Turismo Slum, ¿es ético? – Entrevista con Elisa Spampinato

Elisa Spampinato

Turismo Slum: ¿es ético? Es difícil encontrar a alguien que pueda responder a esta pregunta tanto desde el punto de vista profesional como académico. Sin embargo, Tamara Ramos encuentra el ajuste perfecto: Elisa Spampinato. Ha estudiado Antropología y Sociología en Italia (Roma) e Ingeniería de Producción en Brasil (Río de Janeiro) y cuenta con una amplia cartera de investigación sobre diferentes temas, desde gobernabilidad local y democracia participativa hasta desarrollo comunitario local, innovación social y turismo comunitario.


Tamara: Elisa, ¿qué hizo interesarte en Favela Tours?

Elisa: Descubrí el Turismo Slum y los Favela Tours mientras vivía en Río de Janeiro. Inmediatamente me di cuenta de que se trata de una realidad muy compleja en sí misma, llena de contradicciones y que no es fácil abordar analíticamente ni comprender.

Sin embargo, al observar el fenómeno más de cerca, me di cuenta de que presenta muchos aspectos interesantes que atrajeron mi curiosidad intelectual. Por ejemplo, las preguntas antropológicas sobre el encuentro con el «otro» y la autenticidad cultural, ambas típicas de la experiencia turística, se vuelven aún más intrigantes y, al mismo tiempo, más desafiantes en el caso del turismo slum.

Rocinha Tour

Además, en un país como Brasil, debemos analizar los muchos riesgos y desafíos que enfrenta el turismo slum: preguntas sobre las desigualdades sociales y las relaciones de poder. Mi interés en el turismo slum se hizo aún más fuerte cuando descubrí que los recorridos de Favela también pueden ser una forma de apoyar un proyecto comunitario, y tienen el potencial de apoyar el desarrollo local sostenible y en algunos casos incluso ser un laboratorio de innovación social. Entonces, en ese momento de curiosidad, decidí estudiar el fenómeno y concentrarme en algunos estudios de casos.

Tamara: ¿En qué se centró tu investigación?

Elisa: Mi investigación no se ocupó de la simple cuestión moral: el turismo slum es bueno o malo. La gente realiza estos recorridos por muchas razones, algunas por la emoción de ver gente pobre (el interés zoológico). Otros, por interés académico, o porque están involucrados en movimientos sociales y políticos, son voluntarios internacionales o simples viajeros curiosos.

Enfrentado a una variedad de realidades, decidí no enfocar mi investigación en las razones que motivan a los turistas, sino en las diferentes formas en que se ofrece Turismo Slum en la ciudad de Río de Janeiro. Mi investigación tuvo como objetivo analizar el grado de participación de la comunidad en el diseño, la organización y la prestación de los servicios turísticos ofrecidos en ese lugar en particular.

Rocinha Tour

Durante mi investigación, descubrí el alcance de la diversidad de servicios ofrecidos: no solo visitas, sino también alojamiento, transporte, deportes, eventos ambientales y culturales, entretenimiento y otras actividades sociales. Por esta razón, sugeriría usar el término Turismo Slum, en lugar de Slum tours.

Tamara: ¿Qué tan popular es este  turismo en Brasil? ¿Cuál es la situación actual de este tipo de turismo en el país?

Elisa: Según estadísticas recientes, el 80% del turismo  slum a nivel mundial se concentra en Sudáfrica y Brasil, y casi todo el turismo slum brasileño se encuentra en la ciudad de Río de Janeiro, junto con un porcentaje muy pequeño en Paraisópolis, en la ciudad de Sao Paulo.

A pesar de la gran cantidad de turistas que visitan cada año un slum brasileño (alrededor de 50,000 turistas, según los datos de 2012), no es fácil establecer cuántos tours de Favela existen en Brasil hoy en día, principalmente porque hay muchos tours de propiedad y gestión. por empresas privadas y operadores turísticos que no están de ninguna manera regulados o monitoreados por la autoridad local, e incluso la ABAV-RJ local (Asociación Brasileña de Agencias de Turismo de la ciudad de Río de Janeiro) no tiene información de las actividades vendidas por sus propias agencias.

