SEGITTUR presenta la Guía de Buenas Prácticas para los Destinos Turísticos Inteligentes

SEGITTUR ha presentado la Guía de Buenas Prácticas de Sostenibilidad para los Destinos Turísticos Inteligentes, cuyo objetivo es ser una fuente de referencia para que gestores de destinos, organizaciones y profesionales del turismo conozcan casos de éxito y avancen hacia la sostenibilidad turística.

La Guía, elaborada en el contexto de la Red de Destinos Turísticos Inteligentes, analiza siete retos de los destinos para abordar la sostenibilidad: la gobernanza, el cambio climático y la descarbonización del turismo; el conocimiento y monitorización de la actividad turística; y la comunicación y la formación en sostenibilidad.

A ellos se añaden la financiación y gestión de recursos económicos para la sostenibilidad turística; la redefinición del concepto de éxito y crecimiento turístico; y los derechos humanos, laborales e igualdad de género en el turismo.

Tras la crisis del Covid-19, los destinos apuestan por un modelo turístico mas sostenible. Sin embargo, en este proceso se encuentran con desafíos que amenazan el compromiso para proteger el entorno natural y patrimonio cultural, y promover el desarrollo socio-económico de la comunidad local. Es por ese motivo, que la guía trata de ayudar en lo posible con la recopilación de buenas prácticas en la materia.

Se cuentan 27 buenas prácticas mundiales, que contribuyen a avanzar en los objetivos de sostenibilidad; a garantizar la calidad de la oferta turística; minimizar los impactos generados por el desarrollo del turismo; fortalecer las relaciones entre los diferentes actores involucrados en la actividad turística; así como a implementar procesos de mejora continua.

Las buenas prácticas recogidas en la guía abarcan cuatro aspectos de la sostenibilidad: gestión de la sostenibilidad turística conservación; mejora y recuperación del patrimonio cultural; conservación y mejora del medioambiente; y desarrollo sostenible y economía circular.

Entre las buenas prácticas internacionales se incluye el caso de Bután que cuenta con un programa para luchar contra la despoblación rural y distribuir los beneficios del turismo. También es interesante la apuesta de Curitiba en Brasil por la promoción del destino a través de los productos artesanales.

En el caso de España, cabe destacar el caso de la Isla de Tenerife con la apuesta por alojamientos de bajo impacto y alta eficiencia energética; así como el Anillo Verde de Vitoria, que ha apostado por un desarrollo urbano en clave de sostenibilidad. Además, entre otros, del proyecto de Murcia tejiendo redes, alimentación sostenible y apoyo al km0 que busca el desarrollo sostenible en base a los recursos locales.

Australia, Azores, Benidorm, Chiclana, Costa Rica, Donostia San Sebastián, Dubrovnik (Croacia), Galápagos (Ecuador), Gijón, Málaga, Mallorca, Puerto de la Cruz, Ribera de Navarra, Rotterdam, Santander, Sidney, Suecia, Tailandia, The Bay of Plenty, Torremolinos y Valencia son el resto de los destinos de los que se han seleccionado las buenas prácticas.

La guía está disponible en la web de SEGITTUR.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Destino Turístico Inteligente:  SEGITTUR presenta la Guía de Buenas Prácticas de Sostenibilidad para los Destinos Turísticos Inteligentes

 250 visitas

Read More

El complejo dilema del mercado turístico: adaptación o autenticidad

Hoy, la pregunta a la base del mercado turístico es muy simple: ¿Se quiere favorecer un gran target como el turismo de masas a coste y distorsionando la autenticidad del destino para adaptarlo a un mercado más amplio? ¿O prefiere mantenerse fiel a sí mismo, manteniendo la originalidad de la naturalidad y de la cultura, dirigiéndose así automáticamente a una porción más pequeña de turismo, tal vez a un target más específico con la conciencia de un posible ingreso más bajo y reducido? Este es el complejo dilema del mercado turístico.

En pocas palabras, ¿es preferible que el destino se adapte al turista o que el turista se adapte al destino?

El mercado que queremos proponer depende de este principio. Con la conciencia de que, al optar por uno u otro, hay una mayor o menor afluencia de dinero y como efecto directamente proporcional, una mayor o menor distorsión del destino turístico. ¿O los dos aspectos pueden coexistir?

