¿Caeremos otra vez en el ‘overtourism’ cuando todo vuelva a la normalidad?

Hasta hace algo más de un mes, se sucedían los titulares relacionados con el overtourism, es decir, con los problemas derivados de la llegada masiva de viajeros a ciertos destinos.

Hoy, sin embargo, esos destinos, al igual que muchos otros también en peligro, están viviendo una extraña tregua debido a las restricciones de movilidad implantadas a raíz de la crisis del coronavirus. Pero, tal y como sucede con la extraordinaria recuperación de la naturaleza durante estos días, cabe temer que todo vuelva a la “normalidad” en cuanto se vuelvan a abrir las fronteras. ¿Puede ser esta crisis el momento oportuno para repensar el modelo turístico de masas y evitar sus más peligrosas consecuencias? 

De ello hablamos con Pedro Bravo, periodista y autor de Exceso de equipaje: Por qué el turismo es un gran invento hasta que deja de serlo, así como con José Mansilla y Claudio Milano, que han publicado el volumen Ciudad de vacaciones: conflictos urbanos en espacios turísticos.

“Inicialmente, sí parece un buen momento para plantearse esta cuestión”, explica Mansilla, profesor, junto con Milano, en Ostelea, Tourism Management School. “Hay muchos factores que ahora están sobre la mesa que no estaban antes. 

“Por lo tanto, el turismo que se espera para lo que queda de año, en la medida de las posibilidades, sí que será un turismo menos concentrado y con menor capacidad de generar dinámicas de masificación. Lo que no sabemos es cómo irá todo de cara al año que viene: yo creo que el sector turístico corporativo tiene casi prisa por volver a la masificación en la que estábamos inmersos antes, de modo que, si no se establecen medidas abundando en cuestiones de carácter sostenible, sí que es probable que volvamos a una situación como la de antes, si no en un año, a lo mejor, en dos”.

Bravo, por su parte, no se anima a hacer demasiadas predicciones, dado que no sabe “cómo será el mundo luego”. “En general, en todo lo que hagamos deberíamos ser conscientes de lo que hay detrás de nuestras decisiones de consumo, que son decisiones económicas. Y tener cuidado de no fastidiar a nada ni a nadie: fijarnos en condiciones laborales, derecho a la vivienda, protección del medio ambiente, etcétera”.

“Aunque, al fin y al cabo, lo más probable es que la vida se ponga complicada y no podamos darnos caprichos. Sospecho que, los próximos años, la mayor parte de la gente en todo el mundo estará más preocupada por sobrevivir que por viajar. Y es posible que la política también lo ponga difícil: puede darse una reacción antiglobalizadora que ponga trabas en fronteras. Como digo, es difícil saber cómo serán las cosas luego, pero seguro que no serán como antes”.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Traveler: ¿Caeremos otra vez en el ‘overtourism’ cuando todo vuelva a la normalidad?.

 440 visitas

Read More

Tecnología, promoción y marketing para afrontar la saturación turística

En la mesa de la ITB sobre ‘Control inteligente de la saturación turística con tecnologías digitales’, Joan Torrella, director de Turisme de Barcelona, dijo que “el turismo no se puede gestionar sin tener en cuenta la ciudad, sino que debe incluirse dentro de la gestión urbana, no como un sistema de gestión turístico independiente. Para gestionar Barcelona como una ciudad inteligente debemos tener claro qué hacer con los datos que obtenemos de los usuarios; datos que han de ser públicos”. Y es que, según explicó, “los datos ya existen, pero hay una cuestión legal porque no tiene suficientes herramientas legales para poder manejarlos”.

El uso de esos datos, según indicó Leid Zejnilovic, profesor asistente de la Nova School of Business and Economics de la Universidad de Lisboa, “nos permite conocer los movimientos de los turistas, cómo interactúan con los locales, cuáles son sus preferencias, los lugares que más les gustan porque suele ser donde se hacen más fotos, etc.”. Pero también reconoció que hay otros aspectos que generan controversia, como “quién debe liderar la utilización de esos datos; no tenemos todos los que necesitamos y encima quieren cobrarlos. ¿Deberían ser públicos? Tampoco proporcionan información suficiente sobre los hábitos de los residentes como sí la ofrecen de los turistas”.

Para paliar estas debilidades Amsterdam está invirtiendo en inteligencia artificial enfocada, como señaló Geerte Udo, directora asociada de Estrategia de Amsterdam Marketing, a “conocer las preferencias y necesidades del usuario. Para ello estamos probando en una primera fase con los residentes y así extraemos conclusiones y aprendemos. Porque está claro que la inteligencia artificial es el futuro, pero ahora mismo nos ofrece en ocasiones resultados erróneos sobre cómo se comportan los locales; es como un niño: necesita tiempo para aprender pero todo va demasiado rápido, y es lo que estamos haciendo.

Dejando a un lado la aplicación de tecnología para solventar los problemas de saturación turística, Claudio Milano, director del Programa de Master en Destinos de Turismo Sostenible y Planificación Turística Regional de Ostelea, subrayó la paradoja existente en “la búsqueda de la autenticidad en un mundo globalizado, con el riesgo de saturación de determinados destinos”.

La solución, por tanto, debe ser “una combinación de herramientas técnicas y políticas, un conjunto de acciones no aisladas, porque está claro que no se pueden cerrar los destinos más masificados por el impacto económico que supondría”.

Por ello propuso “un cambio de paradigma en el modelo turístico contemporáneo”, que implique una transformación en:

– Promoción: “Promover atracciones turísticas en lugar de gestionar productos, además de promocionar productos más sostenibles en su triple enfoque: económico, social y medioambiental”.

– Gobernanza: “Una mejor gobernabilidad con planes estratégicos de turismo de la mano de los actores económicos y sociales implicados”.

– Marketing basado en “storytelling, de manera que se cuenten los destinos, no sólo promocionarlos”.

Sólo así, como concluyó Milano, “podremos pasar de un turismo excluyente a un turismo inclusivo. La actividad turística siempre tendrá un impacto, pero esforcémonos por maximizar los impactos positivos y minimizar los negativos contando a la ciudadanía qué es lo que estamos haciendo para ello”.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Hosteltur: Tecnología, promoción y marketing para afrontar la saturación turística”.

 440 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.