“Experiencias Rarámuri”, una inmersión a la cultura de la Sierra Tarahumara

Limpia tu vida de la ansiedad, de la impaciencia, de tantas cosas que te afanan pero te separan de nuestra madre tierra, así encontrarás tranquilidad. Destruye el deseo de poseerla, tú ya eres parte de ella, comparte sus frutos lo mejor que puedas dando cariño y amor sin esperar recompensa, así, encontrarás la paz duradera y comenzarás a ser un verdadero Rarámuri”.

Estas palabras de presentación nos impregnan del espíritu de Experiencias Rarámuri, proyecto ganador del Reconocimiento a la Diversificación del Producto Turístico Mexicano 2018 en la Categoría de Turismo Cultural. Experiencias Rarámuri no es un producto turístico habitual: sus propuestas envuelven al visitante en el corazón de la Sierra Tarahumara (Chihuahua, México) y le sumergen en su cultura.
Pero, para los que no conozcáis la cultura Rarámuri de la Sierra Tarahumara, ¿qué es lo que tiene de particular? ¿Qué es eso que la hace única, especial y diferente de las demás culturas del norte de América? Los tarahumaras son uno de los últimos grupos de América del Norte que han mantenido su lengua y tradiciones intactas. Además, son internacionalmente conocidos como los mejores corredores de larga distancia en el mundo.
Entre el equipo co-creador de Experiencias Rarámuri está La Mano del Mono y el Center for Responsible Travel (CREST), y destacan que “es una propuesta innovadora y exitosa, basada en un modelo de negocio social en el que convergen distintos elementos en un producto turístico”. La propuesta se enfoca en fortalecer medios de vida locales de familias de comunidades Rarámuri, concretamente las comunidades Bacajipare y Huetosachi, al mismo tiempo que les empodera en el manejo y cuidado de sus territorios.
La innovación no sólo radica en el producto en sí, sino en el proceso de co-creación del mismo con las comunidades. En el proceso de co-diseño participaron más de 50 empresarios y aliados comerciales, más de 50 personas de las comunidades Rarámuri, liderados por La Mano del Mono, CREST, CONTEC, El Parque de Aventura de Barrancas del Cobre y por la Secretaría de Innovación y Desarrollo Económico a través de la Dirección de Turismo del Estado de Chihuahua, en un proceso de 24 meses.
Con el proyecto se consiguen dos grandes objetivos: por un lado, diversificar la oferta del destino Barrancas del Cobre con productos turísticos culturales de alta calidad; por otro, se revaloriza la cultura Rarámuri como la esencia de la Sierra Tarahumara, al mismo tiempo que se diversifican los ingresos económicos de la comunidad. Es especialmente interesante la creación de empleos para jóvenes y mujeres en comunidades integradas por 100 familias.
Actualmente ofrecen seis experiencias basadas en el contacto directo con las comunidades. Las actividades denominadas “Pies ligeros”, “Sendero de Gigantes”, “Sendero de los Antiguos” y “Sendero Panóramico” tienen como protagonistas el impresionante paisaje de la Sierra Tarahumara y las historias de sus habitantes y sus antepasados. Las experiencias “Cocina Rarámuri” y “Tejiendo Historias” conectan con la parte más creativa del visitante, permitiéndole preparar sus propios alimentos Rarámuri en compañía de las mujeres de la comunidad y sus propias piezas de artesanía de la mano de las artesanas y los artesanos Rarámuri.

Crédito: Mauricio Miramontes para La Mano del Mono

Ante todo: transparencia

Con tan sólo el 3% de los turistas que visitan Barrancas del Cobre y eligen vivir experiencias Rarámuri, el modelo logra generar ingresos de $831.000 pesos anuales para las comunidades locales, además de la derrama generada en aliados y en el destino. El 20% de estos ingresos comunitarios se reinvierten en la propia comunidad para financiar necesidades como atención médica, captación de agua de lluvia, educación de los niños y mantenimiento de caminos, entre otras.
La innovación del producto se basa en 5 características:

  1. Globalmente único: remarca la especificidad de la cultura Rarámuri.
  2. Culturalmente auténtico: destaca la fuerte organización social como una de las principales razones que les permite reproducir su lengua y su cultura.
  3. Totalmente interactivo: las Experiencias Rarámuri están diseñadas para envolver al turista en sus sentidos. Tocan los tejidos de las artesanías, huelen los alimentos tradicionales, prueban la comida típica, observan el impresionante paisaje.
  4. Fuertemente inspiracional: la experiencia está diseñada para estar en contacto directo con la comunidad, con sus mujeres, sus jóvenes y sus ultramaratonistas. El turista vive algo único que le inspirará a seguir respetando la cultura de las tierras que visita.
  5. Localmente rentable: los productos turísticos son económicamente rentables para las comunidades. Destacan especialmente el valor de las artesanías y los alimentos Rarámuri, ya que está diseñado para tener una interacción directamente con la mujer artesana o la mujer en su cocina. También las y los guías aumentan sus ingresos al compartir sus propias historias mientras caminan por los paisajes de las Barrancas.

El proceso se basó en el Modelo Ecoturismo y Aventura Market Ready.

Se trata de un modelo internacional que fortalece cadenas de valor creando certidumbre en la industria de ecoturismo y aventura mientras se promueve la sustentabilidad y rentabilidad de proyectos que fomentan el desarrollo local y la conservación. El modelo empuja a los prestadores de servicio a estar “listos para mercado”, llevándolos por un proceso de descubrir, validar, desarrollar y diversificar nichos de mercado para fortalecer la sustentabilidad de las empresas a largo plazo generando beneficios a los diferentes actores de la cadena de valor.
El modelo identifica 4 perfiles de empresa; Experiencias Rarámuri tienen un perfil de experiencia emergente, caracterizada por tener oportunidades para comenzar en el segmento el turismo. Cuentan con un plan de trabajo para lograr en un año estar en un perfil Visitor Ready, con un producto turístico definido y preparada para recibir visitantes. Los resultados son aún modestos, pero cabe resaltar los persistentes esfuerzos de la comunidad en el proyecto.
Como dicen en Experiencias Rarámuri, “los límites de los sueños están en la mente, el poder para alcanzarlos en el corazón”. Desde Travindy estamos convencidos de que van a cumplir todos los sueños que se propongan. El viaje no ha hecho más que empezar.
Para conocer más sobre el proyecto, visita la página web de Experiencias Rarámuri.

 193 visitas

Comentarios

Deja un comentario


* Campos obligatorios.

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.