Mi interés en el turismo slum se hizo aún más fuerte cuando descubrí que los recorridos de Favela también pueden ser una forma de apoyar un proyecto comunitario, y tienen el potencial de apoyar el desarrollo local sostenible y en algunos casos incluso ser un laboratorio de innovación social. 

También hay varios casos de visitas a favelas organizadas por las propias comunidades locales, pero este es un número mucho menor que los administrados por el sector privado. Por lo tanto, es realmente difícil tener una idea clara de la cantidad de visitas a Slums.

Creo que es importante mencionar que durante los Juegos Olímpicos, la imagen del Turismo Slum en Río de Janeiro cambió drásticamente y alcanzó su punto máximo en términos de participación comunitaria y apoyo político. Después de los Juegos Olímpicos, se produjeron otros cambios y se reformó la realidad del turismo de los barrios marginales en la ciudad de nuevo. Lamentablemente, muchas de las iniciativas locales de Turismo Slum, los tours, el alojamiento y algunos de los proyectos sociales, llegaron a su fin como consecuencia de las nuevas circunstancias sociales y políticas. Sin embargo, la mayoría de las instituciones y los grupos que se crearon y potenciaron en el camino, así como las comunidades locales y las experiencias de turismo sostenible, todavía existen y continúan sus actividades turísticas, pero de una manera mucho menos compatible.

Tamara: ¿Se puede comparar los Tours de Favela con Slum Tours en India, Sudáfrica y otros países? ¿Cuáles son las diferencias?

Elisa: Los Slum Tours más visitados y famosos a nivel mundial son los que se encuentran en Sudáfrica (Lebo’s Soweto), en India concretamente en Dharavi o Mumbai (Reality Tours) y en Brasil, como por ejemplo Rocinha Original Tour, MUF -Museu de Favela o Santa Marta. En Río de Janeiro en concreto, los primeros Slum Tours fueron creados a finales de los 80 y principios de los 90.

Hoy en día, los Slum Tours también se ofrecen en otros países de África, en otras ciudades de la India, y también en México, Jamaica, Indonesia, Tailandia y en Filipinas, donde comenzaron en 2011.

Creo que no necesitamos resaltar las obvias diferencias culturales y las características típicas de cada uno de los países donde se ofrecen visitas a barrios marginales, pero debemos considerar la historia y los antecedentes sociales, políticos y culturales que hacen que cada favela / slum sea único y especial, incluso en el mismo país y en la misma ciudad, como en el caso de Río de Janeiro.

Sin entrar en demasiados análisis sociológicos y antropológicos para cada una de las favelas, debemos recordar que cada slum es una sociedad y una realidad rica y compleja en constante cambio. Las comparaciones fáciles  y el juicio a través de las experiencias pueden ser no solo superficiales y sin sentido, sino también muy irrespetuosos con esas culturas y su historia.

En Río, por ejemplo, uno podría participar en un tour de Slum en cada una de las casi 800 favelas que existen en la ciudad, y todas los tours serán diferentes y únicos; cada uno de los barrios marginales carioca tiene su propia historia, paisajes, historias para contar, cultura para compartir y bellezas por descubrir. Algunos de ellos podrían haber compartido una historia similar en términos de formación y evolución, debido a la proximidad geográfica o simplemente debido a decisiones y procesos políticos locales a los que estaba sujeta esa zona de la ciudad; otros, debido a su ubicación estratégica u otros factores políticos, culturales y sociales, han experimentado una realidad totalmente diferente.

De manera similar, como los barrios marginales son diferentes unos de otros, las visitas a los slums (y el turismo slum en general) pueden ser muy diferentes, incluso en el mismo barrio marginal. Deberíamos preguntarnos cuál es la «historia» de este Slum Tour: cómo se ejecuta, por quién, con qué prioridades y, sobre todo, con qué objetivos.

Lo que esto significa es que solo podemos comparar algunas de las formas en que se ofrecen y gestionan los recorridos y luego comenzar a reflexionar sobre las elecciones y valores que pueden estar detrás de ellos.

