El proyecto Finhava promueve la economía circular entre el sector primario y el hotelero

El pasado jueves las instalaciones de Fruites i Verdures Son March de sa Pobla acogieron la presentación del proyecto pionero Finhava, una plataforma tecnológica para promover la economía circular, la agricultura local y el turismo sostenible.

El sistema consiste en calcular la materia orgánica que los establecimientos hoteleros producen y que viene derivada del consumo en sus instalaciones. Esta materia se transporta hasta las plantas de Tirme para ser transformada en compost ecológico, que seguidamente reciben los agricultores locales para abonar los cultivos. Uno de los aspectos más importantes en el proceso consiste en que el distribuidor adquiere los productos consumibles del agricultor por un peso equivalente a la materia orgánica creada en el primer paso del ciclo, por lo que los alimentos son reintroducidos en la cadena para cerrar así el engranaje de la economía circular. Otra novedad es que tanto los consumidores como cualquier agente implicado en la cadena podrá seguir la trazabilidad de cada producto mediante un código QR.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada en Ultimahora: “El proyecto Finhava promueve la economía circular entre el sector primario y el hotelero

 680 visitas

Read More

Agroturismo: la práctica que marca la diferencia

Una palanca para el crecimiento económico del territorio, una diversificación de los ingresos de los agricultores, una experiencia de inmersión en un entorno rural y la concienciación social y medioambiental: este es el cóctel explosivo del agroturismo. Esta forma de turismo, que ha tenido cierto éxito en los últimos años, contiene los elementos esenciales para ayudar a construir el turismo del mañana. Hoy me acompaña Emilie Couillard, cofundadora de Exquisito Perú y de la Fundación Impact Eat, para dar un poco de luz a esta tendencia que está marcando la diferencia para los tiempos post-pandemia.

El agroturismo es una forma alternativa de turismo que pretende crear experiencias en entornos agrícolas para compartir la gastronomía, la pericia y las historias de los territorios. Rico por las diversas actividades presentes en la producción agrícola, el agroturismo cuenta con un variado y atractivo catálogo de productos, que van desde el simple alojamiento en la granja hasta la inmersión en la actividad junto a los agricultores-anfitriones, pasando por las visitas temáticas, la gastronomía y la venta de productos agroalimentarios. En Quebec, el agroturismo ha tenido éxito gracias a la creciente atracción por el medio rural, acompañada de un importante éxodo urbano.

Un turismo lleno de significado

Mientras las tendencias del turismo del futuro convergen cada vez más hacia una práctica más consciente y responsable en las zonas rurales, el agroturismo se asoma inteligentemente. De hecho, los turistas buscan un significado en su consumo turístico, aspiran dar y recibir, así como a explorar y aprender. Por su parte, el agroturismo ofrece un concentrado de actividad, encuentro e inmersión a través de experiencias agrícolas cada vez más diversas y variadas. Los agricultores no son originalmente profesionales del turismo, por lo que hay una cierta autenticidad en su relación con los visitantes, así como en las actividades ofrecidas, que invitan al turista a sumergirse en el campo, descubrir una historia, establecer un diálogo, escuchar anécdotas y conocer actividades.

“También es una oportunidad para promover las prácticas ancestrales y las tradiciones patrimoniales que tiene cada una de las comunidades, para valorar la biodiversidad respetando el medio ambiente.”

Emilie Couillard
Agroturismo la práctica que marca la diferencia

Una visión sostenible y una ambición regeneradora

El agroturismo nos invita a redescubrir la gastronomía local directamente en las raíces de su concepción, animando a los turistas a cambiar su perspectiva sobre la comida y a repensar su consumo. Esta actividad turística también reduce las emisiones de gases de efecto invernadero causadas por el transporte de productos alimenticios, al ofrecer la degustación y la venta directamente en el lugar. Una forma diferente de vender y consumir, acompañando la transición ecológica y sostenible de cada vez más actores de la agricultura ecológica o biodinámica. La noción de desarrollo sostenible está, pues, muy impregnada en el agroturismo, aportando también una visión regenerativa sobre el territorio a través de la producción y el consumo local, la participación en talleres y actividades, así como la transmisión de conocimientos agrícolas, sin olvidar la regeneración del interés de los lugareños por su territorio.

“Otro aspecto que motiva a las comunidades es la revitalización de las zonas rurales, para ellas es fundamental que los jóvenes encuentren formas de implicarse en su entorno y quieran quedarse. El éxodo rural es un problema importante en Perú, así que si el turismo puede limitar sus efectos nocivos, ¡misión cumplida!”

