y quiera volver.

En definitiva, valorizar un recurso como turístico desde la sostenibilidad son todo ventajas: se impulsa la economía local, se protege el medio ambiente, se involucra a la población local y se da calidad al turista, que queda contento, lo comparte y crea un vínculo con el destino.
Este artículo forma parte del Famtrip de turismo responsable al que fuimos invitados en Sierra Mágina por la Diputación de Jaén. Puedes conocer más sobre todas las actividades realizadas en el artículo escrito por Mi Ruta en este enlace. 

 779 visitas

Read More

Cómo el turismo sostenible puede empoderar a la mujer rural y potenciar la economía del destino.

Uno de los retos más importantes para las zonas rurales es diversificar la economía, porque normalmente dependen de una sola fuente de ingresos. En el caso de Sierra  Mágina, un pequeño parque natural situado en el interior de Jaén, su principal modus vivendi es el olivar, pero sus atractivos son muchos más y se pueden poner en valor desarrollando un turismo que respete las características del entorno y a sus habitantes. En este desarrollo turístico sostenible las mujeres deben jugar un papel muy importante, afrontando de esta manera otro reto: su empoderamiento frente al modelo tradicional rural.

Oportunidades en Sierra Mágina

Francisca Chamorro, que se dedica al cultivo del olivar y además regenta el Hostal Rural de Cuadros, comenta que cuando se mecanizó el sector, las mujeres fueron las primeras a quedarse sin trabajo. Sin embargo, actualmente han surgido emprendimientos femeninos y que van más allá de la venta de aceite, como por ejemplo, Olea Cosmeticos, una empresa creada por Manuela junto con otras tres mujeres, que fabrican cosméticos naturales de forma artesanal y que usan el aceite virgen ecológico de la zona como principal ingrediente. Estos pequeños negocios son una oportunidad para que el turista los visite, escuche la historia de mano de sus protagonistas y al final, si quiere, se lleve un pedazo de Sierra Mágina en forma de cosmético con el valor añadido del asesoramiento experto.

La misma dinámica se puede aplicar en negocios que usan recetas artesanales para elaborar productos de alimentación, como es el caso de Flor de Mágina, una panadería centenaria que como explica María Contreras, la actual propietaria, los visitantes pueden saborear el pan “común” que nada tiene que ver con el que comemos actualmente, adulterado y hecho de mil ingredientes. Para ella el pan sigue siendo un alimento. Y es que los productos en Sierra Mágina, como dice Marisa Fernández, propietaria de la Casa Rural Arenaria, son naturales y para sus habitantes es algo tan normal que no son conscientes de lo atractivo que es eso para los turistas, y por lo tanto se debe potenciar.

Marca de la casa

Como explica Juana María López, guía turística de Huelma, los pueblos que conforman el parque natural son otro activo a tener en cuenta puesto que al ser una zona pequeña, están muy cerca unos de los otros. Comenta que es necesario diseñar rutas culturales de cada uno de los pueblos explicando su historia y pasando por los establecimientos donde los turistas puedan comprar productos típicos. A este argumento Manuela añade la necesidad de ofrecer paquetes turísticos conectando los diferentes pueblos y que el turista visite en cada uno un negocio diferente, con la finalidad, de además de comprar algún producto, se pueden llevar consigo la historia del lugar. Y en este punto, Francisca hace hincapié en promocionar la zona a los visitantes extranjeros que buscan lugares recónditos donde pasar sus vacaciones.

Las mujeres rurales de Sierra Mágina, que llevan en la sangre la fuerza de sus antepasadas que pasaban largas horas en el olivar y aún les quedaba el trabajo de la casa,  tienen una oportunidad de autoemplearse en el desarrollo del turismo sostenible de la zona. Para ello, como apunta Marisa, es necesario incentivar a las más jóvenes para que se queden a la zona e inicien nuevos negocios.  Pero no debemos olvidar, incide Francisca de forma acertada, que estamos hablando de un parque natural y por lo tanto la construcción de nuevos alojamientos es limitada, así que es necesario buscar negocios que den servicio a establecimientos turísticos. Todas ellas coinciden que es necesaria la imaginación y la creatividad para desarrollar negocios dentro del turismo sostenible.

¿Cómo se puede potenciar el emprendimiento femenino?

Nuestras protagonistas dan con la fórmula mágica: María está convencida que la idea de negocio debe salir de una misma y sentirla tuya, de esta manera luchas para superar los obstáculos. Una vez tenemos clara la idea, Juana María propone un trabajo personal con las mujeres para que vean su potencial para tirar adelante negocios; ella habla de salir de la zona de confort para ver que hay un futuro más allá del trabajo en casa. Manuela, pide que la administración ayude a las mujeres en los temas más burocráticos, y Francisca añade que también en la búsqueda de subvenciones, ya que otra parte importante es tener el dinero necesario para la inversión. Por último y no menos importante, Marisa cree muy necesario un trabajo de  concienciación de los maridos para que vean que el papel de la mujer no se puede reducir solo en cuidar la casa y que tienen las mismas oportunidades en el mundo laboral.

Sierra Mágina tiene en el desarrollo del turismo sostenible la oportunidad de diversificar su economía a través de sus atractivos y a la vez, de superar barreras de género tan presentes en zonas rurales de Andalucía.

Este artículo forma parte del Famtrip de turismo responsable al que fuimos invitados en Sierra Mágina por la Diputación de Jaén. Puedes conocer más sobre todas las actividades realizadas en el artículo escrito por Mi Ruta en este enlace. 

 779 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.