“La pandemia nos ha concienciado de que la sostenibilidad no es opcional”

La crisis de la COVID-19 ha llevado a la sociedad a tomar conciencia de la necesidad de apostar cada vez más por empresas sostenibles, entre ellas las del sector turístico, como los hoteles. 

Según Víctor Monzón, CEO de Bioscore, en un futuro no solo será un requisito legislativo: el propio usuario demandará sostenibilidad. Bioscore es una compañía dedicada a certificar el nivel de sostenibilidad, así como el compromiso medioambiental y social, de los establecimientos. Tiene dos funcionalidades principales: una de ellas es el área de certificación y la otra es el área de informes, donde se pueden desarrollar memorias de sostenibilidad. Se obtienen cuatro tipos de iconos con unas diferencias de entre el 50-70% de sostenibilidad o del 70-80%. Estos iconos han sido alineados con la imagen de los electrodomésticos, para que luego el usuario final lo pueda ver en OTA, de una forma sencilla y fácil, y pueda entender que en este establecimiento se están haciendo cosas en términos de sostenibilidad. 

Bioscore incluye, además del medioambiente, la parte social y de gobierno, ya que “es muy importante cómo la empresa se comporta con el entorno, con sus empleados, sus acciones hacia el exterior…”. 

Han certificado el nivel de sostenibilidad de más de 32.000 hoteles. Según Monzón, “cada vez más, afortunadamente, sabemos que la sostenibilidad más que una tendencia ya es una realidad. Cada vez comunican más y los alojamientos quieren decir más cosas sobre lo que están haciendo, con lo cual también nos lo ponen más fácil.” 


Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Hosteltur: “La pandemia nos ha concienciado de que la sostenibilidad no es opcional

 594 visitas

Read More

La transición turística en los tiempos del coronavirus

Aunque empezamos a ver luz al final del túnel, no olvidemos que desconocemos la longitud de éste y no podemos estar seguros de, si lo que vemos a lo lejos, es una luz u otra locomotora que se dirige hacia nosotros. El problema es que, hasta que no esté lo suficientemente cerca como para escuchar el sonido inconfundible del motor o distinguir su figura, no sabremos qué es realmente lo que hay: si la salida del túnel o un choque brutal si no frenamos a tiempo y damos marcha atrás al menos a la misma velocidad.

Momento actual

Algo así estamos viviendo actualmente en el sector turístico, uno de los primeros sectores en recibir en España las medidas de desescalada puestas en marcha por el gobierno. Estas medidas suponen, a día de hoy y para los establecimientos que estén en condiciones de abrir, poder hacer uso del 50% de la capacidad de bares y restaurantes que dispongan de terraza, o bien para recogida de pedidos de comida a domicilio.

En el caso de los establecimientos hoteleros, el panorama es similar, aunque se le suma la ausencia de demanda debido a las restricciones en cuanto a movilidad. Es decir, el personal vuelve tras el ERTE pero sin trabajo que realizar.

Y no hace falta irse a la patronal para encontrar voces que duden de la eficacia de estas medidas. El sindicato CCOO se ha unido a los hoteleros para pedir que se amplíen los ERTEs durante al menos seis meses de cara a evitar despidos obligatorios masivos debido a la escasez de negocio actual.

¿Por qué es importante que se gestione bien esta situación en la parte de la oferta? En primer lugar, porque de ella dependen cientos de miles de puestos de trabajo, entre ellos también el de los empresarios. En segundo, porque de ella depende en buena medida el atractivo de nuestros destinos turísticos. Se habla mucho de turismo local en la primera fase de apertura turística, pero ¿cuáles de esos establecimientos que forman parte de la oferta alojativa y gastronómica podrán aguantar esta situación que vivimos? ¿Qué atractivo tendrán esos destinos si hay oferta reducida o inexistente para dormir o comer? Está claro que tras un cierre puede haber una nueva apertura, pero ¿quién se va a arriesgar en estos momentos de incertidumbre máxima a abrir un negocio sobre otro que ha quebrado?

Por otra parte, un tema que salió en el segundo debate que mantuvimos en el webinar sobre Repensar el turismo organizado por Ideas for Change es el de la demanda. El coronavirus ha hundido la economía española a niveles históricos. Vamos a estar, o estamos ya inmersos, en una crisis global. Este hecho, como es obvio, afectará al empleo y a nuestra renta disponible para viajar.

