La arquitectura que se funde con el entorno

Cuando pensamos en turismo y sostenibilidad, nos pueden venir a la cabeza imágenes de turistas que cuidan el entorno que visitan o que se mueven en bicicleta (o a pie) en la mayoría de sus desplazamientos.

Pero, ¿qué pasa con los elementos arquitectónicos que hacen tangible el turismo?

Alojamientos, restaurantes, lugares de recreo, etc. Todos ellos requieren de una estructura y de unos mecanismos para que existan y estos deberían estar en armonía con el entorno.

Porque si hablamos de que el turismo sea sostenible, queda claro que su infraestructura juega un papel fundamental para que así sea.

Criterios básicos para que un edificio sea sostenible

Por supuesto que habrá muchos más, pero los cuatro más básicos serían:

  • Que minimice su consumo de energía. La utopía sería que los edificios fueran construidos y que luego funcionaran sin utilizar combustibles fósiles, pero sabemos que este escenario aún queda lejos. Mientras llegamos a él, la idea es reducir al mínimo la utilización de recursos no renovables.
  • Que esté adaptado al clima y al entorno que lo rodea.
  • Que evite el uso de nuevos materiales, priorizando los ya existentes y/o reutilizables.
  • Que respete las necesidades de los habitantes de la zona, tanto físicas como mentales.

Estos puntos pueden aplicarse a nuevas construcciones y a las ya existentes. Los nuevos proyectos tienen la fantástica oportunidad de crear espacios que sean sostenibles en el tiempo. Los ya existentes y que no cumplan alguno de los requisitos, pueden pensar en elaborar un estudio ambiental y arquitectónico e invertir en las reformas necesarias con tal de adaptarse a la armonía del entorno.

Ecolodges

Un gran ejemplo de arquitectura sostenible en el ámbito turístico son los ECOLODGES. Son alojamientos de bajo impacto que quedan totalmente integrados en el entorno en que se encuentran.

El diseño y el respeto por el medio ambiente son las bases para la construcción de estos espacios. Y, además, suelen ser prefabricados para que sean fácilmente transportables, e incluso, desmontables.

Una de las características más destacables de los ecolodges son los ventanales para que puedas experimentar el efecto de que el entorno está contigo, dentro de tu habitación.

Ecolodges en España

En la Sierra de Madrid, se encuentra Monte Holiday Ecoturismo con propuestas de Ecolodges, cabañas en árboles, bungalows y acampadas.

La arquitectura que se funde con el entorno
Fuente: Monte Holiday Ecoturism

En el Parque Natural de Cabañeros y rodeado por los Montes de Toledo, puedes encontrar el Ecolodge Cabañeros.

La arquitectura que se funde con el entorno
Fuente: Ecolodge Cabañeros

En Bizkaia, las Cabañas de los Árboles.

La arquitectura que se funde con el entorno
Fuente: Cabañas de los Árboles

Y en Girona, las Cabanyes entre Valles.

La arquitectura que se funde con el entorno
Fuente: Cabanyes entre Valles

Más que un alojamiento

España es un destino idóneo para seguir fomentando el ecoturismo y, en consecuencia, la arquitectura sostenible. Este tipo de propuestas son una gran oportunidad para diversificar y desestacionalizar la actividad turística en nuestro país.

Tanto en la península como en las islas disponemos de una riqueza natural inigualable (montañas, bosques, parques naturales, ríos, costas, etc.) que da cabida a alojamientos como estos.

Disfrutar de la naturaleza sumergiéndote en ella, formando parte del entorno. Al fin y al cabo, de Gaia venimos y a Gaia volvemos.

 499 visitas

Read More

Refugios alpinos sostenibles en Los Dolomitas

Refugio Pralongià

Un refugio alpino (o refugio de montaña) es un edificio ubicado en zonas montañosas, generalmente lejos de los centros de población, destinado a acomodar a los montañeros y excursionistas que frecuentan la montaña. En el pasado, servían para ayudar a los viajeros que cruzaban los Alpes y necesitaban lugares para pasar la noche y buscar refugio en caso de condiciones climáticas adversas. Por lo general, dispone de servicios básicos de hotel: baños, cocina, dormitorios y comedores.

En las últimas décadas, con el desarrollo del turismo de montaña, la idea del refugio ha cambiado por completo y muchos de los refugios alpinos se han convertido en pequeños hoteles (a veces casi en hoteles de lujo) que, aunque en algunos casos ofrecen servicios esenciales, son el hogar no solo de montañeros y excursionistas, sino también de turistas que desean comer y dormir durante un viaje a la montaña o unos días de esquí.

