Destinos sostenibles: una experiencia a escala

Usualmente hemos indicado que la hotelería, gastronomía, animación… son los productos o servicios turísticos, pero entre más reflexiono sobre cómo procede un viaje, más considero que una experiencia satisfactoria es el principal producto de la “industria turística”, y la cadena de valor que se mueve alrededor de ella, es el proceso logístico para proveerla. A partir de esta visión, deseo orientar la gestión del destino como la “industria que manufactura” una experiencia altamente inolvidable (en positivo).

Para ello, propongo los siguientes componentes orientadores del destino:

Experiencia satisfactoria: más que un número de viajeros, un destino exitoso es aquel que logra un alto porcentaje de experiencias inolvidables entre los viajeros que lo cruzan. Para ello, se requiere diseñar dicha(s) experiencia(s), integrando los valores más auténticos y únicos del territorio, los cuales se traducen a través de los sentidos y actividades que el viajero desarrollar en su estadía.

Articulación logística: imaginémonos que la “fábrica” de la(s) experiencia(s) se comprende por la integración de hoteles, restaurantes, transporte… y cada parte se entiende como un proveedor del proceso logístico que trabaja hacia la elaboración de la experiencia del turista, nuestro producto. Así, un destino propende por articular a sus proveedores alrededor de un diálogo con el viajero en un idioma sensorial que traduce los valores y autenticidad en sus productos y servicios: alojamiento, gastronomía, guianza…

Ingredientes de un destino turístico

Ahora bien, dicho esto, hay dos componentes que pongo a discusión, que deben igualmente integrarse en los destinos para fortalecer su capacidad de experiencia inolvidable:

Capitalización: al entender que todas las empresas y servicios actúan de forma colectiva para proveer la experiencia inolvidable, también entendemos que logramos un esfuerzo colectivo de recursos económicos y humanos que deben enfocarse en aquellos aspectos del territorio que proveen dichos valores y significados, para asegurar su conservación y restauración. El poder del turismo está en lograr canalizar recursos de forma efectiva en el territorio, para mejorar el valor del producto (experiencia) y mantener la capacidad de las empresas de proveerlos mientras captan el mayor valor.

Digitalización: en la era Geek, con el mayor acceso a la información y conexión en tiempo real, debemos lograr estar en capacidad de recoger la mayor información y transformarla en decisiones de alto valor. Esto requiere una integración tecnológica que permita la lectura del destino. Para dar algunas ideas estaríamos hablando de que las encuestas en empresas logren además de evaluar su calidad, también ofrecer evaluaciones de la experiencia en el destino, igualmente lograr un análisis de la vulnerabilidad y presión sobre los recursos del territorio y no solo de los impactos puntualizados por cada empresa. Por otro lado, captar el bienestar y valor percibido por la comunidad, lo cual también puede facilitarse a través de un sistema de opinión digital. Así mismo, diseñar estrategias para el marketing de las empresas, teniendo en cuenta los segmentos de los viajeros evaluados a escala del destino.

Creemos experiencias inolvidables

Como profesional y como viajera, estoy explorando un enfoque que aporte a la sostenibilidad y a la valoración de los territorios que soportan las experiencias turísticas. Por ello, considero que aún hay pasos por dar hacia el diseño y evaluación de la experiencia que ofrece un destino, apuntando a generar aquellas que logren transformar la conciencia de los viajeros hacia un entorno más propositivo y positivo y transferir el capital que el mismo viajero lleva consigo (conocimiento y capital económico) al territorio que visita.

En conclusión, debemos empezar más a pensar el turismo a través de la experiencia que ofrecemos, entender que esta experiencia se desarrolla más allá del límite de una empresa y se traduce en el territorio, por lo cual se requiere la articulación e integración de información a esta escala para evaluar y mejorar la “empresa” (destino).

 474 visitas

Read More

Cómo desarrollar un turismo responsable en comunidades indígenas

La supervivencia cultural de los 370 millones de personas indígenas está en peligro. Por si esto no fuera poco, los miembros de las comunidades indígenas se encuentran entre las personas más empobrecidas y desfavorecidas del planeta. Ante las pocas opciones disponibles las personas indígenas deciden desarrollar sus preciosos recursos naturales para sobrevivir económicamente. En este contexto, el turismo puede ser una alternativa viable que además asegure la pervivencia del tejido cultural y los recursos ambientales de la comunidad. Es por todos estos motivos que las empresas turísticas que trabajan con comunidades indígenas tienen una especial responsabilidad en apoyar a garantizar la sostenibilidad de sus recursos.

Ante esta situación, la George Washington University International Institute of Tourism Studies, G Adventures y Planeterra Foundation han elaborado la guía práctica “Indigenous people and the travel industry. Global good practice guidelines” con el objetivo de fomentar conductas responsables que sirvan y protejan tanto los intereses de las comunidades indígenas como de las empresas turísticas, al mismo tiempo que se producen experiencias auténticas para el visitante. Las directrices pretenden dar un marco para las buenas prácticas de las empresas pero no son estándares. Han sido diseñadas para poder adaptarse a las condiciones locales y ajustarse en el tiempo.

