ActiveItaly: una red de turismo activo y sostenible

El 2020 ha sido sin duda un año importante, incluso diría que decisivo, desde muchos puntos de vista, tanto personales como profesionales. En unos pocos días, todas nuestras vidas cambiaron literalmente y todos, a nivel mundial, nos vimos obligados a enfrentar una crisis de salud única. Sin embargo, la mayoría de las veces, es precisamente a partir de una crisis que el ingenio humano se despierta, después haberse quedado durante mucho tiempo en su zona de confort. En ese preciso instante es cuando se inician proyectos ingeniosos y decisivos; especialmente, en un momento histórico en el que cada vez más se nos pide que nos enfrentemos al tema de la sostenibilidad a nivel global y, por lo tanto, nos damos cuenta de cuánto compromiso humanitario es necesario para que haya calidad. Un buen ejemplo de ello es ActiveItaly, una Red de Empresas de Turismo Activo y Sostenible.

Unidos seremos más fuertes

Nunca esta frase había adquirido un valor simbólico tan ganador como hoy. En la primavera de 2020, nació ActiveItaly como una idea de colaboración delante de la necesidad de retomar juntos el futuro y de encontrar la manera de volver a empezar durante y después de la emergencia sanitaria que causó daños sin precedentes en este sector. Por lo tanto, esta organización, se propone como referencia para relanzar un mercado estratégico para el futuro del turismo en Italia.

Sólo el sector del cicloturismo, según una encuesta de Isnart-Unioncamere, generó casi 55 millones de pernoctaciones en 2019, lo que corresponde al 6,1% del sector turístico total, generando un gasto total de 4.700 millones de euros, equivalente a 5,6% del total, de los cuales 3 mil millones generados por turistas extranjeros.

Actualmente, ActiveItaly está formada por más de 25 turoperadores del sector del turismo activo y sostenible (ciclismo, senderismo, escalada, vela, etc.) y está abierta a la adhesión de todos los operadores italianos de turismo activo que quieran formar parte de ella, para unir sinergias y hacer crecer el sector.

El turismo activo y sostenible

Los viajes activos son sumamente importantes porque precisan siempre de una implicación física del usuario a través de actividades al aire libre, contribuyendo a la mejora de su salud psicofísica. A la vez, se organizan teniendo en cuenta del medioambiente y muy a menudo son viajes ‘cero emisiones’. Además, ayudan a desarrollar destinos insólitos y menos conocidos, generando una economía local generalizada, apoyando a productores locales, casas rurales y educando el turista hacia formas más sostenibles de movilidad y turismo. De hecho, entre las actividades propuestas hay muchas actividades al aire libre, entre las más populares están: ciclismo, senderismo, yoga, vela, esquí de montaña, escalada, running, snorkeling, rafting, esquí de fondo, kayak, windsurf, caminata nórdica, buceo, barranquismo, raquetas de nieve o cursas de orientación.

El Manifiesto para un Turismo Activo y Sostenible

ActiveItaly ha creado un Manifiesto que promueve los siguientes 10 puntos:

