Turismo sostenible para combatir la gentrificación turística

La gentrificación es una realidad que viene intensificándose cada vez más en las grandes ciudades y que supone un gran problema no sólo para la población local, sino también para los turistas que masifican los destinos de manera cada vez más preocupante.

Debido a este turismo de masas y a las consecuencias que esto trae, se genera un cambio de paradigma en el entorno de la vivienda en los centros urbanos de ciudades que tienen una elevada tasa de visitas turísticas.

Gentrificación y turismo

El término de gentrificación define cuando la población que vive en una ciudad se ve obligada a abandonar la misma por la subida general de los precios que se produce (afectando en mayor medida al de la vivienda) siendo sustituida por una población con un mayor poder adquisitivo y por turistas que se alojan en viviendas destinados al uso turístico.

Normalmente, cuando una ciudad se promociona como destino turístico, se crean y ofrecen una serie de servicios para satisfacer las necesidades de los turistas. Si este crecimiento no se hace de manera sostenible, nos encontraremos con ciudades donde absolutamente todos estos servicios e instalaciones estarán únicamente preparados y enfocados al turista.

De esta manera, la ciudad irá perdiendo su propia identidad como destino, enfocándose únicamente en el “turismo líquido” o “turismo express” para aumentar el ingreso económico que se recibe de estos, de manera directa o indirecta.

Un ejemplo claro sería la ciudad de Venecia, Italia. Esta ciudad se ha convertido realmente en una ciudad escaparate, donde apenas vive gente local y se convierte en una parada más de un itinerario turístico, como si de un parque de atracciones se tratase.

Por desgracia, no solo se genera una “turismofobia” por parte de la población local, sino que también, este tipo de turismo afecta a la ciudad como tal, comprometiendo la calidad del aire, daños en sus canales, calles y un largo etcétera que hacen morir de éxito a la ciudad debido a una falta de un plan preventivo y ausencias de medidas para acabar con este modelo de negocio turístico.

Cómo mantener el equilibrio entre el turismo y la población local

Esta tendencia a hacer “dinero fácil” aprovechando y explotando al máximo las ventajas que tiene el destino para la atracción del turismo es una visión cortoplacista, ya que cuando este muera de éxito y se vea comprometido por el turismo de masas y el efecto que esto conlleva, los turistas acabarán yendo a otro destino alternativo y novedoso, donde se acabe repitiendo los mismos pasos.

Si se quiere evitar esto, hay que establecer un plan sostenible de crecimiento en las ciudades incluyendo el turismo sostenible como unos de los principales ejes para combatir este turismo de masasdescontrolado y sus consecuencias directas como la gentrificación.

Este plan para la generación de una convivencia sostenible entre el turismo y la población local abarcan tanto a agentes encargados de gestionar el sector inmobiliario y turístico como también a los residentes del destino y las características del entorno y la localidad.

gentrificación_turística

Las principales acciones asociadas al plan de turismo sostenible que habría que llevar a cabo por parte de los diferentes agentes, son las siguientes:

  • Establecer límites legales para frenar el auge de las viviendas turísticas:

Hay que evitar que la gran mayoría de las viviendas tengan un uso turístico, ya que esto hará que la oferta de los pisos de alquiler de larga duración baje, subiendo así sus precios de manera descontrolada.

  • Ayudar a habitantes que han sido desplazados por la gentrificación o que estén en situación de vulnerabilidad a través de políticas respecto a la vivienda:

Por un lado, estableciendo un porcentaje de viviendas de protección oficial de edificios de viviendas de nueva construcción, blindando así el derecho a una vivienda digna y, por otro lado, rehabilitando viviendas existentes para un uso de alquiler de larga duración para familias en situación de vulnerabilidad.

  • Cambios en el paisaje urbano y usos del espacio público enfocados no solo en el turismo si no en el uso y disfruto de la población local:

A través de la creación de infraestructuras para residentes, como, por ejemplo, bibliotecas públicas, centro de salud o asociaciones vecinales, entre otros.

Según un informe de turismo y gentrificación por Ostelea, vemos que ya hay ciudades que están implementado una serie de medidas para frenar el avance de la gentrificación como Londres o París, donde se limitan a 90 días el uso de viviendas turísticas o donde se establecen impuestos elevados a las viviendas que se destinen al uso turístico de corta estancia.

Por lo que, no solo habría que ir en la línea de estas acciones de sostenibilidad turísticas para atajar el gran problema de la gentrificación turística que se da, sobre todo, en las grandes ciudades, sino también establecer protocolos y acciones de prevención para evitar acciones derivadas de este tipo de problemáticas.

Fuentes de referencias:

 526 visitas

Javier Henares Villalba
Últimas entradas de Javier Henares Villalba (ver todo)

Comentarios

Deja un comentario


* Campos obligatorios.

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.