Principios rectores del turismo indígena responsable
  • Participación plena y efectiva: asegurar que las comunidades indígenas y los proveedores participen en todas las discusiones estratégicas y compartan la toma de decisiones en base a las costumbres y leyes locales.
  • Relación equitativa: garantizar que las comunidades indígenas son tratadas de forma equitativa como socios y que entienden claramente las implicaciones de todas las acciones para garantizar su participación equitativa.
  • Consentimiento informado: informar las comunidades indígenas de todas las actividades que pueden afectar a su bienestar y asegurar su derecho a la autodeterminación.
  • Valores empresariales: respetar los valores tradicionales, las costumbres y las convenciones en todas las transacciones empresariales.
  • Compras locales: dar prioridad a los proveedores indígenas a la hora de ofrecer bienes y servicios.
  • Apoyo a la comunidad: asegurar relaciones equitativas con las comunidades indígenas y los proveedores. Ofrecer empleo y oportunidad de formación a las comunidades indígenas locales.
  • Propiedad local: asegurar que los miembros de la comunidad local obtienen beneficios directos del turismo.
  • Trabajo decente: respetar los derechos laborales, proveer un entorno de trabajo seguro, así como un salario digno.
  • Leyes y costumbres locales: entender, respetar y aceptar las normas tradicionales, los derechos de propiedad sobre las tierra y los sistemas de gestión.
  • Conocimiento tradicional: asegurar que el conocimiento local y sus representaciones (arte, artesanía, ceremonias, rituales…) sean protegidas de la explotación comercial.
  • Monitorización y evaluación: las empresas turísticas deben monitorizar los impactos de la actividad, con tal de minimizar los potenciales efectos negativos y garantizar resultados positivos.
  • Interacción cultural: promover interacciones respetuosas visitante – anfitrión que fomenten el entendimiento intercultural.
  • Interpretación colaborativa: asegurar que las historias y la narrativa explicadas sobre las comunidades indígenas son acuradas y aprobadas por la misma comunidad con respeto hacia las lenguas tradicionales.
  • Administración del patrimonio: trabajar para conservar los recursos naturales y culturales y apoyar a las comunidades indígenas a administrar y proteger estos activos.

El documento establece 18 directrices agrupadas en diferentes temas que resumimos a continuación.

Directrices para desarrollar experiencias turísticas
  • Creación de la relación. Se recomienda a las empresas turísticas investigar de forma exhaustiva sobre la organización y la gestión de la comunidad antes de iniciar la relación empresarial con sus miembros, así como familiarizarse con aspectos referentes a la comunidad que puedan afectar a la actividad turística. Es necesario identificar, junto con la comunidad indígena o el proveedor, las personas y grupos involucrados en la relación empresarial o que estén directamente afectados por ella.
  • Compromiso. Establecer un proceso para la comunicación continua conforme a los métodos usados por la comunidad indígena o el proveedor y tener en cuenta la tecnología disponible; establecer también los objetivos de la relación empresarial con la colaboración de la comunidad indígena o el proveedor, teniendo en cuenta los costes y los beneficios. Es importante consultar con los principales stakeholders, sobretodo si el turismo es desarrollado por primera vez.

Establecer un acuerdo acerca del volumen de visitantes que la comunidad indígena puede acoger realmente, acuerdo que debe ser revisado y adaptado si es necesario.

En este punto es importante generar confianza y establecer expectativas mutuas.

  • Acuerdo comercial. Obtener aprobación explícita de la comunidad indígena o el proveedor, para el uso de los recursos naturales y culturales, como los trajes tradicionales, música, arte, ropa, gastronomía, storytelling, etc. Es recomendable que las empresas se reúnan al menos una vez al año con los líderes de la comunidad indígena y otros stakeholders con el objetivo de debatir sobre la visión compartida y los objetivos.
Directrices para el funcionamiento de las experiencias turísticas
  • Interpretación. Desarrollar experiencias turísticas de forma que presenten la cultura, las costumbres y la lengua actuales, así como la conexión con los recursos naturales, históricos y lugares locales conforme a la narrativa indígena, sus protocolos y sus costumbres.

El objetivo de las actividades turísticas en comunidades indígenas debe ser el intercambio cultural entre visitantes y anfitriones, incluyendo talleres de artesanía o cocina o experiencias en la naturaleza.

  • Empleo y crecimiento. Dar preferencia de empleo y contratación a los miembros de la comunidad indígena, así como pagar salarios y precios iguales o superiores a los que marca el mercado.
  • Educación del visitante. Las empresas turísticas deben proporcionar a los directivos de las empresas indígenas, a los guías turísticos, a los anfitriones y a los proveedores información actualizada sobre el tipo de visitante y sus expectativas. También deben establecer un código de conducta para sus empleados y para los visitantes en cooperación con la comunidad indígena.

Reconocer el conocimiento tradicional y las costumbres de la comunidad indígena y trabajar activamente con la comunidad para prevenir el uso indebido, la apropiación cultural y la explotación.

Conclusiones

Como hemos visto al inicio, “Indigenous people and the travel industry. Global good practice guidelines” pretende ser un marco de buenas prácticas para las empresas turísticas. En este sentido, el hecho que se trate de recomendaciones genéricas en distintos ámbitos (economía, cultura, educación, empleo, etc) hace posible la adaptación de estas directrices a las distintas realidades y contextos que empresas turísticas, comunidades indígenas y stakeholders puedan encontrar a la hora de desarrollar una actividad turística.

A lo largo del documento se insiste en la necesidad de una buena comprensión, entendimiento y compromiso entre todos los implicados en la actividad para mitigar los posibles efectos negativos derivados de la actividad turística y potenciar los impactos positivos. El turismo puede ser una oportunidad de desarrollo para las comunidades indígenas, pero solo si se trabaja desde la sostenibilidad social, económica y medioambiental.

Aquellas empresas turísticas que quieran desarrollar un turismo indígena responsable, que contribuya a preservar la cultura y las tradiciones indígenas y a fomentar un auténtico intercambio cultural entre visitantes y anfitriones, tienen en este documento una valiosa guía para conseguir tan preciado objetivo.

Puedes leer y descargarte gratuitamente el documento completo en este enlace.

 474 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.