Gestión de la eficiencia energética en hoteles

El sector turístico es uno de los principales motores de la economía mundial y uno de sus puntos claves son los hoteles, que están considerados como los establecimientos estrellas del mundo. Se sabe que estos locales, para funcionar, necesitan grandes cantidades de energía y esto los ha puesto en el punto de mira de los ecologistas. 

La necesidad de implementar una mejor gestión energética dentro de los hoteles y complejos turísticos supera el deseo de conseguir sinergias para diferentes unidades de negocios y evitar así un escenario de “tragedia de los comunes”.

La eficiencia energética en los hoteles no es algo nuevo. Los establecimientos hoteleros se preocupan y son conscientes cada día más de estos problemas, a los que se enfrentan desde hace mucho tiempo.

Hay muchos hoteles que llevando a cabo distintas iniciativas para ser más eficientes, aunque aún estas medidas no están dirigidas a unidades de negocios individuales o a la erradicación del desperdicio de energía operativa. 

La reputación es importante en el sector hotelero y siempre se está en escrutinio. Por eso, las grandes cadenas hoteleras se están preocupando por generar energía sostenible para dar una buena imagen ante sus clientes, ya que una revisión negativa en la prensa por malas prácticas ambientales podría terminar con su reputación.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Ecoinventos: Gestión de la eficiencia energética en hoteles.

 529 visitas

Read More

¿Apagar el aire acondicionado para enfriar el planeta?

En el metro, en los bares y cafeterías, en la oficina, en las escuelas, en casa… no hay lugar que se resista a ese «fresquito» que aplaca el calor infernal de la calle en plena temporada estival. El uso de los aparatos de aire acondicionado se ha extendido por el mundo entero, y cada vez va a más: algunos hogares llegan a tener uno en cada habitación. Estados Unidos dedica un 5% de la energía total utilizada en el país tan solo a enfriar hogares y edificios. En lo que llevamos de siglo XXI, México ha pasado de usar aire acondicionado en el 13% de los hogares a hacerlo en el 81%. En España, no nos quedamos atrás: el 49% de nuestros hogares tienen aparatos de refrigeración.

Según un estudio del Lawrence Berkeley National Laboratory antes de 2030 habrá instalados alrededor de 700 millones de aparatos de aire acondicionado en todo el mundo. A este ritmo, en 2050 serán 1.600 millones los equipos que invadirán nuestras casas. En términos de uso de electricidad y emisiones de gases de efecto invernadero, equivaldría a la aparición de varios países nuevos. 

Sin embargo, podemos buscar el lado positivo a esta situación. Que cada vez una población mayor en países vulnerable acceda a la instalación y uso de aires acondicionados ayuda a proteger a esas personas de las altas temperaturas que se dan, en especial, en zonas en proceso de desertificación. El estudio de Berkeley asegura que si somos capaces de conseguir que nuestros aparatos de aire acondicionado —los ya instalados y los que están por instalar— sean un 30% más eficientes, ya sería suficiente como para aplacar las emisiones de efecto invernadero que los nuevos aires aportarán a la atmósfera.

Las instalaciones eficientes tendrían un impacto más sustancial en el planeta que los mayores proyectos de energía renovables existentes hasta ahora. Imaginemos entonces lo que ahorraríamos si todos los aires fuesen un 50% más eficientes, como es el caso de algunos mini-split fabricados actualmente en Corea. Si los fabricantes innovan y los usuarios demandan eficiencia, podríamos evitar millones de emisiones nocivas a la atmósfera.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Revista Circle: ¿Apagar el aire acondicionado para enfriar el planeta?.

 529 visitas

Read More

10 prácticas hoteleras para ser responsable con el medio ambiente

Lago Resort Menorca detalla 10 prácticas hoteleras para ser más responsables con el medio ambiente. A continuación hacemos un resumen de algunas de ellas:
La primera de estas prácticas es la lucha contra el plástico, es decir, servir todas las aguas y refrescos de los hoteles en formato caja de cartón reciclado o cristal retornable.
También es importante disponer de un sistema de recuperación de aguas grises residuales provenientes de duchas y lavamanos que, mediante una decantación y depuración de agua, se utilice nuevamente para el riego de todos los jardines.
Los hoteles deben disponer hoy en día de toda su iluminación basada en bombillas de bajo consumo, luces reguladas mediante fotocélulas y detectores de presencia en los pasillos a fin de conseguir una máxima eficiencia.
Los nuevos equipos de desinfección de piscinas consiguen, a través de un proceso llamado hidrólisis, tener un agua en perfecto estado sin la utilización de productos químicos añadidos.
La importancia de productos alimentarios de cero kilómetros y artesanos es cada vez mayor para incidir en la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente.
Las construcciones realizadas actualmente disponen de unos requisitos energéticos muy importantes. Las paredes exteriores de las nuevas edificaciones están envueltas de un material aislante que garantiza un máximo asilamiento y un uso energético eficiente. Las ventanas y correderas de terraza gozan de una cámara de aire ‘climalit’ que les da una capacidad aislante muy importante.
Los hoteles disponen de cubos de basura específicos para facilitar la separación de residuos de manera sencilla. También hay empresas especializadas en el reciclaje de aceites de cocinado. La tarea más importante de los hoteles no solo es poner en práctica este decálogo, sino también concienciar a todo su entorno de lo importante que es el trabajo hacia el uso eficiente de las energías y recursos naturales.
Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Nexotur: “10 prácticas hoteleras para ser responsable con el medio ambiente”.

 529 visitas

Read More

Sostenibilidad y eficiencia energética en el sector hotelero

La sostenibilidad en los hoteles depende, directamente, de la eficiencia energética y de la innovación en el sector. En Guest Madrid, el mayor evento de innovación para el sector hospitality, organizado por Easyfairs y promovido por CEHAT, se trataron, entre otros, estos temas a través de una jornada sobre Eficiencia Energética que se celebró el día 28 por la mañana en el Innovation Hall.

El primer paso para que un hotel sea sostenible es analizar si la energía que consume cumple, o no, con su objetivo. Hacer una termografía del inmueble ayuda a conocer por dónde se fuga la calefacción o el aire acondicionado. Revisar continuamente los puntos de iluminación y usar lámparas más ecológicas es otra de las medidas a tener en cuenta.

Este concepto ha sido malinterpretado desde que comenzó a ponerse en práctica. En ningún momento se trata de aleccionar al cliente para que gaste menos agua y menos luz, sino de tres puntos fundamentales: respetar el medioambiente, tener un compromiso con la sociedad y con la cultura de la ciudad en la que está ubicado el hotel.

Es decir, el hotel no debe ser solo un negocio que recibe a clientes. Sería mucho más positivo que se convirtiera en uno de los pilares de la cultura del barrio que le rodea, que ayudara a las personas sin trabajo que viven en las cercanías y que se integrase con naturalidad en su entorno más cercano.

Un hotel sostenible supone un gran ahorro para su propietario, pero también hay dificultades que superar. El gasto inicial se recupera muy a largo plazo. El auge de los apartamentos turísticos, viajeros con un presupuesto más ajustado, problemas políticos y un cambio climático que no hace obligatorio venir a España para disfrutar de buena temperatura son varios factores que hay que calibrar antes de afrontar una remodelación total de cualquier hotel.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Turijobs: “Sostenibilidad y eficiencia energética en el sector hotelero”.

 529 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.