Ya se están estudiando medidas para subvencionar directamente a los turistas, por ejemplo, con bonos vacacionales para viajar dentro del territorio que concede la ayuda.

Creo que no hace falta debatir mucho para llegar a la conclusión de que, con una oferta a la baja y una demanda muy posiblemente a la baja, el mercado turístico se verá reducido a niveles de hace 50 años. Y es cierto que el medioambiente lo agradecerá. La duda que surge es qué sectores van a absorber, en plena recesión global, esa fuerza laboral sobrante si esto llega a ocurrir.

Momento post pandemia previo vacuna

Si, finalmente, lo que vemos al final del túnel resulta ser la luz, y la desescalada nos lleva al fin de la declaración de pandemia, aún hará falta disponer de una vacuna eficaz antes de poder hablar de normalidad, ya sea de la nueva o de la anterior. Mientras, serán los diferentes países según sus datos los que decidan abrir o cerrar fronteras propias o con ajenos según las circunstancias particulares de cada territorio.

En este posible escenario de turismo post-pandemia-previo-vacuna, o sencillamente turismo de mascarillas y guantes y de contacto limitado, mucha será la inversión que tenga que realizar la oferta que haya sobrevivido para poder ofrecer un servicio con las máximas garantías sanitarias. Y mucha la responsabilidad de la demanda para viajar de manera segura, tanto para uno mismo como para todo ser con el que se entre en contacto.

En cuanto a las posibles medidas, una de las más críticas son los controles de temperatura en origen y destino. Ya se están poniendo en marcha otras como mamparas para las recepciones de establecimientos hoteleros, la eliminación del buffet libre, la conexión por móvil de todo lo que hasta ahora era manual (llave de la habitación, interruptores…), dispensación de guantes, mascarillas, envases unipersonales de hidroalcohol, geles, champús…y con ello también daremos pasos atrás en cuanto a la sostenibilidad.

A nivel demanda, una de las que más suena es el pasaporte sanitario, así como certificados de inmunidad al virus. En este sentido, si bien hasta hace muy poco había muchas dudas sobre la posible inmunidad, parece que éstas se empiezan a disipar en el mejor de los sentidos y se descarta -a fecha de hoy- la reinfección de los curados. Ésta desde luego podría ser una de las mejores noticias, ya que los inmunes certificados eliminarían para sí mismo y los demás el riesgo latente que a fecha de hoy suponemos todos y cada uno de nosotros y que obliga a reducir aforos de manera drástica.

Aún con todo esto, recordemos que la apertura del turismo supondrá un riesgo enorme a nivel global. A nivel nacional vemos cómo en Alemania han debido dar marcha atrás en su desescalada debido a repuntes en el índice de contagios (pasando de 0,7 a 1) y sus expertos predicen nuevas oleadas futuras de contagios.

Segmentando por edades, recordemos que existe un grupo de riesgo que no solo no podrá viajar de momento como lo hacía hasta ahora, sino que habrá que tener especial cuidado en los diferentes destinos para evitar contagios que vuelvan a poner a nuestros mayores en una situación extrema.

Momento post vacuna

Suponiendo que, cuando dispongamos de una vacuna, ésta será eficaz, toca plantearse si ese escenario turístico post vacuna será igual o parecido a como era el sector antes de que se declarase la pandemia.

Casi 20 años después todavía convivimos con las marcas de la era post 11-S en el sector. Si bien es cierto que los causantes de aquella tragedia ya no están entre nosotros, buena parte de las medidas de seguridad se mantienen por si vuelve a pasar de mano de otros actores. La cuestión es la misma, ¿en vista de posibles nuevos virus se mantendrán algunas de las medidas implementadas? ¿Viajaremos como si nada hubiera pasado los próximos años o mantendremos las distancias y haremos del uso de higienizantes, guantes y mascarillas como parte de nuestros viajes?

Hemos visto durante estas semanas como parte de la industria turística se ha adaptado a la ausencia de desplazamientos y ha digitalizado parte de su catálogo. Por ejemplo, experiencias online que han sustituido con mucho éxito a experiencias hasta ahora reservadas exclusivamente para los visitantes a ciertos destinos, así como visitas culturales, museos o guías turísticos controlados en remoto.

