Cómo una comunidad indígena de la amazonía ecuatoriana trabaja por conservar su patrimonio oral e inmaterial

“Aún si desaparecemos, queremos dejar nuestro conocimiento al mundo.” Esta es la carta de presentación de la asociación Naku, formada por miembros de comunidades Saparas en Ecuador. Debajo de esta sentencia tan categórica se esconde una realidad que los Saparas luchan por superar. Tal y como se definen ellos mismos, son una nacionalidad indígena de la amazonia ecuatoriana y peruana reconocida por la UNESCO como Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad cuya lengua está en peligro de extinción.

Viendo que su cultura podría llegar a desaparecer debido a varios factores como el decrecimiento de su población (actualmente en Ecuador existen unos 300 Saparas), los impactos que la explotación petrolera tiene sobre su comunidad o la llegada de carreteras, los jóvenes decidieron ponerse manos a la obra para conservar sus tradiciones.

Y así crearon la asociación Naku con la que, entre otras medidas, han desarrollado un proyecto de turismo rural comunitario que toma la forma del Centro de Sanación Naku, para así enseñar a los visitantes “sus conocimientos ancestrales, costumbres, historias, alimentos y vivencias que sólo pueden ser explicadas en su real magnitud en medio del bosque.” El proyecto está liderado por Manari Ushigua, quien es el guía espiritual y shaman de la comunidad, y el centro se encuentra en el territorio Sapara, más concretamente en la comunidad de Llanchamacocha (provincia de Pastaza). Para llegar a la comunidad se debe tomar una avioneta desde el aeropuerto de Shell, ubicado a unas cuatro horas de la ciudad de Quito, y el vuelo tiene un duración de 30 minutos.

Desarrollo local
Los Saparas se han constituido como una asociación comunitaria y esto les permite ser dueños de su emprendimiento, y por lo tanto los beneficios que se generan se reparten entre la comunidad. Además, han creado una reserva propia denominada Kamunkui, compuesta por unas 20.000 hectáreas de bosque primario. La combinación de ambas ideas permite el desarrollo sostenible y económico local de la comunidad a la vez que se protege el conocimiento ancestral Sapara y el patrimonio ecológico, ya que los fondos que se generan los destinan a la mejora de la calidad de vida de las comunidades, así como a preservar su cultura, sus conocimientos y su idioma, a través de proyectos de educación con los infantes y los jóvenes. 

Turismo rural comunitario
El Centro de Sanación se integra totalmente en el modus vivendi de los Saparas, y les permite enseñar sus conocimientos a los visitantes. “A NAKU no llegan turistas, sino llegan amigos”, donde además de ofrecerles recorridos para aprender y conocer la cultura, las labores de pastoreo, agricultura; también pueden participar de forma directa en la elaboración de comidas y artesanías tradicional. Las comidas son elaboradas a base de productos orgánicos y locales, algunos de ellos procedentes de su propio huerto, pero siempre adaptándose a las necesidades de los visitantes y por lo tanto si es necesario lo complementan con alimentos procedentes de la ciudad.

Soluciones sostenibles
Para integrarse al territorio e impactar lo mínimo posible, han implantado un sistema de reciclaje y de control de las aguas residuales, así como medidas para la eficiencia energética, y el ahorro de agua. Para el diseño de los espacios verdes del alojamiento se han utilizado especies vegetales autóctonas y los elementos decorativos reflejan el patrimonio cultural y local. Los artículos de recuerdo son elaborados por artistas locales a través de materiales que se encuentran en la propia comunidad así como reciclados, de esta forma dan una salida laboral a los integrantes de la comunidad.

Sostenible significa que dure en el tiempo; y eso es lo que quieren los Saparas, que su manera de vivir tan vinculada a la tierra, así como su entorno, perduren durante muchos años. Como dicen ellos mismos, su filosofía se basa en entender “el bosque como un sistema de vida en el cual tomos somos una parte, y por tanto debemos contribuir para que se mantenga con un alto estado de conservación.” La naturaleza es la fuente de su sabiduría, y lo que les permite conectarse con su propio espíritu, el de las plantas y el de los animales; y su idioma, actualmente solo hablado por cuatro personas, es la base de su saber ancestral, ya que es a través de los relatos orales que lo transmiten de generación en generación.

Este artículo forma parte de la serie promovida por el concurso de LALI y Fondo Verde en el 2017, para premiar iniciativas que promueven el paisaje en Latinoamérica.

