(Des) igualdad de género en las conferencias de turismo: la falta de mujeres como ponentes

En la actualidad existe una gran cantidad de investigaciones sobre cuestiones de género en el turismo y la hostelería, con informes que examinan la brecha de género en relación con el empleo y la representación de las mujeres en puestos directivos de la industria. Pero, ¿qué pasa con el turismo dentro de la comunidad de investigación? ¿Tienen las mujeres igualdad en puestos destacados de la academia y en las conferencias?

En un documento publicado recientemente en el Journal of Policy Research en Tourism, Leisure and Events, Walters (2017) examina 53 conferencias académicas en las áreas de turismo, hostelería, ocio y eventos, encontrando que si bien las mujeres están representadas como presidentes de conferencia, existe una desigual clave en cómo la igualdad de género es distribuida entre los ponentes e invitados principales.

Los datos se recolectaron entre octubre de 2016 y abril de 2017, con información de los sitios web de las conferencias pertinentes que se celebraron durante este tiempo. Se analizó el género en cinco categorías de liderazgo en conferencias, incluidos los presidentes del evento, los oradores principales, los participantes del panel de expertos, y los comités de organización, científicos u honorarios. El equilibrio de género en estos roles de liderazgo se comparó con la composición de la comunidad TriNet de investigadores del turismo como un proxy para el equilibrio de género de los investigadores de turismo y ocio en general, que muestra una división de casi el 50:50 entre hombres y mujeres.

En una conferencia en la que se destacaron los temas de “Igualdad, género y diversidad” como tema principal, solo una de los seis miembros del Comité Organizador y menos de un tercio de los miembros del Comité Científico era mujer.

Entre los presidentes, o funciones similares, no se observó ninguna brecha de género. De las 79 personas identificadas, las mujeres constituían el 42% de los presidentes de comités de conferencia y los hombres representaban el 58%. Esta distribución de género no muestra una diferencia significativa de la comunidad TriNet. Sin embargo, el estudio encuentra la desigualdad de género en dos tipos de roles: ponentes y membresía en comités honorarios, donde hay una subrepresentación estadísticamente significativa de las mujeres. También identifica áreas de tensión entre algunos valores / objetivos de la asociación anfitriona y los objetivos / temas de la conferencia y la representación real de género en los roles de liderazgo, encontrando una brecha entre la retórica y la acción. Por ejemplo, en una conferencia en la que se destacaron los temas de igualdad, género y diversidad como tema de la conferencia, solo una de los seis miembros del Comité Organizador y menos de un tercio de los miembros del Comité Científico era mujer.

El documento discute las implicaciones de la desigualdad de género tanto en las mujeres académicas como en la producción de conocimiento en estos campos, y sugiere vías para futuras investigaciones. Estos incluyen un examen de si la igualdad de género en nuestras conferencias académicas ‘importan’ a los asistentes, e investigando las percepciones y los impactos de la baja representación de las mujeres en los estudiantes graduados y académicos emergentes.

El número actual (Volumen 18, Número 4) de Anatolia se centra en la (des) igualdad de género en la academia de turismo; yendo ‘más allá de los números’ donde las contribuciones muestran una situación de género que se extiende desde el plan de estudios hasta cómo se premian los ‘mejores investigadores’ en turismo. Pritchard y Morgan (2017) proporcionan una evidencia convincente de la existencia de una perspectiva de género en los indicadores de desempeño académico en el turismo, tales indicadores ‘hacen y marcan a sus líderes y dan forma a su canon de conocimiento’. El documento presenta intervenciones para acelerar la equidad académica de género. Basurto Barcia y Ricaurte Quijano (2016) encontraron en Ecuador una subrepresentación de las mujeres en la enseñanza (53%) en relación con el porcentaje de mujeres estudiantes de turismo (75%).