Podemos observar, por ejemplo, que casi todos son recorridos a pie, algunos ofrecen también recorridos en bicicleta; que algunas agencias, sin embargo, ofrecen recorridos turísticos, y estos son los que han sido criticados masivamente por su efecto de distanciamiento y su fuerte aspecto voyerista, por el que los lugareños han dado el apodo de «gira de safari».
Otra diferencia significativa es el uso, o no, de guías locales, y, por supuesto, el grado de compromiso y participación de la comunidad.

Tamara: Esto es interesante … ¿cuál es tu experiencia con la participación de la comunidad en el Turismo Slum?

Elisa: La participación de la comunidad en el turismo se ha estado desarrollando en toda la industria, y no solo en el turismo de los barrios de tugurios. 

Algunas veces esto es como resultado de la autoorganización de la comunidad; a veces es como resultado de los esfuerzos de pocos individuos externos que inician cambios internos cruciales; a veces se produce como resultado del apoyo político y financiero explícito del gobierno local, en asociación con la industria del turismo.

«Creo firmemente que el Turismo Slum solo puede recomendarse si se trata de una oportunidad real para que la comunidad local y el área se beneficien de ello, desde el punto de vista socioeconómico y también cultural y político«

Cualesquiera que sean las razones, es incuestionable que el Turismo Slum ha funcionado como un motor para el cambio en la dinámica social interna de las comunidades involucradas, lo que les da un cierto grado de control sobre cómo se perciben.

Tamara: ¿Cómo puede alguien identificar a los proveedores que ofrecen Favela Tours de manera responsable? ¿Hay pautas o características que uno debería mirar?

Elisa: No sé de la existencia de directrices formales para el Turismo Slum. Sin embargo, en función de mi experiencia personal y profesional, y del trabajo realizado por colegas y profesionales en el área, sugeriría las siguientes pautas:

Investigar si hay una agencia comunitaria u operador turístico que realiza visitas guiadas en el barrio que se quiera visitar (esta debería ser la primera opción). Si la única opción es un Tour Operator externo,  aconsejaría buscar la siguiente información antes de la visita:

  1. ¿Quiénes son los guías? Para garantizar el respeto básico de la comunidad y la seguridad de los turistas, se debe usar solo guías locales de esa comunidad.
  2. ¿Qué tipo de relación tienen con la comunidad? ¿Quién es su referencia local? (Si no tienen ninguna, eso dirá mucho sobre la naturaleza del negocio)
  3. ¿Qué porcentaje de cada recorrido va a la comunidad? ¿Pueden mostrar cómo se ha distribuido la ganancia? (Hay que tener en cuenta que si no han establecido una proporción precisa para compartir con la comunidad, entonces cualquier cantidad de dinero que quede, si es que queda, representaría solo una donación informal, en lugar de una señal de colaboración estable y equitativa entre socios)
  4. ¿Colaboran regularmente con cualquier proyecto social o cultural comunitario? ¿Y cómo? (Si esto existe, eso sería una evolución natural de una relación sana existente con la comunidad y representaría un bono, y claramente no la prueba principal de su compromiso con la comunidad).

P.D. Si el Tour Operador / Agencia no cumple con las pautas éticas básicas, ¡no vayas! De lo contrario, podrías ser parte de una experiencia que es irrespetuosa y negativa para la comunidad y como se percibe.

Tamara: ¿Puede el Turismo Slum ser responsable y sostenible?

Elisa: Creo firmemente que el Turismo Slum solo puede recomendarse si se trata de una oportunidad real para que la comunidad local y el área se beneficien de ello, desde el punto de vista socioeconómico y también cultural y político, en términos de empoderamiento.

Es posible que el Turismo Slum traiga beneficios a la comunidad, puede ser responsable y también sostenible; pero para que esto suceda por completo debemos educar a los turistas, así como a los sectores privado y público involucrados, antes y durante la experiencia de viaje.