 361 visitas

Read More

Alojamientos “eco”, más allá de “lo verde” pasando por lo humano: Hostal Posta de Purmamarca

Lucy Carolina Vilte

En Jujuy, Argentina, a los pies del Cerro de los Siete Colores, el Hostal Posta de Purmamarca lleva abriendo sus puertas durante algo más de 20 años. Lucy Carolina Vilte gestiona este ecohotel, cuyo paradigma gira en torno a la responsabilidad social empresarial, no exento de mucho esfuerzo y compromiso. Analizamos el sector en general y este caso de éxito en particular, cuya objetivo es claro: transformar aspiraciones sustentables en resultados concretos.


Nuria: El Hotel Purmamarca es un Ecohotel ¿Qué certificaciones acreditan al sector hotelero en Argentina como alojamiento sostenible y porqué decidisteis incorporarlos a vuestro proyecto?

Lucy: En 2014 fuimos el primer establecimiento en la provincia de Jujuy y el tercero en Argentina en obtener la eco-etiqueta “Hoteles Más Verdes”, otorgada por la Asociación de Hoteles de Turismo de Argentina (AHT), que es la certificación que nos acredita como “ecohotel” siguiendo criterios internacionales. Es un programa voluntario, que además está validado por el Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM) y cuenta con el reconocimiento y auspicio de la Dirección de Gestión de Calidad Turística del Ministerio de Turismo de la Nación.

Apostar por la sustentabilidad era y es una ventaja competitiva. Nos permitió rápidamente dar respuesta a un nicho de mercado desatendido, el turismo responsable. Además, estos valores coincidían con los valores que han formado parte de nuestro día a día familiar, así que digamos que cada proyecto social o ambiental iba surgiendo de manera natural.

Posteriormente y a través de la certificación revelamos al detalle nuestro trabajo. Desde entonces nos proponemos constantemente alcanzar nuevos niveles y estadios de validación que no sólo ratifiquen que estamos en el camino correcto, sino que nos impulsen a lograr nuevos desafíos en el campo de la sustentabilidad. 

Nuria: ¿A qué retos hacéis frente dentro del sector alojamientos en Argentina y a nivel mundial? 


Lucy: Creo que hoy por hoy el acceso inmediato a información a través del mundo virtual tiene la gran ventaja de permitirnos llegar a todos lados pero también representa un desafío: ser visibles y accesibles. Captar la atención con elementos innovadores y lograr la fidelización del cliente, es uno de los grandes retos para los hoteles.

Escuchar al cliente, leer y responder a la brevedad las encuestas y sugerencias, es una manera de anticiparse a sus necesidades y adaptarse rápidamente a requerimientos especiales. Hacerlo partícipe de la toma de algunas decisiones o informarle cuando se ha seguido su sugerencia respecto de algún cambio o mejora; esto lo acerca y lo familiariza con el negocio abriéndole las puertas a una nueva visita. Ante tanta oferta, es un reto que vuelva porque en nuestra casa se sintió como en la suya.

Creo que es muy importante estar conectados, manejar redes sociales, ser ágiles y expeditivos para retener el interés del primer contacto. Incorporar la mayor cantidad posible de “facilitadores” a la hora de concretar una reserva: tarjetas de crédito, pagos virtuales, motores de reserva, posibilidad de armar todo un itinerario desde el celular.

“El turismo es como el fuego: te ayuda a calentar tu comida pero puede quemar tu casa.”

Nuria: ¿Es posible que un alojamiento sea económicamente rentable y forje un compromiso real con la población y el medio ambiente?

Lucy: No sólo es posible, es necesario. El equilibrio entre economía, medio ambiente y población es lo que permite al alojamiento crecer de forma sostenida sin agotar sus recursos: el lugar donde se asienta y las personas que hacen de ese lugar, un lugar único.

No atraemos viajeros a nuestro hotel, si no a un destino que tiene una riqueza patrimonial excepcional. Para que todos “ganemos” por igual y se establezcan tejidos sociales fuertes que soporten y controlen cualquier impacto negativo derivado del turismo, hay que trabajar conjuntamente con la población local.

Hay una frase que lo resume: “El turismo es como el fuego: te ayuda a calentar tu comida pero puede quemar tu casa.”Puede ser sinónimo de progreso para una comunidad, si redunda en beneficio del que llega y del que está. Si contaminamos el paisaje, si no nos comprometemos con la inclusión de los sectores vulnerables, si destruimos nuestra arquitectura ¿podemos seguir siendo un destino competitivo? ¿Qué turista nos elegirá?

