Nuestras impresiones después de la COP26

31 Octubre – 12 Noviembre 2021

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático 2021, también conocida como COP26 (por su 26ª Convención), tuvo lugar en Glasgow del 31 de octubre al 12 de noviembre de 2021, bajo la presidencia del Reino Unido.

El resultado de 12 días de conferencia: una decepción

Una vez más se ha demostrado que debido a las necesidades de los diferentes países, los gobiernos no consiguen ponerse de acuerdo en las soluciones para un problema común, sino que siguen velando por sus intereses. Va a ser muy difícil ver las acciones que se llevan a cabo para salvar el aumento de temperatura y sus consecuentes repercusiones, ya descritas en varios informes del IPCC.

Las ONG que asistieron a la COP26 admiten que la declaración final marca algunos avances, pero acentúan la gran decepción que sienten. Para ilustrar esta decepción, compartimos parte del discurso que hizo Greta Thunberg publicado en el artículo “Radicci” de Giovanni de Mauro en Internazionale:

“No es ningún secreto que la conferencia climática de Glasgow ha sido un fracaso. Debería ser obvio que no podemos resolver la crisis climática con los mismos métodos que la causaron. Y cada vez más personas se dan cuenta de la gravedad de la situación actual. Muchos se preguntan qué es lo que todavía se necesita para que los gobiernos despierten. Pero seamos claros: ya están despiertos. Saben lo que están haciendo y los inestimables valores que están sacrificando para evitar que las cosas cambien. Crean escapatorias y arreglan las cosas para que puedan seguir aprovechándose de este sistema destructivo. Eligen deliberadamente continuar permitiendo la explotación de las personas y la naturaleza y la destrucción de las condiciones de vida presentes y futuras.

La conferencia se ha transformado en un evento de relaciones públicas, donde los líderes dan hermosos discursos y anuncian metas espléndidas, mientras que, bajo la superficie los gobiernos del hemisferio norte, todavía se niegan a actuar drásticamente. (…) Pero los hechos no mienten. Para cumplir los objetivos del Acuerdo de París y minimizar el riesgo de desencadenar reacciones irreversibles, existe la necesidad de reducciones inmediatas y drásticas de las emisiones de gases de efecto invernadero, diferentes a las que el mundo ha visto hasta ahora. Y como no contamos con las soluciones tecnológicas que por sí solas podrían lograr un resultado, aunque sea mínimamente cercano, tenemos que cambiar profundamente nuestra sociedad. (…)

La crisis climática no surge de la nada. Está vinculado a otras crisis e injusticias que se remontan al colonialismo y más allá. Crisis basadas en la idea de que algunas personas valen más y tienen derecho a robar a otras, explotarlas y apoderarse de sus tierras y recursos. Es ingenuo pensar que seremos capaces de resolver esta crisis sin ir a sus raíces. (…) Algunos dicen que somos demasiado radicales, pero la verdad es que ellos son los radicales. Luchar por salvar los sistemas de los que depende nuestra supervivencia no es radical. En cambio, creer que nuestra civilización puede soportar un aumento de 2,7-3 grados centígrados es extremadamente radical, es una pura locura “.

Greta Thunberg, Glasgow, 5 de noviembre de 2021 en la COP26.

 102 visitas

Read More

¿Qué es la Declaración de Glasgow para la acción climática en el turismo?

El jueves 4 de noviembre tuvo lugar durante la COP26 el lanzamiento oficial de la Declaración de Glasgow para la acción climática en el turismo. Travindy ha sido uno de los más de 300 signatarios iniciales (launching signatories) de la Declaración, sumándonos al colectivo mundial de destinos, empresas e iniciativas turísticas para realizar nuestro plan de acción climática adaptado a nuestra realidad y con el objetivo de reducir nuestras emisiones a la mitad de aquí al 2030 y ser carbono neutral antes del 2050.

La Declaración de Glasgow reconoce la necesidad urgente de contar con un plan coherente a nivel mundial para la acción climática en el turismo. Los signatarios se comprometen a medir, descarbonizar, regenerar y desbloquear la financiación. Además, cada signatario se compromete a presentar un plan de acción climática concreto, o un plan actualizado, en los doce meses siguientes a la firma.

 La Declaración de Glasgow se elaboró gracias a la colaboración de la OMT, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Visit Scotland, la Travel Foundation y Tourism Declares a Climate Emergency, en el marco del Programa de Turismo Sostenible de One Planet, comprometido con la aceleración de las modalidades de producción y consumo sostenibles.

Principios de la Declaración de Glasgow para la acción climática en el turismo

Medición: Medir y dar a conocer todas las emisiones relacionadas con los viajes y el turismo. Cerciorarnos de que nuestras metodologías y herramientas estén en consonancia con las directrices de la CMNUCC sobre medición, presentación de informes y verificación, y que sean transparentes y accesibles.