Una mala experiencia

A finales de octubre de 2019, durante un tour por Indonesia, pasé también por Bali, convertido en un destino de turismo de masas por excelencia. Esta isla de Indonesia es conocida por sus montañas volcánicas, boscosas, típicos campos de arroz y su barrera de coral. También por sus centros de yoga y meditación, sus sitios sagrados como el Templo de Uluwatu. Mientras en el sur, la ciudad costera de Kuta ofrece actividades como bares animados, pasear alquilando una moto, o visitar los alrededores.

Durante mi estancia en Lovina participé en una actividad matutina: ver delfines. Nunca pensé que disfrutar sus saltos sobre el mar significara asustarlos.

Comenzamos la aventura en uno de estos hermosas y típicas embarcaciones de madera jukung; costa afuera nos encontramos con una veintena de ellos, cada uno con alrededor de 6 a 8 personas a bordo. Iniciaron una persecución salvaje a los delfines para asustarlos, desorientarlos y obligarlos a saltar para que el turista inmortalice la foto con el delfín.

Estadísticamente hablando, creo que fui la única de alrededor de 160 personas que se sintió extremadamente muy sensibilizada a causa de ese acoso inhumano. Miré a mi alrededor y escuché solo los gritos emocionados de los turistas dispuestos a señalar el show perfecto para fotografiar. La pregunta en todo esto es: ¿para qué? ¿para quién? Arriesgué una respuesta genérica: alimentar un ego cada vez más vacío.

Esta consideración puede parecer provocativa y demasiado general. No quiero necesariamente buscar una explicación psicológica y generalizar, pero en algún lugar me gustaría intentar encontrar de dónde viene el significado de todo esto.

Razones psicológicas o emocionales

Por un lado, nos encontramos en una sociedad cada vez más consumista, ficticia y aparente. Por otro lado, totalmente opuesto y extremo, en una profunda inmadurez emocional del individuo. 

El individuo necesita cada vez más llenar su vacío emocional. Su inmadurez emocional aferrándose a trucos externos ficticios como compras compulsivas o “likes” en las redes sociales. Encontramos a un individuo que no puede ser suficientemente maduro por sí. Pero necesita la aprobación de los demás para sentirse ser alguien, para sentir que él también tiene un valor dentro de una sociedad que, además, es una sociedad de apariencia. De ahí, la prisa por la imagen, los “likes”, los “follower”, por llenar desde fuera esa inmensa soledad que llevamos dentro. ¿Y qué no hacer para escuchar los comentarios asombrados y quizás la provocación de envidia de nuestros interlocutores sociales? Fotos, imágenes y videos para inmortalizar, para alimentar un ego cada vez más adicto a la popularidad. Cuanto más vacíos y solos nos sentimos, más necesitamos el consentimiento de los demás.

El complejo dilema del mercado turístico adaptación o autenticidad

La vieja tradición vuelve a estar de moda

Cambio de escenario: octubre de 2021, en la ciudad de Olympos, isla de Karpathos, al sur de Grecia. La agradable charla con Nikos, dueño de una tienda de souvenirs en el pueblo, sus palabras, sus historias, sus instrumentos. Me hace pensar cómo es posible que hoy nos veamos obligados a buscar en la vieja y ancestral tradición desde hace años despreciados por todos, tanto por los jóvenes locales que buscan el futuro, como por lo nuevos turistas que buscan glamour, el secreto para proponer un nuevo y más buscado mercado. 

Es realmente extraño que hoy, para ser considerado original, se tiene que recurrir al pasado, a la tradición, a los consejos de los abuelos, a volver a lo artesanal. Tales como el procesamiento de objetos de madera, instrumentos musicales abandonados, calzado y ropa ahora en desuso. 

¿Para qué estamos haciendo esto? ¿Para nosotros que, como paisanos, queremos continuar con una tradición milenaria, ahora en extinción, o bien, para el turista que cada vez más quiere encontrar lo buscado, lo único, lo original, sintiéndose un poco especial entre la multitud… ese pequeño pico de anticonformismo en la comodidad del paquete “todo incluido”? ¿Es esta una reflexión que compartimos muchas personas? ¿Todos los actores turísticos deberíamos debatir sobre el complejo dilema del mercado turístico?

¿Cómo hemos llegado a este punto?

Y de hecho, Nikos, con esas palabras: “lo hago por mí mismo, porque me gusta, porque me apasiona”, él simplemente me respondió. Es una cuestión de prioridades: mantenerse fiel a uno mismo y a su profunda tradición helenística es más importante que comercializarse a la masa.