Estos refugios alpinos, cada vez más renovados o diseñados desde cero por arquitectos preocupados por el medio ambiente y los lugares donde se ubican, son refugios eco-sostenibles que destacan por su eficiencia, respeto por el medio ambiente y auto-sostenibilidad.

Refugios alpinos basados en un diseño sostenible

Los Dolomitas son un grupo montañosos en los Alpes orientales italianos, al sur de la principal cadena alpina, incluidos casi en su totalidad en las regiones italianas de Veneto, Trentino-Alto Adige y Friuli-Venezia Giulia y una pequeña parte de Austria (Lienz Dolomites). Las zonas naturalistas-medioambientales y turísticas más famosas de los Alpes son: un parque nacional, nueve parques naturales y la mayor zona de esquí italiana (Dolomiti Superski). En junio de 2009 el Comité Ejecutivo de la UNESCO, los declaró Patrimonio de la Humanidad.

En Italia hay refugios que comenzaron con una simple recolección separada y luego extendieron su compromiso a aspectos más variados. De hecho, existen muchos niveles de eco-sostenibilidad que se pueden lograr en una estructura ubicada en la alta montaña. Ciertamente, es más difícil convertir un refugio existente en este sentido, pero cada vez son más los propietarios, así como los estudios de arquitectura, que se dedican a este tipo de proyectos, a menudo encargados por las mismas instituciones.

Algunos de ellos tienen un diseño futurista y están ubicados a gran altura. En Los Dolomitas hay algunos ejemplos de refugios de montaña construidos de acuerdo con los principios de sostenibilidad ambiental. En el interior, los huéspedes pueden encontrar un sistema de autodiagnóstico y detección de datos ambientales, un punto de llamada de socorro y una computadora conectada a internet vía satélite.

Refugios de montaña sostenibles
Refugio Fuciade

Algunos ejemplos son: el Rifugio Lagazuoi, el Taseralm, el Rifugio Bella Vista, el Rifugio Oberholz o el Piz Boè Alpin Lounge en Alta Badia.

Los Dolomitas siempre han sido patrimonio de las comunidades que allí habitan y nuestra cultura siempre ha estado marcada por el cuidado del territorio a pesar del inevitable desarrollo del turismo. Ahora, esta herencia ha sido reconocida universalmente por la Unesco y debemos estar orgullosos de ella. Con esto en mente, hemos crecido y hemos tratado de preservar el lugar donde nuestro padre construyó el refugio siguiendo las continuas mejoras tecnológicas en el campo del ahorro energético y la compatibilidad ecológica para permitir que quienes frecuenten estas hermosas montañas encuentren el equilibrio adecuado entre turismo, modernidad y naturaleza virgen.

Rifugio Lagazuoi, Cortina d’Ampezzo

Pequeños gestos para gestionar un refugio alpino de forma sostenible

La protección de nuestro patrimonio comienza con pequeños gestos diarios. Para una montaña más limpia y en una perspectiva ecológica, los propietarios han realizado algunos cambios en sus propias estructuras que incluyen:

La Villa, Val Badia
  • Aislamiento térmico. El uso de materiales aislantes sostenibles y soluciones constructivas que respeten las tipologías arquitectónicas del área geográfica de referencia
  • Autosuficiencia energética green o sin producción de co2. El hecho de encontrarse a gran altura hace que estas estructuras, si el tiempo lo permite, estén muy expuestas al sol, por ello deben ser posicionadas de forma que se maximice la energía producida gracias a la fotovoltaica.
  • Ahorro en cocinas. Es posible realizar termo-cocinas de madera o gas natural para lo que es imprescindible construir un almacén para poder transportarlo un máximo de un par de veces al año.
  • Gestión de los recursos hídricos de aguas negras y adopción de sistemas de recuperación y / o reutilización de aguas grises y / o meteorológicas
  • Comida y vino típicos y genuinos. Mucho mejor si apuntamos a platos tradicionales campesinos y pastoralistas, que a menudo también son vegetarianos y provienen de un tipo de agricultura sostenible.
  • Un espacio adecuado para la gestión de residuos. Un preciso sistema de recogida selectiva que garantiza que los restos que acaban en la papelera sin clasificar, sean una pequeña parte de los residuos producidos.

Es deber de todos nosotros garantizar el derecho a un Planeta digno para las generaciones futuras. Debemos aprender a no dar por sentado el increíble paisaje natural que nos rodea. Esta actitud de superficialidad y egoísmo la pagaremos con una futura falta de la belleza. El compromiso de una mayor atención a nuestro entorno debe ser compartido y todos estamos llamados a contribuir activamente a la protección de nuestro HOGAR.


Este artículo se ha escrito en colaboración con Sarah Alfreider y y IDM Südtirol.

 499 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.