Gobernanza y Cooperación turística, serán las estrategias clave para el post covid-19

Creo rotundamente que predecir escenarios de postpandemia es algo que no estaremos seguros hasta que no ocurran. Se acuerdan de la famosa frase ¿El futuro ya no es lo que era?. Pero si podemos planificar estrategias y acciones, que ayuden a destinos, empresas y administraciones turísticas a recuperar la actividad turística y porque no, en muchos casos poderla mejorar o reinventarla.

Siento decir que no creo que haya ningún cambio de modelo turístico, a pesar de las ganas de muchos profesionales que lo manifiestan, salvo en una primera fase cuando la percepción de riesgo sea mucho mayor por su cercanía en el tiempo, aunque también después de ver ciertas imágenes de masas de turistas en China, me hace tener dudas.

Posiblemente les pueda sonar a obviedades, lo que les voy a recomendar, porque se han dicho más de una vez, pero muy pocas veces se han llevado a la práctica.

En una vuelta paulatina a la normalidad, pero después de haber perdido la semana santa, algunos puentes y en peligro el verano  (Espero que solo parcial, por la posible falta de vacaciones y la pérdida de poder adquisitivo), más que nunca se necesitara una estrategia definida y muy fuerte de Gobernanza Turística, de colaboración público-privada entre las diferentes empresas involucradas turísticas y no (Por ejemplo alimentación, sector primario, sanitario, bebidas, etc.)  las Administraciones Publicas Locales, Regionales-Autonómicas y del Estado. Y porque no la del conjunto de destinos y países receptores y emisores a nivel internacional, será decisiva.

Ante todo generar confianza y seguridad a los potenciales visitantes, generando algo vital, la “percepción de seguridad” o mejor dicho la “No percepción de riesgo”, muy diferente a la posible existencia de riesgo que siempre existirá y ha existido, pero en turismo lo que más cuenta es la percepción, no la realidad.

Una de las herramientas para gestionar esta percepción es la que se ha usado en los planes de gestión turística de áreas protegidas, la “capacidad de carga”, limitando el número de turistas en espacio y tiempo, que es algo visible y perceptible y dependiendo del destino, relativamente fácil de manejar (Mas ahora con las tecnologías adecuadas)

…..Y aunque a primera vista quizás no se crea, entiendo que la relación entre seguridad, salud y gestión ambiental del destino va a ser importantísimo

Supongo que la distancia física, mas que social, se deberá tener en cuenta, al menos en los primeros meses, en todo el proceso del viaje.

Tener planes y sistemas de alerta y reacción, en caso de necesidad, aunque jamás tenga que usarse, daría más confianza.

Y aunque a primera vista quizás no se crea, entiendo que la relación entre seguridad, salud y gestión ambiental del destino va a ser importantísimo, por su interrelación y porque sin duda ayuda a una mejor percepción positiva, que es lo que cuenta.

Por otro lado, otra de las estrategias clave, además de la gobernanza, es la Cooperación sectorial y multisectorial (Coopetition). Si bien, en muchos destinos y países, todavía existe una competencia ridícula entre empresari@s cercanos, y lejanos, ahora será la hora de cambiar radicalmente esta forma de trabajar, ya que será vital crear esos entornos de confianza turística.

El precio será secundario, frente a la percepción de riesgo. Los productos y experiencias denotaran los factores que antes mencione (distancias, salud, ambiental,…), al igual que la oferta alojativa y restauración.

Por supuesto la comunicación para la percepción es la herramienta clave, evitando o luchando más bien contra bulos, fake news, etc que seguro se incrementaran en estos meses, ya sea contra la actividad turística, como posiblemente contra ciertos destinos, hoteles, etc.

