El 3 de julio fue el día internacional sin bolsas de plástico y si alguna vez has dicho la frase “No necesito bolsa, gracias” en un comercio, ya sabes lo normal es que te miren con cara rara. A mí me ha pasado muchas veces. Aunque ya llevemos unos cuantos años pagando por ellas en las grandes superficies, aún no nos hemos librado de las bolsas de plástico y es raro el comercio que hoy por hoy te las cobra sin estar obligado.

Por eso las caras raras. No termina de calar que no son necesarias, que no es mejor servicio al cliente que te den una bolsa por mínimo y pequeño que sea el artículo que compres. Y de ahí que en España sigamos consumiendo anualmente unas 144 bolsas por persona, más de 6800 millones de bolsas que se ponen en circulación cada año.

Y no es difícil imaginar que ni mucho menos se reciclan todas esas bolsas. En Europa solo se reciclan de media el 7% de las bolsas de plástico. El resto acaban en vertederos, incineradas o directamente en el medio ambiente, contaminando el entorno. Muchas de ellas terminan en costas y mares donde permanecen décadas y siglos y pasan a ser alimento de peces, tortugas o ballenas.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Greenpeace: “’No necesito bolsa, gracias’: Día Internacional Sin Bolsas de Plástico“.

 252 visitas