El lado oscuro del turismo de fauna salvaje en el Amazonas

Un par de guacamayos azules picotean unos gusanitos. Un tucán mordisquea una galletita salada. Sesenta turistas parlotean, dan gritos y chillidos, mientras tocan obsesivamente a los animales salvajes. Los perezosos se aferran a cuellos humanos. Los monos trepan sobre sus cabezas y sus hombros. En un banco, dos tortugas luchan por liberarse del peso de las manos humanas.

Mientras se pasa a los animales entre la muchedumbre, se oyen los clics de las cámaras y se ven palos selfie sobresaliendo desde todos los ángulos. Una mujer sostiene a un caimán joven, con la boca abierta, junto a la cabeza de su hijo pequeño. Una adolescente parlotea mientras se envuelve una anaconda alrededor del tronco, una imagen perfecta para un vídeo.

La gente echa propinas en un cubo y se marcha por las escaleras de la plataforma. Ya se han hartado y el entusiasmo frenético da pie a una aparente indiferencia.

Pasa días, incluso semanas, en la selva amazónica y puede que, con suerte, veas a un perezoso salvaje avanzando por un árbol o adviertas el brillo de los ojos de un caimán en un río durante la noche. Sin embargo, es bastante improbable que te encuentres cara a cara con cualquiera de estos animales. ¿Con todos? Imposible.

Sin embargo, sobre esta precaria plataforma que se sostiene en pilotes en la Amazonia peruana, esa misma experiencia está asegurada. Esta es una tienda de fauna silvestre en el que se puede ver todo en una sola parada.
Puerto Alegría, un pueblo con apenas 600 familias, se encuentra en un enclave amazónico bañado por el sol llamado Tres Fronteras, donde se unen Perú, Colombia y Brasil. Cada día, cientos de turistas, la mayoría de ellos procedentes de la orilla colombiana del río, acuden en barco, suben por las planchas de madera desde el agua hasta la orilla y claman por sostener y sacarse fotos con hasta cien animales cautivos de dos docenas de especies.

Los grupos de conservación y bienestar animal están de acuerdo en que, cuando una actividad que involucra fauna silvestre cruza la línea de la observación hacia la interacción, es mala para los animales. En el sudeste asiático, montar elefantes y acariciar cachorros de tigre, por ejemplo, ha atraído la atención hacia el lado oscuro del turismo de fauna salvaje.
Lo que está ocurriendo en Puerto Alegría representa una realidad de mayores dimensiones. En las ciudades portuarias de toda la región, los lugareños atrapan a animales en la selva, los encierran en jaulas y los sacan durante el día para que los turistas los fotografíen y los sostengan a cambio de propinas.

En septiembre de 2016, los investigadores de la organización sin ánimo de lucro World Animal Protection, con sede en Reino Unido, iniciaron una investigación de seis meses sobre operaciones de turismo animal en Puerto Alegría y Manaus, una importante ciudad portuaria del Amazonas, en Brasil. Sus hallazgos se han documentado en un informe publicado por la revista online Nature Conservation. Puedes leer las conclusiones del informe en este enlace.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por National Geographic: “Informe especial: el lado oscuro del turismo de fauna salvaje en el Amazonas”.

 447 visitas

Read More

Un panorama sobre la precarización del trabajo turístico en Brasil

Aunque el turismo es una importante fuente de ingresos y empleo para Brasil, poco se ha problematizado sobre el nivel de precarización de las ocupaciones en el turismo por parte de la academia y los medios de comunicación. La precariedad del trabajo no es algo nuevo, pero hay un cierto desconocimiento sobre esta característica del trabajo en el mundo capitalista dentro del área del turismo, que es comúnmente fetichizado.

Un breve análisis del perfil de la clase trabajadora del turismo puede dar pistas sobre esa precariedad. En este artículo presento algunos datos procedentes del Instituto de Pesquisa Econômica Aplicada (IPEA). Es importante subrayar que el IPEA sólo mide la empleabilidad formal del sector en el país. Y esa dimensión ya es la primera característica de la precariedad del trabajo en el turismo. Según las estimaciones del Instituto, la formalidad de las ocupaciones en el sector representa sólo el 43% del total de las ocupaciones en el turismo. Esto significa que el 57% de los trabajadores no tienen un contrato de trabajo firmada y no tienen ningún derecho laboral, como vacaciones remuneradas, descanso semanal y seguro de desempleo.

