Deltaic: un ecosistema de turismo responsable en el corazón del Delta de l’Ebre

Deltaic es un proyecto de turismo responsable, ubicado en el Delta de l’Ebre, creado bajo criterios de sostenibilidad y con una motivación cultural ambiciosa. “Semillas para un mundo mejor” es la síntesis de su misión. Trabajan a través del ecosistema que han conformado a partir de personas, empresas, iniciativas culturales e instituciones afines a sus valores y en su mayoría de Les Terres de l’Ebre. Su objetivo fundamental es promover un estilo de vida saludable y con valores para generar un impacto positivo sobre las personas, el territorio y el medio ambiente. Promueven sinergias con todos los integrantes de su ecosistema con el objetivo de que se transformen en acciones reales de cambio. Te invitamos a saber más sobre este proyecto de la mano de su CEO, Daniel Montoya.

Laura: ¿Cómo ha sido el proceso de creación de este ecosistema de agentes afines a vuestros valores? 

Daniel: Al inicio del proyecto hicimos una prospección minuciosa para detectar aquellos actores que existían en el territorio que de una manera u otra compartieran valores e intereses. Sobre la base inicial de esta primera búsqueda hemos ido sumando a más gente, empresas, etc. a medida que hemos ido desarrollando el proyecto. Lo cierto es que una vez se conforma el ecosistema inicial, los canales para encontrar nuevas alianzas se multiplican. En la actualidad, es hasta sorprendente ver la cantidad de gente con la que tenemos relación, colaboramos, trabajamos… 

Laura: ¿Qué encontrarán los visitantes en Deltaic? ¿Qué es lo que lo diferencia de otros proyectos turísticos similares? 

Daniel: Van a encontrar 6 alojamientos para sentirse cómo en casa cuando visiten el Delta de l’Ebre, con sala de estar, cocina y 2 dormitorios, todos con vistas al paisaje y balcón, y un baño. Dos de ellos son áticos con una segunda planta diáfana para usar como estudio o como tercer dormitorio y con dos grandes terrazas con unas vistas espectaculares. En la planta baja tenemos un gran patio al aire libre y el bar-restaurante, abiertos al público en general, para desayunar o cenar a base de productos locales, en su mayor parte ecológicos, y con un 80% de los platos de cocina saludable de dieta mediterránea y ovo-lacto-vegetariana.

Lo que nos caracteriza respecto de otras opciones es que por un lado, todo lo descrito anteriormente ha sido diseñado y creado bajo criterios de sostenibilidad, tanto en los materiales utilizados (colchón de materiales 100% naturales y orgánicos, cortinas de lino orgánico, ropa de cama y toallas de algodón, lavandería ecológica, eco-wifi, maderas naturales, pinturas eco certificadas, etc), como en la procedencia de los mismos (buscando siempre la alternativa más local posible). Por otra parte, nuestro bar-restaurante y el patio, no sólo son un punto de encuentro gastronómico sino que promovemos acciones culturales con un calendario de eventos que incluye desde charlas para practicar idiomas, eventos de diferentes festivales que se hacen en la región (Deltebre Dansa, Terres Festival…), talleres, y otras actividades lúdico-culturales, ligados siempre a nuestros valores y filosofía. Promovemos también las acciones de artistas emergentes y se pueden encontrar intervenciones artísticas en los apartamentos, en nuestra fachada, en el patio…

Finalmente, de cara a las personas que se albergan en los alojamientos, hacemos un acompañamiento muy personalizado desde el momento en que reservan su estancia y les ayudamos a organizarse para que, en función de sus preferencias, disfruten al máximo de su estancia en el Delta y en Deltaic, a través de todo tipo de información, servicios y actividades alineados siempre con nuestra filosofía.

Laura: Esta apuesta por lo local y la creación de este ecosistema de agentes afines a los valores de Deltaic del que hablábamos antes, ¿cobran aún mayor importancia en un territorio tan singular y característico como el Delta de l’Ebre? 

