La importancia de la recogida de datos en turismo para una buena planificación

Crédito: Blanca Méndez

Durante FITUR en uno de los pabellones estaba el Observatorio Fiturnext donde se han hecho conferencias para dar a conocer todo lo que se está llevando a cabo en materia de accesibilidad, han contado en sus paneles con administraciones públicas, asociaciones de personas con discapacidad y profesionales del sector.

El trabajo colaborativo entre todos los actores de un destino es clave para su transformación en un Destino Turístico Inteligente.

En el diálogo de Políticas públicas y accesibilidad en los destinos turísticos, participaron Segittur, Santander y Vitoria-Gasteiz.

Ambos destinos llevan trabajando en políticas de sostenibilidad desde hace años, pero desde que forman parte del proyecto de Destinos Turísticos Inteligentes de Segittur tienen más conciencia del margen de mejora. La metodología utilizada engloba la gobernanza, la innovación, la tecnología, la accesibilidad y la sostenibilidad

En Santander se ha llevado a cabo el Programa de observadores urbanos (premiado a nivel nacional). Un grupo de personas del tejido asociativo recorren la ciudad para ver su accesibilidad. Además están trabajando en este ámbito de la mano de Cermi y Predif para satisfacer las necesidades de todo el colectivo con discapacidad.

En el caso de Vitoria-Gasteiz fue considerada hace 10 años capital verde europea y son referentes como destino verde. Para superar la barrera de acceso a la zona medieval han puesto diferentes rampas móviles. La oficina de turismo dispone de toda la información de la ciudad en diferentes formatos para poderla proporcionar a los visitantes con discapacidad.

Ambos destinos coinciden que la movilidad es uno de los ejes troncales para hablar de sostenibilidad y calidad, pero también lo es la formación, la innovación y la investigación. Consideran que la pandemia ha sido una oportunidad y ha reforzado la estrategia que vienen planteando desde hace años, aún así queda mucho por mejorar.

Como conclusión, el turismo es un sector que impacta en el destino y las sociedades, por eso están trabajando para hacer las ciudades más accesibles. Sin embargo, esto no sería posible sin la colaboración público-privada de los diferentes actores que forman la experiencia turística, el tejido asociativo de personas con discapacidad, la sensibilización de la ciudadanía y el turista, y sobre todo de tener una visión a largo plazo del destino.

La recopilación de datos en el sector turístico es esencial para poder confeccionar una buena estrategia sostenible en el destino.

En la conversación sobre Sostenibilidad y turismo. Una oportunidad para rediseñar la industria participaron Mastercard, Mabrian Technologies, Turismo de Lanzarote y Ético Sostenibilidad. Todo giró en torno a la recopilación de datos dentro del sector turístico para medir el impacto y diseñar la estrategia de los destinos.

Se ha creado un índice de sostenibilidad en el turismo teniendo en cuenta el aspecto medioambiental – impacto en el destino, el social – inclusión de las comunidades, y el económico – involucrar a emprendedores y pequeñas empresas.

La clave está en crear indicadores que permitan medir la sostenibilidad en cualquier destino y a nivel global, pero sobre todo que esos datos se simplifiquen para que sean entendibles para todo el público.  Para llevar a cabo este índice se han tenido en cuenta los siguientes parámetros:

  • Impacto económico de los visitantes
  • Percepción de sostenibilidad de un destino en base a las redes sociales
  • Impactos concretos de un territorio en cuanto a la concentración o dispersión de camas presión turística en el destino
  • Como de sostenible es el destino en cuanto a productos turísticos y dependencia de mercados emisores.

Todos los ponentes coinciden que la sostenibilidad es un tanto abstracta y es necesario tener datos para poder medir, y así poder realizar un plan de sostenibilidad turística en los destinos basándose en ellos. Los fondos Next Generation son un apoyo para todos aquellos destinos que quieran transformarse, pero hay que tener cuidado en su uso, ya que se va a medir su impacto en los 3 aspectos de la sostenibilidad.