En el ámbito del trabajo formal, en Brasil tenemos cerca de 2 millones de empleados en actividades vinculadas al turismo. La gran mayoría de los trabajadores de turismo (90%) trabaja más de 41 horas por semana. Este número de horas entra en la jornada permitida por la legislación brasileña, es decir, las 48 horas semanales (44 horas regulares + 4 horas de hora extra), sin embargo no se contabiliza el segundo empleo, normalmente informal, llamado “bicos”, que ayuda a complementar su renta.

Finalmente, la remuneración media de los trabajadores es la que más confirma la precariedad en el trabajo turístico en Brasil. Según la IPEA, la remuneración media pagada en el sector turístico es de 2.286 reales (517 euros). Las menores retribuciones son pagadas por los subsectores de alimentación (1.226 reales o 277 euros) y alojamiento (1.476 reales o 334 euros). La mayor remuneración es pagada por el transporte aéreo, que tiene un salario medio de 5.529 reales (1.251 euros).

Los datos de formalidad, jornada de trabajo y remuneración aquí presentados muestran parte de las condiciones de trabajo del turismo en Brasil. Sumadas a éstas, dimensiones como baja organización sindical, baja cualificación y trabajo exhaustivo, evidencian porqué el trabajo turístico en el país está marcado por una profunda precariedad.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Albasud: “Un panorama sobre la precarización del trabajo turístico en Brasil”.

 447 visitas

Read More

Por qué creo que el turismo es una herramienta que empodera a las mujeres

Además de mujer, feminista y activista por la causa del emprendimiento y el empoderamiento femenino, tengo una explicación muy objetiva: invertir en las mujeres es invertir en el COLECTIVO, en el desarrollo local. Muhammad Yunus (mi ídolo), Premio Nobel de la Paz en 2006 por crear un hermoso proyecto de microcréditos en Bangladesh en la década de los ‘70 en el que solo las mujeres podían tomar préstamos, ya admitía que: “Las mujeres son las más pobres entre los pobres. Y están desesperadas para poder cuidar a sus hijos como se merecen. Los hombres no están con sus hijos en tiempos de crisis. Ellas sí. Ellas tienen más razones para salir de la pobreza, sus hijos”. Desde entonces, los principales proyectos de desarrollo socioeconómico en el mundo tienen como principales protagonistas a la mujer.

Después de una profunda reflexión (durante un bonito proceso de coaching basado en la antroposofía), descubrí que lo que realmente me molesta y a la vez me motiva a hacer algo al respecto es: 1) la baja autoestima de los brasileros (generalmente pensamos que todo lo que tenemos es peor que en el resto del mundo); 2) el prejuicio contra todo lo que es diferente a nosotros, ya sea clase social, raza o género (siempre he visto belleza y riqueza en la diversidad); y 3) las pocas oportunidades de elección para las mujeres, ya sea por falta de privilegios, o incluso debido a la presión social.

¿Cómo puedo ayudar a las mujeres en Brasil? Después de pensarlo mucho, llegué a la conclusión de que lo que realmente quiero es crear oportunidades para que las mujeres cambien sus historias a través del derecho de ESCOGER. Esto es lo que me impulsó a crear Vivejar, un tour operador brasileño y una empresa social B Corp dedicada al turismo comunitario.

En Vivejar creemos que debemos construir el turismo creando resultados positivos para las mujeres a través de 3 aspectos principales:

