Pese a ser los pulmones del planeta, los océanos son la última prioridad de los gobiernos

Los océanos desempeñan una función esencial en la vida cotidiana, ya que son los pulmones del planeta y los mayores productores de oxígeno. Ayudan a regular el clima mundial y constituyen la fuente principal del agua que sustenta toda la vida en el planeta, desde los arrecifes de coral hasta las montañas cubiertas de nieve, pasando por las pluviselvas tropicales y los ríos caudalosos, e incluso los desiertos. Además, los océanos actúan como un importante sumidero de dióxido de carbono, lo que reduce considerablemente los niveles de gases de efecto invernadero en la atmósfera y esto beneficia a toda la humanidad.

Sin embargo, una reciente encuesta realizada a los líderes mundiales encontró que el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 14, que se refiere a “vida submarina”, es el último en su lista de prioridades.
“Ahora bien, la situación de los océanos nunca ha sido tan peligrosa como ahora”, advierte el Secretario General, Antonio Guterres, en su último informe sobre los océanos y el derecho al mar.

A pesar de los esfuerzos de la comunidad internacional por proteger y preservar el medio marino y sus recursos marinos vivos, la salud de los océanos sigue viéndose afectada por grandes presiones que actúan de forma simultánea como:

  • La contaminación, incluida la basura marina, en especial los plásticos,
  • La degradación física,
  • El aumento de la pesca excesiva,
  • Las especies exóticas invasoras,
  • El ruido subacuático,
  • Los efectos del cambio climático,
  • La acidificación de los océanos.

“Esos efectos amenazan la seguridad de la vida humana, la seguridad alimentaria y los medios de subsistencia y ponen de relieve la urgente necesidad de centrarse más en la dimensión humana de los océanos. Esto se refleja claramente en la constante migración a gran escala en el mar”, dice el informe.

“A fin de seguir avanzando, los Estados deben comprender cada vez mejor los instrumentos disponibles en la actualidad para lograr el desarrollo sostenible, y decidirse a utilizarlos, comenzando por la aplicación efectiva de la Convención del Derecho al Mar de 1982, que establece el marco jurídico en el que deben llevarse a cabo todas las actividades en los océanos y los mares, complementado por una amplia gama de otros instrumentos jurídicos”, explica.

Este artículo es un resumen de la noticia original publicada por Noticias ONU: “Pese a ser los pulmones del planeta, los océanos son la última prioridad de los gobernantes”.

 303 visitas

Comentarios

Deja un comentario


* Campos obligatorios.

Newsletter

Recibe nuestro boletín con las últimas noticias en turismo y sostenibilidad.