Nuestra supervivencia como habitantes de una comunidad o como empresarios del sector turístico depende de nuestro compromiso en respetar nuestra herencia cultural.

Nuria: Voluntad, esfuerzo y compromiso con la sostenibilidad pero ¿cómo se construye este camino que la lógica nos dice es el modelo a seguir en base a tu experiencia?

Lucy: Para empezar, no se puede labrar este camino y generar riqueza en sociedades que no cuidan su entorno, su identidad y que no enseñan a los visitantes a respetar estos valores.

Así, tenemos que hacer partícipes  de los proyectos sociales y ambientales a todos aquellos que forman parte de tu equipo, generando empoderamiento y fidelización interna, creando un buen clima laboral. Al mismo tiempo que se forja un compromiso sólido y duradero, no sólo con los objetivos de la empresa sino con el bienestar de la comunidad y el ambiente. Cuidar a nuestros trabajadores, a nuestros colaboradores, es asegurar la continuidad de la empresa y la preservación del entorno. Agradezco siempre contar con un equipo excepcional e incondicional, artífices genuinos del éxito de mi empresa.

Ser un alojamiento pequeño tiene sus ventajas en cuanto a sostenibilidad se refiere. Ofrecemos un trato más personalizado y podemos compartir con nuestros huéspedes inquietudes sobre el lugar que visita. Algo que nos sirve como herramienta de sensibilización y que nosotros llamamos “las normas de la casa”. Captamos su interés y se convierten en aliados.

Nuria: El turismo sostenible en algunos casos, se ha convertido en una herramienta de marketing muy potente que se aleja en algunos casos mucho de la realidad. ¿ocurre del mismo modo en Argentina?


Lucy: Las empresas pequeñas son el terreno más fértil para apostar por el turismo sostenible. Nuestra proximidad al entorno natural y a la población local, ofrecen un inmenso potencial para trabajar en proyectos ambientales y sociales reales. Se genera un impacto positivo mayor, aún contando con menos recursos que una gran empresa. Los resultados son percibidos de inmediato, dándo así credibilidad.

Además nuestro estrecho vínculo, casi personal con todos los agentes del territorio, hace que cualquiera de las acciones de empresas pequeñas como el Hostal Postal de Purmamarca, sean fácilmente demostrables. Es así como dejamos de lado posibles vicios y denostaciones del turismo sostenible como mera herramienta de marketing y damos paso a la realidad.

Nuria: La responsabilidad social del Hostal Posta de Purmamarca gira en torno a tres ejes: turismo accesible, desarrollo comunitario y medio ambiente. ¿Cómo se integran estas tres líneas de trabajo en el día a día de vuestro hotel? 


Lucy: La consolidación de la sustentabilidad económica, social y ambiental en la gestión de los negocios implica, sin duda, un proceso de permanente cambio y mejora que nosotros asumimos de manera gradual, progresiva e integral. Por eso, año a año apostamos por proyectos de mejora de nuestras instalaciones teniendo siempre presente principios de eco-eficiencia, bio-construcción y accesibilidad.

También estamos atentos a las necesidades de la comunidad, que tratamos de detectar mediante encuestas y buscamos satisfacerlas trabajando conjuntamente con instituciones públicas y privadas. Y muchas veces son los mismos colaboradores los que presentan iniciativas que se llevan adelante y se difunden entre la comunidad.

Socializar información, comunicar, sensibilizar y compartir lo aprendido, es nuestro objetivo final en cualquier iniciativa. Tratamos de focalizarnos siempre en la mejora continua de toda la gestión hotelera para alcanzar objetivos más altos, satisfactorios y ambiciosos que nos hagan sentir felices y satisfechos como personas y dignos representantes de la hospitalidad sostenible.

“Un alojamiento que cuide su entorno y a las personas con las que se relacione será entonces un emprendimiento sostenible”

Nuria: ¿Qué factores son determinantes a la hora de evaluar si un alojamiento es o no sostenible?
Lucy: Creo que hoy es preciso centrar la mirada no sólo en el ambiente sino también en las personas. La sostenibilidad está muy asociada al concepto “verde” de cuidado ambiental y a veces queda en un segundo plano la gente; desde los colaboradores, proveedores, los vecinos y hasta los huéspedes.