¿Este “turismo” virtual ha venido para quedarse? ¿Será complementario como una herramienta de marketing, a la que nos hemos adaptado a la fuerza, para dar a conocer ciertos destinos de manera más eficiente? ¿Será un sustituto de los viajes a larga distancia por el miedo que ha generado lo vivido? Recordemos que la seguridad es un factor esencial en el turismo. Muchos estamos de acuerdo en que las agencias de viajes y los seguros verán reforzado su papel en el sector para aportar mayor seguridad, pero de momento nadie puede garantizar nada.

Muchos de los avances hechos en estas semanas podrían impactar directamente en sectores tradicionales con alta afluencia de público, entre ellos el sector MICE (Meetings, Incentives, Conventions and Exhibitions), aunque ya hay ciudades que están centrando su estrategia en el desarrollo de este nicho, o los museos. Otras modalidades de viajes, como los cruceros, tienen frente a sí un gran reto, ya que digitalizar esa oferta resulta más complicado.

Para finalizar, aquí algunas de lo que considero claves:

  • La colaboración público-privada, público-pública y privado-privada es una de las grandes claves. También la responsabilidad personal de cada uno de nosotros, tanto en origen como en destino, tanto como ciudadanos como en nuestro rol de turistas o viajeros.
  • La comunicación a todos los niveles debe ser clara y concisa para aportar la tan necesaria seguridad.
  • Hemos de sacar partido a los aprendizajes que nos ha traído esta crisis, de cara a saber gestionarla en caso de que se vuelva a repetir algo similar.
  • Deberíamos aprovechar las capacidades adquiridas para crear un turismo de impacto positivo, o al menos un turismo en el que las externalidades positivas superen con creces a la negativas
  • Ahora más que nunca es necesaria la utilización de la tecnología a nuestro favor: ese turismo digital que estamos practicando estos días puede servir para acercar los destinos a los turistas, tanto para trasladar la propuesta de valor, como la tan necesaria sensación de seguridad.

Lo seguro que es que volveremos a viajar. La duda es cuándo y cómo.

 594 visitas

Read More

Covid-19 y hostelería española: primer análisis y cuatro primeros escenarios

¿Qué impacto tiene y tendrá el Covid-19 en la hostelería española? ¿Es el mismo para todos los subsectores de negocio? ¿Para todos los modelos? ¿Cómo evolucionará ese impacto? Son preguntas que nos hacemos todos desde que comenzó la crisis sociosanitaria, que se repiten en linkedin, en los eventos online que estamos desarrollando o en mis sesiones live de los viernes, dedicadas al mentoring.

EY y Bain & Company han publicado un primer estudio que pone cifras al impacto del Covid-19 en la hostelería de nuestro país, y en el que propone cuatro posibles escenarios a partir de los que empezar a trabajar para Acelerar la Curva de Recuperación.

En este artículo analizo y comparto contigo mi visión y conclusiones al respecto, aterrizando a la realidad del día a día de tu negocio los principales insights del informe. Es una herramienta fantástica de trabajo, que te recomiendo leer y revisar con calma.

Impacto del Covid-19 en la hostelería española: datos clave

La hostelería representa el 6,2% del PIB nacionalfactura 124 mil millones de euros al año y da trabajo a 1,7 millones de personas (seguro que este número te lo has aprendido bien estos días, gracias a la campaña de apoyo lanzada por Makro y secundada por un alto porcentaje de profesionales del sector, de todos los ámbitos dentro de la cadena de valor).

Debido a la fragilidad del sector ante las crisis – por atomización, por los bajos márgenes de beneficio que se manejan y los bajos niveles de capitalización, así como por la falta de liquidez – la pandemia podría tener como consecuencia la caída del 40% en la facturación del sector en 2020 (lo que supone la pérdida de unos 55.000 millones de euros), la puesta en riesgo de alrededor de 680.000 puestos de trabajo y la pérdida estructural definitiva de 207.000. Para seguir operativa con garantías, la industria hostelera podría necesitar hasta 16.000 millones de euros en financiación, afirma el estudio de EY y Bain & Company.