Creo que el deseo de experimentar lo exótico, lo diferente, lo desconocido siempre existirá, y se puede ver como parte de la condición humana, supongo. Los barrios marginales son lo «nuevo exótico» y, al mismo tiempo, el lado oscuro de nuestras ricas sociedades y su injusto desarrollo, que hacen que el Turismo en los slums sea tan difícil de entender y tan fascinante y desafiante al mismo tiempo por el potencial que representa. .

Creo que mientras haya respeto, comprensión y una actitud de mente abierta, viajar puede ser un viaje para encontrar la «otra» realidad exótica, siempre que la otra no se haya congelado en una categoría vacía y se haya etiquetado en consecuencia. Creo firmemente que el turismo puede seguir siendo un viaje de experiencias y emociones compartidas, una experiencia de aprendizaje tanto para el anfitrión como para el huésped, siempre que seamos conscientes de las consecuencias de nuestras acciones como turistas y como seres humanos.

¡Gracias Elisa! Para conocer más sobre el Turismo Slum y el trabajo realizado por Elisa en este ámbito durante los últimos años, puedes adquirir su libro: Turismo em favelas cariocas e desenvolvimento situado: A possibilidade do encontro em seis iniciativas comunitárias (en portugués)

 170 visitas

Read More

Apoyando los derechos humanos de la población rural

Para Rainforest Alliance, el avance de los derechos humanos básicos es intrínseco al manejo sostenible de la tierra y la conservación de los bosques. Cuando nuestros primeros compañeros se dirigieron a Centroamérica hace 30 años para luchar contra la deforestación, comprendieron que la dignidad y los derechos de las poblaciones rurales e indígenas eran cruciales para la salud de la tierra.

El avance de los derechos humanos es un imperativo global que requiere que gobiernos, ciudadanos y grupos de la sociedad civil construyan sobre un marco evolutivo de derechos y normas legales, desde la Declaración Universal de Derechos Humanos, que consagra derechos civiles y políticos, hasta los Objetivos del Desarrollo Sostenible de la ONU, que articulan puntos de referencia fundamentales de derechos humanos sociales y económicos (como el derecho al agua potable, por ejemplo).

Obviamente, la capacitación y la certificación de la sostenibilidad en forma aislada no pueden detener la opresión política, eliminar las desigualdades socioeconómicas arraigadas o evitar que ocurran violaciones de los derechos humanos. Sin embargo, un riguroso sistema de certificación de sostenibilidad, complementado por programas de capacitación bien diseñados, puede servir como una herramienta poderosa para la mejora gradual en todos los sectores y paisajes.

Los primeros estándares de certificación de sostenibilidad que ayudamos a desarrollar incluían disposiciones para combatir el trabajo infantil y el trabajo forzoso, y para proteger los derechos a la tierra de los pueblos indígenas. La norma Rainforest Alliance para la Agricultura Sostenible, que logró el puntaje más alto en los índices sociales generales en un estudio independiente de 2014 que comparó esquemas de certificación de sostenibilidad, también demanda que los trabajadores y las personas que viven en fincas grandes tengan acceso a agua potable; en las plantaciones donde se proporciona la vivienda, las condiciones deben cumplir con los requisitos básicos de saneamiento; todas las plantaciones deben proporcionar atención médica.

Rainforest Alliance ha liderado durante mucho tiempo el movimiento para defender los derechos sobre la tierra para las poblaciones locales e indígenas. Nuestro primer estándar forestal, creado en 1989, exigía que la tenencia de la tierra fuera clara; una operación forestal con reclamos o conflictos pendientes de tierras no podría lograr la certificación.

Actualmente, Rainforest Alliance y la Red de Agricultura Sostenible, junto con otros cinco sistemas de estándares, dos expertos en salarios dignos y la ISEAL Alliance, fundaron la Global Living Wage Coalition para desarrollar puntos de referencia de salarios dignos para varios países e industrias. El cálculo y la publicación de los puntos de referencia del salario digno es la base de un proceso a largo plazo para abordar la pobreza rural estableciendo objetivos de salario digno para los trabajadores y los actores de la industria. Definimos un salario digno como uno que le permite a un trabajador pagar un nivel de vida básico y decente para sí y su familia. Los elementos del nivel de vida decente incluyen alimentos nutritivos, agua, vivienda, educación, atención médica, transporte y vestimenta.
Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por The Frog Blog: “Apoyando los derechos humanos de la población rural”.