  1. La preservación de los ecosistemas y la biodiversidad a través de actividades dentro de Parques, Reservas Naturales y Áreas Protegidas.
  2. Movilidad lenta. Usar la bicicleta, ir a pie o utilizar los vehículos no motorizados de bajo impacto ambiental. En definitiva, todo lo que sea más adecuado para explorar la zona. El tren y otros medios de transporte públicos con emisiones limitadas también son el medio ideal para recorrer largas distancias.
  3. Actividad física, deportiva o no, que contribuye al alcance de un buen estado psicofísico de cada individuo y, como consecuencia de ello, una carga menor para el sistema sanitario público.
  4. Producciones locales agrícolas y artesanales, a través de la visita y el conocimiento de los productos y productores locales. La promoción a km 0 permite reducir significativamente las emisiones de CO2 y otros gases con efecto invernadero en la atmósfera. También se promociona la alimentación sana y de calidad, y en particular la dieta mediterránea (con un consumo limitado de carne). 
  5. La lentitud, como una forma de exploración que permite que la experiencia sea multisensorial, dando a los viajeros la oportunidad de conocer el territorio.
  6. Intercambio auténtico y justo entre personas, que conecta a los viajeros con los locales. Cada viajero debe ser considerado un ‘ciudadano temporal’ del lugar que visita, con sus derechos y deberes. La rentabilidad económica que deriva de esta tipología de turismo debe contribuir significativamente a mejorar las condiciones de vida de toda la población residente.
  7. La disminución de la presión antropogénica sobre los destinos afectados por el turismo de masas, mediante la promoción de destinos rurales de la Italia menor, alargando así la temporadas turísticas durante todo el año.
  8. El patrimonio inmaterial: la música, la literatura, las artes y las tradiciones son el recurso más importante y único de Italia desde el punto de vista turístico.
  9. El derecho a viajar para todos, independientemente de los ingresos de cada uno, permitiendo la accesibilidad incluso a personas con necesidades específicas.
  10. Educación hacia estilos de vida más sostenibles, con especial atención a las generaciones más jóvenes. Sensibilizar sobre el problema de los residuos (promoviendo la reutilización, reducción y, en definitiva, reciclado) de la contaminación y el cambio climático.

En definitiva, ActiveItaly promueve un cambio de dirección que es absolutamente necesario y urgente. Los viejos sistemas económicos basados en la cantidad a expensas de la calidad y en la destrucción invasiva del planeta son sistemas económicos que ya no se sostienen. El 2020 nos ha marcado y nos ha enseñado que somos NOSOTROS quienes debemos respetar la naturaleza y no someterla a nuestra utilidad.


Este artículo ha sido escrito con colaboración de Silvia Donatiello, de la oficina de prensa de ActiveItaly.

 512 visitas

Read More

Turismo comunitario junto a pescadores artesanales y recolectoras de orilla en la Región de Los Ríos

Fuente: Fundación Cocinamar

Travesía Turismo Comunitario nos acerca una forma de conocer la identidad local, mediante sus tradiciones y estilo de vida, contactarse con la naturaleza y aportar a las comunidades costeras de la zona.

Sin duda uno de los rubros mayormente afectados durante la crisis del COVID 19 ha sido la industria del turismo. A pesar de la incertidumbre a nivel global, los viajeros ya han comenzado a dar sus primeros pasos, muchos de ellos buscando destinos nacionales, privilegiando el contacto con la naturaleza y evitando la concentración de masas.

Travesía Turismo Comunitario
Chaihuín. Fuente: Fundación Cocinamar

Desde la Región de Los Ríos, pescadores y recolectoras de orilla, miembros de sindicatos de localidades como Caleta Los Molinos, Isla Mancera, Isla del Rey, Chaihuín y Huiro, componen Travesía Turismo Comunitario, un prototipo de innovación social, apoyado por Fomento Los Ríos – Corfo y ejecutado por la Fundación Cocinamar, que invita a vivir experiencias turísticas, lideradas por hombres y mujeres de mar, que han diversificado su oficio, entregando a los visitantes experiencias auténticas, que permiten conocer sus formas de vida, aprovechando de manera sustentable su entorno natural.

Recolección de mariscos - Travesía Turismo Comunitario
Recolección de mariscos. Fuente: Fundación Cocinamar

Experiencias genuinas

Las actividades que ofrece Travesía Turismo Comunitario acercan la pesca artesanal y su gente a los viajeros, a partir de sus costumbres, oficios y gastronomía. “Se trata de una combinación entre la experiencia del trabajo en el mar y los atributos naturales del territorio. Cada una de las experiencias muestran la belleza de la Región de Los Ríos desde su escenario. Es decir, a través de la navegación; el avistamiento de aves; la recolección de mariscos de orilla y la gastronomía del mar”, señaló Claudio Barrientos, director de la iniciativa.