Junto al agroturismo, la “regeneración” se plantea en tres dimensiones: la regeneración de los recursos a través de agro experiencias inmersivas, la regeneración sociocultural con la transmisión de conocimientos, historia y saber hacer, así como la regeneración como visión y modelo, con el lugar del turismo en el desarrollo territorial.

Un enfoque de la diversificación económica

Esta misma visión regenerativa del turismo implica una transición a aplicar en la industria, en un modelo de complementariedad y diversificación. La crisis económica provocada por la situación sanitaria del covid-19 nos ha mostrado rápidamente que todas las estructuras y actividades relacionadas exclusivamente con el turismo se han encontrado en grandes dificultades. A diferentes escalas y según el grado de concentración de la actividad turística en el destino, nos dimos cuenta de que para ser sostenibles, o incluso regenerativos, es necesaria una cierta diversificación económica.

“Nuestra iniciativa nació, en primer lugar, de la evolución de nuestra propia empresa. De hecho, nuestro operador turístico Exquisito Perú se especializa en turismo gastronómico y nuestra principal clientela está compuesta por turistas internacionales. Obviamente, nos ha afectado mucho la crisis relacionada con COVID-19, por lo que hemos tratado de diversificar nuestras actividades para acercarnos al público local sin perder de vista nuestra misión.”

Las estructuras se han visto obligadas a encontrar una actividad sustitutiva para sobrevivir a la ausencia de turistas en los territorios, según las habilidades, los medios y las aspiraciones de cada uno. Nacido de la fusión de la agricultura y el turismo, la esencia del agroturismo presenta una visión complementaria y dinámica de la actividad turística dentro de un territorio, con el objetivo de mejorarla y enriquecerla, y no hacerla dependiente.

“Los productores están muy motivados para desarrollar una actividad […] El turismo es una forma de diversificar su economía, sin dejar de lado su actividad principal, la agricultura. […] Uno de los principales objetivos de Impact Eat es formar a los productores para que puedan utilizar el turismo como herramienta de desarrollo. Es decir, generar una nueva actividad económica, complementaria a la suya, ofreciendo visitas más largas o más cortas, siempre en función de la capacidad de cada uno.”

Forma de adaptación e innovación, el agroturismo se presenta como una tendencia que marca la diferencia, tanto por su práctica a escala territorial como por su visión en el sector. Esta forma alternativa podría afirmarse como una verdadera palanca de crecimiento y dinamización territorial, ya que estamos en la fase de emprender el turismo de forma diferente y viajar de forma diferente.

Mira la charla completa en el idioma original

 680 visitas

Read More

Turismo Rural: cultivo y cultura

Finca de turismo rural. Autor: Dolomitesfarm.

Lorena Beas Secas, en el libro “El enfoque evolutivo: las transformaciones de los mercados turísticos”, define el turismo rural como “el conjunto de actividades turísticas llevadas a cabo en el medio rural, sin distinguir la motivación, el tipo de alojamiento o el producto. Aun así, el turismo rural se compone de varias modalidades, y hay algunas que forman parte del turismo alternativo, como el turismo de activo, agroturismo o el enoturismo.”

Añade que, “en relación con el grado de implicación de los turistas, los podemos encontrar de dos tipos: 

  • Los que se alojan en la propia casa del labrador, donde él vive con su familia y lleva a cabo las actividades propias del sector primario. El turista conoce y participa de los trabajos cotidianos. 
  • Los que se alojan en una casa destinada a actividades agrarias o ganaderas, pero no tiene por qué ser la residencia permanente del labrador. El turista no está tan motivado para participar de la vida rural.” 

Concluye que “se puede demostrar la importancia del agroturismo en un ámbito mundial por la cantidad y diversidad de asociaciones que se dedican a facilitar y regular el alojamiento en granjas. Por otro lado, a pesar de que en un principio se pensó que esta modalidad tendría un destacado impacto positivo sobre los países en vías de desarrollo, donde realmente ha manifestado un mejor funcionamiento ha sido en las zonas rurales de los países desarrollados.”

Turismo rural, ¿favorece o perjudica a la naturaleza?