Daniel: De hecho, el proyecto de Deltaic se gestó sin tener una ubicación predeterminada. Creemos que es una idea que se puede desarrollar en cualquier lugar donde existan o puedan generarse esas alianzas. Incluso sin que tenga que ser en el ámbito rural o relacionado con espacios naturales. En nuestro caso, en el momento de escoger el lugar donde desarrollar nuestro proyecto, la primera opción fue precisamente en un ámbito urbano, pero por diferentes motivos no llegó a materializarse. A posteriori, después de valorar diversas alternativas, el potencial que descubrimos en el Delta de l’Ebre nos cautivó. A parte de tener unos parajes naturales increíbles y muy singulares, y de contar con unas gentes abiertas y con un arraigo a sus tradiciones y a su manera de hacer encomiables, es cuna de muchísimos emprendimientos sostenibles que facilitan generar ecosistemas como el nuestro. A pesar de que buena parte de sus habitantes lo desconoce, Terres de l’Ebre es una de las regiones europeas donde se producen o elaboran más familias diferentes de productos con certificación ecológica, en concreto más de 25 familias de productos como pueden ser el aceite, el vino, la fruta, las verduras, carne, miel, infusiones, etc. Además todo hay que decirlo, las administraciones públicas, ya sea por si mismas o gracias a la presión popular, están muy concienciadas en trabajar de forma conjunta a nivel turístico sobre modelos de ecoturismo sin caer en la tentación de promover y desarrollar otros modelos turísticos más especulativos.

Laura: En este sentido, ¿os habéis sentido respaldados por las administraciones públicas a la hora de desarrollar vuestro proyecto? 

Daniel: Tampoco es que hayamos recibido un apoyo específico hasta el momento, pero la verdad es que palos en las ruedas no nos hemos encontrado. ¡Y eso ya es mucho! Como decía antes, lo más importante respecto de las administraciones públicas (Ayuntamientos, Diputación, Consell Comarcal…) que tienen competencia sobre el Delta, es que tienen claro el modelo turístico que quieren. Aunque luego la aplicación de esa voluntad sea compleja, sí que facilita mucho tener las ideas claras de cara a la visión que se proyecta y promueve del territorio.

Laura: ¿Cuál ha sido el mayor reto al que os habéis enfrentado a la hora de desarrollar el proyecto? 

Daniel: Nuestro proyecto se compone de diversas líneas de trabajo que por si mismas podrían tener camino propio como el restaurante, los alojamientos o los eventos que organizamos. Explicar que todo forma parte de un mismo proyecto de ecoturismo es una de las tareas más complejas a la que tenemos que enfrentarnos. Intentamos comunicar lo que hacemos para que se entienda que nuestra propuesta es un proyecto que lo engloba todo y que todas esas experiencias que ofrecemos tienen el mismo objetivo de plantar “semillas para un mundo mejor”. Y no es sencillo. Deltaic no es solo un hotel sostenible o un restaurante ecológico. Es un proyecto de ecoturismo desde el que proyectamos un replanteo de nuestros hábitos y de nuestra manera de estar y de ser en el mundo actual, de mostrar cómo las cosas se pueden hacer de otra manera, de plantear cuestiones que la inercia del devenir diario nos dificulta.

A otro nivel, hay otros aspectos que muy a nuestro pesar son también un reto de tamaño considerable. Hablo de todo lo relacionado con las vertientes legal, fiscal y laboral. Es decir, aspectos que no son la razón de ser del proyecto y en las cuales se ha de invertir mucho esfuerzo y recursos. Suena a tópico pero es una realidad que las leyes están hechas sin tener en cuenta el tamaño de las empresas y con un desconocimiento absoluto de lo que supone emprender e iniciar un proyecto de cero.

¡Muchas gracias Daniel! Recuerda que puedes seguir a Deltaic en Facebook e Instagram.

 582 visitas

Read More

Si es posible practicar ecoturismo en Catalunya durante todo el año, ¿qué nos falta?   

Los días 23 y 24 de octubre, la Taula del Ecoturisme organizó en el Delta de l’Ebre el II Fòrum ENS de Ecoturismo, un encuentro que reunió a grandes profesionales del sector para debatir cómo se puede impulsar el ecoturismo en Catalunya durante los 365 días del año.

La organización del evento fue todo un éxito y no sólo se habló de ecoturismo, sino también, se puso en práctica apoyando la gastronomía local, la movilidad sostenible y el conocimiento del territorio a través de guías de naturaleza.

