Más de 50 expertos participarán en la 4ta edición de la Cumbre de Turismo Sustentable y Social

Con la participación de más de 50 conferencistas internacionales y nacionales y un completo programa orientado a la reactivación del turismo con base en la sustentabilidad, todo está listo para la realización del Encuentro Virtual 2020 de la Cumbre de Turismo Sustentable y Social los días 08 y 09 de septiembre.

Por cuarto año el Sustainable & Social Tourism Summit® reúne a expertos del turismo para crear un espacio virtual para el análisis, la capacitación y el intercambio de experiencias en 18 conferencias y paneles con CEO´s de hoteles y tour operadoras, académicos, cooperativas comunitarias de turismo, así como de organizaciones de cooperación internacional.

A la extensa lista de conferencistas, desde Travindy destacamos la participación de Harold Goodwin, director del Responsible Tourism Partnership, quien hablará sobre cómo asumir la responsabilidad del turismo y, Caroline Brenmer de la empresa de investigación de mercado Euromonitor, que compartirá panel con Teresa Solís de Deloitte con el tema ¿cómo aprovechar los nuevos mercados post- COVID?

También representantes del sector turismo en México participarán en un panel para analizar el impacto del COVID-19 en la industria y en las acciones de sustentabilidad y RSE de las empresas. Este panel lo integran Carlos Constandse de Grupo Xcaret, Luis Barrios de City Express y Roberto Zapata de Hoteles Misión, y es moderado por Lourdes Berho, Chief Catalyst de Alchemia Communications Group. También en el tema de alojamientos, Ángel Terral, Director de Airbnb para México y Centroamérica y el Caribe estará presente en la Cumbre.

La Cumbre recibirá a un invitado muy especial: el Arrecife Mesoamericano con un bloque de conferencias encabezadas por Mario Escobedo, Coordinador del Proyecto “Manejo Integrado de la Cuenca al Arrecife de la Ecorregión del Arrecife Mesoamericano” (MAR2R) de la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo (CCAD).

Se suman Jeremy Sampson de The Travel Foundation, Inglaterra con el tema “Recuperación de destinos con bases de sustentabilidad”. Asimismo, Xavier Marcé, Concejal de Turismo e Industrias Creativas de Barcelona, España, compartirá las acciones que se realizan actualmente en esta ciudad en un contexto tan particular como el actual.

El turismo de naturaleza y el turismo comunitario y las nuevas tendencias de viajes después de la pandemia también tendrán espacio en dos paneles; el primero con la participación de Ena Buenfil, directora de la touroperadora Huaxteca.com; Otto von Bertrab de Río Secreto y Marisol Herrera, de Totonal Viajes.

Durante el evento se realizará la presentación de la Alianza Peninsular para el Turismo Comunitario que reúne a 24 cooperativas comunitarias que operan experiencias de turismo sustentable en la Península de Yucatán.

La participación en el Encuentro Virtual tiene un costo de 20 dólares o 450 pesos (IVA Incluido); las inscripciones están abiertas a través de la página oficial  y a través de la dirección de correo: direccion@cumbreturismosustentable.org

 437 visitas

Read More

El COVID-19 llegó en avión; ahora viaja en auto y camión

El medio de transporte del Covid-19 ha desatado algunos debates clasistas sobre el tema, con diversos trasfondos, sin embargo, en un mundo globalizado, algo hay de cierto. A nivel países, en la Fase 1: Importación viral, el virus viaja en avión; en la Fase 2: Dispersión comunitaria, viaja por vía terrestre ya sea en automóvil particular y/o transporte público; en la Fase 3: Epidémico, viaja en automóvil particular y transporte público.

Al estar ante una pandemia global, los debates en ese sentido son desgastes innecesarios, ante la situación actual. Quintana Roo, en este momento tiene una de las mayores tasas por cien mil habitantes del país [1]. Esta alta incidencia es explicable porque se tiene el aeropuerto con mayor tráfico internacional del país (35.4%) a febrero de 2020 [2]; en Quintana Roo al cerrar la Fase I, la mayoría de los casos eran de extranjeros [3], es decir casos importados. Esa es la razón de la inusualmente alta tasa por cien mil habitantes, indicador que disminuirá al pasar a las fases II y III. Por ello el Covid-19 llegó en avión, pero ahora viaja en auto particular y transporte público.

Los principales mercados emisores de turismo a Quintana Roo están en crisis, en aislamiento social extremo, con miles de vuelos suspendidos y muchas fronteras cerradas. Es decir, el cierre de la temporada de invierno 2019-2020, que acaba en la semana santa, está perdida por la caída abrupta de la demanda y la de verano corre en grave riesgo.