Travesía Turismo Comunitario
Recolección de mariscos. Fuente: Fundación Cocinamar

Por su parte Carlos Riquelme, director de Fomento Los Ríos – Corfo, destaca el proyecto como un impulsor de una nueva forma de hacer turismo, más consciente, que valora las experiencias y más conectado con la naturaleza y las realidades locales. “Travesía no sólo te enseña las maravillas naturales de la zona, sino que también te conecta con su gente, con las comunidades que viven en la costa; y eso es sin duda un tremendo valor agregado”.

Restaurante Huiro
Restaurante Huiro. Fuente: Fundación Cocinamar

Una de las experiencias imperdibles, es la recolección de mariscos en Chaihuín. Localidad ubicada a unos 30 kilómetros al sur de Corral, donde Teodora Leal, recolectora de orilla y dueña de las cabañas “Los Ulmos”, sorprenderá a los visitantes con la diversidad de productos del mar y la belleza de un lugar mágico, en el que podrán recolectar lapas, luche, mañihue y cochayuyo.

“Ellos dicen ¡qué lindo!, ¡qué bonito lo que usted hace! y se relajan, porque vienen de la ciudad tan estresados, que al bajar a recolectar, les pasa lo mismo que a mí. Las personas que han ido a mariscar y han vivido esa experiencia, quedan maravillados, se sienten libres”, explicó Teodora.

Travesía Turismo Comunitario
Teodora Leal, recolectora de orilla y dueña de las cabañas Los Ulmos. Fuente: Fundación Cocinamar

“Se trata de una combinación entre la experiencia del trabajo en el mar y los atributos naturales del territorio. Cada una de las experiencias muestran la belleza de la Región de Los Ríos desde su escenario”

Para complementar esta experiencia, Travesía te invita a visitar restaurantes liderados por sindicatos de pescadores en la hermosa Isla Mancera, Chaihuín y Huiro. En ellos, los visitantes podrán degustar la gastronomía local y conocer a hombres y mujeres de mar, que llevan lo mejor del mar a la mesa.

Travesía y Tour Pelágico
Travesía y Tour Pelágico. Fuente: Fundación Cocinamar

El pastel de pejerreyes es el plato emblema en el Centro Gastronómico La Herradura, liderado por el Sindicato de Pescadores de Isla Mancera, a través de su presidenta, Patricia Madrid. Mientras que en el sector más austral de la región, el “Encanto del Mar”, ubicado en la Caleta Huiro, sorprende con albóndigas de loco, de luche, locos apanados y otras especialidades. “El mayor valor es que son productos frescos, recién sacados del mar”, explica David Cárcamo, presidente del Sindicato de Pescadores de Caleta Huiro, encargados de la administración del restaurant.

Anfitriones y emprendedores locales que fomentan el desarrollo sostenible de sus comunidades a través del turismo, posibilitando beneficios económicos y sociales. Para ello, un porcentaje del pago realizado por los visitantes va destinado a un fondo comunitario que permitirá realizar mejoras en las comunidades, con lo cual el turista no sólo disfruta de la zona, sino que también aporta a su desarrollo.

Travesía y Tour Pelágico
Travesía y Tour Pelágico. Fuente: Fundación Cocinamar

Hacia una experiencia inclusiva

Junto a miembros de la organización Ciegos del Sur de Valdivia, Travesía se encuentra diseñando y co-creando una experiencia de navegación por Isla del Rey con acceso universal, colaborando en acercar el valor turístico de la zona a las personas con discapacidad y a garantizar el derecho a la recreación de todos y todas.

Travesía Turismo Comunitario
Fuente: Fundación Cocinamar

“Hemos realizado visitas a terreno junto a expertas en inclusión y miembros de las organizaciones que luchan por ella, de manera de tener un diagnóstico sobre nuestra ruta. Esperamos salir pronto de cuarentena para implementar todas las mejoras recomendadas”, comentó el director de Travesía Turismo Comunitario, Claudio Barrientos.