  1. Generación de ingresos: el turismo es una actividad económica. En las comunidades donde trabajamos, a las mujeres se les paga por todo el tiempo y el trabajo que dedican a los turistas: por ofrecer sus casas o posadas familiares como alojamiento, por las deliciosas comidas que nos preparan, por los talleres, actividades y charlas que nos ofrecen! Los ingresos que, en muchos casos, no son prevenidos (ingresos extra), van directos a sus manos para que sus sueños se hagan realidad, por ejemplo una pequeña reforma de la casa o la adquisición de un bien importante o deseado. ¡Estos ingresos de sus sueños!
  2. Preservación de la cultura y el medio ambiente: asumiendo que el turista viene, y por supuesto, quiere conocer la historia, las costumbres locales, disfrutar de la naturaleza y visitar los lugares de la comunidad más relevantes, es de vital importancia que todo esté bien cuidado, limpio y preservado. Una razón más para que la comunidad se adecue, se mantenga y mejore mucho más. ¡La preservación en este caso equivale a ingresos! Si es bueno para la comunidad, también es bueno para los turistas.
  3. Incremento de la autoestima: creemos en el valor motivacional del elogio y del reconocimiento público. En el trabajo, nos renueva la energía, la satisfacción y el deseo de ser cada vez mejor. En el turismo comunitario, cuando un turista escoge pasar su tiempo libre (hoy cada vez más escaso) en esa comunidad, puede considerarse como un gran cumplido. Y cuando está dispuesto a pagar para vivir esa experiencia cotidiana, durmiendo en sus casas, comiendo sus típicos platos caseros en el patio, traídos directamente de la cocina, e interesado en conocer sus actividades, como la artesanía y la pesca, ser guiado por los senderos, bailar y celebrar todos JUNTOS , ¿no es un magnífico cumplido? Alguien que está dispuesto a invertir para conocer mi vida, que hasta entonces yo misma la podría encontrar aburrida, me hace sentir merecedora. ¡El elogio es bueno y nos gusta mucho!

Parece obvio, pero cuando hablamos de las mujeres que viven en pequeñas comunidades esparcidas por todo Brasil – en mi opinión, aquellos lugares donde encontramos las mejores experiencias, las mejores historias, la mejor comida, en resumen, el verdadero Brasil – muchas de estas mujeres NO TIENEN OPORTUNIDADES. Quedarse o marcharse, casarse o quedarse soltera, estudiar o no. Muchas de ellas hacen lo que hacen porque NECESITAN hacerlo. ¿Les gusta? A veces sí, otras veces aprenden a que les guste. Siempre son fuertes, resilientes, capaces de encontrar belleza y felicidad en las cosas pequeñas. Pero si pudieran volver atrás y tener una oportunidad, probablemente hubieran seguido otros caminos.
[Este artículo fue escrito originariamente en inglés y ha sido traducido por Cristina Vilà]

 447 visitas

Read More

Turismo Slum, ¿es ético? – Entrevista con Elisa Spampinato

Elisa Spampinato

Turismo Slum: ¿es ético? Es difícil encontrar a alguien que pueda responder a esta pregunta tanto desde el punto de vista profesional como académico. Sin embargo, Tamara Ramos encuentra el ajuste perfecto: Elisa Spampinato. Ha estudiado Antropología y Sociología en Italia (Roma) e Ingeniería de Producción en Brasil (Río de Janeiro) y cuenta con una amplia cartera de investigación sobre diferentes temas, desde gobernabilidad local y democracia participativa hasta desarrollo comunitario local, innovación social y turismo comunitario.


Tamara: Elisa, ¿qué hizo interesarte en Favela Tours?

Elisa: Descubrí el Turismo Slum y los Favela Tours mientras vivía en Río de Janeiro. Inmediatamente me di cuenta de que se trata de una realidad muy compleja en sí misma, llena de contradicciones y que no es fácil abordar analíticamente ni comprender.

Sin embargo, al observar el fenómeno más de cerca, me di cuenta de que presenta muchos aspectos interesantes que atrajeron mi curiosidad intelectual. Por ejemplo, las preguntas antropológicas sobre el encuentro con el “otro” y la autenticidad cultural, ambas típicas de la experiencia turística, se vuelven aún más intrigantes y, al mismo tiempo, más desafiantes en el caso del turismo slum.

Rocinha Tour

Además, en un país como Brasil, debemos analizar los muchos riesgos y desafíos que enfrenta el turismo slum: preguntas sobre las desigualdades sociales y las relaciones de poder. Mi interés en el turismo slum se hizo aún más fuerte cuando descubrí que los recorridos de Favela también pueden ser una forma de apoyar un proyecto comunitario, y tienen el potencial de apoyar el desarrollo local sostenible y en algunos casos incluso ser un laboratorio de innovación social. Entonces, en ese momento de curiosidad, decidí estudiar el fenómeno y concentrarme en algunos estudios de casos.

