La dura realidad del desarrollo turístico en Indonesia

Eturismo es una prioridad del presidente de Indonesia, Joko Widodo, quien ha construido una gran cantidad de infraestructura para ello además de políticas beneficiosas hacia inversores extranjeros. También ha llevado a cabo una política amistosa hacia los turistas extranjeros, sin embargo, parece que se ha olvidado de su propia gente.

Muchos desarrollos de infraestructura no brindan prosperidad a las comunidades locales. El gobierno necesita maquillar los aspectos ásperos del turismo en Indonesia.

Kota Batu, en Java Oriental, es un lugar turístico que a menudo es promocionado con orgullo por el gobierno. La ciudad tiene un millón de encantos e impresionantes paisajes naturales, pero una política de turismo que no considera los impactos ambientales.

En 2005, había 111 fuentes de agua utilizadas por los residentes en Kota Batu. Entre 2012 y 2014, la presencia de resorts y hoteles abundaba en la ciudad, y los manantiales uno por uno utilizados por los ciudadanos desaparecieron, dejando solo 58 fuentes de agua el año pasado, según Tirto.id.

La construcción del aeropuerto de Kulon Progo, en la región de Yogyakarta para apoyar la zona turística de Borobudur, también es problemática. La construcción del aeropuerto viola el plan espacial de la región de Java-Bali como se especifica en un Reglamento Presidencial de 2012 y un reglamento provincial anterior, que no incluyen ningún mandato para la construcción de aeropuertos en la costa de Kulon Progo. De hecho, el área ha sido designada como zona geológica protegida porque es un área propensa a tsunamis.

Este es un extracto de un artículo originalmente publicado por Asia Times .

 301 visitas

Comentarios

Deja un comentario


* Campos obligatorios.

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.