Sin embargo, si algo ha demostrado el turismo en la historia reciente es su resiliencia y capacidad de recuperación. En coyunturas de catástrofes y desastres de tipo: económicas, políticas, sociales o naturales siempre han operado dos fenómenos: la postergación del viaje y la sustitución de destino, este segundo no aplica en mayor medida, ya que la escala de la pandemia del Covid-19 es global y los destinos competidores están en igual o peores circunstancias y el origen está en la demanda. Así que la esperanza radica en la postergación del viaje, que permitirá una recuperación acelerada, una vez que los países emisores pasen la contingencia y sus economías se restablezcan.

¿Qué sabemos sobre lo que ocurre durante una pandemia?

A la luz del estudio del caso de Cancún en el AH1N1 y otros desastres[4], se puede saber que por su alto impacto en las llegadas en el corto plazo, la alerta sanitaria obligó al igual que los huracanes, al cierre de hoteles, con la diferencia que esa vez la estructura turística no estaba dañada, lo que explica que la recuperación haya sido más rápida, en forma de “V”.

La afectación al turismo en Cancún por la alerta sanitaria de la Influenza AH1N1 se estima que duró seis meses y dejaron de venir 299,294 turistas. El impacto económico de la influenza AH1N1 se estimó en 307.6 millones de dólares. Ante el AH1N1 las tarifas se movieron a la baja solo en el cortísimo plazo, para responder a la emergencia, retomando su tendencia normal a la siguiente temporada. La diferencia en la situación actual es que el AH1N1, no afectó en un nivel tan grave, como ahora lo está haciendo el Covid-19, a los países emisores de turismo al Caribe Mexicano. Por lo que es previsible que será más larga la recuperación. Así como se prevén las curvas de la pandemia para México y los principales países desarrollados es prudente considerar que la temporada de verano será mínima y prepararse para una modesta temporada de invierno 2020-2021.

El modelo mono productivo de la región anclado en el turismo, por la naturaleza de éste y las características geográficas y demográficas de Quintana Roo, presentan una situación sui generis, diferente al resto del país.

La afectación de eventos catastróficos: huracanes, 11 de septiembre, AH1N1 y ahora el Covid-19, nos recuerdan la bendición caribeña que tenemos de tener turismo todo el año y casi olvidarnos de una característica intrínseca al turismo: la estacionalidad

Que no seamos como la mayoría de destinos vacacionales que tienen sólo una temporada al año, o solamente en fechas puntuales, tienen los turistas suficientes. De esos destinos turísticos de temporalidades muy pronunciadas debemos de aprender lo necesario en esta coyuntura.

En el nivel macroeconómico, la resiliencia y postergación del viaje, inherentes al turismo actual, son esperanzas de normalización a mediano plazo. La afectación ya está determinada de manera exógena, el dilema sobre parar o no, ya no se presenta, como en otras regiones con economías diversificadas. Lo que corresponde es gestionar de la mejor manera el paro industrial abrupto y sus consecuencias sociales. En el plano micro, la decisión está en el nivel de cada empresa turística. Cada establecimiento debe de analizar si se está abajo del punto de cierre [5] y, actuar en consecuencia de acuerdo con su situación interna y a las medidas de excepción que aplican en una contingencia por causas de fuerza mayor. La emergencia será un desafío financiero, seguramente no contemplado en el presupuesto operativo anual, por lo que la fortaleza y gestión financiera de cada unidad de negocios se pondrá a prueba.

Ante la falta de esquemas formales, tipo los seguros de desempleo de USA o esquemas de renta universal básica, los esquemas solidarios de conservar el empleo siguen como esquema menos malo que los despidos. El impacto en lo social escala a nivel catastrófico. El turismo, industria de servicios, es por definición intensiva en mano de obra y de baja calificación en su mayor proporción; es decir, gente pobre e inmigrante la mayoría, a quienes la coyuntura deja en la indefensión total. Sumando elementos de riesgo para el precario orden social en varias de las localidades del estado.

Es la oportunidad como sociedad, de mejorar nuestro modelo social, con revisión y mejora de los mecanismos tanto de cobertura social, como de la planta productiva, el fomento industrial y de la inversión en épocas de crisis. Son de envidia el abanico de medidas que los países desarrollados han desplegado tanto para proteger al empleo y a las familias como a las empresas.  