Durante los dos días que duró el Fòrum quedó claro que Catalunya tiene las características adecuadas para ser un destino de ecoturismo y que existen profesionales que saben cómo aprovechar los recursos del territorio a lo largo del año para crear productos de ecoturismo. Además, también se demostró que existe un turista amante de la naturaleza que le encantaría hacer ecoturismo en Catalunya. Entonces, ¿qué falla?

Retos importantes

De las intervenciones de los ponentes salieron varios retos a los que hacer frente para conseguir un ecoturismo todo el año:

  • Espacios naturales accesibles en transporte público. Se trata de una asignatura pendiente que no solo ayudaría a reducir la acumulación de coches aparcados en los límites de las zonas naturales sino también, a facilitar el acceso a aquellas personas que han decidido no tener coche por conciencia ambiental. Vimos el ejemplo del Parque  Natural del Montseny y del Parque Natural de Sant Llorenç del Munt.
  • Conocer mejor el perfil del ecoturista. Aunque sabemos qué características tiene el ecoturista, es necesario enmarcarlo en un segmento definido para realizar una comunicación más dirigida y asertiva.
  • Servicios turísticos abiertos en temporada baja. A veces parece que el sector del turismo debe estar al servicio del viajero las 24 horas los 365 días del año, y está claro que también necesitan hacer vacaciones. Por eso es básico encontrar el equilibro y saber repartirse entre las diferentes empresas de la zona.
  • Mejor comunicación entre el sector público y el sector privado. Es el eterno debate y parece mentira que aún no esté resuelto cuando los intereses de ambas partes son los mismos.

¿Superar estos retos es la solución?

Desde mi punto de vista, y después de escuchar a todos los ponentes, creo que debemos ir más allá. Xavier Cazorla, secretario técnico de la taula del Ecoturismo, dijo algo muy acertado durante las conclusiones del Fòrum ENS: “Ahora es momento de creernos todo el potencial que tenemos en Catalunya”. Ese es el primer paso para sabernos vender fuera, pero también que la administración haga una promoción real de la Marca Ecoturismo. Necesitamos ir más allá de debates, de folletos informativos y de guías perfectamente maquetadas para construir un relato que haga que el turista amante de la naturaleza tenga Catalunya en mente cuando planifique un viaje de ecoturismo.

Como hace 25 años la administración puso de su parte para que el Parque Natural de Delta de l’Ebre fuera una realidad, ahora también es momento de apostar por un turismo más responsable y sostenible en nuestro país, para dejar de lado el modelo caduco del sol y playa que ya no es beneficioso para el destino.

 582 visitas

Read More

El ecoturismo busca un modelo de trabajo conjunto entre todos los municipios del Delta

Fuente: Diari de Tarragona

El ecoturismo en el Delta del Ebro busca una línea de trabajo conjunta entre todos los municipios que forman parte de esta zona para poder desestacionalizar y marcar un modelo y un plan de trabajo común. La I Fiesta del Ecoturismo del Delta del Ebro ha sido organizada por la Asociación de Empresas y Actividades Turísticas de este territorio.

Según han detectado en la asociación, el ecoturismo es una modalidad muy potenciada en el Delta por parte de las administraciones, pero el problema es que «las promociones turísticas son municipalistas, es decir, cada ayuntamiento tiene las suyas. Por eso, desde la asociación nuestro objetivo es unir los ayuntamientos y hacer una promoción conjunta para ir en la misma línea, marcando un modelo concreto», explica Josep Bertomeu, presidente de la asociación.

Otro de los objetivos principales de la asociación es desestacionalizar el turismo y extender sus actividades a lo largo de todo el año. «El turismo es un motor económico muy importante del territorio, pero también hemos de entender que si queremos que continúe así, los puestos de trabajo que se creen tiene que ser puestos de trabajo dignos, y eso implica poder trabajar todo el año en este sector», apunta Bertomeu.

Dentro de objetivo de potenciar el ecoturismo, una de las acciones ha sido organizar la primera fiesta del ecoturismo del Delta, que se celebró el pasado fin de semana. «Por un lado, la fiesta se ha organizado buscando este vínculo entre los ayuntamientos de todo el Delta, que por cierto ha tenido una respuesta muy positiva; y por otra, buscábamos que la gente conociera qué es el ecoturismo y en qué consiste», explica el presidente de la asociación.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Diari de Tarragona: El ecoturismo busca un modelo de trabajo conjunto entre todos los municipios del Delta”.
 

 582 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.