Este artículo fue publicado por David Simpson on Cabi
Referencia

Walters T (2017). Gender equality in academic tourism, hospitality, leisure and events conferences. Journal of Policy Research in Tourism, Leisure and Events. https://doi.org/10.1080/19407963.2018.1403165

Otras fuentes útiles

 321 visitas

Read More

Mujeres: el motor del desarrollo turístico bien gestionado

El turismo fortalece las desigualdades de género. ¿Cómo? Se estarán preguntando muchos profesionales de un turismo tradicional enfocado en números de llegadas turísticas, en lugar de en número de oportunidades creadas. La respuesta es simple: el turismo no aborda los desafíos turísticos con perspectiva de género. Por ejemplo, un impacto positivo del turismo es que muchas mujeres trabajan en el sector; mientras que un impacto negativo es que el trabajo se lleva a cabo con frecuencia, desde la precariedad.

La igualdad de género permite ver lo que para la mayoría no es evidente: la desigualdad de género y el des-empoderamiento de las mujeres. Esta es una causa relevante y común en nuestro sector, que no solo trae pobreza en términos económicos, sino que también merma el desarrollo de capacidades, autonomía y autoestima de las mujeres y niñas en todo el planeta.

El turismo debe implicarse de lleno en la cuestión de género. Sobre todo cuando su punto fuerte, en particular hacia los países con mayor cantidad de recursos vírgenes pero menor desarrollo socio-económico, ha sido desde sus inicios la idílica promesa en torno a la paz, la justicia y la reducción de la pobreza. Esto no lo digo yo, según la OMT más de la mitad de estos países reconocen el turismo como un instrumento de reducción de la pobreza.

Pero, ¿realmente lo es? Un impacto positivo indudable del turismo es que ha aumentado el producto interior bruto de muchos países. No obstante en demasiadas ocasiones esta renta no llega a la comunidad, y menos a las mujeres, o no se ve reflejada en las partidas presupuestarias para cuestiones de género.
Admitámoslo, el desarrollo de planes o estrategias turísticas desde una

perspectiva de género es actualmente uno de los principales desafíos para poder fomentar un desarrollo turístico responsable hoy en día. Cuando empecé con mi empresa Ponle Cara al Turismo en el 2009, el reto más grande fue aprender a trabajar con los recursos humanos en el territorio y convertirlos en protagonistas de mis rutas turísticas-locales, poniéndoles CARA.

Para ello la formación de personas (en su mayoría mujeres) en temas de turismo fue un tema clave que tuve que abordar por mi cuenta. Ellas venían de un tejido empresarial tradicional y rural, con lo que hablarles sobre temas de turismo era como descubrir el oro negro en cada sesión. Por ejemplo, “las mujeres que trabajan en una conservera, o en una quesería” no estaban acostumbradas a hablar delante del público y menos delante de los turistas para mostrarles sus actividades tan cotidianas para ellas. Pero a medida que iban cogiendo más confianza en sí mismas se iban sintiendo más útiles, valoradas y orgullosas de su trabajo. Ahora creen más en sí mismas y en sus capacidades, porque se dan cuenta que al resto del mundo sí les importa lo que hacen y cómo lo hacen.

El turismo, es emoción, sin emoción no hay turismo. Pero para crear esa emoción es estrictamente necesario trabajar con la comunidad de base, ya sean hombres o mujeres. Motivarles y enseñarles que el turismo bien gestionado sí crea oportunidades y es un verdadero motor de cambio. Y que ellos y ellas son una turbina esencial de un motor bien engrasado.  
Menos cuestiones ideológicas o de género y más igualdad de oportunidades debería ser el propósito en las entrevistas de trabajo. No debería importar si eres hombre o mujer, sino tu formación, tus ganas de conseguir objetivos, tu perseverancia e ilusión para crear y dejar un mundo mejor. Solo al cambiar nuestro entorno más cercano con pequeños cambios locales y con una perspectiva de género, conseguiremos grandes revoluciones globales.


Sandra Touza, es directora de Ponle Cara al Turismo, empresa de servicios turísticos y consultoría basada en el turismo comunitario, creativo e industrial.
 En Ponle Cara al Turismo, buscamos Viajeros  que sean RESPONSABLES, que se INTEGREN en la Comunidad, que NO DEGRADEN, ni los RECURSOS PATRIMONIALES NI NATURALES. Desarrollamos territorios auténticos, inclusivos, responsables y ecológicos, basados en los valores que hacen único y diferente al destino, analizando su respectivo ciclo de vida.”

 321 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.