Plan de dinamización turística Camp de Morvedre

Hace unas semanas tuvimos la oportunidad de participar en un viaje de familiarización en la Comarca de Camp de Morvedre, como parte del Plan de Dinamización y Gobernanza Turística de esta comarca, puesto en marcha por el Patronato Provincial del Turismo de Valencia, la Generalitat Valenciana y el Ayuntamiento de Sagunto. La iniciativa se llevó a cabo con la intención de dinamizar el turismo a través de los recursos naturales, culturales y gastronómicos que alberga toda esta zona, siempre bajo el paraguas de la sostenibilidad y del turismo responsable.

Descrubriendo el Camp de Morvedre

La Comarca está conformada por 16 municipios: Albalat dels Tarongers, Alfara de la Baronia, Algar de Palància, Algímia d´Alfara,, Canet d´en Berenguer, Estivella, Segart, Quartell,Petrés, Faura, Gilet, Quart de les Valls, Sagunto, Benavites, Benifairó de les Valls, Torres Torres, de los cuales visitamos los últimos siete.

Empezamos con la visita al Centro de Educación Ambiental de la Comunitat Valenciana (CEACV), ubicado en el interior de la Alquería dels Frares que data del del s. XVII. Entre los objetivos del Centro destacan la divulgación de información ambiental y la educación en los valores de la sostenibilidad, la solidaridad, la responsabilidad, la equidad y la justicia social.

CEACV. Fuente: https://agroambient.gva.es/es/web/ceacv

Cerca del CEACV encontramos el Grau Vell o puerto antiguo de Sagunto. Ahí, de la mano de nuestro guía, recorrimos el Fortín del Grau Vell del s. XV, un complejo defensivo donde destaca la torre, construida con el fin de dotar de seguridad a la zona costera de la zona. Fue declarado Bien de Interés Cultural en 2003. 

Continuamos nuestro recorrido junto a Virgilio Beltrán, un ornitólogo, biólogo y educador ambiental de larga y reconocida trayectoria, amante de la naturaleza y en especial de las aves. Con él conocimos la Marjal dels Moros: un humedal designado como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) e incluido en la Red Natura 2000. Este humedal es de gran importancia para la preservación y reproducción de especies amenazadas o en peligro de extinción, para la conservación de la avifauna local y de las aves migratorias.

Al día siguiente, iniciamos nuestro recorrido por la comarca a bordo de una bici eléctrica. Nuestro punto de partida fue la Font de Quart, un manantial de agua dulce que ha sido reconvertido en área recreativa y donde convergen locales y foráneos para disfrutar de un entorno tranquilo y de gran belleza.

Desde ahí, nos dirigimos a Benavites, donde nos dejamos cautivar por su Torre de la Señoría también conocida como Casa del Marqués de Bélgica. Se trata de una torre medieval con gran influencia italiana. Ha sido restaurada recientemente y está ansiosa por poder mostrarse a sus visitantes. Sus habitantes se muestran muy orgullosos de ella, tanto así, que de forma espontánea se unen a la visita guiada para poder contar sus propias anécdotas relacionadas con esta torre. 

De la mano del Alcalde de Benifairó de les Valls conocimos la Casa de Sánchez Coello, pintor de cámara de Felipe II. Su relevancia y su arte fueron inmensos, pero su figura se vio un tanto eclipsada por la presencia de Velázquez quien coincidió con él en el mismo periodo histórico. 

También en Benifairó, y también en bici, subimos hasta la Ermita de la Mare de Déu del Bon Succés. Un lugar desde donde tendrás unas vistas privilegiadas de gran parte de los cinco pueblos de la Vall de Segò. Hasta aquí puedes subir en bici o en coche, o puedes ascender los 189 escalones que te conducirán a ella. 

Muy cerquita de Benifairó, se encuentra Faura y su Casa Comtal, una pequeña fortaleza que defendía la antigua alquería islámica y que más adelante se convirtió en casa residencial que a día de hoy continúa habitada por los descendientes de los dueños originales. 

Seguimos hasta la población de Torres Torres. Ahí aprendimos la diferencia entre los arroces y La Paella. Aprendimos que la mejor paella es la que hace básicamente cada uno en su casa, que pareciera muy diferente a la del resto. Que para que sea una buena paella, se tiene que hacer con agua del Levante y que lo que más mola es hacer un “convoy” de amigos o familia alrededor de los fogones un domingo, mientras se va preparando el manjar valenciano. 