“Como ruta me parece excelente, porque se puede escuchar y ver un paisaje hermoso. Aún con mi baja visión puedo verlo, pero además se escuchan los sonidos de la naturaleza, de la embarcación, del mar y del viento. Es una experiencia relajante y única”, explicó la presidenta de la organización Ciegos del Sur, María Cristina Martínez.

Turistas en Chaihuín
Turistas en Chaihuín. Fuente: Fundación Cocinamar

Macarena Fontecilla, también miembro de la organización, señaló que esta navegación tiene mucho potencial para abrir espacios turísticos participativos. “Las mejoras son necesarias, y realizándolas, aseguramos la plena participación y disfrute de los entornos naturales de todas las personas sin diferencias”.

Más información sobre Travesía Turismo Comunitario en: www.turismotravesia.cl y en Facebook e Instagram @travesiaturismocomunitario

Este artículo ha sido originariamente publicado en Chef and Hotel y reproducido en Travindy con permiso de la autora, Gilda Medina: Turismo comunitario junto a pescadores artesanales y recolectoras de orilla en la Región de Los Ríos.

 512 visitas

Read More

Manifiestos para la reactivación turística

2021 tendría que ser un punto de inflexión y de reconstrucción. Tras el balance de daños se tendrán que tomar decisiones sobre qué senda seguir para la reactivación del turismo en los próximos años. Pero, ¿hacia dónde?

En 2017, en el marco del Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, ya se pusieron sobre la mesa debates que con la COVID-19 toman más fuerza. Ahora, en 2020, han surgido diversas iniciativas como respuesta a la crisis y a las tendencias de consumo que se han observado durante los últimos meses de convivencia con el virus. En forma de manifiestos, declaraciones o llamadas a la acción formulan propuestas sobre cómo emerger del naufragio de una forma más sostenible.

El rango es amplio y hay donde elegir. Veamos algunos de los faros que se vislumbran en el horizonte y qué proponen.

Por dimensión y representatividad hay que destacar, en primer lugar, el European Tourism Manifesto, una alianza europea de más de 60 organizaciones privadas y públicas que abarcan toda la cadena de valor del turismo. En su Call for Action: Speed up social and economic recovery by fostering Sustainable Tourism Development de noviembre de 2020 aportan una lista no exhaustiva de prioridades de inversión que permitan generar empleos y crecimiento a la vez que contribuyen a la transición ecológica y digital. También urgen a los Estados miembros de la UE para que el turismo sea un elemento estratégico de los Planes Nacionales de Recuperación y Resiliencia y, durante de la crisis, han desarrollado un papel activo en solicitar a los Estados miembros la armonización de protocolos y restricciones de viaje.

Una de las organizaciones firmantes del European Tourism Manifesto, la Network of European Regions for a Competitive and Sustainable Tourism (NECSTouR), promulgó en 2018 la Declaración de Barcelona  – Better places to live, better places to visit con el objetivo de incrementar el impacto social y cultural del turismo. Ya en el 2020 lanzó la Call for action: the European Tourism Marshall Plan, you can make it possible!  que reclama un plan de rescate europeo para el turismo.

Surgido al albur de la crisis de la COVID-19 e iniciado por un conjunto de profesionales del sector turístico, el Manifiesto Tourism Reset defiende la regeneración del sector turístico a través de un modelo socialmente equitativo, ambientalmente respetuoso y económicamente sostenible alrededor de cinco ejes principales: la catalización del desarrollo socioeconómico, la promoción de la igualdad y unas condiciones laborales dignas; la generación de mejoras en la calidad de vida de las personas, la preservación y potenciación de la identidad cultural y la adopción de la gobernanza como cimiento de la gestión con las comunidades locales. En la actualidad cuenta con más de 1.100 personas adheridas de 35 países.