A modo de resumen, es importante tener una gobernanza colaborativa y una buena comunicación para ayudar a los actores del destino a tener confianza en compartir sus datos, ya que de este modo se alinean en la misma dirección y permiten crear una estrategia de sostenibilidad real.

Las dos ponencias han tenido una gran relación, ya que es necesario obtener datos de manera científica para poder ayudar a los destinos en la planificación de estrategias sostenibles en su territorio, teniendo en cuenta a todos los colectivos y actores para poder alinearse en la misma dirección.

 502 visitas

Read More

Karpathos, una pequeña perla del Egeo

Inmersa en el azul cristalino del Mar Egeo, en el sur de Grecia, entre más de 160 islas que componen el archipiélago del Dodecaneso, se sitúa Karpathos que, junta con la isla más meridional de Caso, se encuentra en la ruta marítima que conecta Rodas a Creta.

Entre el 6 y el 11 de octubre de 2021 tuve la increíble oportunidad de participar en un test organizado por Destimed Plus en colaboración con MEET Network en la Área Protegida del Norte de Karpathos e Isla de Saria.

La gran labor de DestiMED Plus y MEET Network

DestiMED Plus es un proyecto cofinanciado por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional que representa un paso más en un camino que tiene como objetivo promover una planificación integrada del turismo sostenible a lo largo de las costas mediterráneas, centrándose en particular en las áreas naturales protegidas.

Construido sobre la huella del éxito de los proyectos MEET y DestiMED, tiene como objetivo promover y mejorar la integración entre el turismo local y las políticas de conservación en las áreas protegidas del Mediterráneo a través de la creación de itinerarios de ecoturismo.

Para ello, DestiMED Plus aplicará este enfoque en 9 áreas protegidas distribuidas en diferentes regiones de la cuenca mediterránea (Andalucía, Cataluña, Cerdeña, Creta, Córcega, Lacio, Egeo Meridional, Croacia y Albania), donde se llevarán a cabo acciones piloto orientadas a desarrollar productos de ecoturismo alineados y medidos según los estándares del proyecto.

MEET Network es una red de parques naturales mediterráneos que desarrollan experiencias de ecoturismo de alta calidad que benefician a la conservación y a las comunidades locales. Las de MEET son experiencias culturales basadas en la naturaleza que permiten a los viajeros descubrir un nuevo lado del Mediterráneo.

Descubriendo Karpathos

Con estos antecedentes, el descubrimiento de la isla como tester, fue realmente único e interesante. La experiencia, en su totalidad, fue muy positiva.

Hay algunas fortalezas que indudablemente hicieron que el test fuera interesante y comprometido en muchos de sus puntos. En primer lugar, la extrema cordialidad y cortesía de Michalis (Karpathos Travel) y Nikolaos: siempre estaban de buen humor, muy acogedores y dispuestos a responder y adaptar los planes a cualquier necesidad. En general, siempre hubo un ambiente agradable de relajación y buenas vibras. El aspecto emocional del viaje es importante, porque sentirse bienvenido y comenzar el día con positividad y optimismo, contribuye favorablemente al estado general de bienestar del cliente. Además, el buen tiempo, el clima siempre agradable y el encanto del paisaje, coronaron sin duda la experiencia, haciéndola verdaderamente especial. La típica y soleada cordialidad mediterránea se manifestó en todos sus aspectos.

Karpathos una pequeña perla del Egeo
Autor: Sara Folegani.

Una visión más sostenible

Ahora toca un poco de desapego emocional para analizar el test en su totalidad y subrayar algunos puntos que podrían servir a muchos otros destinos turísticos.

En primer lugar, me sorprendió y me impresionó profundamente cómo una isla tan bellamente soleada durante la mayor parte del año no puede aprovechar este regalo natural y gratuito para convertirlo en energía solar. Durante el día realmente me pregunté cuánta energía desperdiciada se podría haber convertido con paneles solares adecuados tanto en casas privadas como en edificios públicos y quién sabe, incluso en torretas especiales para recargar futuros autos eléctricos.

