El océano no aguanta más. Entre los 8 millones de toneladas de basura que cada año llegan al agua, más la sobreexplotación pesquera, los impactos del cambio climático que están generando un blanqueamiento masivo de corales en todo el mundo y el turismo irresponsable, se está creando un coctel mortal para estos ecosistemas.

Los mares son cada vez más hostiles para la vida marina. La quema de combustibles fósiles está acelerando el proceso de acidificación; los peces más grandes —que están arriba de la cadena alimenticia— y los crustáceos — que sirven de refugio y alimento para otros animales— serían los más afectados.

Una síntesis de más de 350 publicaciones sobre los efectos de la acidificación de los océanos, que será entregada a líderes globales en la COP el próximo mes, revela que casi la mitad de las especies animales marinas analizadas reaccionaron negativamente a los aumentos de CO2 en el mar.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por El Tiempo: “La acidificación de los océanos es mortal para la vida marina”.

 264 visitas