    …. Las grandes urbes donde existe una mayor densidad poblacional, serán las más necesitadas de escapadas y por tanto se podría calcular un incremento de la demanda

Entiendo y es una hipótesis, que para una demanda que ha estado confinada durante muchas semanas, habrá una necesidad de espacios abiertos, aire libre, naturaleza, pueblos, aunque supongo que para otros habría que añadir la cercanía social y no digamos para los milenials. Las grandes urbes donde existe una mayor densidad poblacional, serán las más necesitadas de escapadas y por tanto se podría calcular un incremento de la demanda en un radio orientativo de 150 km o algo más de 1 hora por carretera y parte de esa demanda ira buscando destinos más lejanos de forma escalonada, en función del impacto psicológico y capacidad adquisitiva.

Cada destino tendrá sus variables a tener en cuenta y claro en una articulo solo da tiempo a exponerlas de una forma somera o como me gustaría.

Y me gustaría añadir, que espero se aprendan grandes lecciones para poder acometer la crisis climática y ambiental, que será la siguiente, pero ya no nos pillara tan desprevenidos, porque llevamos años con avisos, aunque sin tomarlos en cuenta.

Quizás ahora más que nunca, la Naturaleza y la cercanía social son un verdadero Lujo.

Un cordial saludo y espero la pronta recuperación

Este artículo ha sido originariamente publicado en Forum Natura y reproducido en Travindy con permiso de la autor, Arturo Crosby: Gobernanza y Cooperación turística, serán las estrategias clave para el post covid-19.

 340 visitas

Read More

La sobredensificación crece en los destinos más turísticos: ¿cómo hacerle frente?