Tamara: ¿En qué se centró tu investigación?

Elisa: Mi investigación no se ocupó de la simple cuestión moral: el turismo slum es bueno o malo. La gente realiza estos recorridos por muchas razones, algunas por la emoción de ver gente pobre (el interés zoológico). Otros, por interés académico, o porque están involucrados en movimientos sociales y políticos, son voluntarios internacionales o simples viajeros curiosos.

Enfrentado a una variedad de realidades, decidí no enfocar mi investigación en las razones que motivan a los turistas, sino en las diferentes formas en que se ofrece Turismo Slum en la ciudad de Río de Janeiro. Mi investigación tuvo como objetivo analizar el grado de participación de la comunidad en el diseño, la organización y la prestación de los servicios turísticos ofrecidos en ese lugar en particular.

Rocinha Tour

Durante mi investigación, descubrí el alcance de la diversidad de servicios ofrecidos: no solo visitas, sino también alojamiento, transporte, deportes, eventos ambientales y culturales, entretenimiento y otras actividades sociales. Por esta razón, sugeriría usar el término Turismo Slum, en lugar de Slum tours.

Tamara: ¿Qué tan popular es este  turismo en Brasil? ¿Cuál es la situación actual de este tipo de turismo en el país?

Elisa: Según estadísticas recientes, el 80% del turismo  slum a nivel mundial se concentra en Sudáfrica y Brasil, y casi todo el turismo slum brasileño se encuentra en la ciudad de Río de Janeiro, junto con un porcentaje muy pequeño en Paraisópolis, en la ciudad de Sao Paulo.

A pesar de la gran cantidad de turistas que visitan cada año un slum brasileño (alrededor de 50,000 turistas, según los datos de 2012), no es fácil establecer cuántos tours de Favela existen en Brasil hoy en día, principalmente porque hay muchos tours de propiedad y gestión. por empresas privadas y operadores turísticos que no están de ninguna manera regulados o monitoreados por la autoridad local, e incluso la ABAV-RJ local (Asociación Brasileña de Agencias de Turismo de la ciudad de Río de Janeiro) no tiene información de las actividades vendidas por sus propias agencias.

Mi interés en el turismo slum se hizo aún más fuerte cuando descubrí que los recorridos de Favela también pueden ser una forma de apoyar un proyecto comunitario, y tienen el potencial de apoyar el desarrollo local sostenible y en algunos casos incluso ser un laboratorio de innovación social. 

También hay varios casos de visitas a favelas organizadas por las propias comunidades locales, pero este es un número mucho menor que los administrados por el sector privado. Por lo tanto, es realmente difícil tener una idea clara de la cantidad de visitas a Slums.

Creo que es importante mencionar que durante los Juegos Olímpicos, la imagen del Turismo Slum en Río de Janeiro cambió drásticamente y alcanzó su punto máximo en términos de participación comunitaria y apoyo político. Después de los Juegos Olímpicos, se produjeron otros cambios y se reformó la realidad del turismo de los barrios marginales en la ciudad de nuevo. Lamentablemente, muchas de las iniciativas locales de Turismo Slum, los tours, el alojamiento y algunos de los proyectos sociales, llegaron a su fin como consecuencia de las nuevas circunstancias sociales y políticas. Sin embargo, la mayoría de las instituciones y los grupos que se crearon y potenciaron en el camino, así como las comunidades locales y las experiencias de turismo sostenible, todavía existen y continúan sus actividades turísticas, pero de una manera mucho menos compatible.

Tamara: ¿Se puede comparar los Tours de Favela con Slum Tours en India, Sudáfrica y otros países? ¿Cuáles son las diferencias?

Elisa: Los Slum Tours más visitados y famosos a nivel mundial son los que se encuentran en Sudáfrica (Lebo’s Soweto), en India concretamente en Dharavi o Mumbai (Reality Tours) y en Brasil, como por ejemplo Rocinha Original Tour, MUF -Museu de Favela o Santa Marta. En Río de Janeiro en concreto, los primeros Slum Tours fueron creados a finales de los 80 y principios de los 90.