El éxodo de la migración interna es palpable, quienes no tenían condiciones o suficientes razones de aguantar la coyuntura, se están regresando a sus lugares de origen, la actividad ha sido frenética en las últimas dos semanas en las terminales de autobuses informales. Ello genera menor presión social local, ante la contingencia. Se activó la válvula de la olla a presión. Sin embargo, ello lleva a que se repita la historia del conteo 2005, afectado por el huracán “Wilma”, un censo no realista, que reducirá los insuficientes recursos para el desarrollo el próximo quinquenio. La estructura de la pirámide poblacional, con forma más de flecha que de pirámide, muestra que el grupo mayoritario de la población de Quintana Roo es el de menor riesgo, ese es otro factor demográfico que ayuda a enfrentar la emergencia sanitaria.

Ya se sabe que uno de los efectos no deseados de poseer ciudades-destinos-marcas turísticas es que venden más titulares, por ello, siempre una notica mala se magnifica mucho más que para otra localidad que no tiene ese atributo. Una gestión eficiente de la crisis sanitaria es la mejor inversión en publicidad turística, se saldrá más pronto de la contingencia y permite cuidar la imagen del destino a mediano plazo. Mínimo que no sea relacionada en la memoria colectiva como epicentro de ella.

El Covid-19 viaja en auto particular y en transporte público.

Profundizar la distancia social ayudará a evitar no ser el epicentro de un contagio local descontrolado. Con el flujo de viajeros en el aeropuerto al mínimo y las escasas vías terrestres de acceso al estado, los flujos de personas son relativamente fáciles de controlar, las aduanas o filtros sanitarios deben de considerarse. La Península y el estado pueden garantizarse como una zona con la menor circulación del Covid-19, en el país y aun internacionalmente.

Por lo tanto, la estrategia de control se convierte en un doble anillo: menor movilidad social para reducir a lo mínimo el contagio interno y blindaje externo peninsular, o estatal para mantener la región segura. En este aspecto, como en todo, el reto es encontrar la justa medida para mantener el régimen de libertades y garantías individuales, sin caer en acciones ni autoritarismos que lesionen derechos humanos.

El inminente aumento de la temperatura por la primavera es otra variable que ayudará, por algo la influenza es estacional. En este punto de la pandemia, de todas estas circunstancias, y algunas no visibles aún, dependerá salir lo más rápido y mejor de esta coyuntura. La situación aún dolerá más, antes de mejorar.

Una gestión eficiente de la crisis sanitaria es la mejor inversión en publicidad turística, se saldrá más pronto de la contingencia y permite cuidar la imagen del destino a mediano plazo.

La conducción actual debe de ser regida por las autoridades sanitarias, pero una vez pasada la parte más grave de la contingencia, ya en la etapa de recuperación, con el relajamiento de las medidas de distanciamiento social, cada destino, debe estudiar la situación de sus mercados turísticos emisores, su conectividad y la situación de la industria de transporte (aéreo y/o terrestre o fluvial), su producto turístico, su mercado laboral y la afectación de su imagen; y en función de las condiciones en ese momento, plantear sus planes de dinamización de la demanda y de reactivación de la oferta.

En ese sentido los productos y servicios turísticos que puedan manejar mayores burbujas de intimidad (no necesariamente más personalizados) serán los que puedan operarse primero; muchas compañías, sobre todo en el transporte, tendrán que analizar muy bien sus puntos de equilibrio para poder operar bajo la necesidad sanitaria de mayor espacio por viajero. Así como el 11 de septiembre sentó nuevos estándares en los viajes respecto a seguridad, es previsible que nuevos estándares sanitarios se establecerán en los viajes ante esta nueva realidad, lo que implicará una revisión a fondo del reglamento sanitario internacional, que ha sido rebasado en esta contingencia.

Por supuesto que la afectación a mediano y largo plazo impactará de manera diferenciada a cada segmento y sector turístico, hasta ahora se vislumbra uno que tendrá afectaciones de profundidad en el largo plazo: los cruceros. La lista provisional de destino-país que terminarán muy afectados son: China, Italia, España, USA y sumando. La de destinos-ciudad hasta ahora incluye a: New York y Madrid. Estos destinos turísticos, su industria turística y de viajes y su población resentirán por años las secuelas de este 2020. Hagamos lo posible para evitar entrar en esas listas.

Un aspecto que la pandemia manifiesta es el desafío a la base del turismo: la hospitalidad. La aceptación sin recelos del otro se enfrenta a las fobias y prejuicios que generan la propagación de la pandemia actual, diversas manifestaciones de rechazo, sin base científica, ni racional, afectan a las personas llegadas de fuera hasta en localidades con raíces de hospitalidad que se pierden en el tiempo. El fenómeno se da alrededor del mundo.