Conocimos también a su alcaldesa Amparo Bolós quien resultó ser nuestra cicerone en el pueblo y la encargada de enseñarnos los Baños Árabes. Su espectacular belleza les ha valido para ser declarados Monumento Nacional y más recientemente, Bien de Interés Cultural. Son uno de los pocos ejemplos que se pueden observar tanto en la Comunidad Valenciana como a nivel nacional, ya que la mayoría se encuentran en Andalucía. Recientemente han sido restaurados por lo que vale muchísimo la pena visitarlos. 

Para cerrar la tarde con broche de oro subimos hasta el Mirador del Garbí desde el cual pudimos disfrutar de estas maravillosas vistas. 

La noche la pasamos en un sitio tan peculiar como interesante, el Monasterio del Santo Espíritu del Monte en Gilet, ubicado en plena Sierra Calderona. Ahí nos recibieron el Fray Fernando Hueso, custodio del Monasterio y guardia de la orden franciscana, y Amparo, mano derecha de Fernando y del resto de frailes que habitan allí. 

La experiencia fue sorprendente en todos los sentidos. Lejos de toparnos con personas silenciosas y parsimoniosas, dimos con un grupo de frailes increíblemente dicharacheros, ocurrentes y divertidos. No solo tuvimos la suerte de cenar y pasar la noche en el Monasterio sino que Fray Fernando nos otorgó el privilegio de mostrarnos la biblioteca. Un espacio donde se guardan auténticos tesoros que se remontan, incluso, hasta el s. XV. ¡Un auténtico lujazo!

Y, claro, hablando de este Monasterio, no podemos dejar atrás al influencer de los franciscanos, Fray Ángel, quien cuenta a día de hoy con la nada deleznable cifra de  159.000 seguidores en su canal de cocina en YouTube .

Los ingresos percibidos por los servicios de hospedería y del canal de YouTube les ayudan a mantener los costes del mantenimiento del Monasterio y para sus limitados gastos personales. 

Finalmente, la capital de Camp de Morvedre, Sagunto, fue la encargada de darnos la despedida en este viaje tan especial. La Domus dels Peixos y el Museo Vía del Pórtico nos mostraron su esplendoroso pasado romano. En el primero destaca una villa romana que responde al modelo de casa de atrio pompeyana y que todavía conserva pinturas murales originales. Y en el museo, la joya de la corona es una espectacular calzada romana de 60 metros lineales, única en su estilo, conservada en un entorno urbano, en la Comunidad Valenciana

Y, por supuesto, hablando de Sagunto no podemos olvidarnos de mencionar su Castillo, el Museo Arqueológico y el Teatro Romano, indispensables para entender la historia de la ciudad. 

El mayor tesoro

De Camp de Morvedre nos ha gustado todo: sus paisajes, su gastronomía, su historia, pero lo que más, sin duda, ha sido su gente. Sus habitantes, alcaldes, regidores, guías, gente de a pie que se para, para asegurarse de que el guía nos esté contando todo sobre su ciudad, el abuelo que sale de su casa para contarnos que el mortero gigante que está en la Torre de la Señoría en Benavites perteneció a su abuela… Ellos son los verdaderos protagonistas, los que le dan el alma a estos pueblos y quienes quieren darlos a conocer porque saben el valor de sus recursos y quieren que la gente vaya a verlos y los valoren también. 

Muchos de los edificios históricos presentes están recién restaurados y puestos a punto para que los visiten, cuentan con guías muy profesionales y con todo lo que se necesita para recibir a los turistas. Sin embargo, algunos de estos edificios están cerrados porque no hay casi visitantes. Para abrirlos, se debe llamar al Ayuntamiento o a algún teléfono determinado para que se haga la visita de forma puntual.

El turismo como catalizador del desarrollo socieconómico

De nosotros, como visitantes, depende que el turismo sirva efectivamente como catalizador socioeconómico de los pueblos y que nuestra demanda pueda activarlos de forma permanente.

Así que ya sabes, la próxima vez que vayas a la Comunidad Valenciana, recuerda que es mucho más que playa, y que hay mucho que ver, que contar y que disfrutar a lo largo y ancho de su territorio. Y, por supuesto, recuerda visitar el Camp de Morvedre. 

 315 visitas

Read More

¿Qué es la Declaración de Glasgow para la acción climática en el turismo?