En cada caso se deben observar cuestiones que promuevan las buenas prácticas ambientales y también sociales como el respeto de los derechos humanos y la plena conciencia del otro, la equidad, igualdad y tolerancia que son principios fundamentales de lo que es realmente la esencia del turismo. Un alojamiento que cuide su entorno y a las personas con las que se relacione será entonces un emprendimiento sostenible.   

Este artículo forma parte de la serie promovida por el concurso de LALI y Fondo Verde en el 2017, para premiar iniciativas que promueven el paisaje en Latinoamérica.

 361 visitas

Read More

Latinoamérica: la importancia del paisaje en el turismo

Con motivo de su quinto aniversario, la Iniciativa Latinoamericana del Paisaje (LALI), ha celebrado este año varios eventos y convocatorias creando sinergias entre socios estratégicos, academia e instituciones para aunar fuerzas en la gestión sostenible y responsable del paisaje.

En este contexto, Fondo Verde y LALI convocaron el concurso Turismo Responsable y Paisaje en Latinoamérica este verano. Gracias al cual hemos podido conocer varios emprendimientos de alojamientos rurales y proyectos de base comunitaria del centro y sur de América.

Para poder evaluar dichos proyectos, se establecieron varios criterios adaptados del Consejo Global de Turismo Sostenible (GSTC), que disponían como base los tres pilares de la sostenibilidad: medioambiental, social y económico. Además, cada propuesta debía ir acompañada de sus correspondientes fotografías identificativas. En total se recibieron 28 propuestas de 12 países diferentes.

De este modo, el proyecto ganador en la categoría de alojamientos rurales fue la Reserva Natural Zafra, ubicada en San Rafael Antioquia (Colombia); ganadores por su activa acción en la conservación del paisaje realizando un ecoturismo de bajo impacto y donde la comunidad local es implicada directamente.

El proyecto de base comunitaria ganador fue la Asociación Comunitaria ACTUAR en San José, Costa Rica. La asociación es una red nacional compuesta por grupos de culturas indígenas, mujeres, conservacionistas y otras comunidades rurales que incursionan actividades de turismo como actividad complementaria a sus economías tradicionales. El alto contenido cultural y ambiental de las acciones de ACTUAR fue lo que les llevó hasta el podio de LALI.

No obstante, el concurso estuvo muy reñido puesto que había grandes proyectos muy ambiciosos que no hicieron el trabajo fácil a los miembros del jurado. Caribe Maya Desconectado en Guatemala y Honduras es un buen ejemplo de ello. Hablamos de una organización que ha creado el multidestino Caribe Maya de gestión comunitaria en áreas protegidas con alto contenido cultural, como es el de la cultura maya y garífuna. Gracias a este trabajo en red, consiguen impulsar los emprendimientos comunitarios del Sistema Arrecifal Mesoaméricano en la cadena de valor del turismo de la Guatemala y Honduras.

El proyecto Pacha Trek, caminando con los Kallawayas, en La Paz (Bolivia), muestra la efectividad del turismo biocultural comunitario de cuatro comunidades Kallawaya. Esta cultura, con su particular cosmovisión fue proclamada por la UNESCO en el 2003 como “obra maestra del patrimonio oral e intangible de la humanidad.”

Por otra parte, el alojamiento La Casa del Hornero en Piriápolis (Uruguay), primer alojamiento B & B sostenible del país, pone en práctica el turismo vivencial con actividades únicas para el visitante en contacto directo con la Pachamama (Madre Tierra), de nuevo haciendo partícipe a la población local en toda la cadena de valor del turismo generado por el alojamiento.

Latinoamérica tiene un apasionante legado cultural que conforma un añadido excepcional a su increíble biodiversidad. No obstante, faltan iniciativas que pongan en valor dichos emprendimientos y que permitan darles a conocer a un público internacional que busca incansablemente esa autenticidad aún guardada por muchos de estos proyectos.

Si te interesa conocer más sobre este concurso, los participantes y los jurados, te invitamos a leer y descargarte gratuitamente el documento oficial de LALI.

 361 visitas

Read More

LALI y Fondo Verde premiarán las mejores iniciativas en favor del paisaje y la cultura en Latinoamérica

Dentro del marco de las Objetivos del Desarrollo Sostenible y por una Gestión Sostenible y Responsable de los paisajes en Latinoamérica, Fondo Verde y la Iniciativa Latinoamericana del Paisaje (LALI) convocan este premio para estimular y reconocer iniciativas de turismo que sigan los principios de sostenibilidad, responsabilidad social y comercio justo, y que pongan en valor el paisaje y su patrimonio cultural de Latinoamérica.