En segundo lugar, creo que es necesario que el cliente adopte hábitos conscientes hacia un uso responsable de los recursos. Para conseguir este reto, todos los actores del sector turístico deben trabajar conjuntamente para invitar al usuario a tomar conciencia de:

– El uso del agua. Por ejemplo, en los alojamientos (lavabos y duchas), y el uso de más cantimploras.

– El uso del transporte. Lamentablemente, la isla no favorece los viajes en transporte público, pero los coches de alquiler y las empresas de transporte podrían empezar a favorecer los coches eléctricos.

– El consumo de alimentos. Es absolutamente necesario reducir la cantidad de comida ofrecida a los turistas. Entre sus excelentes cualidades, la acogida mediterránea merece una gran hospitalidad culinaria, pero es de fundamental importancia que las porciones se reduzcan para evitar un triple desperdicio: en la compra, en la preparación y en el desecho de los alimentos, cada vez más en exceso.

Para una mayor implicación del turista en primera persona, podría ser interesante enviar a cada usuario el vademécum del turista responsable y que calculen su propia huella de consumo.

Una buena comunicación para una buena educación

En general, creo que es necesaria una mayor y más incisiva comunicación para que el usuario comprenda la extrema necesidad de realizar actividades turísticas eco-sustentables; que sepa que cada decisión que toma tiene una consecuencia y puede dejar huella en el lugar que visita. Para ello, se debe desarrollar una estrategia de comunicación más efectiva, de lo contrario la experiencia podría convertirse en unas vacaciones habituales, ligeramente alternativas, con el riesgo de no alcanzar el objetivo principal de la sostenibilidad y, por lo tanto, pasar por alto un mensaje muy valioso.

Es necesario que todos los días el cliente se involucre en una actividad que lleve a la sustentabilidad. Incluso, a costa de parecer una “manipulación mental invasiva”, pero esto es lo que necesitamos ahora: instamos y urgimos a cambiar la mentalidad, una palpitante y constante “publicidad”, que conduce e impulsa a principios sostenibles y una mayor conciencia.

Es importante aflorar más el aspecto de la implicación turística en la protección y salvaguarda del medio ambiente y la cultura local, con actividades dirigidas a: la recogida de residuos, la plantación de árboles en la zona para la reforestación de algunas zonas especialmente áridas o la inversión de un pequeño porcentaje del paquete en algún proyecto de mantenimiento ambiental y mostrar al cliente dónde se materializa realmente su compromiso financiero. Creo que es necesario llegar a la parte más emotiva del cliente para sacudir su conciencia y dejar un mensaje de urgencia y emergencia.

Tristomo Bay. Autor: Sara Folegani

Acabo con un ejemplo que para mí fue un golpe emocional: se trata de la enorme cantidad de plástico que se acumula en Tristomo Bay. Lamentablemente, debido a la posición geográfica de esta bahía y a las corrientes, allí llega toda la basura de la zona e incluso de zonas más lejanas. Una imagen triste que nos tiene que hacer reflexionar: ¿es el mundo que queremos dejar?

Por eso es necesario una estrategia de comunicación mucha más efectiva hacia el cliente, porque es la forma más práctica e incisiva de transmitir un mensaje de calidad, en estos términos y redirigirlo hacia un consumo más eco-sostenible.

 502 visitas

Read More

Dolomiti Paganella Future Lab: Un innovador proyecto de desarrollo participativo del territorio

Como dice Greta Thunberg, “El futuro es lo único que necesitamos”. Esta frase va muy acorde con el Dolomiti Paganella Future Lab,  un proyecto diseñado para conseguir que la comunidad de la Meseta de Paganella sea más resiliente y capaz de imaginar el futuro, elaborando modelos de desarrollo acordes con los desafíos actuales. En sus inicios, se estableció como una plataforma en constante evolución, única en su tipo en Italia, para definir una visión de desarrollo turístico equilibrado a largo plazo junto con la comunidad, basada en la habitabilidad y la calidad de vida de los residentes y huéspedes.