El Estado podría dejar de ingresar hasta 5.000 millones de euros en IVA derivado de la actividad económica hostelera, a lo que habría que sumar la necesidad prevista de un gasto social ligado al sector de 3,5 mil millones de euros y la caída en picado de las cotizaciones.

Foto: Eva Ballarin

Covid-19 y hostelería española: influencia del microentorno

El estudio de EY y Bain & Company constata que la hostelería es un sector relevante en todo el territorio nacional, que sin embargo tiene un peso particularmente alto en la economía de comunidades concretas. Me parece una estadística buenísima, porque nos da la imagen de que en España casi todos los territorios tienen una gran dependencia. Obviamente en Baleares y Canarias es muy alta en peso porcentual de las actividades, pero también nos encontramos con territorios como Castilla y León, que está compitiendo muy cerca de Baleares, o Asturias, también muy arriba compitiendo en ser destino. Estos datos nos dan también una idea de la gran variedad de destinos que tenemos en España.

Por eso, más allá de los datos numéricos y los porcentajes de impacto, lo que me pregunto es: a la hora de proponer medidas y realizar acciones para Acelerar La Curva de Recuperación… ¿Cómo afectará la reacción del microentorno en cada una de estas zonas?

El informe clasifica el impacto por comunidades autónomas. Sin embargo, aún siendo una clasificación útil e interesante, pienso que es más interesante y aterrizado a la realidad del sector fijarse en el destino: Costa del Sol, Costa Dorada, destinos de interior… ¿Cómo va a afectar el microentorno en estos territorios tan diferentes entre sí?

Para responder a esta pregunta debemos tener en cuenta las características propias (geopolítica, hábitos sociales…) de cada uno. En España hay destinos que presentan una alta dependencia del turismo, mientras que otros tienen una dinámica diferente. Para entendernos: no es lo mismo la gente en Galicia que la gente en Sevilla, ya que el comportamiento social es diferente, lo que se traduce en que no todos sentimos el miedo de la misma manera, ni todos sentimos necesidad de exterior o de contacto social de la misma forma. A la hora de analizar el impacto del microentorno, debemos tener en cuenta el componente social de comportamiento, aparte de la ubicación y de la dependencia mayor o menos del turismo.

A partir de aquí tendremos que pivotar el modelo de negocio. Y no lo va a tener que pivotar igual un bar en Benidorm que un restaurante en Castilla-La Mancha.

Por eso, es muy interesante analizar cómo pesa en cada una de las comunidades la actividad del turismo, la hostelería y la restauración. Y es aún más importante entender cómo cada uno de estos diferentes destinos va a sentir el impacto a partir de tres factores: dependencia del turismo, dinámica social y la capacidad de la industria de pivotar el modelo.

Una última reflexión antes de pasar al siguiente punto: probablemente en zonas turísticas sean más habilidosos a la hora de pivotar el modelo (habrá que verlo), aunque tal vez nos sorprendan mucho los establecimientos del interior, de los que igual pensamos que están muy dormidos pero realmente sean muy hábiles a la hora de pivotar aprovechando la oportunidad y poder ir a ese consumo más local, más doméstico, y a una gestión más profesional de la que te he hablado últimamente en el mentoring, en LOBBY y en diversas intervenciones en eventos online.

Foto: Eva Ballarin

Covid-19 y hostelería española: luchando contra la fragilidad en tiempos de pandemia

El estudio de EY y Bain & Company nos habla, como comentaba más arriba, de un sector por supuesto atomizado (con más de 300.000 establecimientos con una gran dispersión geográfica, muy poco organizado y con un alto porcentaje de restauración independiente, pienso que a nadie le cabe duda de esto), que maneja bajos márgenes de beneficio, que presenta bajos niveles de capitalización y una falta de liquidez que es para reflexionarla.

Dejando a un lado la atomización, reflexionemos sobre los otros tres factores de la fragilidad del sector, que juegan en su contra en el escenario de la pandemia y la post pandemia. Empezando por los bajos márgenes, de lo que nos hablan en realidad es de que en el sector se trabaja con una mala gestión (o sin gestión, es decir, sin formación), uno de los principales factores de esos márgenes bajos.

Si analizamos de qué hablamos cuando hablamos del balance frágil – algo que vemos siempre en hostelería, tal vez no tanto en hoteles pero sí mucho en restaurantes y sobre todo en bares, donde se vive el día a día y se vive cada día de la caja – lo que significa es que no hay previsión de tesorería ni hay gestión administrativa del negocio, y por eso viene esa fragilidad en el balance, esa fragilidad económica.