¿Cómo resuelves un problema como el turismo? Un sector que emplea a cientos de millones de personas, pero que también puede destrozar las mismas ciudades que se benefician de él, molestando a los residentes y causando daños irreversibles a su cultura y patrimonio.
Las protestas en toda Europa han impulsado las conversaciones sobre “turismo responsable” y están forzando al sector a trabajar hacia la sostenibilidad. Pero el problema ya está a un nivel de dificultad tan grande que hacer algo al respecto parece similar a darle la vuelta a un crucero. ¿Cuál podría ser la salida a esta situación?
La solución más obvia es extender los turistas en un área más grande, dice Alex Dichter, socio principal de la consultora de viajes McKinsey & Company, que en diciembre produjo un informe sobre la gestión de destinos turísticos congestionados.
Muchas ciudades agravan el problema al promocionar solo un pequeño número de sitios, a menudo los más obvios, cuando los turistas se pueden dispersar impulsando atracciones menos populares y desarrollando otras nuevas.
Desincentivar a los visitantes de las horas pico del día, la temporada y el año también reduce su impacto. Si el marketing por sí solo no funciona, los límites de llegada y los ajustes de precios podrían ser útiles también, dice Dichter.
Los visitantes que repiten conocen mejor la ciudad y se aventuran más allá de las atracciones obligadas. Laura Aalto, directora ejecutiva de Helsinki Marketing, dice que establecer una sensación de “barrio local” es clave para una relación positiva y, a menudo, a largo plazo entre una ciudad y sus visitantes.
“Nadie quiere ser un turista; todos quieren ser lugareños a tiempo parcial “, dice ella. “Nuestro trabajo es crear el tipo de circunstancias, condiciones y plataformas para los visitantes que vienen a Helsinki para reunirse con los lugareños y no ir a las atracciones más obvias”.
Algunas ciudades se venden con la excusa de su cerveza barata o su vida nocturna, pero ello conlleva un riesgo. Ámsterdam, por ejemplo, ha invertido mucho en la comercialización como un destino de arte y cultura para sacudirse la reputación como “distrito rojo” de toda la ciudad. Aalto dice que la creación de perfiles ha revelado que los visitantes que van a Helsinki para participar con un interés específico (“ya sea diseño, arquitectura, educación o música heavy metal”) son los que aportan la mayor recompensa. “Esos serán nuestros embajadores de por vida, puesto que están creando una relación con la ciudad y tal vez vengan más a menudo, son los amigos de Helsinki”.
Otro consejo: en marketing, gana el maratón, no el sprint. El crecimiento es con demasiada frecuencia la medida de una industria turística exitosa, dice Xavier Font, profesor de mercadotecnia de sostenibilidad en la Universidad de Surrey, en el sureste de Inglaterra. “Hay un sentimiento de que, a menos que crezcamos, no lo estamos haciendo muy bien, pero esto está causando enormes problemas”. Sugiere comercializar de manera más inteligente (no necesariamente “más”), elaborando por ejemplo paquetes para atraer visitantes durante cinco días, no solo un fin de semana.
Ajustar los precios puede ser un medio crudo pero efectivo de equilibrar la oferta y la demanda: si un destino cuesta más, es probable que haya menos personas que vayan allí. La introducción de precios y tasas variables o escalonadas para los residentes puede ayudar a reducir las críticas al elitismo cultural o al hecho de restringir el acceso de turistas nacionales a su propio patrimonio, dice Dichter.
Muchos destinos también han introducido un impuesto turístico, cuyos ingresos pueden utilizarse para administrar la industria. Font dice que los beneficios del turismo deben reequilibrarse en favor de la sostenibilidad, no de los hoteleros.
Otra manera de controlar el turismo es controlando las camas disponibles. Muchas ciudades que luchan con el número de turistas han puesto controles directos sobre el alojamiento, ya sea deteniendo la construcción de nuevos hoteles, como en el caso de Barcelona y Amsterdam, o limitando el alquiler de viviendas a corto plazo en Airbnb. Londres, Nueva York, Reikiavik, Amsterdam, París y muchas otras ciudades han introducido límites durante el pico de tres meses del año, para evitar una escasez de oferta de vivienda y aumentos de alquiler para los locales.
Los recursos del gobierno deben dedicarse al turismo sostenible, los políticos deben ser más responsables, y los residentes deben tener la oportunidad de opinar con independencia del calendario electoral: “Porque si esperamos una vez cada cuatro años, es demasiado tarde”, dice Dichter.
Otra estrategia efectiva para administrar a los turistas se basa en los datos. “Hablamos con tanta gente en el ecosistema turístico y nadie tiene los mismos datos, ni siquiera similares”, dice Dichter. “Si ni siquiera se puede estar de acuerdo en cuántos turistas llegan, es muy difícil tener un debate adecuado”. Cuanta más información se recabe sobre turistas en todos los niveles (nacional, regional y municipal), más clara será la imagen de sus verdaderos costes y beneficios, incluidos los económicos, sociales y ambientales. Dichter apunta a la aplicación oficial de Ámsterdam, que no solo mejora las experiencias de los visitantes de la ciudad, sino que también informa sobre ellos.
Font dice que combinar datos (incluso imperfectos) de una amplia gama de fuentes (restaurantes, hoteles, proveedores de electricidad y agua, aeropuertos) puede ser una base suficiente para que las ciudades actúen. “No necesitamos el 100 por ciento de datos perfectos para tomar algunas decisiones cuando, la mayoría de las veces, se trata de tendencias”, admite. Si los organismos del gobierno y de la industria consultan activamente a las comunidades sobre el impacto de los turistas, puede ayudar a aliviar el antagonismo.
Justin Francis, director de la agencia de viajes Responsible Travel, ha propuesto que todas las partes interesadas trabajen juntas para llegar a un acuerdo sobre señales específicas (que denomina “límites de cambios aceptables”, como escasez de recursos o aumentos de precios, que podrían revisarse regularmente) que denotan cuando un la ciudad ha alcanzado el punto límite. “Si quieres más turistas, ¿cuántos más? ¿cuántas habitaciones de hotel sostendrán eso? ¿cómo trabajará con los proveedores para lograr ese objetivo? “, dice Dichter.
En última instancia, los residentes deben tener prioridad sobre los turistas para la vivienda, la infraestructura y el acceso a los servicios, ya que tienen un interés a largo plazo en el éxito de la ciudad. “Debe ponerse a los residentes en el centro de su toma de decisiones”, dice Font. “Las ciudades no son el patio de recreo de los turistas; solo los queremos porque hacen que la ciudad sea más habitable para los residentes”.
 