De forma análoga, el movimiento Future of Tourism Coalition, impulsado por seis asociaciones no gubernamentales, invita a adherirse a sus 13 principios rectores para la mejora del destino y la experiencia turística: ver la imagen completa, usar estándares de sostenibilidad, colaborar en la gestión del destino, elegir calidad en vez de cantidad, exigir una distribución justa de los ingresos, reducir los impactos invisibles del turismo, redefinir el éxito económico, mitigar los impactos climáticos, cerrar el ciclo en el uso de recursos, limitar el uso del suelo por parte de la actividad turística, diversificar los mercados de origen, proteger el sentido de pertenencia al lugar y gestionar los negocios de manera responsable.

Transforming Tourism Initiative, una plataforma de ONGs, profesionales del turismo y de la academia creada en 2017 demanda la transformación del turismo en línea con la Agenda 2030 según se desprende de su Declaración de Berlín (2017). En septiembre de 2020 dirigieron una Carta abierta a la Organización Mundial del Turismo (OMT) en la cual destacaban cómo la pandemia brinda una oportunidad única para llevar a cabo esa transformación.

La propia OMT ha desplegado toda una serie de iniciativas y herramientas en el contexto de la crisis pandémica, entre ellas la Declaración de Tbilisi: medidas para una recuperación sostenible. La Declaración reconoce al turismo como uno de los sectores más afectados por la pandemia y considera la paralización mundial como una oportunidad para redireccionar el sector hacia un futuro más sostenible e inclusivo.

También resulta de interés el Policy Brief “COVID-19 and Transforming Tourism” que traza una hoja de ruta con cinco prioridades para el reinicio de la actividad turística. Otras organizaciones internacionales como la OCDE también han publicado orientaciones para la recuperación Rebuilding tourism for the future: COVID-19 policy responses and recovery en las que el mensaje clave es que recuperar el turismo es una prioridad, pero el sector debe ser más sostenible y resiliente en el futuro. La European Travel Commission ha publicado, a su vez, el manual Covid-19 recovery strategies for national tourism organisations.

En el Mediterráneo, la Comunidad MED de Turismo Sostenible, formada por 24 proyectos financiados con fondos europeos, impulsó en 2017 la Declaración de Atenas y una serie de Policy fachsheets que marcan las prioridades para el desarrollo del turismo sostenible. La Conferencia de Regiones Periféricas Marítimas de Europa (CRPM), por su parte, adoptó en la asamblea de octubre de 2020 una Declaración en la que identifican las prioridades para la recuperación en la cuenca mediterránea.

Otras iniciativas de diversa índole podrían ser las de Forward Keys Reshaping the new era of tourism o, en Catalunya, las del Manifest Descobrir, promovido por la revista homónima y un conjunto de asociaciones vinculadas con el sector turístico.

Como se puede observar en esta recopilación (no exhaustiva) no han faltado declaraciones y otro tipo de documentos y, como comentaba al principio, algunas no son más que una evolución de debates preexistentes y que la pandemia no ha hecho más que acelerar.

Si se analizan cuáles son los puntos en común entre todos ellos, se podrían identificar cuatro.

En primer lugar, siempre aparece el mantra de la sostenibilidad. Probablemente éste es el aspecto en el que ya se ha comenzado a trabajar hace unos años y que, sin duda, ahora se verá reforzado. Razones no faltan. El segundo punto es el que ha emergido con fuerza a raíz de la pandemia: la digitalización. Temas como el uso del big-data, la capacidad de carga, los eventos y experiencias virtuales, los dispositivos y procesos sin contacto, el teletrabajo, etc. parece que han venido para quedarse. El tercero, una visión del turismo que tiene en cuenta su encaje integral en el destino. Y el cuarto es la necesidad de transformar el modelo, aunque en este sentido, se aprecia la falta de visiones compartidas, ya que las propuestas transitan desde el decrecimiento, el reinicio, la reactivación o a la recuperación de la actividad perdida.