El premio es de ámbito Latinoamericano y la participación es libre y gratuita. La presentación de proyectos es hasta el 31 de Agosto de 2017, y la ceremonia de premiación será durante el evento internacional “Semana del paisaje Latinoamericano Iniciativa Latinoamericana del Paisaje (LALI): Paisaje y Turismo Sustentable” a realizar en Armenia y Manizales (Colombia) del 13 al 18 de Noviembre de 2017.

El concurso premiará a proyectos ejecutados en materia de alojamientos rurales y proyectos de turismo rural comunitario comprometidos con el liderazgo del turismo sostenible, responsable e inclusivo en el desarrollo de la comunidad local, el empoderamiento y el patrimonio cultural, y paisajístico de Latinoamérica.

A los primeros lugares de cada categoría Fondo Verde otorgara una matrícula gratuitita en el “Curso de Postgrado Internacional en Patrimonio Cultural Turismo y Paisaje: Estrategias Sostenibles en Destinos Patrimoniales y Proyectos Culturales”. Así como de un certificado acreditativo a todos los participantes.

Puedes encontrar más información sobre estos premios directamente en la página oficial de Fondo Verde

 361 visitas

Read More

El paisaje: esperando su oportunidad en Latinoamérica

El paisaje es uno de los recursos naturales que hoy en día, a nivel internacional, ha crecido su interés por su importancia ecológica (como expresión externa de la funcionalidad de los ecosistemas) y por la demanda social (turismo, calidad de vida, cultura y como fuente de innovación).

Acostumbrados los ciudadanos a ver paisajes degradados y banalizados como evidencia de una desidia en su gestión, emerge la necesidad de recuperar, transformar y crear paisajes de calidad como expresión indisociable de una correcta gestión y ordenación paisajística del territorio. De este modo, el paisaje ha pasado así a formar parte del interés general como un elemento significativo del marco de vida cotidiano y del bienestar de la población.

En Latinoamérica, los cambios ocurridos en el paisaje durante las últimas décadas han originado la degradación de numerosos hábitats afectando negativamente a la biodiversidad del continente. Ocupación del territorio por asentamientos no planificados, explotaciones mineras descontroladas, deforestación, cambios de uso de la tierra, cambios en los modos de vida de la población, .. han atentado seriamente al patrimonio natural y paisajístico de la región.

No obstante, el paisaje como fuente de oportunidades, beneficios para la seguridad alimentaria, cambio climático, biodiversidad, mitigación de la pobreza, cultura e identidad de las personas espera su turno de ser oído y rescatado de la especulación del mercado y de la desidia de la política contingente. Mientras tanto, la población civil se organiza y actúa en favor del paisaje con acciones concretas y activas como la Iniciativa Latinoamericana del Paisaje que promueve el reconocimiento, la valoración, la protección, la gestión y la planificación sostenible del paisaje latinoamericano, mediante la adopción de convenios que reconozcan la diversidad y los valores locales, nacionales y regionales, así como los principios y procesos pertinentes para salvaguardarlo.

El paisaje reúne dimensiones materiales e inmateriales, de ahí la amplia variedad de aspectos que abarca que ha llevado a una multiplicidad de métodos de análisis y evaluación, con objeto de poner en valor un recurso cada vez más escaso. Sin embargo no existe un modelo determinado y fijo, sino que cada experto o grupo de expertos lo aplica en función de su forma de ver el paisaje, quizás sin llegar a comprender los aspectos sociales y culturales del paisaje estudiado.

Es por tanto de gran interés, conocer los métodos y aproximaciones al estudio del paisaje, para dar respuesta a problemas prácticos de gestión del territorio, tanto desde la perspectiva de la valoración del paisaje como recurso para la conservación de áreas naturales, como para la planificación de los usos del territorio o incluso para restaurar zonas alteradas.

Este artículo ha sido escrito por el Dr. Gonzalo de la Fuente del Val, colaborador docente de Fondo Verde, ONG dedicada a la educación ambiental en América Latina y el Caribe que está actualmente ofreciendo un curso posgrado internacional con una beca 100% de la OEA sobre Análisis del Paisaje: Herramienta de Gestión, Ordenación y Planificación Territorial

 361 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.