El jueves 4 de noviembre tuvo lugar durante la COP26 el lanzamiento oficial de la Declaración de Glasgow para la acción climática en el turismo. Travindy ha sido uno de los más de 300 signatarios iniciales (launching signatories) de la Declaración, sumándonos al colectivo mundial de destinos, empresas e iniciativas turísticas para realizar nuestro plan de acción climática adaptado a nuestra realidad y con el objetivo de reducir nuestras emisiones a la mitad de aquí al 2030 y ser carbono neutral antes del 2050.

La Declaración de Glasgow reconoce la necesidad urgente de contar con un plan coherente a nivel mundial para la acción climática en el turismo. Los signatarios se comprometen a medir, descarbonizar, regenerar y desbloquear la financiación. Además, cada signatario se compromete a presentar un plan de acción climática concreto, o un plan actualizado, en los doce meses siguientes a la firma.

 La Declaración de Glasgow se elaboró gracias a la colaboración de la OMT, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Visit Scotland, la Travel Foundation y Tourism Declares a Climate Emergency, en el marco del Programa de Turismo Sostenible de One Planet, comprometido con la aceleración de las modalidades de producción y consumo sostenibles.

Principios de la Declaración de Glasgow para la acción climática en el turismo

Medición: Medir y dar a conocer todas las emisiones relacionadas con los viajes y el turismo. Cerciorarnos de que nuestras metodologías y herramientas estén en consonancia con las directrices de la CMNUCC sobre medición, presentación de informes y verificación, y que sean transparentes y accesibles.

Descarbonización: Determinar y cumplir objetivos alineados con la ciencia del clima para acelerar la descarbonización del turismo. Se incluye ahí el transporte, la infraestructura, el alojamiento, las actividades, las comidas y bebidas y la gestión de residuos. Aunque la compensación puede tener un papel secundario, debe ser complementaria a las reducciones reales.

Regeneración: Restaurar y proteger los ecosistemas, afianzando la capacidad de la naturaleza de capturar el carbono, así como salvaguardando la biodiversidad, la seguridad alimentaria y el suministro de agua. Puesto que una gran parte del turismo se desarrolla en regiones especialmente vulnerables a los impactos del cambio climático, garantizar que el sector pueda apoyar a las comunidades afectadas y en situación de riesgo para mejorar su resiliencia, adaptación y respuesta a los desastres. Ayudar a los visitantes y a las comunidades receptoras a disfrutar de un mejor equilibrio con la naturaleza.

Colaboración: Compartir pruebas de los riesgos y soluciones con todos los agentes y con nuestros huéspedes, y trabajar para asegurarnos de que nuestros planes sean lo más eficaces y coordinados que sea posible. Fortalecer la gobernanza y la capacidad de acción a todos los niveles, inclusive entre las autoridades nacionales y subnacionales, la sociedad civil, las grandes empresas y las pymes, los grupos vulnerables, las comunidades locales y los visitantes.

Financiación: Garantizar que los recursos y la capacidad de las organizaciones sean suficientes para cumplir los objetivos fijados en los planes climáticos, y que se incluya la financiación de la formación, la investigación y la implantación de herramientas fiscales y políticas efectivas cuando sea preciso para acelerar la transición.

Tú también puedes sumar, firmando la Declaración y comprometiéndote a elaborar tu plan de acción climática en los próximos 12 meses basado en los 5 principios fundamentales y comunicando su progreso cada año.

 315 visitas

Read More

El futuro (sostenible) del turismo: cómo convertirse en ‘ecoturista’ en cinco pasos

Si algo nos demostró el confinamiento –más allá de sus duras consecuencias– es que cuando la actividad humana pisa el freno, la naturaleza florece. Respetar el medio ambiente, para que vuelva a renacer allá donde ha sido dañado, es uno de los pilares fundamentales de la Agenda 2030 de Naciones Unidas. Algo a tener muy en cuenta en un día como hoy, dedicado al turismo, una de las actividades más contaminantes.

Para que las generaciones futuras puedan seguir disfrutando de nuestros pueblos, bosques y playas, reducir el impacto medioambiental de todas las actividades humanas –viajes incluidos– es fundamental. Y es que el papel del turismo sostenible en la Agenda 2030 es determinante.

Para la Organización Mundial del turismo (OMT), encargada de establecer las directrices y aplicar las políticas que regulan su gestión, no hay lugar a dudas: el turismo ha de tener “plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los visitantes, de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas”.

