Análisis del Efecto Invernadero en la Marca España

Estados Unidos, el país de los extremos, se divide entre la cruzada por liderar los combustibles fósiles del presidente y la determinación de ciudades como Nueva York, donde se han propuesto desinvertir 5.000 millones de dólares de la ciudad en empresas relacionadas con la combustión fósil.

La Unión Europea, presumiblemente escarmentada por ciertos excesos de liderazgo post-protocolo de Kyoto que le han restado competitividad, parece jugar a dos bandas y coquetea con el Gas Natural – causante del efecto invernadero y perpetuador de la dependencia energética – a la vez que promueve un discurso de liderazgo medioambiental que da resultados. Y si, en la distancia corta – más en España que en otros países – resulta descorazonador. Pero hay brotes verdes en la vieja Europa y los consumidores dirigimos inexorablemente al mercado hacía la sostenibilidad. Nobleza obliga.

Inventario Nacional de Emisiones de Gases de Efecto Invernadero

En España las emisiones parecen ir de la mano de la evolución del PIB y eso no indica que estén bajo control, al contrario. En la Unión Europea las emisiones bajan (-24% desde 1990) y el PIB crece (50% desde 1990).
España, la 5ª economía de la Eurozona, es por amplísimo margen el estado que más ha aumentado sus emisiones desde 1990, algunos como Austría básicamente empatan.

Resulta tentador profundizar, preguntarse cómo habría sido la evolución en la economía, la calidad del aire y el liderazgo español en la transición energética en otro contexto, pero entendemos que términos como “parón versus timo” (de las renovables), aún agitan sentimientos de pertenencia ideológica en la opinión pública y no queremos distraer al lector.

Diversidad bajo el Sol, la Marca España

La marca España es internacionalmente reconocida por el sol de Miró. Un concepto, la representación abstracta de un país, que ha sido imitado por decenas de estados desde que se utilizó en España para promover el turismo y transmitir la imagen de un país renovado e ilusionado bajo el lema “diversidad bajo el sol” implícito en la obra.

España ha sido pobre en recursos energéticos de los que han regido – y contaminado – el mundo, pero es especialmente rica en los elementos protagonistas de la transición energética: Sol, Viento y Mar.

Lo que pudo haber sido y no fue carece de importancia, la dimensión de la oportunidad que tenemos es tan grande y la energía de los nuevos consumidores tan determinante y diferente que solo podemos ser optimistas.

Lo peor ya ha pasado y tenemos ante nosotros la oportunidad de ser actores relevantes de la más transformadora de las revoluciones conocidas.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Energy Flow Concept: “Análisis del Efecto Invernadero en la Marca España”.

 278 visitas

Comentarios

Deja un comentario


* Campos obligatorios.

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.