Descarbonización: Determinar y cumplir objetivos alineados con la ciencia del clima para acelerar la descarbonización del turismo. Se incluye ahí el transporte, la infraestructura, el alojamiento, las actividades, las comidas y bebidas y la gestión de residuos. Aunque la compensación puede tener un papel secundario, debe ser complementaria a las reducciones reales.

Regeneración: Restaurar y proteger los ecosistemas, afianzando la capacidad de la naturaleza de capturar el carbono, así como salvaguardando la biodiversidad, la seguridad alimentaria y el suministro de agua. Puesto que una gran parte del turismo se desarrolla en regiones especialmente vulnerables a los impactos del cambio climático, garantizar que el sector pueda apoyar a las comunidades afectadas y en situación de riesgo para mejorar su resiliencia, adaptación y respuesta a los desastres. Ayudar a los visitantes y a las comunidades receptoras a disfrutar de un mejor equilibrio con la naturaleza.

Colaboración: Compartir pruebas de los riesgos y soluciones con todos los agentes y con nuestros huéspedes, y trabajar para asegurarnos de que nuestros planes sean lo más eficaces y coordinados que sea posible. Fortalecer la gobernanza y la capacidad de acción a todos los niveles, inclusive entre las autoridades nacionales y subnacionales, la sociedad civil, las grandes empresas y las pymes, los grupos vulnerables, las comunidades locales y los visitantes.

Financiación: Garantizar que los recursos y la capacidad de las organizaciones sean suficientes para cumplir los objetivos fijados en los planes climáticos, y que se incluya la financiación de la formación, la investigación y la implantación de herramientas fiscales y políticas efectivas cuando sea preciso para acelerar la transición.

Tú también puedes sumar, firmando la Declaración y comprometiéndote a elaborar tu plan de acción climática en los próximos 12 meses basado en los 5 principios fundamentales y comunicando su progreso cada año.

 102 visitas

Read More

Clima, el mundo sigue en el camino de la catástrofe. El nuevo informe de Unep

Un enorme cartel en una playa inglesa para concienciar sobre la necesidad de actuar contra el cambio climático © Christopher Furlong / Getty Image. Fuente: Lifegate

Los compromisos asumidos por los gobiernos de todo el mundo en términos de reducción de las emisiones de gases llevarán al planeta hacia una catástrofe climática. Según un nuevo informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Unep), de hecho, las promesas hechas por los estados y enviadas a las Naciones Unidas no solo no son suficientes para lograr los objetivos del Acuerdo de París, sino que incluso conducirán al crecimiento de la temperatura media global, a finales de siglo, de 2,7 grados centígrados en comparación con los niveles preindustriales.

Si la temperatura promedio global realmente aumentara en 2,7 grados Celsius, los desastres en todo el mundo solo se multiplicarían.

António Guterres: “Falta el liderazgo necesario sobre el clima”

El documento indica cómo las palabras sobre la importancia de la lucha contra el cambio climático, las proclamas sobre la reducción del CO2 y los compromisos para la eliminación de las emisiones netas para 2050 no han sido seguidas de suficientes acciones concretas. Por el contrario, las promesas según el Unep siguen siendo “vagas, a menudo incompletas y no están en consonancia con la mayoría de los programas a corto plazo”.

“Menos de una semana después del inicio de la COP 26 en Glasgow – comentó el secretario general de la ONU, António Guterres – el mundo sigue en el camino de la catástrofe. Como indica el título del informe de este año, “el calor está aquí”. Y como muestra el contenido del documento, el liderazgo que necesitamos está ausente ”

En 2021, las emisiones de CO2 aumentaron un 4,8 por ciento

El Unep también indica cómo, después de una disminución sin precedentes de las emisiones de CO2 debido a la pandemia en 2020 (-5,4 por ciento), se espera un nuevo y marcado crecimiento. Las estimaciones preliminares para 2021 indican un aumento del 4,8 por ciento, a un nivel general ligeramente inferior al récord histórico alcanzado en 2019.

Unep, para llegar a las conclusiones expuestas en el informe, examinó las NDC (Contribuciones determinadas a nivel nacional) presentadas el 30 de septiembre por 191 Partes: 190 naciones más la Unión Europea. Estas son las promesas de reducción hechas por cada gobierno. A esa fecha, solo 120 ejecutivos, cuyas emisiones de CO2 son aproximadamente la mitad del total en el mundo, han enviado nuevas promesas concretas.

China presenta nuevos compromisos, juzgados insatisfactorios por las ONG

Por otro lado, no fue posible tomar en cuenta el nuevo aporte que llegó el 28 de octubre, apenas unas horas después del inicio de la COP 26, desde China. La nación asiática presentó su nueva NDC, particularmente esperado, debido al peso de Beijing en términos de emisiones de gases. En realidad, el documento no presenta grandes avances: los dos objetivos principales – alcanzar las emisiones máximas “antes de 2030” y la neutralidad de carbono “antes de 2060” – simplemente se han confirmado.

Al mismo tiempo, Australia también, el principal exportador mundial de carbón, también ha presentado una nueva NDC, en la que por primera vez se indica el objetivo de neutralidad de carbono para 2050. Pero en el documento no se dan detalles sobre cómo la nación planea hacerlo.