Turismo Rural cultivo y cultura
Pueblo rural con encanto

La gestión que se haga de este negocio en crecimiento, será determinante para su viabilidad en el futuro:

  • Por un lado, se han mejorado las vías de acceso e infraestructuras en núcleos rurales antes abandonados
  • En estos mismos lugares, se ha llevado a cabo un proceso de cuidado y mejora del patrimonio histórico y monumental
  • Además, se ha puesto en valor la protección de numerosas zonas naturales, como principal activo para atraer al visitante

Pero no todo son efectos positivos. Muchas veces se produce una alteración del paisaje precisamente, por el aumento de las edificaciones y la mejora en infraestructuras, que quizás solo se utilizan en verano, puentes y fines de semana. 

¿Está justificada entonces su construcción?

Nos encontramos con otros problemas como:

  • El desplazamiento de la fauna salvaje por la habitual presencia humana en su medio natural (senderismo, deportes de aventura)
  • Aumento de los residuos generados por los ‘excursionistas’ poco concienciados y falta de control en los accesos a zonas protegidas

Debemos ser conscientes de que ni todos los propietarios de alojamientos rurales están concienciados con la protección del medio natural, ni todo el público que practica este tipo de turismo es precisamente, ecologista.

Entonces, el turismo rural ¿favorece o perjudica? ¿Deberían exigirse mayores garantías a los empresarios?

Al menos, una cosa está clara, la única vía de supervivencia para este sector es mantener en buen estado su mayor activo: la naturaleza. El turismo rural o agroturismo es un potente instrumento que puede y debe incorporar la sostenibilidad  en términos de estrategia y que, a través de su compromiso, podrá garantizar el uso y aprovechamiento de los recursos de los que depende.

Historia de una finca

Dolomitesfarm, la finca en Alta Badia (Dolomitas, Italia) que ofrece senderismo con alpacas. 

Turismo Rural cultivo y cultura
Autor: Dolomitesfarm

Daniel nació y se crio en la ciudad de Bolzano (Italia). Hace unos años se casó con una chica de Colfosco (Alta Badia), y decidió renunciar a su carrera como técnico deportivo para mudarse con ella, formar una familia y comenzar un pequeño proyecto conformado por perros, gallinas, abejas, cabras tibetanas, conejos, llamas y alpacas, el gran orgullo de Daniel y su esposa Alisa.

La madre de Alisa quiso apoyarlos en la realización de este sueño otorgándole el antiguo establo de su padre (el abuelo de Alisa), en el que criaba vacas. Después de duros meses de restauración y saneamiento, finalmente lograron construir un hogar para sus amados animales y fundar la “Dolomitesfarm” en el pueblo de Colfosco. 

Las alpacas son esquiladas por Daniel y su padre. Mientras uno le quita la lana, el otro masajea la cabeza y las encías del animal para calmarlo. Su pelaje se usa luego para crear prendas súper suaves y muy cálidas. La lana de las alpacas tiene de hecho una mayor retención de calor que la de las ovejas y no contiene lanolina, por lo que no crea alergias en contacto con la piel.

Senderismo con alpacas

Senderismo con Alpacas

Después de haber experimentado la práctica del senderismo al Lago de Garda, y gracias al increíble y quieto carácter de estos animales, a Daniel se le ocurrió la maravillosa idea de proponer una experiencia junto a alpacas y llamas también en Alta Badia.

El actividad se realiza en la localidad de Colfosco y tiene una duración aproximada de dos horas. La ruta es muy fácil y llana, por lo que es igualmente apta para niños.

Además de alpacas y llamas, la finca aloja también gallinas de diferente tipología que ofrecen huevos orgánicos todos los días. En el gallinero hay tres de las aproximadamente 600 gallinas tirolesas existentes y Daniel está comprometido con la reintroducción de esta raza ahora casi extinta.

En la finca se encuentran también cabras tibetanas, perros y conejos. Daniel es también un apicultor certificado y produce miel de sus abejas que viven todo el año a 1700 metros y son tratadas con pesticidas orgánicos. Durante los meses de verano, hay 50.000 abejas en la granja Dolomitesfarm.

En resumen, en el “Dolomitesfarm” se pueden tener las siguientes experiencias: 

  • Visitas guiadas a la finca. 
  • Senderismo con alpacas. 
  • Comprar miel y huevos orgánicos. 
  • Hacer yoga con alpacas. 
  • Alojarse en el Garni Sirio, que se encuentra a pocos metros de la finca y que es administrado por la madre de Alisa.

Este es solo uno de los muchos ejemplos que podemos encontrar de agroturismo o finca ecológica, eco-sostenible que realmente puede marcar la diferencia.

 680 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.