La ambición de este proyecto, fuertemente deseado y apoyado por la empresa de promoción turística Azienda Per il Turismo Dolomiti Paganella y por los Municipios de la Meseta, es ayudar a crear una visión estratégica compartida y a largo plazo del destino para hacer de este “pequeño” territorio un “gran” caso de estudiar tanto a nivel nacional como en los Alpes.

El plan de trabajo se divide en diferentes fases de escucha que involucran a la comunidad local y a los turistas, con el fin de construir juntos y compartir una visión de desarrollo que permita poner en valor el  territorio a lo largo del tiempo. Este resumen muestra los principales resultados de la primera parte del trabajo, dedicada a escuchar los puntos de vista de los actores de la Meseta: los operadores y administradores turísticos, los turistas de invierno y verano, y la comunidad residente, especialmente los jóvenes. 

“El proyecto, dijo Michele Viola (presidente de la Asociación Promoción Turística de Paganella APT) nació en línea con el mandato de nuestra  empresa turística que, a partir de 2015, ha experimentado una transformación significativa, convirtiéndose en una especie de agencia de desarrollo territorial. La meseta de Paganella ve al turismo como la forma dominante de economía y busca cada vez más una mejora y especialización de las habilidades locales. Es precisamente en una fase positiva e interesante para el Altiplano que es necesario pensar en las perspectivas de futuro, considerando los grandes escenarios de cambio en curso: del calentamiento global a la digitalización, del envejecimiento de la población de nuestro territorio a los grandes fenómenos migratorios.”

Las cuatro temas principales de  Dolomiti Paganella Future Lab 

1) – El ADN del territorio confirma su fuerte atracción turística

La zona de Paganella tiene una identidad turística fuerte y consciente. El turismo es la principal fuente de riqueza, pero también de reconocimiento de identidad. Todo (o casi todo) gira en torno a dar la bienvenida a los invitados. El turismo sigue siendo el motor que impulsa el desarrollo del destino: la naturaleza, los servicios para las familias y las actividades al aire libre siguen estando en el centro de la propuesta de valor. Este fuerte vínculo con el turismo trae beneficios, pero también algunos problemas, especialmente en los picos de la temporada, cuando se siente la presión del huésped. Un territorio como el de Paganella, con una fuerte identidad turística, corre el riesgo de ser moldeado por las necesidades del huésped, sacrificando, en ocasiones, la calidad de vida de sus habitantes.

La accesibilidad y la movilidad son dos temas centrales para mejorar la habitabilidad en la meseta. Es importante re-baleancear el turismo, encontrando un equilibrio entre cantidad y calidad, entre desarrollo y protección ambiental, entre las necesidades de los huéspedes y las de los residentes. La meseta de Paganella aún no ha encontrado la manera de superar las divisiones entre países, pero está dispuesta a trabajar para construir una mayor unidad y cooperación.

2) – Nuevas generaciones

La mejora del tejido social pasa por el establecimiento de relaciones en el territorio y por la creación de perspectivas de futuro para los jóvenes. Las nuevas generaciones están ansiosas por encontrar su lugar en el mundo, pero los padres no siempre están dispuestos a dejarlo en sus manos.

Muchos jóvenes ven su futuro en la meseta, pero aún luchan por construir proyectos de vida, como si quisieran dejar abierta la posibilidad de hacer otra cosa, en otro lugar. Los jóvenes piden cursos de formación que les abran horizontes profesionales y culturales creando, al mismo tiempo, condiciones favorables para que su regreso ponga a disposición lo aprendido en otros contextos. La comunidad empresarial es vital y dinámica, dispuesta a asumir riesgos e innovar. Esta actitud ha permitido construir el éxito del destino turístico en las últimas décadas. Para continuar en este camino, se necesitan nuevas energías, que pueden provenir de las generaciones más jóvenes, que también enfrentarán el desafío de la integración y la cooperación dentro del territorio para superar las divisiones entre países.

