Las personas con discapacidad viajan cada vez más, con una media de siete salidas al año, frente al promedio de ocho de los turistas sin dificultades. Y aunque aún queda mucho por hacer, lo cierto es que en los últimos años se han desarrollado diversas iniciativas para facilitar sus desplazamientos. Así lo reconoce Diego J. González, presidente de Red Española de Turismo Accesible (Red Estable), que explica que en los 30 años que lleva en el mundo del turismo accesible hemos pasado de un largo periodo en el que apenas había información a una gran afluencia en los últimos cinco o seis años.

Para Alfonso Huertas,vicepresidente de FEJIDIF (Federación Provincial de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Jaén), es prioritario mejorar la formación del personal. A su juicio, no es suficiente con que un hotel esté dotado con elementos de accesibilidad, es necesario que sus empleados las conozcan, circunstancia que no siempre se produce, como él mismo ha podido comprobar en algunos de sus viajes. “Si el personal de un hotel no sabe que existen, ¿de qué sirve?”, se pregunta. “Una instalación accesible, pero mal gestionada desde el punto de vista de la accesibilidad se convierte a veces en un problema”, asevera.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Hosteltur: “Los viajes rompen barreras gracias a los avances de un turismo accesible”.

 298 visitas