Fernando Carreras buen conocedor de la Serrania Alta de Cuenca, trabaja en más de 20 espacios naturales de la provincia. Combina tradición, cultura y naturaleza bajo el paraguas de Ecoexperience, su empresa de ecoturismo que ahora cumple un año. Es su particular forma de dinamización rural y su apuesta firme por lo local, ofreciendo al viajero experiencias sensoriales cuyo mantra es la conservación.


 Nuria: De guía en el Pirineo Catalán regresas a tu Cuenca natal con una idea de negocio y pones en marcha Ecoexperience ¿qué te motiva a regresar y poner en marcha tu proyecto de ecoturismo?

Fernando: Desde que acabé la carrera de Ciencias Ambientales en 2005 en Madrid, tuve muy claro que quería trabajar en el mundo de la educación ambiental. Mi trayectoria profesional siempre ha estado vinculada precisamente a eso, aunque los años de crisis hacían que te replantearas poner o no en marcha un proyecto propio y en solitario. No fue solo esa pasión por la educación ambiental, sino la posibilidad de dar a conocer mi tierra e intentar trabajar en pro de la profesionalización del sector a través de mi proyecto.

Para “salir al campo” hace falta estar formado en muchos aspectos, y un día me dije que todos mis esfuerzos debían centrarse en la gente que no se refugia en el “todo vale” sin pensar en la calidad o el valor de lo que vive en un destino. Éstos, principalmente fueron los grandes alicientes que me llevaron a regresar a mi tierra y poner en marcha un sueño larvado desde hacía años.

Nuria: Ecoexperience alude a “experiencias” “eco”. ¿qué aspectos os hacen ser una empresa de ecoturismo tan diferenciada y posicionada en Castilla-La Mancha?
Experiencia Barefoot. Ecoexperience

Fernando: Ningún nombre podia expresar mejor lo que hacemos. Algo que nos ayudó mucho desde el principio es la posibilidad de realizar nuestras experiencias en tres idiomas: castellano, catalán e inglés. Hemos trabajado cuidadosamente nuestro producto. El “barefoot” o senderismo descalzo, por ejemplo. Una forma de reconectar con la tierra en espacios naturales únicos. Trabajamos mucho la parte sensorial, de forma que más viajeros puedan disfrutar y conocer Cuenca, utilizando los cinco sentidos. Pintamos cuadros en plena naturaleza con nuestros clientes aunando arte y medio natural, senderismo nocturno o rutas fotográficas en las que además de conocer el medio natural y la cultura de lo visitado, nuestros clientes aprender a mejorar su técnica ¡con cámara de fotos o dispositivo móvil!.

Nos esforzamos mucho en comunicar nuestra filosofía y enseñar el alma de Ecoexperience a través de las redes sociales, una ventana a Ecoexperience, para que todo aquel que lo desee pueda, al menos asomarse. Además tenemos una colaboración semanal con Cadena Ser Cuenca. La combinación producto diferenciado que de cobertura a una mayor abanico de la sociedad y nuestra permanente presencia en diferentes canales de comunicación, han sido un gran impulso para llegar a donde estamos.

Nuria: En Castilla-La Mancha, Cuenca es uno de los destinos punta de lanza ¿a qué retos te enfrentas en tu día a día por este hecho?

Fernando: Cuenca comienza a ser un referente turístico, consiguiendo diversificar su oferta. Cuando uno piensa en esta provincia lo primero que imagina son las Casas Colgadas y la Ciudad Encantada. Pocos saben que el tren de alta velocidad AVE llega a Cuenca desde Madrid y Valencia. Parece que comenzamos a proyectar la imagen de que Cuenca es algo más, tenemos Mancha, Alcarria y Sierra en una sola provincia. Somos ciudad Patrimonio de la Humanidad, las Hoces del Júcar y Huécar y un sinfín de atractivos que la hacen única y aún por explorar, como las Majadas.

Sin duda uno de los grandes retos a los que el sector privado se enfrenta es a cómo hacer frente a los grandes proyectos de infraestructuras que se ponen en marcha y mueren sin ni siquiera haber sido usados. El olvido al que someten a algunos pueblos rurales, no ayuda a la hora de intentarlos dinamizar a través del ecoturismo, y la imposibilidad de enseñar recursos son factores limitantes muy presentes en nuestro día a día. Trabajo con mis clientes mucho para que valoren el silencio y la tranquilidad que aún encontramos en muchos puntos de la provincia como algo único y positivo, sin duda un gran reto en la sociedad actual, concienciar al turista.

Nuria: ¿Qué te hace sentir más orgulloso cuando echas la vista atrás, después de tanto esfuerzo y dedicación?