 170 visitas

Read More

Mujeres: el motor del desarrollo turístico bien gestionado

El turismo fortalece las desigualdades de género. ¿Cómo? Se estarán preguntando muchos profesionales de un turismo tradicional enfocado en números de llegadas turísticas, en lugar de en número de oportunidades creadas. La respuesta es simple: el turismo no aborda los desafíos turísticos con perspectiva de género. Por ejemplo, un impacto positivo del turismo es que muchas mujeres trabajan en el sector; mientras que un impacto negativo es que el trabajo se lleva a cabo con frecuencia, desde la precariedad.

La igualdad de género permite ver lo que para la mayoría no es evidente: la desigualdad de género y el des-empoderamiento de las mujeres. Esta es una causa relevante y común en nuestro sector, que no solo trae pobreza en términos económicos, sino que también merma el desarrollo de capacidades, autonomía y autoestima de las mujeres y niñas en todo el planeta.

El turismo debe implicarse de lleno en la cuestión de género. Sobre todo cuando su punto fuerte, en particular hacia los países con mayor cantidad de recursos vírgenes pero menor desarrollo socio-económico, ha sido desde sus inicios la idílica promesa en torno a la paz, la justicia y la reducción de la pobreza. Esto no lo digo yo, según la OMT más de la mitad de estos países reconocen el turismo como un instrumento de reducción de la pobreza.

Pero, ¿realmente lo es? Un impacto positivo indudable del turismo es que ha aumentado el producto interior bruto de muchos países. No obstante en demasiadas ocasiones esta renta no llega a la comunidad, y menos a las mujeres, o no se ve reflejada en las partidas presupuestarias para cuestiones de género.
Admitámoslo, el desarrollo de planes o estrategias turísticas desde una

perspectiva de género es actualmente uno de los principales desafíos para poder fomentar un desarrollo turístico responsable hoy en día. Cuando empecé con mi empresa Ponle Cara al Turismo en el 2009, el reto más grande fue aprender a trabajar con los recursos humanos en el territorio y convertirlos en protagonistas de mis rutas turísticas-locales, poniéndoles CARA.

Para ello la formación de personas (en su mayoría mujeres) en temas de turismo fue un tema clave que tuve que abordar por mi cuenta. Ellas venían de un tejido empresarial tradicional y rural, con lo que hablarles sobre temas de turismo era como descubrir el oro negro en cada sesión. Por ejemplo, “las mujeres que trabajan en una conservera, o en una quesería” no estaban acostumbradas a hablar delante del público y menos delante de los turistas para mostrarles sus actividades tan cotidianas para ellas. Pero a medida que iban cogiendo más confianza en sí mismas se iban sintiendo más útiles, valoradas y orgullosas de su trabajo. Ahora creen más en sí mismas y en sus capacidades, porque se dan cuenta que al resto del mundo sí les importa lo que hacen y cómo lo hacen.

El turismo, es emoción, sin emoción no hay turismo. Pero para crear esa emoción es estrictamente necesario trabajar con la comunidad de base, ya sean hombres o mujeres. Motivarles y enseñarles que el turismo bien gestionado sí crea oportunidades y es un verdadero motor de cambio. Y que ellos y ellas son una turbina esencial de un motor bien engrasado.  
Menos cuestiones ideológicas o de género y más igualdad de oportunidades debería ser el propósito en las entrevistas de trabajo. No debería importar si eres hombre o mujer, sino tu formación, tus ganas de conseguir objetivos, tu perseverancia e ilusión para crear y dejar un mundo mejor. Solo al cambiar nuestro entorno más cercano con pequeños cambios locales y con una perspectiva de género, conseguiremos grandes revoluciones globales.