Este discurso puede extenderse a todos los sectores del turismo: medios de transporte, alojamientos, hoteles familiares, un restaurante casero, el bar del pueblo, tiendas de artesanía, eventos religiosos o laicos locales, costumbres, disfraces, bailes, y la música. Aunque esto podría significar una disminución del target, por el hecho de no poder satisfacer los gustos de todos, ni adaptarse a los gustos de la masa. Cuando la masa busca cada vez más originalidad y autenticidad. ¿Pero, a qué precio? A la incomodidad del transporte público, a los restaurantes con sillas de paja, a los hoteles que ofrecen higos recién cogidos del árbol para el desayuno. ¿Cuánto está dispuesto el turista a adaptarse al lugar para captar su más profunda originalidad? ¿Cuánto está dispuesto a adaptarse, a molestarse, para que sea él quien se sumerja totalmente al lugar y no al revés?

Este delicado equilibrio está en la base no solo del mercado económico del turismo, sino también de nuestras elecciones personales, de nuestra actitud, de nuestra conciencia interior.

¿Necesito realmente llenar mi perfil de Instagram con fotos? O por un momento, dejando mi celular a un lado, ¿puedo hablar con la señora del pueblo que, con nuestro inglés, nos entendemos más con gestos y sonrisas que con palabras?

De esta simple consideración filo-psicológica proviene quizás la motivación de tanto entusiasmo frente a espectáculos muy poco éticos, como lo de la carrera a los delfines. Aparecer en las redes sociales con la noticia del momento y disfrutar de ese instante. Un momento de gloria que nos satisface y nos hace sentir aclamados por los demás.

Por tanto, ¿es el destino turístico el que debe satisfacer un ego del individuo cada vez más necesitado de la aprobación del exterior, o es el individuo quien puede simplemente disfrutar de la belleza etérea del lugar sin necesidad de distorsionarlo? Ese es el complejo dilema del mercado turístico.

La plenitud y la autenticidad de este momento real no nos la puede dar nadie: ni los “like”, ni los “follower” ni la perfecta apariencia en las redes sociales.

 250 visitas

Read More

Destinos sostenibles: una experiencia a escala

Usualmente hemos indicado que la hotelería, gastronomía, animación… son los productos o servicios turísticos, pero entre más reflexiono sobre cómo procede un viaje, más considero que una experiencia satisfactoria es el principal producto de la “industria turística”, y la cadena de valor que se mueve alrededor de ella, es el proceso logístico para proveerla. A partir de esta visión, deseo orientar la gestión del destino como la “industria que manufactura” una experiencia altamente inolvidable (en positivo).

Para ello, propongo los siguientes componentes orientadores del destino:

Experiencia satisfactoria: más que un número de viajeros, un destino exitoso es aquel que logra un alto porcentaje de experiencias inolvidables entre los viajeros que lo cruzan. Para ello, se requiere diseñar dicha(s) experiencia(s), integrando los valores más auténticos y únicos del territorio, los cuales se traducen a través de los sentidos y actividades que el viajero desarrollar en su estadía.

Articulación logística: imaginémonos que la “fábrica” de la(s) experiencia(s) se comprende por la integración de hoteles, restaurantes, transporte… y cada parte se entiende como un proveedor del proceso logístico que trabaja hacia la elaboración de la experiencia del turista, nuestro producto. Así, un destino propende por articular a sus proveedores alrededor de un diálogo con el viajero en un idioma sensorial que traduce los valores y autenticidad en sus productos y servicios: alojamiento, gastronomía, guianza…

Ingredientes de un destino turístico

Ahora bien, dicho esto, hay dos componentes que pongo a discusión, que deben igualmente integrarse en los destinos para fortalecer su capacidad de experiencia inolvidable:

Capitalización: al entender que todas las empresas y servicios actúan de forma colectiva para proveer la experiencia inolvidable, también entendemos que logramos un esfuerzo colectivo de recursos económicos y humanos que deben enfocarse en aquellos aspectos del territorio que proveen dichos valores y significados, para asegurar su conservación y restauración. El poder del turismo está en lograr canalizar recursos de forma efectiva en el territorio, para mejorar el valor del producto (experiencia) y mantener la capacidad de las empresas de proveerlos mientras captan el mayor valor.

Digitalización: en la era Geek, con el mayor acceso a la información y conexión en tiempo real, debemos lograr estar en capacidad de recoger la mayor información y transformarla en decisiones de alto valor. Esto requiere una integración tecnológica que permita la lectura del destino. Para dar algunas ideas estaríamos hablando de que las encuestas en empresas logren además de evaluar su calidad, también ofrecer evaluaciones de la experiencia en el destino, igualmente lograr un análisis de la vulnerabilidad y presión sobre los recursos del territorio y no solo de los impactos puntualizados por cada empresa. Por otro lado, captar el bienestar y valor percibido por la comunidad, lo cual también puede facilitarse a través de un sistema de opinión digital. Así mismo, diseñar estrategias para el marketing de las empresas, teniendo en cuenta los segmentos de los viajeros evaluados a escala del destino.