3) – Cambio climático  

El cambio climático ha sido reconocido durante mucho tiempo como una fuerza inevitable, y el destino lo ha enfrentado adaptándose y reaccionando a tiempo. El producto turístico ha superado el concepto de estacionalidad. El esquí ya no es el único protagonista de la temporada invernal y han surgido nuevas oportunidades y experiencias para quienes visitan la montaña durante todo el año. Esta evolución fue posible por la voluntad de empezar seriamente a planificar e innovar el turismo de montaña “más allá de las estaciones”.

4) Desarrollo del turismo equilibrado

Existe una sensibilidad compartida y un compromiso mutuo por parte de visitantes, residentes y toda la comunidad turística para adoptar comportamientos sostenibles. Para lograrlo, se ha cambiado la forma en que se define el éxito del destino: desde el simple análisis numérico de llegadas y presencias hasta métricas más profundas como el impacto socio-económico del turismo, la calidad de vida de los residentes y un concepto diferente de estacionalidad. Además, se ha logrado el resultado de hacer del destino Dolomiti Paganella uno de los primeros destinos de montaña verdaderamente accesibles sin el uso de coches. Aunque el turismo sigue siendo la principal fuente de beneficios para la comunidad, ahora juega un papel más equilibrado en el sistema económico local. Se ha completado la transición de un destino dependiente del turismo a un destino impulsado por el turismo.

Dolomiti del Brenta – Invierno

Aprendizajes del proceso de participación 360º

El cambio climático modificará el turismo, de eso no hay duda. Pero no necesariamente serán cambios para peor. En efecto, se podrían abrir oportunidades para una zona de montaña como el alargamiento de las estaciones, la creación de nuevas experiencias, la diversificación de productos y mercados.

Los huéspedes parecen estar preparados para un cambio: sus respuestas muestran un gran interés en una experiencia vacacional totalmente sostenible y una voluntad de cambiar su comportamiento para reducir los impactos negativos de su presencia. Si el desarrollo sustentable es una necesidad sentida por el huésped, ya es parcialmente compartido por los residentes para mejorar no solo la experiencia turística, sino la vida en la meseta. Para un área que prospera con el turismo, es esencial apoyar una perspectiva evolucionada sobre el papel de su propio Patronato de Turismo, centro del desarrollo de la comunidad. De hecho, en el turismo, es necesario aceptar el paso del paradigma de crecimiento lineal infinito propio del modelo industrial al de la calidad y del servicio con alto valor añadido.

En proyectos de este tipo, la implicación de todos los participantes en el ámbito en cuestión es absolutamente fundamental; nunca como en este caso, la sinergia entre los diferentes actores conduce a la realización de proyectos eficientes y funcionales en varios frentes, porque se toma en consideración los puntos de vista de todos, las necesidades, los problemas, las soluciones compartidas.

Ha sido fundamental  escuchar el punto de vista de las personas que viven, trabajan y pasan sus vacaciones en la meseta, para entender lo que piensan de los cuatro temas principales en que se basa el proyecto, haciéndolas imaginar el turismo en 15-20 años.


Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Dolomiti Paganella Future Lab.

 502 visitas

Read More

Una invitación desde el fin del mundo

La crisis social y el daño a la imagen del país colocan al sector turístico chileno frente a su principal desafío en la historia, con cifras a la baja en cuanto a llegada de visitantes. Pero es al mismo tiempo, la oportunidad para que tomadores de decisión, emprendedores y comunidad local puedan diseñar la hoja de ruta para los destinos turísticos especializados del mañana.

Áreas silvestres protegidas, biodiversidad única, paisajes naturales y culturales sobresalientes y personas que muestran lo mejor de sus territorios para visitantes nacionales y extranjeros podría ser un buen resumen de Chile. Sin embargo, a contar del 18 de octubre de 2019, el foco noticioso mundial se encuentra relacionado con la crisis social en el que es considerado el país más seguro y estable en américa latina.