Sandra Touza, es directora de Ponle Cara al Turismo, empresa de servicios turísticos y consultoría basada en el turismo comunitario, creativo e industrial.
 «En Ponle Cara al Turismo, buscamos Viajeros  que sean RESPONSABLES, que se INTEGREN en la Comunidad, que NO DEGRADEN, ni los RECURSOS PATRIMONIALES NI NATURALES. Desarrollamos territorios auténticos, inclusivos, responsables y ecológicos, basados en los valores que hacen único y diferente al destino, analizando su respectivo ciclo de vida.»

 170 visitas

Read More

Brasil será sede del II Foro Global sobre Turismo Sostenible, evento que abordará diferentes modelos económicos turísticos

Esegundo Foro Global sobre Turismo Sostenible se llevará a cabo del 14 al 16 de marzo, durante el Foro Social Mundial, en Salvador, Brasil. El evento reunirá a representantes de proyectos comunitarios y de la sociedad civil para crear un ambiente de discusión y colaboración. 

El tema principal del Foro será el Turismo Sostenible: la visión de la Sociedad Civil actual, que se incluirá en la línea temática Democratización Económica y se presentará como parte del Grupo de Trabajo de Economía Solidaria del FSM 2018.
Este año, el foro es coordinado por la ONG brasileña Projeto Bagagem, junto con comunidades locales, ONG, investigadores y miembros y partidarios de TURISOL, la Red Brasileña de Solidaridad y Turismo Comunitario. Los participantes examinarán las experiencias de turismo comunitario (CBT) en Brasil, América Latina y, potencialmente, a nivel global, en el contexto de la Economía Solidaria y la Financiación Social y Solidaria (SSF).
Este año, incluso más que cuando se celebró por primera vez el Foro Global sobre Turismo Sostenible, las comunidades locales que trabajan con el turismo sostenible y responsable son los verdaderos protagonistas del evento y compartirán sus historias inspiradoras, sus desafíos y también buscarán nuevas oportunidades para colaborar. Esta será una ocasión excepcional para explorar y desarrollar la discusión sobre Turismo Sostenible, la Economía Solidaria y el Turismo Comunitario dentro de la sociedad civil, así como para conectar con una red de organizaciones vinculadas al movimiento de turismo sostenible, solidario y comunitario no solo en Brasil, sino en todo el mundo.
Iniciativas tales como bancos de desarrollo comunitario, microfinanzas solidarias, monedas complementarias, esquemas de ahorro basados ​​en la comunidad y otros experimentos financieros y soluciones comerciales innovadoras se presentarán y discutirán como alternativas contemporáneas dentro del sector turístico. Además, los siguientes temas, entre otros, serán discutidos durante el Foro: Políticas públicas para un turismo más sostenible; Caminos para el desarrollo de experiencias de turismo basadas en la comunidad; Fortalecimiento del turismo en los espacios de la Economía Solidaria.
Han pasado nueve años desde el primer Foro Global sobre Turismo Sostenible, que se celebró en Belém, Brasil, en 2009. Ese evento dió como resultado la Declaración de Belem de 2009 (disponible en portugués en este enlace). Este 16 de marzo, el segundo Foro Global sobre Turismo Sostenible presentará una Declaración de Salvador, que representará la continuación del trabajo iniciado en Belem y se desarrollará con más declaraciones, como la Declaración de Berlín de 2017. Todas estas Declaraciones comparten los mismo valores fundamentales y proponen orientaciones similares para el futuro del turismo.
Desde su lanzamiento en Porto Alegre, Brasil en 2001, el Foro Social Mundial ha sido el lugar donde grupos organizados, organizaciones de la sociedad civil, ONGs, movimientos sociales y comunidades locales se han unido para pensar y repensar el modelo económico de nuestra sociedad; debatir democráticamente nuevas ideas, formular propuestas, compartir e intercambiar experiencias inspiradoras y crear nuevos patrones de acción y soluciones innovadoras. Entre los temas que se debatirán en el II Foro Social Mundial de 2018 se encuentran los Derechos Humanos; Desarrollo, Justicia Social y Ambiental; Comunicación, Tecnología y Medios Libres; y Pueblos Indígenas.
Para obtener más información sobre el programa de eventos del Foro Mundial sobre Turismo Sostenible, consulta el siguiente enlace
También disponible en la página oficial del FSM 2018. 
COMO PARTICIPAR 
Cualquier persona involucrada con el turismo a nivel comunitario puede asistir o participar virtualmente. Los proyectos de turismo comunitario que no podrán participar en persona, pueden enviar sus contribuciones y compartir sus experiencias, contáctandonos directamente en el correo electrónico  indicado mas adelante. Analizaremos la mejor manera para incluir todos los proyectos que nos contacten en el evento.
CÓMO REGISTRARSE 
El II Foro Global sobre Turismo Sostenible es gratuito, pero debido al limitado espacio el registro es obligatorio. Para completar tu registro, utiliza el siguiente enlace. 
¡IMPORTANTE! Dado que el Foro Mundial sobre Turismo Sostenible es un evento del Foro Social Mundial 2018, primero debe registrarse en el Foro Social Mundial. Esto lo puedes hacer aquí.
CÓMO APOYAR 
Este evento es autogestionado y autofinanciado, y por esta razón son bienvenidas las donaciones y el apoyo financiero independiente. 