Creemos experiencias inolvidables

Como profesional y como viajera, estoy explorando un enfoque que aporte a la sostenibilidad y a la valoración de los territorios que soportan las experiencias turísticas. Por ello, considero que aún hay pasos por dar hacia el diseño y evaluación de la experiencia que ofrece un destino, apuntando a generar aquellas que logren transformar la conciencia de los viajeros hacia un entorno más propositivo y positivo y transferir el capital que el mismo viajero lleva consigo (conocimiento y capital económico) al territorio que visita.

En conclusión, debemos empezar más a pensar el turismo a través de la experiencia que ofrecemos, entender que esta experiencia se desarrolla más allá del límite de una empresa y se traduce en el territorio, por lo cual se requiere la articulación e integración de información a esta escala para evaluar y mejorar la “empresa” (destino).

 250 visitas

Read More

Acuerdo para invertir 64 M € en 23 Planes de Sostenibilidad en Destinos

Durante la celebración de la Conferencia Sectorial de Turismo donde se han acordado con las Comunidades Autónomas y las entidades locales los 23 proyectos que financiará el programa ordinario de Planes de Sostenibilidad Turística en Destinos, con una inversión total de 64 millones de euros.

“Las candidaturas que hemos recibido en esta segunda edición del programa, un total de 301, prácticamente duplican las del año anterior (156 propuestas), lo que demuestra el enorme interés suscitado por esta iniciativa que invierte en la mejora de la competitividad de los destinos, a través de una estrecha colaboración entre los tres niveles de la Administración.

Este programa cuenta con una clara vocación de continuidad, ya que tiene un efecto tractor en la transformación de los destinos hacia un modelo basado en la sostenibilidad”

Los proyectos seleccionados se ubican tanto en destinos rurales, como urbanos y de sol y playa.

Son más numerosos los planes en destinos rurales porque representan el 77% de las candidaturas presentadas. 

En los próximos tres años se convocarán ediciones extraordinarias del programa financiadas con 1.858 millones procedentes de los fondos de recuperación europeos.

A partir del viernes 30 de julio y hasta el 20 de septiembre de 2021 estará abierto el plazo para que las entidades locales presenten sus candidaturas a la primera convocatoria extraordinaria de Planes de Sostenibilidad, con una financiación por destino que oscila entre el millón y los 10 millones de euros, en función de la categoría del destino.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Hosteltur: “Acuerdo para invertir 64 M € en 23 Planes de Sostenibilidad en Destinos

 250 visitas

Read More

Turisme presenta un manual para la adaptación de los destinos turísticos al cambio climático

El secretario autonómico de Turisme de la Comunidad Valenciana, Francesc Colomer, ha clausurado la Jornada Técnica de Invat·tur sobre “La sostenibilidad turística como vector para la recuperación: Retos y Tendencias”, en la que han participado representantes de la OMT, Secretaría de Estado de Turismo, Segittur, Turisme Comunitat Valenciana, Visit València, Calp y Universidad de Alicante, y en la que se ha presentado el Manual para la Adaptación de los Destinos Turísticos al Cambio Climático.

El “Manual para la Adaptación de los Destinos Turísticos al Cambio Climático” es una herramienta práctica que persigue el objetivo principal de servir de guía y ayuda que facilite la comprensión sobre la realidad y el efecto del cambio climático, así como también la relación de éste con una visión holística de la gestión de los destinos turísticos de la Comunitat Valenciana.

Además, este manual también permite a los destinos visualizar las principales actuaciones a desarrollar en el marco de sus estrategias turísticas para adaptar su evolución a los efectos del cambio climático, y con ello mitigar el impacto del mismo.

El documento recoge se divide en diferentes apartados: el cambio climático y las implicaciones en el ámbito turístico; los destinos turísticos de la Red DTI ante el cambio climático; ejes de actuación de los destinos turísticos al cambio climático. Y recoge un conjunto de 52 recomendaciones ordenadas en base a 5 ejes de actuación. Estas recomendaciones pretenden guiar, orientar y facilitar a los destinos turísticos soluciones para su puesta en marcha.


Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por InvaTur: “Turisme presenta un manual para la adaptación de los destinos turísticos al cambio climático”.  

 250 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.