El ecoturismo o turismo sostenible, por tanto, se presenta como una alternativa que, en realidad, no supone grandes cambios para el turista –más allá de tener en cuenta algún que otro detalle–, aunque sí para el planeta. Y también para los trabajadores de un sector, muchas veces, precarizado.

La completa transformación de este sector hacia uno más sostenible pasa, también, por la manera en que los turistas nos relacionamos con los lugares que visitamos.

Tren antes que avión

El ecoturismo empieza en las primeras fases del viaje. Y la elección del medio de transporte es primordial: el tren es uno de los más sostenibles y menos contaminantes. Por eso los expertos recomiendan, siempre que sea posible, subirse al ferrocarril. Especialmente en todos aquellos desplazamientos que se puedan realizar en menos de dos horas y media en tren.

Ecoalojamiento

Las políticas del establecimiento donde uno se aloja en su destino son una parte importante del ecoturismo.Nnunca está de más comprobar antes del viaje que el alojamiento trabaja con proveedores turísticos locales que apoyan la conservación del lugar que se visita.

Apostar por lo local

Comprar alimentos, recuerdos y todas las necesidades que despierte el viaje en establecimientos locales. Esto favorecerá el crecimiento económico y el desarrollo del comercio del municipio.

Turismo sin huella

Para respetar el entorno se torna fundamental algo que puede parecer obvio: no tirar basura al suelo, dejar el lugar que se visita como se encontró y llevarse en la mochila los residuos que cada cual genere. Pero, además, los souvenirs no se encuentran abandonados en la naturaleza.

En el respeto está el ecoturismo

El mundo está lleno de ritos, costumbres y espacios sagrados diferentes. Y precisamente eso es lo que convierte un viaje en una aventura. Cada comunidad tiene sus tradiciones y religiones, muchas de ellas ligadas a la propia cultura del lugar.

Este articulo es un resumen de la noticia original publicada en El Español “El futuro (sostenible) del turismo: cómo convertirse en ‘ecoturista’ en cinco pasos

 315 visitas

Read More

El proyecto Finhava promueve la economía circular entre el sector primario y el hotelero

El pasado jueves las instalaciones de Fruites i Verdures Son March de sa Pobla acogieron la presentación del proyecto pionero Finhava, una plataforma tecnológica para promover la economía circular, la agricultura local y el turismo sostenible.

El sistema consiste en calcular la materia orgánica que los establecimientos hoteleros producen y que viene derivada del consumo en sus instalaciones. Esta materia se transporta hasta las plantas de Tirme para ser transformada en compost ecológico, que seguidamente reciben los agricultores locales para abonar los cultivos. Uno de los aspectos más importantes en el proceso consiste en que el distribuidor adquiere los productos consumibles del agricultor por un peso equivalente a la materia orgánica creada en el primer paso del ciclo, por lo que los alimentos son reintroducidos en la cadena para cerrar así el engranaje de la economía circular. Otra novedad es que tanto los consumidores como cualquier agente implicado en la cadena podrá seguir la trazabilidad de cada producto mediante un código QR.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada en Ultimahora: “El proyecto Finhava promueve la economía circular entre el sector primario y el hotelero

 315 visitas

Read More

Responsabilidad digital en el turismo: ¿cuáles son las soluciones?

Si bien la relación entre la responsabilidad digital y la promoción del turismo se trató en un artículo anterior, vuelvo con Fabien Perot para destacar algunas soluciones.

Las diferentes implicaciones de lo digital en la industria del turismo

Para mantener su competitividad y su atractivo, los agentes turísticos utilizan herramientas digitales para su organización interna y la gestión de sus clientes, y recolectan una cantidad considerable de información cruzada con la disponible en Internet, para optimizar su producto y su servicio. Este uso interno de la tecnología digital implica ciertas problemáticas energéticas en cuanto a la recolección, gestión y almacenamiento de estos datos.

A nivel de la comunicación, se ha instalado en el sector una cierta presión digital, apoyada en su fuerte intensidad competitiva, que empuja a cada actor a sucumbir a las exigencias del mercado en cuanto a la omnipresencia digital y sobreproducción de contenidos. Frente a los diferentes algoritmos de las redes sociales, la llegada del SEO y el considerable peso de los medios sociales del turismo (blogs, Reviews sites, Tripadvisor), los actores del sector se ven fuertemente influenciados por esta presión para seguir la corriente, para conseguir hacerse un lugar.

¿Qué herramientas y prácticas daría para reducir el impacto digital de las herramientas de gestión interna y de relación al cliente?