Por último, es imprescindible destacar cómo la crisis de la COVID-19 ha situado el turismo en la agenda de las instituciones europeas. Por primera vez en la historia se presta mayor atención a un sector que representa un porcentaje importante del PIB europeo. Ello ha llevado a la puesta en marcha de diferentes iniciativas. Como ejemplo, en la European Tourism Convention del pasado octubre de 2020, se debatió sobre las prioridades para garantizar una experiencia turística segura y fluida, fomentar vacaciones más verdes y caminar hacia un turismo impulsado por datos. También el Dictamen del Comité de las Regiones Hacia un turismo sostenible y competitivo para las regiones y ciudades o la propuesta del Parlamento Europeo para la creación de una Estrategia europea de turismo sostenible. El Parlamento Europeo, asimismo, ha reclamado la existencia de financiación directa para el sector y propuso la creación de una línea específica para el desarrollo del turismo sostenible en el presupuesto europeo 2021-2027.

Pero si hay algo a resaltar en Europa serán los fondos Next Generation EU como palanca y combustible para la necesaria transformación del turismo. Se trata de un volumen de recursos sin precedentes vehiculado a través de los Planes de Recuperación y Resiliencia de los Estados miembros y de los que el turismo podrá formar parte. Las estrategias de recuperación de las regiones más afectadas en el turismo deberán definir acciones e inversiones en aspectos como la transición ecológica y digitalización, la economía circular, el desarrollo de soluciones basadas en datos para medir y gestionar de forma inteligente los flujos turísticos, la innovación en la creación de productos, los programas de calidad, las infraestructuras más ecológicas, la capacitación y la mejora de la gobernanza. Una oportunidad única, pues, para convertir las declaraciones de intenciones y manifiestos en hechos.

 512 visitas

Read More

Reflexiones sobre el desperdicio de alimentos en el sector turístico

El desperdicio de alimentos en el turismo es uno de los problemas más importantes a nivel mundial. Dentro del sector, la industria hotelera es la que contribuye más a este problema. De hecho, anualmente pierde o desperdicia aproximadamente 1.300 millones de toneladas de alimentos. Esta cantidad equivale a un tercio o incluso a la mitad de todos los alimentos destinados al consumo humano. Por lo tanto, el desperdicio de alimentos es un problema ambiental, social y económico importante al que se debe hacer frente. Y no podemos olvidar que está muy ligado al objetivo nº2 de los ODS: Poner fin al hambre, lograr la seguridad alimentaria y la mejora de la nutrición y promover la agricultura sostenible.

Fuentes de desperdicio de alimentos

¿Cuántas veces, en muchas ocasiones estando de viaje, nos hemos enfrentado a una importante sensación de desperdicio de alimentos? Personalmente hablando, me gustaría reportar algunos ejemplos que siempre me han dejado bastante perpleja:

Cruceros

Me he preguntado más de una vez por qué en los cruceros la comida debe usarse de una manera tan inútil y persuasiva, y al mismo tiempo, como un pasatiempo fácil para distraerse del aburrimiento durante los largos viajes. Siempre he creído que, detrás de los pasajeros que desfilan con cautela, como para no ser vistos, frente a las largas mesas de buffet llenando, hay una motivación psicológica moderna: la de la abundancia, la del consumismo, o también, la del miedo a la escasez. Cuántos platos, al final del almuerzo, siguen tan llenos e inutilizables. Familias que educan a sus hijos sobre la riqueza y el despilfarro sin decir simplemente: “llévate comida poco a poco, y luego, si todavía tienes hambre, harás una segunda vuelta.”