Estos factores se unen al obvio: nuestro sector es uno de los sectores más expuestos porque formamos en gran medida parte del ocio y, en situaciones de crisis, lo primero que se reduce del gasto es el ocio y lo primero que se pierde es la confianza. Y esa pérdida de confianza nos impacta mucho, en tanto en cuanto somos uno de los primeros sectores de inversión y gasto en la sociedad.

Covid-19 y hostelería española: ¿Objetivo? Orientarse al revenue

Otra cosa que me parece muy interesante del estudio es la comparativa entre el número de negocios y el volumen de facturación por tipo de establecimiento: de los datos extraigo que el objetivo del sector es más que nunca la orientación al revenue.

Los datos muestran lo obvio: que los hoteles, a pesar de ser muy pocos dentro de la familia a nivel de representación en número de establecimientos, son sin embargo un motor muy grande en nuestra economía: comparativamente generan muchísimo dinero, mueven mucha economía.

En cambio, los bares son muchos pero tienen de media muy poca facturación y además son los que menos músculo financiero presentan. Los restaurantes no están en una situación tan precaria en este sentido, pero no llegan tampoco a los niveles de facturación media de los hoteles.

A la vista de los datos, el objetivo claro es orientarse al revenue: los pequeños bares independientes están obligados a enfocarse al revenue – tienen que caminar hacia eso porque, si no, el futuro será muy incierto para ellos – y los restaurantes necesitan entender definitivamente que tienen que gestionar por revenue.

Foto: Eva Ballarin

Covid-19 y hostelería española: Cuatro posibles escenarios sobre los que trabajar

Cuatro son los escenarios – que yo entiendo como escenarios posibles sobre los que trabajar ya hoy – que plantea el informe de EY y Bain & Company: confinamiento, apertura restringida, demanda en transición y cambio estructural. Como te digo en el mentoring de esta semana, ten en cuenta que el paso de uno a otro va a comportar la toma de decisiones importantes para todos. Insisto: para todos.

Este planteamiento de cuatro escenarios me parece muy útil, porque con él tenemos algo en lo que empezar a trabajar en este momento de confinamiento, que es un momento no de vender, sino de generar confianza, to gain trust: es momento de estar en contacto con el cliente, de mantener a los equipos activos, de cuidar el engagement, de analizar el negocio de forma integral y plantear mejoras orientadas a los nuevos Valores de Seguridad y Confianza que el cliente vendrá buscando en la reapertura y las siguientes fases.

Más que plantear las fechas de los escenarios como hace el estudio, fechas que se pueden ir moviendo, lo que me parece más interesante es analizar qué va a pasar en cada uno de ellos. Enfocar no únicamente las fases del cambio sino qué ocurrirá en cada una de ellas nos ayuda también a poder trabajar mejor y planificar más cómo vamos a incorporarnos a esas fases.

Primer escenario: confinamiento

El primer escenario es el de confinamiento. Además de generar confianza, es el momento de diseñar el Plan para la reapertura, una reapertura que según esta previsión de escenarios del informe – y como venimos reflexionando, a la vista de lo que está sucediendo en otros países donde la pandemia va en una fase de desarrollo más adelantada – será restringida.

Segundo escenario: Apertura Restringida

La apertura restringida nos tiene que mantener muy atentos a lo que está pasando. ¿Por qué? Porque al pasar al siguiente escenario, a la siguiente fase, nos enfrentaremos a un punto importante de cambio en el que vamos a tener que tomar decisiones. ¿Qué decisiones? Aquellas que definan cómo vamos a afrontar la demanda en transición.

En este segundo escenario, probablemente el delivery va a tener muchísimo protagonismo: primero por la reducción de aforo de los establecimientos, que generará volumen de negocio de Food as a service, y segundo, porque durante el confinamiento la filosofía Food as a service – materializada en el delivery y el retail take out, principalmente – ha experimentado una importante expansión entre sectores de la población que hasta ese momento bien la desconocían, bien nunca habían hecho uso de ella o no de manera sistemática, o en determinados momentos de consumo.