Bernal Diaz del Castillo [6] y Fray Diego de Landa documentaron la fuerte hospitalidad en los pueblos mayas, las cuales perviven en las comunidades actuales, las sucesivas culturas y el turismo asentado en épocas recientes en la región no han hecho más que fortalecer esas prácticas de hospitalidad. Hasta que llegó el Covid-19. Comunidades que, en el último año, ante el rebase de la capacidad de carga, se negaban a limitar el número de visitantes, ahora no sólo pretenden impedir las visitas, sino piden a los turistas remanentes que se retiren.

En el último año verdaderas emergencias medioambientales se han presentado en diferentes puntos del Caribe Mexicano. Durante la pandemia las primeras evidencias muestran la mejora en la atmósfera, por la bajada de emisiones, debida al paro de las ciudades alrededor del mundo; esta será una buena oportunidad de constatar en nuestro entorno, cuanta de la afectación a los ecosistemas es atribuible directamente al turismo y cuanto debemos de asumirlo como parte del impacto ambiental de las localidades de residentes permanentes.

El efecto multiplicador del turismo es de 1.7, es decir, de cada unidad monetaria gastada por el turista el impacto directo, indirecto e inducido en el sistema económico es mucho mayor y se distribuye en todas las ramas económicas; una parte importante se distribuye fuera de las zonas turísticas, sobre todo en el sureste, con la contingencia en lugar de dinero regresan los inmigrantes que trabajaban en las zonas turísticas, y ahora son recibidos con recelo de traer el virus a sus comunidades originarias.

A nivel mundial la pandemia ha generado flujos atípicos y la activación sigilosa del turismo rural, de pueblos y segundas residencias, sin embargo, no son tan bienvenidos (as) como antes, en esas comunidades pequeñas y apartadas. También se ha manifestado la inconsciencia de estos turistas qué aun sabiendo el riesgo, al salir de sus ciudades, que son los epicentros de la pandemia, exponen a esas pequeñas comunidades.

La hospitalidad y la sustentabilidad se ponen a prueba

El turismo internacional en el año 2020 tendrá una debacle como nunca se ha registrado, 20 a 30% calcula la OMT [7]. Mayor al 2008-2009 y al SARS. Al ser el turismo internacional, tanto en turistas como visitantes, la mayor proporción de los flujos turísticos a los destinos del Caribe Mexicano, es de esperarse un impacto similar en la estadística anual a nivel local, con mayor baja en el arribo de cruceristas.

Atender la emergencia y prepararse para la temporada de invierno, esperando que el sargazo y la temporada de huracanes den tregua este año, esa sería la secuencia de actuación. La esperanza del mañana se cifra en la resiliencia del turismo, ese derecho inalienable de las personas del siglo XXI a viajar y su negativa a renunciar a ello. En cuanto amaine la pandemia, los aviones regresarán con turistas sin Covid-19 -o ya habrá su vacuna- y el único coronavirus que motivará serias discusiones será el de la cerveza.

Este artículo ha sido originariamente publicado en Sustentur y reproducido en Travindy con permiso del autor, Pedro Moncada: El COVID-19 llegó en avión; ahora viaja en auto y camión”.

 437 visitas

Read More

‘Inyectan’ agua azul al mar para recuperar el tono turquesa de las playas

El Protocolo Puerto Morelos realiza pruebas, con la finalidad de identificar un proceso que ayude al retorno del color turquesa al mar del Caribe mexicano, el cual aún es café por el sargazo, lo que afecta en la llegada del turismo.

Carlos Gosselin Maurel, presidente del Protocolo Puerto Morelos, informó que para el proceso invierten al mes hasta 150 mil pesos, pero servirá para tener de vuelta las tonalidades del mar y así atraer a los turistas que se quejan del color del agua, pese a que ya es mínimo el sargazo que llega a las playas del municipio.

 “Ese color chocolatoso obedece al sargazo que se hundió el año pasado y está a las orillas de la playa, por ello con ayuda de un dron lo estamos registrando, mientras que en el hotel Paraíso la Bonita, en Puerto Morelos, hacemos el experimento, que consiste en un bombeo de agua azul a 150 metros para generar una corriente que traiga agua con el color azul”.

“El protocolo de Puerto Morelos ha sido un éxito, pero ahora tenemos este problema, del que creemos podremos resolver ante la queja de los mayoristas, que si bien ven positivo los trabajos hechos y el poco arribo del sargazo, es necesario tener el azul turquesa”.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Sipse: ‘Inyectan’ agua azul al mar para recuperar el tono turquesa de las playas.

Desde Travindy nos preguntamos: ¿es necesario tener el agua azul turquesa únicamente para satisfacer al turista que busca las idílicas fotos prometidas en los catálogos de viaje? ¿Hasta cuándo nos empeñaremos con intentar ganarle a la naturaleza para que siga primando el beneficio económico de una industria voraz?