Hoteles y resorts «todo incluido»

Encontramos buffets acogedores llenos de una variedad infinita de gustos y sabores diferentes. Casi el mismo escenario que el anterior, pero en tierra firme. ¿Entonces, qué diferencia hay entre un resort y un crucero? De hecho, cuando elegimos unas vacaciones “todo incluido” tendemos a confortarnos en una burbuja turística ya preparada con las comodidades de nuestro hogar. Los bufés se extienden a lo largo de comedores decorados con flores, llenos de estatuas de frutas y fuentes de chocolate, invitando como las sirenas de Ulises a la lujuria y la glotonería. Como si estuviéramos entrando en una fase en la que nuestros sentidos se embriagan y una vez que volvemos a la mesa nos quedamos con nuestras montañas de comida en los platos que desbordan por los lados, de los que al final solo probamos una pequeña parte.

Refugios y pequeños hoteles

En este caso, la costumbre era que los platos de los invitados fueran ricos y mostraran corpulencia y pompa. Como para ocultar casi un sentido de humildad y sencillez. El invitado es sagrado, pero la comida lo es aún más.

Invertir los roles establecidos

Desperdicio de alimentos

Durante años siempre hemos tenido los roles sociales bien definidos – gracias también a los hechos históricos en curso – enmarcados en  la idea de que mucha comida está automáticamente ligada al concepto de riqueza; una combinación que en los últimos años ya no tiene sentido que exista. Los tiempos han cambiado con el boom económico de la posguerra, las guerras en los países de acogida de turistas, el hambre, la pobreza, la humildad, la sencillez o la atención a nuestras necesidades básicas. La economía mundial ha cambiado, y también, el sentido de la responsabilidad.

Entonces, ¿por qué si todos estos valores cambian tan rápidamente de década en década, dada la velocidad de los tiempos en los que cambia el mundo, no podemos igualmente cambiar estos roles esquemáticos y fosilizados en nuestra opinión pública, o en el sentido civil o simplemente en el sentido común?

La estructura receptiva no debe hacer alarde de riqueza mediante la producción exagerada de alimentos e igualmente de desperdicio. El cliente debe ser tratado bien, con imparcialidad, equidad y amabilidad, no con atracones de comida.

En este sentido, un pequeño truco psicológico que podría ser útil como buen disuasivo del abuso de los buffets, sería la vergüenza. Si el buffet es gratis y libre, la gente no tiene sentido común y se vierte sobre las mesas, llenando montañas de comida en sus platos. Pero si se controla el buffet y los camareros preparan los platos, habría un mayor control tanto de las dosis en los platos como de un filtro inhibidor psicológico por parte del cliente que le obligaría a reducir su hambre exagerada y muchas veces ficticia.

El desperdicio de alimentos más allá del alojamiento tradicional

Según el investigador Juho Pesonen de la Universidad de Finlandia Oriental, «ya podemos ver que hay expertos en la industria del turismo que han logrado reducir el desperdicio de alimentos e incluso han logrado convertirlo en un activo. Sin embargo, no es suficiente que solo los establecimientos tradicionales de alojamiento y servicio de alimentos reduzcan su desperdicio de alimentos, necesitamos que los pisos turísticos se unan. A medida que el sector turístico cambia, la investigación sobre el desperdicio de alimentos y la sostenibilidad se vuelve cada vez más importante.»

Según los investigadores, la reducción integral del desperdicio de alimentos requiere que se identifiquen sus fuentes y cantidades y que se aborde su eliminación por parte de los turistas. Además, es necesario estudiar los factores que impulsan el desperdicio de alimentos en los pisos turísticos y las barreras para su reducción. Finalmente, Juho Pesonen señala que «necesitamos modelos que describan cómo se genera el desperdicio de alimentos en los pisos turísticos y cómo eso posiblemente cambie con el tiempo. Además, necesitamos identificar plataformas e intersecciones donde se pueda abordar el desperdicio de alimentos, por ejemplo, a través de las redes sociales. Al final, todo se reduce al turismo sostenible y la economía circular”.

 512 visitas

Read More

El turismo como una herramienta de paz

«El turismo responsable es el turismo implementado de acuerdo con los principios de justicia social y económica y con pleno respeto por el medio ambiente y las culturas».