Hoy en día, los Slum Tours también se ofrecen en otros países de África, en otras ciudades de la India, y también en México, Jamaica, Indonesia, Tailandia y en Filipinas, donde comenzaron en 2011.

Creo que no necesitamos resaltar las obvias diferencias culturales y las características típicas de cada uno de los países donde se ofrecen visitas a barrios marginales, pero debemos considerar la historia y los antecedentes sociales, políticos y culturales que hacen que cada favela / slum sea único y especial, incluso en el mismo país y en la misma ciudad, como en el caso de Río de Janeiro.

Sin entrar en demasiados análisis sociológicos y antropológicos para cada una de las favelas, debemos recordar que cada slum es una sociedad y una realidad rica y compleja en constante cambio. Las comparaciones fáciles  y el juicio a través de las experiencias pueden ser no solo superficiales y sin sentido, sino también muy irrespetuosos con esas culturas y su historia.

En Río, por ejemplo, uno podría participar en un tour de Slum en cada una de las casi 800 favelas que existen en la ciudad, y todas los tours serán diferentes y únicos; cada uno de los barrios marginales carioca tiene su propia historia, paisajes, historias para contar, cultura para compartir y bellezas por descubrir. Algunos de ellos podrían haber compartido una historia similar en términos de formación y evolución, debido a la proximidad geográfica o simplemente debido a decisiones y procesos políticos locales a los que estaba sujeta esa zona de la ciudad; otros, debido a su ubicación estratégica u otros factores políticos, culturales y sociales, han experimentado una realidad totalmente diferente.

De manera similar, como los barrios marginales son diferentes unos de otros, las visitas a los slums (y el turismo slum en general) pueden ser muy diferentes, incluso en el mismo barrio marginal. Deberíamos preguntarnos cuál es la “historia” de este Slum Tour: cómo se ejecuta, por quién, con qué prioridades y, sobre todo, con qué objetivos.

Lo que esto significa es que solo podemos comparar algunas de las formas en que se ofrecen y gestionan los recorridos y luego comenzar a reflexionar sobre las elecciones y valores que pueden estar detrás de ellos.

Podemos observar, por ejemplo, que casi todos son recorridos a pie, algunos ofrecen también recorridos en bicicleta; que algunas agencias, sin embargo, ofrecen recorridos turísticos, y estos son los que han sido criticados masivamente por su efecto de distanciamiento y su fuerte aspecto voyerista, por el que los lugareños han dado el apodo de “gira de safari”.
Otra diferencia significativa es el uso, o no, de guías locales, y, por supuesto, el grado de compromiso y participación de la comunidad.

Tamara: Esto es interesante … ¿cuál es tu experiencia con la participación de la comunidad en el Turismo Slum?

Elisa: La participación de la comunidad en el turismo se ha estado desarrollando en toda la industria, y no solo en el turismo de los barrios de tugurios. 

Algunas veces esto es como resultado de la autoorganización de la comunidad; a veces es como resultado de los esfuerzos de pocos individuos externos que inician cambios internos cruciales; a veces se produce como resultado del apoyo político y financiero explícito del gobierno local, en asociación con la industria del turismo.

“Creo firmemente que el Turismo Slum solo puede recomendarse si se trata de una oportunidad real para que la comunidad local y el área se beneficien de ello, desde el punto de vista socioeconómico y también cultural y político

Cualesquiera que sean las razones, es incuestionable que el Turismo Slum ha funcionado como un motor para el cambio en la dinámica social interna de las comunidades involucradas, lo que les da un cierto grado de control sobre cómo se perciben.

Tamara: ¿Cómo puede alguien identificar a los proveedores que ofrecen Favela Tours de manera responsable? ¿Hay pautas o características que uno debería mirar?