Fernando: Sobre todo pienso en que sólo ha pasado un año, y Ecoexperience ha logrado mejores pronósticos de los que podría imaginar cuando todo comenzó. Recibir felicitaciones por tu trabajo, es sin duda algo que me hace sentir muy orgulloso, el mayor reconocimiento al esfuerzo, dedicación y sentirte valorado por tu entorno, tus clientes. Colaborar con empresas locales y hoteles de primer nivel en nuestro primer año, como Finca la Estacada, Posada de San José o Casita Cabrejas o formar parte de la Asociación para la Promoción y el Desarrollo del Ecoturismo en Castilla-La Mancha “Ecoturismo CLM” o recibir curriculums de estudiantes y profesionales interesados en formar parte de este proyecto.

“El “barefoot” o senderismo descalzo: una forma de reconectar con la tierra en espacios naturales únicos. Trabajamos mucho la parte sensorial, de forma que más viajeros puedan disfrutar y conocer Cuenca, utilizando los cinco sentidos.”

A nivel externo, nos alegra mucho haber sido premiados con los Premios Lanzadera de la Diputación de Cuenca, haber sido finalista y recibir el reconocimiento en los premios AJE como empresario del año 2016 o el hecho de haber podido desarrollar el Programa de excursiones didácticas de Sensibilización Ambiental “Desconecta la tele, conecta con la Naturaleza” de la Dirección Provincial de la Consejería de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Cuenca, el cual tendrá continuidad en el 2017 y en el que participaron más de 300 personas de Cuenca y provincia conociendo y disfrutando Áreas Naturales de la provincia.

Nuria: La concienciación, es un papel fundamental dentro del ecoturismo ¿cuál de las herramientas que utilizáis para transmitir sostenibilidad o responsabilidad en turismo os resulta más efectiva?

Fernando: Trabajamos mucho la parte de concienciación a través de la comunicación oral en nuestras visitas antes, durante y después de cada experiencia. El viajero conoce de primera mano no solo el paisaje que interpretamos sino la situación actual y los problemas de conservación que ponen en peligro estos espacios. Cuando llegamos a algún tramo del río que está seco, lo utilizamos para explicar porqué se producen estas sequías. Digamos que utilizamos el paisaje para explicar los cambios que se producen en el mismo como consecuencia del cambio climático. De esta forma, el viajero se va con la sensación no solo de haber aprendido cosas nuevas, sino de haber descubierto algo que merece la pena conocer y conservar.

Educación ambiental con Ecoexperience

Incluimos en nuestros itinerarios paradas en zonas rurales donde se pueden encontrar productos locales y artesanía, para nosotros es muy importante transmitir que estos oficios están en peligro de extinción forman parte de nuestra cultura. La forma de comunicar a los más pequeños, la realizamos a través de diversos talleres, entre los que destacamos los realizados con pastores y otros vecinos que les enseñan de primera mano el valor de lo local y la importancia de sus tradiciones. La educación ambiental es nuestro idioma, hablamos desde reciclaje a consumo responsable, biodiversidad o especies amenazadas, entre un amplio abanico de temáticas con tintes de responsabilidad con el medio que nos rodea.

Nuria: Ecoexperience pone a prueba los sentidos del viajero a través de sus rutas sensoriales ¿estamos ante un cambio actitudinal del viajero ante una mayor demanda de este tipo de actividades? ¿qué crees que motiva esta tendencia?
Fotografía con Ecoexperience

Fernando: Sin duda hay un cambio en el comportamiento de los viajeros. El viajero quiere sentir, y explorar, quiere hacer cosas nuevas, comer comida tradicional que no pueden cocinar en casa o dormir en alojamientos auténticos. Además busca experiencias que pueda compartir, nos guste o no, las redes sociales e internet son parte de nuestra vida, y son cada vez más los turistas que comparten de este modo sus experienicas, quizá también como una forma de reivindicación o llamada a un turismo más responsable, o una forma de dar a conocer entre sus contactos ecoturismo.

El turismo de naturaleza y el ecoturismo, sin duda se están adaptando rápidamente a estas nuevas tendencias, así como al hecho de la relevancia que ha tomado entre los que viajan el hecho de vivir experiencias únicas. Nosotros lo hemos visto por ejemplo con el “barefoot”. Dar un paseo por el espacio natural más cercano a casa, lo puede hacer cualquiera, pero el ecoturista, va más allá de eso.

¡Muchas gracias Fernando! Puedes seguir a Ecoexperience visitando su página web, en Facebook o en Twitter 

 331 visitas