Esta es la definición de turismo responsable dada por la AITR (Asociación Italiana de Turismo Responsable). Dicha organización se ocupa de promover un tipo de turismo que reconoce la centralidad de la comunidad de acogida, la cual debe participar en el proceso de desarrollo derivado de los ingresos de la industria del turismo. De esta manera, se consigue una interacción positiva entre viajeros, habitantes locales y operadores.

También llamado como turismo sostenible o solidario, es una forma de turismo que comenzó a desarrollarse desde finales de los años ochenta. Es una especie de enfoque del mundo de los viajes que forma parte de un programa mundial de desarrollo sostenible y respeto por el medio ambiente, que durante años ha comenzado a tratar no solo con organizaciones no gubernamentales, sino también con instituciones.

Por lo tanto, el turismo responsable es una forma de viajar que tiene el menor impacto posible en el entorno natural y en la vida de las comunidades locales, las cuales, deben poder aprovechar el crecimiento económico resultante de la industria del turismo.

Sin embargo, a nivel práctico, ¿cómo se debe elegir un viaje y cuáles son las medidas que se tomarán una vez en el lugar?

El comportamiento del turista responsable

El Touring Club italiano, con la contribución de la Comisión de las Comunidades Europeas y la región de Lombardía para el sector del medio ambiente y la energía, ha publicado la guía «Carta sobre la ética del turismo y el medio ambiente«. En ella, define el turismo como uno de los derechos humanos y como un factor que puede favorecer el encuentro y la paz entre los pueblos, todo en el contexto del desarrollo sostenible y el respeto por el medio ambiente

En la guía, primero encontramos  un breve resumen de los principios éticos generales relacionados con el mundo de los viajes, y luego, un código de conducta dirigido, no solo a las instituciones y operadores turísticos, sino también a los viajeros. Algunos de los puntos del código enfocados al turista son

1. Debe comprometerse a respetar las tradiciones y la cultura de las personas que lo albergan. También a seguir la prohibición de ir a ciertos países, si viven comunidades que no desean recibir visitas como causa probable de desequilibrios.

2. Debe someterse a todas las precauciones de salud necesarias si viaja a países que lo requieren.

3. Es necesario salvaguarde la flora y la fauna del entorno natural que nos rodea.

4. Debe comprometerse a proteger el patrimonio histórico y artístico de la ciudad anfitriona, incluso cuando no haya vigilancia. Queda prohibido, por lo tanto, tomar posesión de activos artísticos o arqueológicos o dañar monumentos con pinturas vandálicas.

5. No dejar residuos en el medio ambiente u otros objetos capaces de dañarlo o incluso provocar incendios.

El turismo como herramienta de paz

Siguiendo el código del comportamiento responsable, y hablándole a un viajero más evolucionado que por naturaleza tiene una sensibilidad más cuidadosa y considerada hacia el país que visita, me gustaría considerar  un viejo mensaje que se remonta al año 2001, pero que aún sigue teniendo vigencia.  Se trata del mensaje que ofreció Juan Pablo II en el día mundial del turismo

El Papa habló de todas las implicaciones positivas y negativas de la industria del turismo, tanto en el país de acogida como del propio turista. En su discurso, resume el significado más profundo del turismo. De cómo éste podría ser realmente utilizado como un arma de paz y diálogo entre los pueblos, de desarrollo y riqueza justa, y también, de interés y educación. Incluso, para aquellos pueblos que no pueden moverse como turistas, pero pueden recibir como anfitriones. 

En mi opinión, el turismo, igual que en todos los aspectos de la vida, si se gestiona bien, realmente puede convertirse en una fuente de riqueza. Y no solo económica, sino también humana, intelectual y cultural. Sin olvidar, la riqueza espiritual e interior, que va más allá del aspecto puramente estético y de imagen al que la sociedad industrial contemporánea le da tanta importancia. Es decir, es necesario buscar una riqueza más intrínseca, gracias a la cual, el turismo puede ser una auténtica herramienta para la paz.

 512 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.