Para apoyar el evento con una donación, pueden ponerse en contacto con Projeto Bagagem en contato@projetobagagem.org 

Tambien, puedes ayudarnos a llegar a un público más amplio mediante la difusión del evento a través de tus redes, o si necesita más información, ponte en contacto conmigo directamente en elisa@sustainabletourism.me.uk

 170 visitas

Read More

Iberá: los oficios locales cobran valor con el ecoturismo

«Juanita me convidó unos chipás que estaban riquísimos, pero más allá de lo rico tenían algo que me hacían identificarlos con la naranja aunque no lo fueran. Le pregunté qué tienen, entonces me mostró la fuente y vi que los chipás estában puestos arriba de hojas de naranjo. Su mamá no tenía fuentes, ponía hojas de naranjo en el horno de barro y sobre eso apoyaba la masa para que no se quemen», recuerda Hada Irastorza, coordinadora del equipo de Comunidad de la fundación Conservation Land Trust (CLT) cuando conoció a Juana Canteros, una codiciada cocinera de San Miguel que prepara almuerzos y viandas para turistas que pasan por el camino de su casa para ir a San Nicolás o la isla San Alonso.

En eso consiste el trabajo del equipo de Comunidad de CLT y Fundación Flora y Fauna Argentina, una fundación cuyo objetivo es la reintroducción de fauna extinta en el Parque Iberá y que además trabaja con las comunidades y municipios vecinos a los Esteros para incentivar el desarrollo de prestadores turísticos locales como una manera de frenar la migración de los más jóvenes y ganar aliados para la conservación del ambiente. «El trabajo que hacemos desde el equipo de Comunidad es identificar quiénes son los líderes de cada grupo, escucharlos y ver si ellos realmente tienen un interés en trabajar en el ecoturismo», dice Hada y asegura: «Juanita es una de ellas».

La potencia de Iberá a nivel turístico está dada por ese ecosistema increíble pero también por la cultura. Así, por ejemplo, el paraje Carambola conserva la vida típica del isleño. Para ir de una casa a la otra hay que hacerlo en canoa, como si fuera una pequeña Venecia. Las casas son de junco porque el sustrato es arena entonces no podrían hacerse de otro modo.

Raymundo Aguilar tiene 69 años y se destaca por ser el mejor constructor de canoas de San Miguel. «Hacer una canoa me lleva veinte días».
«El acompañamiento a emprendedores es clave. Tratamos de rescatar al mejor canoero, o al que sabe hacer esa comida que ya en otro lugar no se prepara, eso hace la diferencia. Creemos que tienen potencial porque tienen el conocimiento del lugar y nos convertimos en un facilitador para que desarrollen su oficio como una fuente de trabajo propia», concluye Hada.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por La Nación: “Iberá: los oficios locales cobran valor con el ecoturismo”.

 170 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.