La cadena de valor del turismo nacional es una de las primeras afectadas por una razón muy sencilla de comprender; es poco atractivo llegar a un destino con problemáticas sociales, más aún cuando la pauta noticiosa mundial tiende a mostrar lo negativo con barricadas e incendios como una señal de descontento de la ciudadanía.

Revisando las cifras de los últimos años, el turismo en Chile está dando claras muestras de un estancamiento e inclusive disminución en cuanto a numero de llegadas internacionales, considerando principalmente mercados como Argentina y Brasil. No menos importante es que los ingresos no tienen absoluta relación con el numero de llegadas, es decir, no podríamos hablar de éxito de la actividad turística chilena por el solo hecho del incremento en la llegada de visitantes internacionales.

En 2010 a Chile arribaron 2,8 millones de turistas, quienes desembolsaron 1,5 billones de USD. 2017 fue el año de los records, con más de 6,4 millones de llegadas internacionales y un desembolso por su parte de 3,3 billones de USD. Era un hecho, sin embargo, que la mayor parte de ese gasto tenia relación con el denominado turismo de compras, por ende, solo bastaba una incertidumbre social y económica en Argentina, principal mercado emisor de turistas, para que esa cifra disminuyera, y así sucedió.

Ya es posible ver una primera acción de mejora; Chile, considerado principal destino de turismo aventura mundial por World Travel Awards en 2016, 2017 y 2018, no logra atraer a ese público en particular, por el contrario, dependemos de mercados regionales altamente volátiles y que ven escaso valor en nuestro país para desembolsar su dinero. Solo a modo de ejemplo, Nueva Zelanda recibió en 2018, 3,68 millones de turistas internacionales que desembolsaron más de 11 Billones de USD, producto de su especialización como destino de aventura y naturaleza.

Mas cercano y emblemático es el caso de Colombia. En 2010 recibió 2,3 millones de turistas, quienes desembolsaron 2,8 billones de USD y en 2018 recibieron 3,9 millones de visitantes internacionales con un gasto de 5,5 billones de USD, el tercero más alto en Sudamérica después de Brasil y Argentina.

Volviendo a Chile, nos encontramos en un escenario de tormenta perfecta; disminución en llegada de visitantes y su gasto, además de imagen país en entredicho. En época de crisis debemos buscar las oportunidades para, en primer lugar, posicionar al sector turístico como uno de los más importantes de la economía y así, dar la importancia que este merece.

Comencemos entonces a ordenar los territorios: las Organizaciones de Gestión de Destino Sostenible permitirán crear alianzas entre los municipios, los gremios, la academia y la comunidad local, de manera de escuchar la visión de todos los actores para avanzar en materias de gobernanza, innovación, tecnología, accesibilidad y sostenibilidad, mejorando de esta forma la experiencia tanto de habitantes como de visitantes. Un destino organizado y con una oferta atractiva de experiencias y eventos es el primer paso para el posicionamiento en los mercados.

Avancemos en la creación de Observatorios Turísticos, generando y entregando información abierta y transparente para todo aquel interesado en conocer los impactos y oportunidades que ofrece nuestro sector.

Realicemos Inventarios Patrimoniales, colocando en valor el patrimonio natural y cultural, generando de esta forma un sello e identidad territorial que hace único cada destino.

Impulsemos a que la Academia este vinculada con las necesidades del sector y de los territorios, a través del trabajo en terreno de estudiantes y académicos.

Diseñemos experiencias turísticas sostenibles, buscando aumentar la competitividad de los emprendimientos y destinos en conjunto, logrando de esta manera la creación de experiencias inmersivas en los territorios.

Y desempeñemos un papel de liderazgo ante la Emergencia Climática, midiendo y reduciendo la huella de carbono asociada a nuestro sector.

Es tiempo entonces de generar una visión a largo plazo para nuestro sector, tomando la contingencia como la oportunidad de mejora que tantos actores han expresado y así, convertir al turismo como un elemento central para construir un mejor País.

 502 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.