“Cuando existen alternativas eco-responsables (como Ecomail para los correos electrónicos o FileVert para la transferencia de archivos), por supuesto que es beneficioso para todos recurrir a este tipo de herramientas. Desgraciadamente, no es el caso de todo: las herramientas de marketing, los sistemas de newsletters, las redes sociales, no todos tienen alternativas de diseño ecológico. Por eso puede ser interesante, para empezar el proceso, mejorar lo que ya se hace: controlando el peso de los correos electrónicos en las campañas de newsletter, optimizando el peso de los contenidos de fotos y vídeos, publicando menos (¡pero mejor!) en las redes sociales.”

El impacto de la crisis sanitaria en la dimensión tecnológica del turismo

El sector turístico sigue superándose y reinventándose para sobrevivir a la crisis sanitaria, que marca un verdadero punto de inflexión en el comportamiento digital de los consumidores. El turismo ha tenido que recurrir a la tecnología digital para mantenerse en contacto con sus clientes, y el público ha tenido que seguir conectado para seguir viajando desde casa.

Además de la necesidad de que los profesionales trabajen en línea para mantener el negocio, las visitas virtuales y la publicación de contenidos se han sumado al impacto medioambiental de lo digital en el sector turístico. Con las restricciones a los viajes de los visitantes, los buscadores de escapadas recurren a lo digital para disfrutar de las artes, la naturaleza y mucho más.

La responsabilidad digital en la comunicación del marketing turístico

Caracterizado por ser un sector experiencial e inspirador, la creación de contenidos desempeña un papel crucial a la hora de conquistar al público. La alta intensidad competitiva del sector encierra a los actores en un círculo vicioso en el que la sobreproducción mantiene la visibilidad digital y permite marcar la diferencia. Es un cambio de mentalidad y de lógica que nos invita a revisar este modelo y a adoptar comportamientos de producción más conscientes y responsables: ¿Es realmente necesario producir un artículo sobre el Machu Picchu si ya existen miles? ¿Es relevante seguir un calendario de marketing sobrecargado, sólo para que el algoritmo funcione?

Estas preguntas están en el centro del proceso de transición ecológica digital, donde nos cuestionamos la verdadera relevancia y utilidad de nuestras acciones. De esta toma de conciencia han surgido varios conceptos y métodos para aportar soluciones a la industria:

  • Slow content: Anclado en el concepto del Slow life, invita a los creadores de contenidos a bajar el ritmo y crear menos, pero con más relevancia en términos de calidad y duración. Se añade el reciclaje de contenidos, para presentar el arte de la reutilización de contenidos de forma inteligente y responsable.
  • Jugando al low. Después de ralentizar al ritmo del slow, se nos invita a adoptar una low posture, en cuanto a los contenidos, optimizando los formatos utilizados (estar atentos a la producción de vídeo en alta definición para la promoción, por ejemplo), y en cuanto a los medios de comunicación, interesándose por la low tech (tecnologías diseñadas para ser útiles, sostenibles y accesibles para todos).
  • Siendo consciente de su impacto. El impacto cero sigue siendo imposible, pero podemos decidir transformar nuestro impacto en positivo con el uso de plataformas, aplicaciones y herramientas eco-responsables, ofreciendo una reducción y optimización del impacto, pero también compensándolo con iniciativas ecológicas o sociales.

En comunicación se habla mucho de ecodiseño de los medios. ¿Cómo presentaría esta solución para el turismo?

“En realidad, es bastante fácil imaginar la comunicación en papel, ya que podemos optar por gráficos, tintas y papel mucho más económicos que lo que se hacía en el pasado. Pero la idea es la misma cuando se trata de lo digital. Evidentemente, esto adopta diferentes formas, ya sea un sitio web ecodiseñado, una identidad gráfica mejor trabajada o un contenido escrito más cualitativo, pero las técnicas son fácilmente realizables: un diseño refinado, un tipo de letra bien elegido, la elección de un host eco responsable, y muchas otras: tantas posibilidades para que los actores del turismo puedan integrar el enfoque del ecodiseño en su comunicación.”

En el centro de las tendencias digitales, la tecnología digital responsable se enriquece cada vez más con nuevas iniciativas e innovaciones que mejoran, optimizan y solucionan diversas herramientas, técnicas y prácticas profesionales. Un avance tecnológico que forma parte del cambio de conciencia en la industria turística, permitiendo que el turismo se realice de forma diferente y que lo digital se utilice de otra manera.

 315 visitas

Read More

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.