Elisa: No sé de la existencia de directrices formales para el Turismo Slum. Sin embargo, en función de mi experiencia personal y profesional, y del trabajo realizado por colegas y profesionales en el área, sugeriría las siguientes pautas:

Investigar si hay una agencia comunitaria u operador turístico que realiza visitas guiadas en el barrio que se quiera visitar (esta debería ser la primera opción). Si la única opción es un Tour Operator externo,  aconsejaría buscar la siguiente información antes de la visita:

  1. ¿Quiénes son los guías? Para garantizar el respeto básico de la comunidad y la seguridad de los turistas, se debe usar solo guías locales de esa comunidad.
  2. ¿Qué tipo de relación tienen con la comunidad? ¿Quién es su referencia local? (Si no tienen ninguna, eso dirá mucho sobre la naturaleza del negocio)
  3. ¿Qué porcentaje de cada recorrido va a la comunidad? ¿Pueden mostrar cómo se ha distribuido la ganancia? (Hay que tener en cuenta que si no han establecido una proporción precisa para compartir con la comunidad, entonces cualquier cantidad de dinero que quede, si es que queda, representaría solo una donación informal, en lugar de una señal de colaboración estable y equitativa entre socios)
  4. ¿Colaboran regularmente con cualquier proyecto social o cultural comunitario? ¿Y cómo? (Si esto existe, eso sería una evolución natural de una relación sana existente con la comunidad y representaría un bono, y claramente no la prueba principal de su compromiso con la comunidad).

P.D. Si el Tour Operador / Agencia no cumple con las pautas éticas básicas, ¡no vayas! De lo contrario, podrías ser parte de una experiencia que es irrespetuosa y negativa para la comunidad y como se percibe.

Tamara: ¿Puede el Turismo Slum ser responsable y sostenible?

Elisa: Creo firmemente que el Turismo Slum solo puede recomendarse si se trata de una oportunidad real para que la comunidad local y el área se beneficien de ello, desde el punto de vista socioeconómico y también cultural y político, en términos de empoderamiento.

Es posible que el Turismo Slum traiga beneficios a la comunidad, puede ser responsable y también sostenible; pero para que esto suceda por completo debemos educar a los turistas, así como a los sectores privado y público involucrados, antes y durante la experiencia de viaje.

Creo que el deseo de experimentar lo exótico, lo diferente, lo desconocido siempre existirá, y se puede ver como parte de la condición humana, supongo. Los barrios marginales son lo “nuevo exótico” y, al mismo tiempo, el lado oscuro de nuestras ricas sociedades y su injusto desarrollo, que hacen que el Turismo en los slums sea tan difícil de entender y tan fascinante y desafiante al mismo tiempo por el potencial que representa. .

Creo que mientras haya respeto, comprensión y una actitud de mente abierta, viajar puede ser un viaje para encontrar la “otra” realidad exótica, siempre que la otra no se haya congelado en una categoría vacía y se haya etiquetado en consecuencia. Creo firmemente que el turismo puede seguir siendo un viaje de experiencias y emociones compartidas, una experiencia de aprendizaje tanto para el anfitrión como para el huésped, siempre que seamos conscientes de las consecuencias de nuestras acciones como turistas y como seres humanos.

¡Gracias Elisa! Para conocer más sobre el Turismo Slum y el trabajo realizado por Elisa en este ámbito durante los últimos años, puedes adquirir su libro: Turismo em favelas cariocas e desenvolvimento situado: A possibilidade do encontro em seis iniciativas comunitárias (en portugués)

 447 visitas

Read More

Brasil será sede del II Foro Global sobre Turismo Sostenible, evento que abordará diferentes modelos económicos turísticos

Esegundo Foro Global sobre Turismo Sostenible se llevará a cabo del 14 al 16 de marzo, durante el Foro Social Mundial, en Salvador, Brasil. El evento reunirá a representantes de proyectos comunitarios y de la sociedad civil para crear un ambiente de discusión y colaboración. 