Tercer escenario: Demanda en transición

En este escenario recuperaremos la clientela. A lo que nos vamos a enfrentar previsiblemente es a un menor gasto. Por eso, como sector y como negocios individuales tenemos que ser muy listos para poder comunicar y generar ese trust, esa confianza basada en el valor Seguridad.

Además, tenemos que pensar ya en qué nuevo modelo operativo y propuesta de valor vamos a abrir, qué nuevos momentos de consumo se van a generar, cuál va a ser el impacto de este nuevo valor en la psicografía de nuestro cliente – no todos los grupos van a asumir con la misma sensibilidad este valor – así como dentro de qué grupo nos movemos y cómo vamos a afrontar los momentos de consumo con nuestros nuevos valores.

Aquí también debemos estar atentos, porque vamos a tener que preparar la próxima fase, el próximo escenario, y tendremos que volver a tomar decisiones. En el escenario de Apertura Restringida nos encontramos con una mitad del periodo de vacaciones, mientras que la segunda mitad se desarrolla en este periodo de Demanda en transición.

En este periodo de vacaciones en el escenario de Apertura Restringida y de Demanda en transición nos encontraremos con un fuerte movimiento de solidaridad a la hora de elegir destinos nacionales como forma de ayudar a la economía a recuperarse. Esto me lleva a pensar que nos encontraremos ante una demanda hiper local y más controlada.

La España rural, la España interior, esa España más desconocida y con menos carga turística, tiene una oportunidad de crecimiento y reformulación en esta fase, porque previsiblemente vamos a huir de las multitudes y probablemente nos vamos a refugiar en ese valor de pueblo, de nostalgia.

El gran interrogante es qué va a pasar con el city tourism. En Barcelona, por ejemplo, muchos hoteles están planeando su apertura para no antes del 30 de octubre. Aunque nos enfrentamos a esta primera fase de apertura restringida y demanda en transición, coincide en el periodo de vacaciones, que tiene una singularidad de consumo histórica, a la que además vamos a tener que incorporar nuevos factores que modifican este tablero de juego, este escenario.

Cuarto escenario: Cambio estructural

En este cuarto escenario, la toma de decisiones estará vinculada a qué posicionamiento vamos a tener en el nuevo mercado y cómo vamos a utilizar los recursos, algo de lo que te hablo en el Mentoring de esta semana.

Temporalmente hablando, entramos en el escenario de Cambio estructural posiblemente en plena vuelta al cole y quizá sea el momento de disfrutar de un reward. En este escenario de Cambio estructural debemos pensar en esa modificación de momentos de consumo (tal vez ya no optaremos por vacaciones tan largas, sino que iremos más a la escapada a zonas menos masificadas, como los destinos rurales).

Debemos preparar este escenario en el que la nostalgia y obviamente también un cierto miedo van a ser protagonistas, junto con un evento que tiene un impacto económico y social muy importante, como es la “vuelta a” (al cole, al gimnasio, a la formación), que históricamente modifica una serie de hábitos en un periodo determinado y que en este caso coincide con ese cambio estructural.

Foto: Eva Ballarin

Covid-19 y hostelería española: Acelerar la Curva de Recuperación

Tras la lectura del informe, reflexionando sobre él, me reafirmo en el mensaje que llevo dando desde que comenzó esta crisis y que no es otro que el que habla de que es imprescindible para el sector Acelerar la Curva de Recuperación. ¿Cómo? Ahí van algunas ideas.

En hoteles, que como hemos visto son pocos y facturan mucho, debemos valorar cómo podemos potenciar esa demanda hotelera y cómo podemos potenciar los nuevos servicios en los escenarios descritos y teniendo en cuenta los factores de nostalgia, miedo, seguridad y confianza que hemos descrito.

En cuanto a los bares y restaurantes, pienso que tienen que pivotar la experiencia. Deben entender que el microentorno va a cambiar y que es el microentorno lo que más les va a pesar: qué pasa en tu calle, qué pasa en tu barrio, qué pasa en tu ciudad, preguntas cuyas respuestas deben estar muy aterrizadas al microentorno más estricto, porque lo que sí estamos viendo es que el consumo será de hiper proximidad.

Además, restaurantes y bares deben poner el foco en el modelo de revenue: más gestión profesional, mucho más revenue, más utilización de herramientas digitales, todo mucho más enfocado a ese ROI, a esa rentabilidad.