 340 visitas

Read More

La dura realidad del desarrollo turístico en Indonesia

Eturismo es una prioridad del presidente de Indonesia, Joko Widodo, quien ha construido una gran cantidad de infraestructura para ello además de políticas beneficiosas hacia inversores extranjeros. También ha llevado a cabo una política amistosa hacia los turistas extranjeros, sin embargo, parece que se ha olvidado de su propia gente.

Muchos desarrollos de infraestructura no brindan prosperidad a las comunidades locales. El gobierno necesita maquillar los aspectos ásperos del turismo en Indonesia.

Kota Batu, en Java Oriental, es un lugar turístico que a menudo es promocionado con orgullo por el gobierno. La ciudad tiene un millón de encantos e impresionantes paisajes naturales, pero una política de turismo que no considera los impactos ambientales.

En 2005, había 111 fuentes de agua utilizadas por los residentes en Kota Batu. Entre 2012 y 2014, la presencia de resorts y hoteles abundaba en la ciudad, y los manantiales uno por uno utilizados por los ciudadanos desaparecieron, dejando solo 58 fuentes de agua el año pasado, según Tirto.id.

La construcción del aeropuerto de Kulon Progo, en la región de Yogyakarta para apoyar la zona turística de Borobudur, también es problemática. La construcción del aeropuerto viola el plan espacial de la región de Java-Bali como se especifica en un Reglamento Presidencial de 2012 y un reglamento provincial anterior, que no incluyen ningún mandato para la construcción de aeropuertos en la costa de Kulon Progo. De hecho, el área ha sido designada como zona geológica protegida porque es un área propensa a tsunamis.

Este es un extracto de un artículo originalmente publicado por Asia Times .

 340 visitas

Read More

El turismo español corre riesgo de morir de éxito

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, sacaba pecho en rueda de prensa tras el último Consejo de Ministros de que si España sigue a este ritmo puede alcanzar los 83 millones de llegadas de turistas extranjeros en 2017. Una cifra que supondría un aumento del 10% respecto al año pasado, cuando se registraron 75,3 millones de llegadas extranjeras. Esa cifra ya supuso a su vez un incremento de casi el 10% respecto al ejercicio anterior.

En este marco de subidas, ¿dónde está el límite para el turismo en España? Una respuesta complicada, según los expertos consultados, y que depende mucho del lugar dónde se analice. Mientras los vecinos de algunas ciudades protestan por el incremento del turismo y el impacto que tiene, por ejemplo, en el acceso a la vivienda, el efecto en zonas del interior es sensiblemente menor y hay margen para que el negocio aún florezca.

Este artículo es un resumen de la noticia original escrita por Marta Garijo para eldiario.es El turismo español corre riesgo de morir de éxito

 340 visitas

Read More

La sostenibilidad de 1.200 millones de turistas

¿Es sostenible un turismo que mueve cada año a más de 1.200 millones de personas por todo el mundo? La ONU ha declarado este 2017 el año del turismo sostenible y para el desarrollo, con el fin de que esta industria, que apenas ha acusado la crisis mundial, que representa el 10% de la economía mundial y genera uno de cada 11 empleos, reflexione sobre cómo mantener el alto volumen de negocio que supone sin matar la gallina de los huevos de oro.

“El turismo y su crecimiento no son enemigos. El reto está en crear nuevos productos diferenciados y gestionar el flujo que genera el turismo, pero el crecimiento no se puede parar”, ha dicho Taleb Rifai (secretario general de la OMT).

La sostenibilidad del turismo para la ONU y la OMT supone satisfacer las demandas económicas de las zonas turísticas nuevas o aún por descubrir, al tiempo que se mantienen unas mínimas exigencias medioambientales para no agotar los recursos naturales de países aún vírgenes de las masas turísticas. Las primeras medidas pasan por concienciar tanto a los sectores económicos como a los potenciales turistas en el respeto a las poblaciones receptoras. Por eso en Fitur se va a presentar una campaña con el lema ‘Viaja, disfruta y respeta’.

Esta noticia es un resumen del artículo original: La sostenibilidad de 1.200 millones de turistas | elPeriódico

 340 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.