El tema principal del Foro será el Turismo Sostenible: la visión de la Sociedad Civil actual, que se incluirá en la línea temática Democratización Económica y se presentará como parte del Grupo de Trabajo de Economía Solidaria del FSM 2018.
Este año, el foro es coordinado por la ONG brasileña Projeto Bagagem, junto con comunidades locales, ONG, investigadores y miembros y partidarios de TURISOL, la Red Brasileña de Solidaridad y Turismo Comunitario. Los participantes examinarán las experiencias de turismo comunitario (CBT) en Brasil, América Latina y, potencialmente, a nivel global, en el contexto de la Economía Solidaria y la Financiación Social y Solidaria (SSF).
Este año, incluso más que cuando se celebró por primera vez el Foro Global sobre Turismo Sostenible, las comunidades locales que trabajan con el turismo sostenible y responsable son los verdaderos protagonistas del evento y compartirán sus historias inspiradoras, sus desafíos y también buscarán nuevas oportunidades para colaborar. Esta será una ocasión excepcional para explorar y desarrollar la discusión sobre Turismo Sostenible, la Economía Solidaria y el Turismo Comunitario dentro de la sociedad civil, así como para conectar con una red de organizaciones vinculadas al movimiento de turismo sostenible, solidario y comunitario no solo en Brasil, sino en todo el mundo.
Iniciativas tales como bancos de desarrollo comunitario, microfinanzas solidarias, monedas complementarias, esquemas de ahorro basados ​​en la comunidad y otros experimentos financieros y soluciones comerciales innovadoras se presentarán y discutirán como alternativas contemporáneas dentro del sector turístico. Además, los siguientes temas, entre otros, serán discutidos durante el Foro: Políticas públicas para un turismo más sostenible; Caminos para el desarrollo de experiencias de turismo basadas en la comunidad; Fortalecimiento del turismo en los espacios de la Economía Solidaria.
Han pasado nueve años desde el primer Foro Global sobre Turismo Sostenible, que se celebró en Belém, Brasil, en 2009. Ese evento dió como resultado la Declaración de Belem de 2009 (disponible en portugués en este enlace). Este 16 de marzo, el segundo Foro Global sobre Turismo Sostenible presentará una Declaración de Salvador, que representará la continuación del trabajo iniciado en Belem y se desarrollará con más declaraciones, como la Declaración de Berlín de 2017. Todas estas Declaraciones comparten los mismo valores fundamentales y proponen orientaciones similares para el futuro del turismo.
Desde su lanzamiento en Porto Alegre, Brasil en 2001, el Foro Social Mundial ha sido el lugar donde grupos organizados, organizaciones de la sociedad civil, ONGs, movimientos sociales y comunidades locales se han unido para pensar y repensar el modelo económico de nuestra sociedad; debatir democráticamente nuevas ideas, formular propuestas, compartir e intercambiar experiencias inspiradoras y crear nuevos patrones de acción y soluciones innovadoras. Entre los temas que se debatirán en el II Foro Social Mundial de 2018 se encuentran los Derechos Humanos; Desarrollo, Justicia Social y Ambiental; Comunicación, Tecnología y Medios Libres; y Pueblos Indígenas.
Para obtener más información sobre el programa de eventos del Foro Mundial sobre Turismo Sostenible, consulta el siguiente enlace
También disponible en la página oficial del FSM 2018. 
COMO PARTICIPAR 
Cualquier persona involucrada con el turismo a nivel comunitario puede asistir o participar virtualmente. Los proyectos de turismo comunitario que no podrán participar en persona, pueden enviar sus contribuciones y compartir sus experiencias, contáctandonos directamente en el correo electrónico  indicado mas adelante. Analizaremos la mejor manera para incluir todos los proyectos que nos contacten en el evento.
CÓMO REGISTRARSE 
El II Foro Global sobre Turismo Sostenible es gratuito, pero debido al limitado espacio el registro es obligatorio. Para completar tu registro, utiliza el siguiente enlace. 
¡IMPORTANTE! Dado que el Foro Mundial sobre Turismo Sostenible es un evento del Foro Social Mundial 2018, primero debe registrarse en el Foro Social Mundial. Esto lo puedes hacer aquí.
CÓMO APOYAR 
Este evento es autogestionado y autofinanciado, y por esta razón son bienvenidas las donaciones y el apoyo financiero independiente. 

Para apoyar el evento con una donación, pueden ponerse en contacto con Projeto Bagagem en contato@projetobagagem.org 

Tambien, puedes ayudarnos a llegar a un público más amplio mediante la difusión del evento a través de tus redes, o si necesita más información, ponte en contacto conmigo directamente en elisa@sustainabletourism.me.uk

 447 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.