Y tú, ¿qué opinas?

 437 visitas

Read More

El Sustainable & Social Tourism Summit abordará los cinco retos clave del turismo mundial

La segunda edición del Sustainable & Social Tourism Summit tendrá lugar del 14 al 17 de marzo en Cancún (México). El tema principal de este año se centra alrededor de las Soluciones Sustentables a los retos que se enfrenta el sector turístico del siglo XXI.
“El Sustainable & Social Tourism Summit nace con la idea de crear un espacio donde poder debatir los grandes retos del turismo con profesionales de distintos ámbitos, a la vez que se convierte en un referente para México.” Apunta Vicente Ferreyra, organizador del evento y CEO de Sustentur, a lo que añade: “es el pretexto perfecto para vernos, para conectar, para pensar, para generar alianzas y poder replicar las cosas que se están haciendo bien en otras partes del país, y del mundo.”
Los protagonistas de las dos primeras jornadas, serán los propios profesionales, expertos e influencers internacionales que darán claves sobre cómo abordar los cinco temas clave del evento: la masificación, la sostenibilidad en la cadena de valor, el empleo digno, la inclusión y los proyectos transformadores.
Entre estos profesionales se encuentra Martha Honey, del Center for Responsible Travel (Crest), Hugh Hough, fundador y presidente de Green Team Global (EEUU), Roque Sevilla Larrea de Grupo Futuro (Ecuador), María Youngsin Lim, Fundadora de Imagine Peace (Corea), Agustí Colom Cabau, Concejal del Distrito de Les Corts (Barcelona) o Gustavo Berlanga de Toks (México). El evento también contará con la participación del filósofo francés Gilles Lipovetsky, autor de “La Era del Vacío”.
Ferreyra añade que, “el Summit pretende afrontar los retos a través de tres factores clave: reflexionando durante las conferencias y paneles de discusión, solucionando a través de la Expo de Turismo Sustentable y viviendo, a través de las visitas de campo a proyectos exitosos organizadas para el último día, que muestran una cara diferente de Cancún y del Caribe Mexicano.” Este año las visitas incluyen la Reserva Natural Río Secreto, la Reserva de la Biosfera de Sian Ka’an (Patrimonio de la Humanidad), y a una parte del Sistema Arrecifal Mesoamericano.
En su edición anterior, el Sustainable & Social Tourism Summit contó con 30 ponentes nacionales e internacionales y más de 300 asistentes de los 5 continentes, abriendo espacio para conectar y vincular agentes de cambio del mundo. Con relación a la pasada edición, Marta Lorenzini, CEO de Ayllutures admitió que “en eventos como la Summit de Cancún, es cuando me doy cuenta de que no soy la única persona del planeta comprometida con el desarrollo sostenible de la industria del turismo. Veo que mi discurso también es el mismo discurso de otros. Un discurso que es capaz de concretar acciones que transforman.”
Cabe resaltar que el Sustainable & Social Tourism Summit es un evento carbono neutral, en el que se medirán las emisiones de CO2 y se compensarán a través de Scolel’te, un proyecto en Chiapas de la red Plan Vivo que restaura ecosistemas y mejora la calidad de vida de las comunidades rurales gracias a programas voluntarios de captura de carbono a través de la reforestación.

Puedes visitar la página web del Sustainable & Social Tourism Summit en este enlace.

 437 visitas

Read More

El arrecife de coral de Cancún recibe una póliza de seguro médico

estamos acostumbrados a los seguros medicados asociados a la salud, la vida o el coche pero, ¿a un seguro de arrecife? Un tramo de 40 millas del arrecife de coral mesoamericano frente a la costa de Cancún, México, pronto recibirá su primera póliza de seguro. Se trata de una póliza piloto iniciada por Nature Conservancy (TNC) y la aseguradora Swiss Re AG, que ayuda a proteger tanto al mismo arrecife como a los negocios circundantes de daños relacionados con el cambio climático.  

Los asegurados serán los hoteles locales frente a la playa y organizaciones de turismo en Cancún y Puerto Morelos, México, que dependen del arrecife debido a su atractivo turístico, y como protección ante tormentas. Estas empresas pagarán las primas de las pólizas, que alimentarán el Fondo de Resiliencia y Seguros del Arrecife y sus Playas, controlado por el gobierno, para emitir reembolsos posteriores para reparar el arrecife y las playas cuando estén dañados por tormentas y otros desastres naturales.  

Este artículo es un resumen de la noticia original deGreen Biz: Cancun’s coral reef receives a health insurance policy. 

 437 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.