Para el objetivo de 1,5 grados, los esfuerzos deben multiplicarse por siete

Como explica Anne Olhoff, una de las autoras del informe, por lo tanto, se han logrado “algunos avances”, pero de una manera “todavía en gran medida insuficiente”. Sobre la base de las NDC actuales, de hecho, la disminución de las emisiones, de aquí a 2030, será solo del 7,5%, en comparación con los compromisos anteriores.

Si queremos limitar el crecimiento de la temperatura media global a 1,5 grados y frenar el cambio climático, el esfuerzo tendrá que ser siete veces superior al anunciado hasta ahora.


Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Andrea Barolini: “Clima, il mondo rimane sulla via della catastrofe. Il nuovo rapporto dell’Unep” 

 102 visitas

Read More

El futuro (sostenible) del turismo: cómo convertirse en ‘ecoturista’ en cinco pasos

Si algo nos demostró el confinamiento –más allá de sus duras consecuencias– es que cuando la actividad humana pisa el freno, la naturaleza florece. Respetar el medio ambiente, para que vuelva a renacer allá donde ha sido dañado, es uno de los pilares fundamentales de la Agenda 2030 de Naciones Unidas. Algo a tener muy en cuenta en un día como hoy, dedicado al turismo, una de las actividades más contaminantes.

Para que las generaciones futuras puedan seguir disfrutando de nuestros pueblos, bosques y playas, reducir el impacto medioambiental de todas las actividades humanas –viajes incluidos– es fundamental. Y es que el papel del turismo sostenible en la Agenda 2030 es determinante.

Para la Organización Mundial del turismo (OMT), encargada de establecer las directrices y aplicar las políticas que regulan su gestión, no hay lugar a dudas: el turismo ha de tener “plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas”.

El ecoturismo o turismo sostenible, por tanto, se presenta como una alternativa que, en realidad, no supone grandes cambios para el turista –más allá de tener en cuenta algún que otro detalle–, aunque sí para el planeta. Y también para los trabajadores de un sector, muchas veces, precarizado.

La completa transformación de este sector hacia uno más sostenible pasa, también, por la manera en que los turistas nos relacionamos con los lugares que visitamos.

Tren antes que avión

El ecoturismo empieza en las primeras fases del viaje. Y la elección del medio de transporte es primordial: el tren es uno de los más sostenibles y menos contaminantes. Por eso los expertos recomiendan, siempre que sea posible, subirse al ferrocarril. Especialmente en todos aquellos desplazamientos que se puedan realizar en menos de dos horas y media en tren.

Ecoalojamiento

Las políticas del establecimiento donde uno se aloja en su destino son una parte importante del ecoturismo.Nnunca está de más comprobar antes del viaje que el alojamiento trabaja con proveedores turísticos locales que apoyan la conservación del lugar que se visita.

Apostar por lo local

Comprar alimentos, recuerdos y todas las necesidades que despierte el viaje en establecimientos locales. Esto favorecerá el crecimiento económico y el desarrollo del comercio del municipio.

Turismo sin huella

Para respetar el entorno se torna fundamental algo que puede parecer obvio: no tirar basura al suelo, dejar el lugar que se visita como se encontró y llevarse en la mochila los residuos que cada cual genere. Pero, además, los souvenirs no se encuentran abandonados en la naturaleza.

En el respeto está el ecoturismo

El mundo está lleno de ritos, costumbres y espacios sagrados diferentes. Y precisamente eso es lo que convierte un viaje en una aventura. Cada comunidad tiene sus tradiciones y religiones, muchas de ellas ligadas a la propia cultura del lugar.

Este articulo es un resumen de la noticia original publicada en El Español “El futuro (sostenible) del turismo: cómo convertirse en ‘ecoturista’ en cinco pasos

 102 visitas

Read More

El proyecto Finhava promueve la economía circular entre el sector primario y el hotelero

El pasado jueves las instalaciones de Fruites i Verdures Son March de sa Pobla acogieron la presentación del proyecto pionero Finhava, una plataforma tecnológica para promover la economía circular, la agricultura local y el turismo sostenible.

El sistema consiste en calcular la materia orgánica que los establecimientos hoteleros producen y que viene derivada del consumo en sus instalaciones. Esta materia se transporta hasta las plantas de Tirme para ser transformada en compost ecológico, que seguidamente reciben los agricultores locales para abonar los cultivos. Uno de los aspectos más importantes en el proceso consiste en que el distribuidor adquiere los productos consumibles del agricultor por un peso equivalente a la materia orgánica creada en el primer paso del ciclo, por lo que los alimentos son reintroducidos en la cadena para cerrar así el engranaje de la economía circular. Otra novedad es que tanto los consumidores como cualquier agente implicado en la cadena podrá seguir la trazabilidad de cada producto mediante un código QR.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada en Ultimahora: “El proyecto Finhava promueve la economía circular entre el sector primario y el hotelero

 102 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.