Foto: Eva Ballarin

Este artículo ha sido originariamente publicado en la web de Eva Ballarin y reproducido en Travindy con permiso de la autora: Covid-19 y hostelería española: primer análisis y cuatro primeros escenarios.

 594 visitas

Read More

“Tenemos que contar mejor nuestras estrategias de sostenibilidad”

Una de las mesas redondas más esperadas de la primera mañana de Fiturtechy tuvo por protagonistas a Kike Sarasola (Room Mate), Pepe Díaz (Artiem), Jorge Marichal (CEHAT) y María Frontera (Federación Empresarial Hotelera de Mallorca). Moderados por Pili Malagarriga (Segundo Mundo) debatieron sobre la metamorfosis del sector hotelero en clave de sostenibilidad.

“Tenemos que contar más lo que hacemos. Si hacemos cosas buenas, el resto de hoteles nos va a empezar a copiar”. Este mantra, defendido por la totalidad de los ponentes, fue uno de los más repetidos a lo largo del debate. No cabe duda de que hay hoteles que apuestan por la sostenibilidad, que tienen estrategias consolidadas y firmes, pero sus logros todavía son desconocidos para la mayoría.

Pero, ¿cómo se apuesta por la sostenibilidad? Sobre todo, por esa sostenibilidad que va más allá del medio ambiente y que se asienta también en lo social y lo económico. Para Jorge Marichal, nuevo presidente de la CEHAT, la clave es hacerlo con honestidad. “Hay empresas que apuestan por la sostenibilidad con el corazón, otras que lo hacen con la cabeza y otras, por el bolsillo. Al final, todas van llegando, aunque sea tarde”, explica.

Por su parte, Pepe Díaz, de Artiem, considera que hay que apostar más por las personas que conforman la organización, “para que vean la sostenibilidad como un propósito y trabajen con autonomía. Pero para ello, las organizaciones tienen que ser mucho más horizontales”.

Kike Sarasola, presidente de Room Mate, va en la misma dirección. “Hay que enamorar a la gente con la sostenibilidad, meterle la semillita. Después van llegando las ideas. Ya buscaremos entonces el conocimiento para llevarlas a cabo”.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Tecno Hotel News: Tenemos que contar mejor nuestras estrategias de sostenibilidad.

 594 visitas

Read More

Hoteles circulares: proyecto piloto en Mallorca

Cuatro cadenas hoteleras y el Parque de Tecnologías Ambientales de Mallorca (TIRME) han puesto en marcha un programa piloto que intenta “dar valor” a los residuos que generan los hoteles, estimulando la producción y el empleo local por un lado, y por el otro buscando “una mejor aceptación” de la población respecto a la actividad.

“Hoteles Circulares” es el nombre de este programa que se ha puesto en marcha hace un año – ya ha pasado su primera temporada de verano – y con ella apuntan a cambiar completamente el paradigma, porque lo reciclado vuelve como producto”, Rafael Guinea, Director General de TIRME.

El ciclo circular tiene cuatro pasos. Los hoteles de las cadenas que han participado conciencian a sus clientes y forman a sus empleados para separar los alimentos de forma eficiente. El Ayuntamiento los recoge selectivamente y sin mezclar con otros residuos. En tercer lugar TIRME gestiona el residuo orgánico para transformarlo en compost ecológico y en cuarto lugar los agricultores de Agromallorca y Son March cultivan vegetales demandados por los hoteles empleado el compost generado y “cerrando el círculo de colaboración”.

Gracias a la tecnología de una empresa también local, TIRME puede saber la cantidad de toneladas de residuos que genera cada hotel y de esa forma calcular cuánto compost se produce con ese desperdicio. Gracias al trabajo que se hace con los agricultores también sabe la cantidad de tomates, calabacines y otros vegetales pueden producirse por hectárea y tonelada de compost.

En principio “la idea es intentar extenderlo a todo el sector, porque esto genera empleo local con los agricultores y una mejor aceptación social de la población local respecto a lo que genera la actividad turística, que vean que se produce riqueza más allá del puro sector turístico”, concluyó.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Hosteltur: Hoteles circulares: proyecto piloto en Mallorca.

 594 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.